urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

telefonos-de-abogados

telefonos-abogados-quieroabogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Abogados en Madrid ✔ Barcelona ✔ Sevilla ✔ Valencia ✔ Murcia ✔ Canarias - Baleares ... QuieroAbogado - La Solución a cualquier problema legal. Abogados Expertos en Desahucios, Accidentes de Tráfico, Incapacidades, Divorcios, Herencias, Deudas, Despidos ... Despacho de Abogados

Mostrando articulos por etiqueta: fibromialgia

El Juzgado de lo Social de Guadalajara estima la demanda en reclamación de prestaciones por Incapacidad Permanente Absoluta al considerar que las secuelas que padece la trabajadora resultan impeditivas para el desarrollo de cualquier actividad laboral.


La trabajadora presenta un cuadro clínico, reconocido en informes médicos de sanidad pública, en el que se engloban como diagnósticos más significativos la existencia de urticaria crónica, Síndrome de Sensibilización Central: Síndrome de Fatiga crónica, cefalea mixta, dismenorrea primaria. Asocia Trastorno adaptativo mixto, con ansiedad y depresión, Obesidad, Anemia ferropénica, Hernia hiatal por desplazamiento, Gastritis crónica astral, Tendiditis del supraespinoso, Epicondilitis derecha, Artrosis y ambliopía OI. La valoración de la disfunción cognitiva que la misma padece a raíz de las mencionadas patologías es de III/IV severa a grave.


Es significativo el informe del servicio de Medicina interna de hospital público que advierte que la paciente presenta dolor crónico generalizado que le produce limitaciones en el desarrollo de su vida habitual. Precisa ayuda ocasional para el desarrollo de su vida habitual. Los facultativos manifiestan que la paciente no puede mantener vida laboral y profesional. Constatan afectación importante de su estado de ánimo debido a sus enfermedades.

De igual manera, cabe destacar que la trabajadora tiene reconocido un grado de discapacidad del 57% de tipo física, psíquica y sensorial con carácter definitivo.

Una vez iniciado expediente, a propuesta del Equipo de Valoración Médica, para declarar, en su caso, la incapacidad permanente de la trabajadora, se emitió Informe Médico de Síntesis, que contenía como patologías que le afectan las siguientes: síndrome de fatiga crónica, síndrome de apnea del sueño leve, síndrome de sensibilidad química múltiple, Fibromialgia, Urticaria crónica y trastorno mixto ansioso- depresivo. En el apartado destinado a comentar la evolución de estas patologías se hace constar que las mismas son crónicas, así como que las posibilidades terapéuticas y rehabilitadoras son las ya empleadas y que, como consecuencia de todas las enfermedades citadas previamente, la paciente se encuentra limitada para cargas y esfuerzos físicos importantes, así como tareas de riesgo y turnicidad.

Pese a todo lo anterior, el INSS emite resolución denegatoria de incapacidad permanente, aun cuando reconoce las limitaciones ya aludidas.

Contra tal resolución denegatoria se formuló Reclamación Previa que fue desestimada. Una vez agotada la vía administrativa la trabajadora inicia la vía judicial interponiendo demanda ante los Juzgados de lo Social de Guadalajara, en la que alega que las patologías que presenta le impide realizar cualquier tipo de actividad laboral.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Tras la celebración del juicio y la práctica de la prueba en el mismo, el juzgador falla a favor de estimar la petición instada por la trabajadora, constatando que de los informes emitidos por el Sistema Público de Salud queda acreditado que la afectada presenta dolores continuos y afectación en sus facultades cognitivas, así como una pluripatología que considerada en conjunto le imposibilita el desarrollo de actividades ordinarias, cuanto más de actividades profesionales con un mínimo de profesionalidad y rendimiento.

En base a todo, reconoce a la trabajadora afecta de Incapacidad Permanente Absoluta con derecho a una pensión del 100% de la base reguladora.

 

Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco - http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 


 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Guadalajara estimatoria de Incapacidad Permanente Absoluta por secuelas de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química múltiple

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

El Juzgado de lo Social de Madrid estima la demanda en reclamación de prestaciones por Incapacidad Permanente Absoluta al considerar que las secuelas que padece la trabajadora son de entidad e intensidad suficiente para ser acreedora a estas prestaciones.

La paciente, de 56 años, presenta cuadro clínico compuesto por Síndrome de Fatiga Crónica grado II -III asociado a Fibromialgia de larga evolución, además de SAOS severo en tto con CPAP con mala tolerancia, además de gonartrosis, lumboartrosis, condropatia rotuliana, entre otros.

La trabajadora se dedicaba a la profesión de administrativa y como consecuencia de sus patologías se ha encontrado inmersa en varios procesos de incapacidad temporal, el último de ellos de un año de duración. Una vez agotada la duración máxima de trescientos sesenta y cinco días, el INSS resuelve emitir el Alta médica, por lo que la paciente presenta solicitud de Incapacidad Permanente que es denegada por el INSS por no alcanzar las lesiones que padece entidad suficiente para ser determinantes de incapacidad.



Frente a la resolución que deniega la prestación de Incapacidad Permanente se presenta escrito de reclamación previa ante la Dirección Provincial del INSS de Madrid y es desestimada expresamente, por lo que inicia los trámites judiciales presentando demanda antes los Juzgados de lo social de Madrid.

La sentencia de estos juzgados delimita el objeto del pleito en determinar si las lesiones que padece la trabajadora le incapacitan o no para toda profesión u oficio, para lo cual se tiene en cuenta el cuadro clínico anteriormente citado, así como las limitaciones orgánicas y funcionales derivadas del mismo.

La Sentencia indica que el solo diagnostico, como en general la mera presencia de cualquier otra manifestación patológica, no es dato decisivo para instituir un determinado estado de cosas laboralmente discapacitante, puesto que lo fundamental a tal fin no es la enfermedad sino las restricciones o déficits funcionales que derivan de la misma. En este caso, la trabajadora padece Síndrome de Fatiga Crónica asociado a Fibromialgia constando en Informe de Hospital del Servicio Público de Salud emitido a raíz de una prueba de esfuerzo realizada a la paciente, en el que se constata objetivamente la afectación del síndrome de fatiga crónica asociado a la fibromialgia. En dicho informe se hace referencia a la observancia de valores extremadamente inferiores (45%) de la capacidad de trabajo desarrollado con respecto a los teóricos con respecto al grupo de referencia por edad y sexo. También se observan en la misma prueba valores extremadamente inferiores respecto a los teóricos según edad y sexo de la potencia aeróbica máxima desarrollada, evaluada mediante el pico de consumo máximo de oxígeno.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Dicho informe concluye afirmando que los resultados alcanzados “comprometen gravemente su capacidad laboral y las actividades cotidianas, no pudiendo desarrollar ningún tipo de trabajo por liviano que sea ni realizar las actividades diarias que pudieran generar un agotamiento autoinmune post-actividad."

Consta en el mismo informe respecto a los síntomas de astenia, debilidad y fatigabilidad muscular que su afección es de grado severo impidiéndole la realización de sus actividades laborales y cotidianas.

 La propia sentencia del Juzgado de lo Social recuerda el criterio a seguir para la declaración de Incapacidad Permanente Absoluta: “Como mantiene la jurisprudencia, deberá declararse la invalidez absoluta cuando resulte una inhabilitación completa del trabajador para toda profesión u oficio, al no estar en condiciones de acometer ningún quehacer productivo, porque las aptitudes que le restan carecen de suficiente relevancia en el mundo económico para concertar alguna relación de trabajo retribuida

Por lo que, atendiendo al informe citado en el que se objetiva la incapacidad de la trabajadora, y poniéndolo en relación con la jurisprudencia precedente, entiende el Juzgador encargado de dirimir esta cuestión, que la trabajadora padece unas secuelas y limitaciones que la hacen acreedora de la prestación solicitada.

 

Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/


 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Madrid estimatoria de Incapacidad Permanente Absoluta por Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

Desde QUIEROABOGADO.ES nos adherimos a la conmemoración del Día de la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química Múltiple, comúnmente conocidas en su conjunto como Síndrome de Sensibilización Central. Los afectados por estas patologías luchan día a día para obtener el reconocimiento de las instituciones y concienciar del alcance de las limitaciones que produce padecer este tipo de enfermedades.



Dentro de nuestro ámbito de actuación luchamos para que cada vez más trabajadores obtengan el merecido reconocimiento de una prestación para que al menos tengan una mejor calidad de vida y mayor independencia.



A continuación ponemos a disposición del lector algunos artículos con sus respectivas sentencias relativas al reconocimiento de prestaciones por Incapacidad Permanente debido a las secuelas producidas por Fibromilagia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

El TSJ de Castilla – La Mancha considera afecta de Incapacidad Permanente para el desempeño de las funciones propias de su Cuerpo a funcionario público que padece Fibromialgia, Depresión, poliartritis y otras patologíashttp://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-19-i-p-a-funcioanrio-publico-que-padece-fibromialgia-depresion-y-poliartritis-entre-otras-patologias#sthash.v5MzA9gD.dpuf

 

El TSJ de Andalucía confirma la Sentencia del Juzgado de Málaga por la que se reconoce Incapacidad Permanente Absoluta a trabajadora afecta de Síndrome de Fatiga Crónica Grado III, Fibromialgia y SQM, entre otras secuelas : http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-22-confirmacion-por-tsj-andalucia-de-ip-absoluta-por-s-fatiga-cronica-fibromialgia-sqm#sthash.H9r0240C.dpuf

 

El Juzgado de Sabadell reconoce afecta de Incapacidad Permanente Absoluta a Geógrafa que padece Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y Sensibilidad Química Múltiple -http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-21-ip-absoluta-por-sindrome-de-fatiga-cronica-fibromialgia-y-s-sensibilidad-quimica-sabadell#sthash.8NFmflZw.dpuf

 

Reconocimiento de Incapacidad Permanente Absoluta por el Juzgado de lo Social de Albacete a trabajadora afecta de Síndrome de Sensibilización Centralhttp://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-20-ip-absoluta-a-trabajadora-afecta-de-sindrome-de-sensibilizacion-central-albacete#sthash.i99rwYxq.dpuf

 

Reconocimiento en dos instancias judiciales de Incapacidad Permanente Absoluta por Síndrome de Fatiga Crónica asociando Fibromialgia, Trastorno depresivo mayor y otras patologías -http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-18-ipabsoluta-en-dos-instancias-judiaicales-por-sfc-fibromialgia-y-trastorno-depresivo-mayor#sthash.RzYV9GDl.dpuf

 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Málaga que reconoce afecta de Incapacidad Permanente Absoluta a trabajadora que asocia Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y otras patologías - http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-17-ip-absoluta-reconocida-a-trabajadora-que-asocia-sindrome-de-fatiga-cronica-fibromialgia-y-otras-patologias#sthash.Dbv2ImNp.dpuf

 

Sentencia del TSJ de Castilla – La Mancha que confirma la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Guadalajara en la que se reconoce IP Absoluta a trabajadora afecta de Síndrome de Sensibilización Centralhttp://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-16-i-p-absoluta-reconocida-en-dos-instancias-judiciales-a-trabajadora-afecta-de-sindrome-de-sensibilizacion-central#sthash.WA0Ec1bG.dpuf

 

El Juzgado de lo Social de Guadalajara reconoce IPA a trabajadora con cuadro clínico de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad química multiple http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/ipabsoluta-a-trabajadora-afecta-de-fibromialgia-sensibilidad-quimica-multiple-y-sindrome-de-fatiga-cronica#sthash.Y4qE4l2b.dpuf

 

Sentencia del TSJ de Madrid que reconoce Incapacidad Absoluta a paciente de 61 años que padece Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y otras patologías asociadas -  http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/-ip-absoluta-a-trabajadora-afecta-de-fibromialgia-sindrome-de-fatiga-cronica-y-otras-patologias-asociadas#sthash.RxGjTgrs.dpuf

 

En mayo de 2015, el Juzgado de lo Social de Málaga dictó sentencia estimatoria de Incapacidad Permanente Absoluta. Las secuelas que presenta la trabajadora y en base a las que se reconocen las citadas prestaciones son Síndrome de Fatiga Crónica de intensidad severa (Grado III), Inmunodeficiencia común variable, Fibromialgia, Poliartrosis, Hernia discal L5-S1, Reflujo gastroesofágico, Intolerancia química, ambiental y alimentaria múltiple, Trastorno depresivo grave recurrente, con afectación cognitiva secundaria.

 

Para acceder al artículo y la Sentencia del Juzgado de lo Social de Málaga haga click aquí.

 

 

 

 

No estando de acuerdo con la resolución judicial, el INSS presenta recurso de suplicación solicitando que no se reconozca a la trabajadora ningún grado de incapacidad laboral.

 

La Sala del TSJ de Andalucía indica que el cuadro patológico que aqueja la trabajadora consistente en Síndrome de Fatiga Crónica de intensidad severa (Grado III) Inmunodeficiencia común variable, Fibromialgia, Poliartrosis, Hernia discal L5-S1, Reflujo gastroesofágico, Intolerancia química, ambiental y alimentaria múltiple, Trastorno depresivo grave recurrente, con afectación cognitiva secundaria, produce en la paciente intolerancia a esfuerzos livianos y bajo rendimiento cognitivo, de origen físico y psíquico, tanto por fatiga crónica como por depresión, siendo las dolencias de carácter crónico.

 

El Juzgador entiende que la trabajadora tiene abolida por completo y de manera plena su capacidad laboral, pues las dolencias que padece le impiden realizar cualquier tipo de trabajo y actividades remuneradas con utilidad y rendimiento, con mínimo de profesionalidad y eficacia, aún de tipo liviano, por la importancia y gravedad de las enfermedades padecidas y su repercusión funcional dado el conjunto de patologías que padece y los efectos que produce en la paciente, y por ello entiende la Sala, es acertada la valoración que realiza la magistrada de instancia de dicha enfermedad y de dichas dolencias padecidas y de su repercusión funcional.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Por tanto, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía desestima la pretensión del INSS y avala la resolución de Incapacidad Permanente Absoluta.

 

 

Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

 


 

Sentencia del TSJ de Andalucía que confirma la Sentencia del Juzgado de lo Social de Málaga de Incapacidad Permanente Absoluta por secuelas de Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia, SQM, entre otras patologías

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

La trabajadora, Geógrafa de profesión, esta afecta por un cuadro patológico que obliga el inicio de proceso de Incapacidad Temporal en noviembre de 2012. Tras un año de baja, el INSS reconoce prórroga por un plazo máximo de ciento ochenta días y en febrero de 2014 incoa expediente de Incapacidad Permanente. Durante este periodo de Incapacidad Temporal, la trabajadora ha sido valorada por el ICAM (Institú Català d`Avalucaions Mèdiques). El informe de los médicos evaluadores refleja un cuadro clínico compuesto por Síndrome de fatiga crónica grado III y Fibromialgia grado II, síndrome seco, desnutrición IMC 15 con limitación funcional a los esfuerzos físicos. La dirección provincial del INSS deniega las prestaciones por incapacidad permanente. La trabajadora presenta reclamación previa con resultado desestimatorio. Continúa el procedimiento presentando demanda ante los Juzgados de lo Social de Sabadell instando el reconocimiento de Incapacidad Permanente.

 

La paciente cuenta con numerosos informes médicos, en su mayoría de hospitales públicos, también de privados, y un informe pericial, coincidiendo todos los juicios clínicos en la incidencia de las lesiones en la capacidad residual de la trabajadora y acreditan la gravedad de la sintomatología que presenta.

 

La Sentencia subraya la conclusión de la prueba pericial practicada que advierte una intensidad severa III/IV del Síndrome de Fatiga Crónica llegando la paciente a veces al nivel IV que supone estar encamada. Además dicha patología cursa con afectación funcional y neurocognitiva que imposibilita cualquier actividad física o mental. Otro informe emitido por médico de la Unidad de Fatiga Crónica califica de grado severo el síndrome de fatiga crónica. El mismo facultativo ha emitido más informes relativos a la paciente en los que reitera una importante limitación funcional tanto en actividades de predominio físico como intelectual.

 

En la misma línea, otro informe de un distinto facultativo asegura la existencia de una importante afectación neurocognitiva ya que en el estudio neuropsicológico refiere alteraciones de la atención concentración y memoria inmediata.

 

Otro experto en enfermedades de sensibilización central ratifica los diagnósticos y manifiesta que la trabajadora presenta Síndrome de Fatiga Crónica Grado III asociado a Fibromialgia de grado II, Sensibilidad Química Múltiple grado II, distimia, síndrome seco de mucosas, desnutrición IMC 17 e hipotiroidismo sublclínico. El facultativo concluye que se trata de un cuadro multisintomático con mucha afectación funcional tanto en la esfera física como neurocognitiva.

 

Por último, el Juzgador cita el informe de otro médico más que reitera el cuadro de fatiga crónica en grado severo con afectación funcional y neurocognitiva que imposibilita la realización de cualquier actividad física o mental.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Finalmente, la Sentencia indica que los informes antes citados parten de los resultados obtenidos en el test de tolerancia al esfuerzo y dos evaluaciones realizadas en la batería neuropsicológicas de Waiss. Dichas pruebas revelan marcada astenia postesfuerzo y un progresivo deterioro cognitivo en los últimos años sobre todo en velocidad de proceso, memoria de trabajo y organización preceptiva.

 

El Juzgador concluye que el síndrome de fatiga crónica afecta a la trabajadora no solo en el aspecto físico como resulta del informe médico aportado por el INSS, sino también en el plano intelectual o cognitivo, siendo una conclusión unánime por parte de los facultativos que han atendido a la paciente y cuyos abundante informes han sido aportados. En base a todo ello, se reconoce a la trabajadora afecta de Incapacidad Permanente Absoluta para todo tipo de actividad laboral con derecho a una pensión del 100% de la base reguladora.

 

 

 Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

 


 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Sabadell reconocinedo acrredora de las prestaciones por Incapacidad Permanente Absoluta a trabajadora afecta de Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple

 

Descarargar documento completo en PDF


 

 

En el presente caso la trabajadora permanece de baja por Incapacidad Temporal 12 meses. Cuando pasa a control del INSS este organismo tramita el alta. Dada la gravedad de las secuelas la trabajadora solicita el reconocimiento de incapacidad permanente. El Equipo de Valoración de Incapacidades laborales examina su estado clínico concluyendo que padece Trastorno depresivo mayor recurrente, ataques de pánico con agorafobia, Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica. En consecuencia, el INSS resuelve reconocer que está limitada para el desempeño de las tareas de su profesión habitual de Ordenanza, calificando su situación como invalidez permanente en grado de Total.

 

La trabajadora se opone a la resolución presentando Reclamación previa que resulta desestimada. Continua reclamando el grado de Absoluta ante los juzgados de lo social, vía en la que ha obtenido un reconocimiento acorde a sus dolencias.

 

La Sentencia que da la razón a la paciente se expresa en la siguiente línea “[…]La prestación del trabajo, por liviano que sea, incluso el sedentario, sólo puede realizarse mediante asistencia diaria al lugar de empleo, permaneciendo en él durante toda la jornada, estar en condiciones de consumar una tarea, siquiera leve, que ha de demandaran cierto grado de atención, una relación con otras personas y una moderada actividad física, sin que sea pensable que en el amplio campo de las actividades laborales exista alguna que no sean exigibles esos mínimos de atención, dedicación y diligencia que con indispensables en el más simple de los oficios y en la última de las categorías profesionales, salvo que se un verdadero afán de sacrificio por parte del trabajador y un grado intenso de tolerancia en el empresario. ” El Juzgador a quo continua diciendo que “Nuestra jurisprudencia, pues, más que proporcionarnos el concepto de profesión… nos da las pautas para fijar la capacidad mínima que exige la prestación de trabajo. La incapacidad absoluta se equipara así a esta capacidad mínima que supone capacidad para asistir al trabajo, prestar atención, relacionarse, ejercitar actividad física y por lo tanto la grave dificultad para utilizar los medios de transporte público o privados, para entender y atender las instrucciones empresariales, para comunicarse o para efectuar mínimos esfuerzos físicos constituyen supuestos de IPA.”

 

En el supuesto que nos ocupa, el Juzgador de instancia considera que la gravedad de la patología psiquiátrica   inhabilita a la trabajadora para realizar cualquier tipo de actividad, con la profesionalidad, rendimiento, eficacia y cumplimiento de jornada laboral que debe exigirse a todo trabajador. Motiva su decisión en la conclusión del informe del médico evaluador que constata que la paciente presenta en la actualidad sintomatología depresiva severa, con llanto, ideas de muerte… evolución tórpida con empeoramiento clínico, considerándose limitaciones para tareas normalizadas que supongan mínima tensión mental, toma de iniciativa, responsabilidad o riesgo. Asimismo, se tiene en cuenta el informe de Salud Mental del Servicio Público de Salud que corrobora el trastorno depresivo mayor recurrente, como sus síntomas y tratamiento.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

En base a todo cuanto antecede, la trabajadora obtiene una sentencia estimatoria de su petición de reconocimiento de incapacidad permanente absoluta con derecho a las prestaciones del 100% de su base reguladora.

 

Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

 

                                                 << Caso real nº 47                          Caso real nº 49>>


 

Sentencia del Juzgado de lo Social reconocimendo Incapacidad Permanente Absoluta a trabajadora afecta de Trastorno depresivo mayor recurrente, Fibromialgia y Síndrome de Fatiga crónica

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

En este supuesto, la trabajadora causa baja por Incapacidad Temporal el 20 de julio de 2011 con diagnóstico de Fibromialgia. Permanece en esta situación hasta que el 3 de agosto de 2012, después haber agotado los 365 días de IT, el INSS resuelve emitir alta. No estando de acuerdo con el alta presenta escrito de disconformidad. En contestación al citado escrito el INSS eleva a definitiva el alta, es decir, confirma que la trabajadora debe incorporarse a su puesto de trabajo. La fecha de efectos del alta es de 20 de agosto de 2012.

 

Mientras el INSS decidía sobre la manifestación de disconformidad, el 13 de agosto de 2012, la trabajadora causa nueva baja, pero esta vez con diagnóstico de Trastorno depresivo mayor sin recuperación interepisódica.

 

El INSS se opone a reconocer efectos económicos a la 2ª baja por considerar que se trata de la misma patología que en el primer proceso.

 

Brevemente hacemos referencia a la norma que regula las prestaciones por Incapacidad Temporal, lo que inevitablemente nos conduce al art. 131 Bis de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS). Este precepto legal en resumidas cuentas viene a señalar que cuando un paciente está de baja 365 días y después el INSS emite alta, la Entidad Gestora es el único organismo competente para emitir bajas posteriores por la misma patología durante los siguientes seis meses.

 

Sin embargo, aunque sea en los seis meses posteriores al alta, el Médico de Atención Primaria puede emitir bajas siempre que se trate de patologías diferentes. Y dichas bajas tienen efectos económicos.

 

Volviendo al supuesto que nos ocupa, la trabajadora permanece 12 meses de baja por Fibromialgia. La segunda baja que causa es por Trastorno Depresivo mayor. La Entidad Gestora resuelve no reconocer efectos económicos a esta segunda baja por considerar que es por la misma patología que la primera. La paciente presenta reclamación previa que resulta desestimada, ante lo cual interpone demanda en los Juzgados de lo Social solicitando el reconocimiento de efectos económicos de incapacidad temporal iniciada el 13 de agosto de 2012 por ser un proceso causado por una patología diferente al proceso inmediatamente anterior, restaurando el derecho vulnerado.

 

Para diferenciar ambas patologías acudimos a la Clasificación Internacional de enfermedades que nos proporciona los parámetros necesarios para acreditar que las patologías objeto de la actual controversia pertenecen a apartados diferentes y afectan a distintos aparatos y sistemas del cuerpo. Respecto al diagnóstico de Fibromialgia, esta patología se clasifica de forma generalizada dentro de las afectaciones del aparato musculo – esquelético y tejidos conectivo, mientras que el trastorno depresivo mayor se incluye genéricamente en los trastornos mentales.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

El Juzgador de Instancia dicta sentencia favorable al trabajador basándose en jurisprudencia y en preceptos legales de la LGSS manifestando que la denegación de efectos económicos a la situación de baja médica debe basarse en un elemento objetivo que permita justificar la denegación de tales efectos, y no basarlo genéricamente en que se trataba de la misma o similar patología, o que se ha producido dentro de los ciento ochenta días posteriores a la baja anterior.

 

En definitiva, el juzgador considera probado que los dos procesos de baja son motivados por diferentes patologías, por lo que, estima las pretensiones de la trabajadora reconociéndole efectos económicos a la segunda baja de Incapacidad Temporal.

 

 

 Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 


 

 

Sentencia que estima las pretensiones del trabajador reconociendo que la segunda baja por Incapacidad Temporal tiene efectos económicos por tratarse de una patología diferente a la anterior

 

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

 El 30 de mayo de 2014 el Juzgado de lo Social dictó Sentencia reconociendo afecta de Incapacidad Permanente Absoluta a trabajadora que padece Síndrome de Fatiga crónica de intensidad muy severa, Fibromialgia, Síndrome de intestino permeable, Síndrome miofascial, Trastorno adaptativo con sintomatología ansiosa – depresiva, hipotiroidismo primario, disfunción vegetativa severa secundaria, presíncopes de características vasovagales de repetición. Asimismo, a nivel traumatológico, presenta patología meniscal de rodilla derecha, tendinitis del cubital anterior, neuropatía crónica cervical y lumbar, tendinitis de los extensores de 2º y3º dedos y 1 dedo, condropatía patelar grado II y Gonalgia tras reumatismos.

 

 

Esa sintomatología le produce cuadro de poliartralgias y cansancio, con fatigabilidad fácil; limitación para el movimiento, dolor a la presión en musculatura paravertebral cervical y ambos trapecios, y sintomatología ansiosa – depresiva.

 

En el siguiente enlace pueden acceder a la citada sentencia que publicamos y explicamos en el momento en el que se dictó http://www.quieroabogado.es/incapacidad-permanente/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial-/ip-absoluta-a-oficial-administrativa-afecta-de-sindrome-de-fatiga-cronica-y-otras-patologias-asociadas

 

El INSS no estando de acuerdo con esta Sentencia interpone recurso de suplicación. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirma la sentencia del juzgador a quo y desestima el recurso del INSS.

 

La sentencia del TSJ indica que la Magistrada de instancia, después de reseñar las dolencias y limitaciones de la trabajadora, valora correctamente su situación, ya que , según se indica en la resolución recurrida , los informes aportados, principalmente de los servicios públicos de salud, evidencias una situación funcional de la paciente que en el momento actual resulta incopmpatible con el desarrollo de cualquier actividad laboral, apreciándose entre otras dolencias, además de un síndrome de fatiga crónica de intensidad muy severa, una disfunción cognitiva que se considera grave o muy grave, con trastorno depresivo mayor, a lo que se añade una limitación importante para la marcha, derivada de la patología traumatológica que padece, con lo que, procedía, en efecto, declarar a la trabajadora afecta de una incapacidad permanente absoluta, con arreglo a lo indicado, sin que sean de recibo las alegaciones del INSS, en absoluto justificadas.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 


 

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que desestima el recurso del INSS y confirma la resolución del Juzgado de lo Social que reconoce afecta de Incapacidad permanente Absoluta a trabajadora que padece Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia, Trastorno depresivo mayor y otras patologías

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

 

 

Dicho documento se ha elaborado con la colaboración del comité científico asesor para las Enfermedades de Sensibilización Central y distintas asociaciones de pacientes y familiares que padecen las secuelas de estas enfermedades. 

 

El documento en si, es una actualización del que ya existe y ha sido redactado en estrecha colaboración del comité científico asesor de Enfermedades de SSC y diferentes asociaciones de SFC, SQM y FM.

 

 

 

El texto se basa en tres pilares fundamentales que los toma a su vez como objetivos:

  • Aumentar la sensibilidad y conocimiento de estas enfermedades en el resto de la población.

  • Impulsar la formación de profesionales sanitarios en las Enfermedades de SSC.

  • Adaptar el actual modelo de atención para que tanto el acceso como la ayuda queden garantizados a todos los niveles de asistencia.

 

Durante medio año se han atendido y valorado distintas opiniones, tanto del colectivo médico como de familiares y enfermos sobre aspectos fundamentales del diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades que condujesen a la elaboración un documento fiable y certero, que sirviese como base sólida para mejorar la atención de estos pacientes.

 

Del mismo modo, se baraja la posibilidad de que una comisión formada por los mismos integrantes que firman este texto, haga un seguimiento y pueda evaluar tanto su evolución como su desarrollo.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

Entrevista en elconfidencial.com del Letrado D. Vicente Javier Saiz Marco relativa a la problemática concesión de las prestaciones por incapacidad permanente http://www.elconfidencial.com/sociedad/2015-11-15/incapacidad-permanente-seguridad-social-arritimia-teleoperador_1096089/


 

 

En esta ocasión estamos ante el caso de una trabajadora, administrativa de profesión, que permanece de baja 253 días en 2012 y 173 en 2013, consecuencia de las limitaciones que causan las patologías que padece. La Entidad Gestora tras incoar expediente de Incapacidad Permanente resuelve denegar las prestaciones y la paciente presenta escrito de Reclamación previa. El INSS mantiene la calificación de denegación, por lo que, la trabajadora presenta demanda ante el Juzgado de lo Social que resulta estimada reconociéndola afecta de Incapacidad Permanente Absoluta.

 

La trabajadora presenta:
- Síndrome de Fatiga Crónica de intensidad severa. Grado III
- Inmunodeficiencia común variable
- Fibromialgia
- Poliartrosis
- Hernia discal L5 – S1
- Reflujo gastroesofásico
- Intolerancia química, ambiental y alimentaria múltiple
- Trastorno depresivo grave recurrente, con afectación cognitiva secundaria

El conjunto de patologías y sus efectos producen en la paciente intolerancia a esfuerzos livianos y bajo rendimiento cognitivo, de origen físico y psíquico, tanto por fatiga crónica como por depresión, siendo las dolencias de carácter crónico.

A raíz de las citadas lesiones, la trabajadora se ha visto inmersa en varios procesos de Incapacidad Temporal.

-          - El primero de ellos data desde enero hasta agosto de 2012 con diagnóstico de malestar y fatiga.

-          - El segundo desde septiembre hasta octubre de 2012 por padecer bronquitis neom.

-          - El tercero (desde enero hasta abril de 2013) y cuarto (junio 2013) con diagnóstico de Síndrome de Fatiga Crónica.

-          - El último, desde julio hasta septiembre del 2013 por recaída del proceso anterior por padecer Síndrome de Fatiga Crónica.

Se deduce claramente que la sintomatología que ocasionan las patologías que presenta ha propiciado bajas básicamente concatenadas y escasos periodos de actividad laboral.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 


Durante la última baja el INSS incoa expediente de Incapacidad Permanente. La Entidad Gestora resuelve que las lesiones que padece la trabajadora no son definitivas, por lo que, deniega las prestaciones solicitadas. Agotada la vía administrativa, la paciente presenta demanda.

El Juzgador considera que en este caso, valoradas en conjunto las dolencias que presenta la trabajadora y los efectos que producen en la misma se ha de concluir necesariamente que el conjunto de patologías que padece incidirían necesariamente en el desempeño de cualquier actividad laboral, presentando un carácter definitivo, incluida la afectación psicológica, por la base de la patología que no desaparece, y que como demuestran informes médicos posteriores persistiría la sintomatología. Estas dolencias impiden la realización del trabajo conforme a unas exigencias mínimas de continuidad, dedicación y eficacia, de ahí que no quepa hablar de capacidad laboral valorable, por lo que, con estimación de la demanda, procede declarar a la trabajadora en situación de invalidez permanente absoluta para todo trabajo percibiendo una pensión del 100% de su base reguladora.

 

 Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

 


 

Sentencia estiamtoria de Incapacidad Permanente Absoluta del Juzgado de lo Social de Málaga

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

El próximo sábado, 9 de Mayo a las 12.00h de la mañana, en la Plaza Jacinto Benavente de Madrid y en la Placa Sant Jaume de Barcelona, se celebran sendas concentraciones con el fin de conmemorar el Día Internacional de las Enfermedades de Sensibilización Central.

Desde esta web, quieroabogado.es, nos unimos a este día de concienciación con el único objetivo de dar voz y de defender los derechos de este colectivo que lucha con gran determinación, no sólo en la búsqueda del reconocimiento sanitario y social, que ansían y que se merecen, sino en el logro de lo que por ley les pertenece: su prestación por Incapacidad Permanente.

En el siguiente artículo, una enferma de Síndrome de Fatiga Crónia (SFC), Fibromialgia (FM) y Sensibilidad Química Múltiple (SQM) nos relata su día a día desde los comienzos de esta enfermedad, pasando por el periplo en busca de diagnóstico hasta la cosecución de su merecida prestacion por Incapacidad Permanente Absoluta de manos de Vicente Javier Saiz Marco.

 

Mi cuerpo se estremeció de dolor bajo las sabanas. Los ojos me ardían. La garganta y la boca las tenia secas como un esparto. No pude evitar pensar en que la gripe había anidado en mi cuerpo. En el calendario asomaba septiembre, los días eran largos y el calor en la calle, intenso. Estaba quieta, salvo por algún que otro escalofrío, que hacía que pegara pequeños botes en la cama. Mire el reloj, las seis. En pocos minutos debía de saltar de la cama y ponerme en marcha…. Pero cómo? Si probaba a moverme, el dolor era insoportable. Intente incorporarme en busca de un termómetro y un vaso de agua que me calmase el fuego que salía de mi garganta. Era increíble, pero mi cuerpo no respondía. Mis piernas no me sujetaban. Los brazos parecían de mantequilla, pues los notaba flojos y caídos, sin fuerza. Me arrastre como pude hasta el objetivo. Al coger el vaso, note una punzada de dolor en mis manos que jamás había sentido. Comencé a marearme y a tambalearme. Solo quería volver a la cama… Me sentía inútil y desvalida fuera de ella. Recorrí como pude la pequeña distancia que separaban el baño y el dormitorio y me derrumbe sobre las sabanas con la misma sensación de haber corrido un maratón. Estaba exhausta. Comprobé la temperatura en el termómetro. Treinta y nueve grados. Normal que me sintiese así, tenía una fiebre altísima. Llamaría al trabajo. En estas condiciones no podría ir al menos en un par de días. Ahora sonrío con nostalgia al recordarlo, poder pensar con esa inocencia en lo referente a mi salud, lo echo de menos. En ningún momento sospeche que jamás podría volver a trabajar, que mi vida cambiaria para siempre y que ese fatídico día, era el primero de un largo periplo hasta conseguir descubrir que le pasaba a mi cuerpo.

 

 

Septiembre avanzaba y mis dolores y cansancio también. La desesperación comenzaba a hacer mella en mi estado de ánimo. Mi médico de cabecera ya no sabía que hacer conmigo. Su diagnostico de gripe fuerte abarcaba un par de semanas como mucho, no un mes. La fiebre había remitido un poco pero, muchos días no lograba que bajase de treinta y ocho grados ni con todos los antitérmicos del mundo. La butaca repleta de cojines que evitasen cualquier rozamiento era mi mejor refugio. La cama ya solo me servía cuando el sueño me rendía y caía sin pensar, si no era como estar en un potro de tortura. Mi cuerpo no respondía ante nada ni ante nadie. Los dolores eran tan intensos que me impedían moverme. El cansancio era tan demoledor, que hasta abrir los ojos se había convertido en una tarea que requería de gran esfuerzo. Los ruidos me aturdían, los olores me molestaban, las conversaciones ajenas me agotaban… Solo quería descansar para sentirme mejor. Pero el descanso era una como utopía, pues nunca llegaba. Tenía que hacer algo. En la soledad de mi aislamiento, solo podía pensar en que algo muy malo le sucedía a mi cuerpo. Todos estos síntomas que jamás había sentido y esa pérdida tan bestial de kilos, me llevaban a pensar que algo se me estaba pasando por alto y al médico también. El solo pensaba que lo que me sucedía era producto de una depresión nerviosa producida, en mayor parte, por el alejamiento que mantenía con mi familia. Hacía ya tres años que yo vivía en Madrid, feliz e independiente con mi pareja, por el que di el paso de trasladarme de cuidad. Añoraba a mi familia, pero yo estaba segura de que hasta ese punto, no.

 

Comencé a navegar por internet buscando algo o alguien que pudiese entenderme y ayudarme. Comencé a barajar alternativas a la medicina tradicional. Visite a una homeópata, que me receto cien mil cosas y lo único que consiguió fue exacerbar todavía más mis síntomas. Fue ella la primera que me descubrió un posible diagnostico. Síndrome de Fatiga Crónica. El nombre me pareció ridículo. Parecía una especie de broma, como si se tratase de algo carente de importancia. Pero me puso sobre el camino correcto. Seguí esta línea de investigación en internet en busca de pacientes que sufriesen lo mismo que me ocurría a mí. Descubrí que había cientos de personas que se encontraban en mi misma situación, desesperadas, asustadas e impotentes ante la incomprensión que esta enfermedad generaba a todos los niveles. Siempre es más fácil tratarte de loco y mentiroso, que reconocer que es una enfermedad que se escapa del entendimiento o de la comprensión. Encontré asociaciones que luchaban por el reconocimiento de cientos de pacientes que sufrían en silencio este tipo de enfermedades, Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y Síndrome de Sensibilidad Química. Ellos me ayudaron y me aconsejaron. Llevaban más tiempo que yo luchando con este trío tan desalentador y aunque me auguraban un futuro incierto con respecto a mis dolencias, me sentía aliviada al comprobar que no estaba loca. Que lo que me pasaba era tan real como el hecho de respirar.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 
Aunque me sentía un poco más optimista al haber encontrado un posible diagnostico, todavía no había encontrado ningún médico que me lo confirmase clínicamente. El Hospital Carlos III me dejo por imposible, después de miles de pruebas y aunque la fiebre seguía estando ahí, los dolores me incapacitaban para llevar una vida mínimamente digna y el cansancio me impedía dar tres pasos seguidos.  Ellos seguían confirmando que no pasaba nada. Me recetaron ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos que lo único que hacían era envenenarme cada día más, sin notar alivio alguno en cualquiera de mis síntomas. Solo una doctora se atrevió a mencionar y a escribirlo en un papel en blanco, sin carácter oficial. “Puede que se trate de un posible Síndrome de Fatiga Crónica de carácter post viral, pues tus análisis dan positivo en el virus de Epstein Barr” Es decir, que todo esta sintomatología tan brutal, la había desencadenado la mononucleosis que pase a finales de verano… Jajá.., así que gripe fuerte!! MI incompetente médico de cabecera no había sabido distinguir una mononucleosis de una gripe. Como para que entendiese esto. Fueron días muy duros, de desconcierto, de impotencia. No sabía a quién acudir. Ya no sabía en quien confiar.

Siguiendo consejos de todo el mundo, me incline por la acupuntura. Todos decían que esos dolores tan intensos que sufría tenían solución con esta disciplina. Las agujas penetraban en mi cuerpo produciéndome un dolor insoportable, que yo aguantaba con lagrimas, pensado que el alivio lo encontraría seguramente en próximas citas. No fue así. Cada vez que me sometía a una nueva sesión, salía más deteriorada y ese esfuerzo, me suponía una recaída tan severa, que  necesitaba días de recuperación para sentir un poco de alivio. Suspendí la terapia con la desesperanza de que a mí, algo que a la gente le funcionaba de maravilla, me había fallado.

Las malas noticias iban llegando. En mi trabajo ya no podían darme más tregua. Necesitaban a alguien que se hiciese cargo de todo lo que yo había dejado pendiente. Fueron las lágrimas más amargas. Me había preparado a conciencia para ese puesto. Me encantaba y era feliz, tras haber luchado por conseguirlo. Todo se escapaba como arena entre los dedos. Mi independencia, mi libertad y ahora mi sustento. Me quedaba la baja. Pero desafortunadamente, tampoco duro mucho tiempo. Según el médico de cabecera y el INSS yo estaba lista para trabajar. Me miraba al espejo y me entraba la risa desconsolada. Tan solo habían pasado unos meses y ya no era ni la sombra de la mujer que un día fui. Famélica, incapaz de dar un paso fuera del sofá o la cama, siempre cansada, siempre aturdida, siempre dolorida… Me consideraba una persona decidida, trabajadora, independiente, intelectualmente activa. Todo lo contrario a lo que la imagen del espejo me devolvía. Los libros se apilaban encima de la mesa esperando a que alguien abriera sus tapas. Familia y amigos me los traían para que me diesen un poco de consuelo y yo me sentía incapaz de leer mas allá de la tercera página. No podía concentrarme. Mi estúpido cerebro no conseguía enlazar las palabras para dar sentido al argumento. Todo se había vuelto tan difícil… Era desalentador.

Volví a Internet. Una de las asociaciones me hablo de un medico en Barcelona, que tenía una Unidad de Síndrome de Fatiga Crónica, el DR. Fernández- Sola. Todos hablaban de él maravillas, como si hubiesen encontrado al mismísimo mesías. No lo dude ni un solo momento y llame. La lista de espera era larga, pero al decir que venía de la asociación y contar a su enfermera mi precario estado de salud, me dio cita lo antes posible. No me lo podía creer. Después de mucho tiempo de oscuridad, por fin un rayo de luz asomaba a mi vida.

Preparamos el viaje a conciencia.  Tanto mi pareja como yo, sabíamos que iba a ser muy duro para mi permanecer inmóvil durante horas en el coche. Realmente, se me hizo eterno. Pero la esperanza aliviaba el sufrimiento. Barcelona se me presento como un oasis en el desierto.

El doctor lo tuvo clarísimo desde el primer momento. Toda la batería de análisis que le llevaba, así como las pruebas que me realizo confirmaban nuestras sospechas. Diagnostico. Síndrome de Fatiga Crónica de origen post viral de grado III/IV  así como Fibromialgia asociada de carácter grave. Presenta Síndrome de Sensibilidad Química de carácter moderado así como Síndrome seco de mucosas. Las palabras del médico todavía resuenan en mi mente seis años después. “No quiero que pienses que soy crudo, quiero ser lo más realista posible para te hagas cargo de lo te sucede. Tu vida no volverá a ser la misma. Tienes una enfermedad muy invalidante que, ahora mismo y se prevé que en un largo periodo de tiempo, no tiene ni tendrá cura. No podrás trabajar, tu actividad diaria se va a reducir drásticamente, todo va a cambiar. Yo te voy a proporcionar medicación que te aliviara parte de la sintomatología, pero no la erradicara. MI más sincera recomendación es, que te adaptes lo antes posible a tu enfermedad, tanto física como mentalmente. Ahí es donde vas encontrar el verdadero alivio porque aprenderás a escuchar a tu cuerpo y a darle descanso o actividad, según lo requiera en cada momento.”

Al salir de la consulta llore como nunca con una mezcla de desconsuelo,  por esa vida que no iba a recuperar pero, también de alivio, por haber encontrado al fin un diagnostico que realmente probaba a todo el mundo e incluso a mi misma que en muchas ocasiones había llegado a dudarlo, que no estaba loca, que no me lo inventaba y que tampoco quería vivir del cuento, como algún que otro médico me había insinuado.

Con los meses el temido momento del tribunal médico llego. Jamás pensé que media hora de reloj iba a resultar tan nefasta para mi autoestima y tan traumática para mi vida. La doctora se erigió en juez y sin concederme el beneficio de la duda, emitió su veredicto sin importarle lo mas mínimo lo que yo contaba ni los informes que le aportaba de mi médico. Según ella, mi situación solo me reportaba beneficios económicos al aspirar a una pensión, que era un tercio de lo que yo ganaba trabajando, beneficios emocionales al lograr que mi familia, amigos y pareja,  estuviesen pendientes de mi y beneficios sociales, al considerar que el resto de la humanidad se apiadaría de mí y me trataría de forma especial. La charla, unilateral por supuesto,  porque yo solo tenía ganas de llorar, la corono con la siguiente frase lapidaria “Además no te quejes. Afortunadamente eres mujer y tu marido te puede mantener….”

Mi ánimo cayó por los suelos. Me destrozo anímicamente. NO me podía creer que un profesional médico estuviese tan ciego al no ver la realidad de mi situación y que encima dudase del informe de un colega que describía mi enfermedad al detalle.

Mi marido… Mi pareja en aquel entonces fue mi más férreo apoyo. Siempre me entendió y me apoyo. Creyó en mí, cuando mucha gente nos dio la espalda. Fue el que me animo a acudir a la justicia para reclamar, no solo el derecho a ser una enferma de primera, sino a reclamar mi pensión. El camino fue duro y largo. Pero  el Tribunal Superior de Justicia de Madrid me devolvió parte  de esa dignidad que poco a poco había ido perdiendo e incluso que algunos profesionales, me habían robado.

Años después solo me queda reconocer las palabras sabias del Doctor Fernández-Sola… En la adaptación está la clave del éxito. Jamás recuperare mi vida anterior, pero cada día lucho por ser feliz con mi vida actual. Hoy he conseguido salir de la cama y de la butaca y pasar días medianamente normales. Las crisis, cuando sobrevienen, las paso pensando siempre que mañana será un día mejor, y que podre hacer algo más de lo que he hecho el día anterior. He firmado la paz con mi cuerpo y con mi mente; les escucho, les atiendo y les mimo, porque solo con ellos llegare hasta el final del camino.

Enferma de SFC, Fibromialgia y Sensibilidad Química.

Defendida por Vicente Javier Saiz Marco, abogado.

 


 

 En esta ocasión nos encontramos con el caso de una trabajadora cuya profesión habitual es la de teleoperadora. Ha concatenado varios procesos de baja por Incapacidad Temporal, el último con fecha de inicio el 15 de enero de 2013, con diagnóstico de Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple. El 30 de agosto del mismo año, el Médico de Atención Primaria, antes de agotar los doce meses ordinarios de baja tramita el alta de la trabajadora con propuesta de invalidez. Ello es así ya que la situación clínica de la paciente es crónica e irreversible sin posibles tratamientos curativos en el momento actual.

 

Tras iniciar expediente administrativo de Incapacidad Permanente, el 16 de octubre de 2013 la Entidad Gestora dicta resolución declarando que la trabajadora no presenta lesiones susceptibles de determinación objetiva o previsiblemente definitivas. Junto a dicha resolución se acompaña Dictamen Propuesta que refleja el siguiente cuadro clínico:

Diagnóstico de Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple asociado a electrosensibilidad. Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia, que impresiona de t. somatomorfo indiferenciado.

No estando de acuerdo con la resolución denegatoria, la trabajadora presenta reclamación previa solicitando el reconocimiento de las prestaciones por Incapacidad Permanente.

El INSS vuelve a desestimar la petición, por lo que, queda agotada la vía administrativa, quedando la posibilidad de presentar demanda ante los Juzgados de lo Social tal y como procede la afectada.

Tras la vista del juicio, el Juzgador considera probado que la trabajadora padece el siguiente cuadro clínico:
- Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple asociado a electro sensibilidad y Síndrome de Fatiga Crónica, ambos de sintomatología grave y limitante
- Síndrome de colon irritable moderado
- Fibromialgia
- Epicondilitis derecha
- Estado ansioso depresivo, moderado grave secundario y muy condicionado a los síntomas anteriores

Con las siguientes limitaciones orgánicas y funcionales:
- Imposibilitada para lugares en los que existan ondas electromagnéticas (incluidos móviles) o productos químicos
- Crisis de ansiedad pánico que empeora en espacios cerrados con sensación de dificultad respiratoria.
El cuadro presenta además otros síntomas como nauseas, sudoración, ahogo, mareo, y sensación de desmayo, espasmos musculares, dificultad de concentración, astenia aguda, labilidad emocional e irritabilidad.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 


Relacionando las afecciones acreditadas en los distintos informes médicos y del Informe pericial el Juzgador llega a la conclusión de que padece unas secuelas que le obstaculizan para el desempeño de las fundamentales tareas de su profesión de teleoperadora, pues el uso de aparatos telefónicos u ordenadores o electrónicos necesarios para dicha operación están totalmente contraindicados, lo que unido a que dichas labores se realizan en espacios cerrados inciden de manera directa en sus lesiones objetivadas produciendo su agravación. Por tanto, las lesiones objetivadas que padece la paciente impiden el desarrollo de la actividad de teleoperadora y para trabajos en los que existan ambientes de ondas electromagnéticas.

En definitiva, la sentencia estima parcialmente la petición de la trabajadora, reconociendo que esta está afecta de incapacidad permanente total para su profesión habitual con derecho a percibir una prestación que supone el 55% de su base reguladora.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco.

 

                                 <<Caso Real nº 32                        Caso Real nº 34>>


 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Madrid favorable a trabajadora afecta de Síndrome de Sensibilización Central

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

En esta ocasión estamos ante el caso de una trabajadora cuya profesión habitual es la de administrativa. Presenta importantes secuelas derivadas del Síndrome de Sensibilización Central que padece y además asocia otras patologías que se detallan más adelante. La trabajadora solicita las prestaciones de Incapacidad Permanente pero el INSS deniega su petición. El 4 de marzo de 2014, el Juzgado de lo Social de Guadalajara reconoce a la trabajadora afecta de Incapacidad Permanente Absoluta. El INSS recurre la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla – La Mancha, pero este último juzgador, con fecha 3 de febrero de 2015, dicta sentencia confirmando el fallo impugnado por el INSS, y por tanto, reconociendo el derecho a la trabajadora de ser acreedora de las prestaciones por Incapacidad Permanente Absoluta.

Ahora nos remitimos a los antecedentes y a un análisis más detallado del proceso.

La trabajadora ha acumulado múltiples procesos de baja por Incapacidad Temporal desde el año 2007 a causa de las patologías que padece y que se reflejan a continuación:

Fibromialgia grado II/III
Síndrome de Fatiga crónica con déficit de memoria reciente y concentración
Síndrome del Intestino irritable
Síndrome de Sensibilidad Química múltiple I/IV
Trastorno del sueño crónico
Síndrome de apnea del sueño
Trastorno adaptativo mixto
Y otras patologías trauma- reumatológicas.

 

Dada la sintomatología de la paciente esta está siendo tratada en la Unidad del Dolor. Por lo que, está limitada para desarrollar cualquier actividad laboral de forma continuada y estable por dolor y afectación a vida diaria.

 

En 2013, tras solicitar las prestaciones por incapacidad permanente (IP), el INSS resuelve denegar la petición de la trabajadora. La Entidad Gestora considera que las lesiones que padece no revisten entidad suficiente como para ser constitutivas de reconocimiento de las prestaciones solicitadas. No estando de acuerdo con tal resolución, la trabajadora presenta reclamación previa que acaba siendo desestimada por el INSS.

 

Agotada la vía administrativa, la trabajadora inicia la vía judicial interponiendo demanda ante los Juzgados de lo Social de Guadalajara. Tras la celebración del juicio, se dicta sentencia favorable que reconoce a la trabajadora afecta de Incapacidad Permanente en grado de Absoluta en base a los siguientes motivos “… de la valoración de la prueba practicada resulta acreditado que las limitaciones orgánicas y funcionales que actualmente presenta la demandante a nivel físico, por dolor continuo y afectación concentración y memoria reciente, de la pluripatología sufrida por la actora, justifica, a nuestro criterio y al de los informes médicos a que hicimos referencia, la incompatibilidad con la realización actual de una actividad laboral reglada, con la dedicación, continuidad y rentabilidad a que nos hemos referido en los fundamentos jurídicos precedentes.”

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

No estando de acuerdo con el criterio judicial, el INSS recurre la sentencia en suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla – La Mancha. La trabajadora se opone al recurso presentando escrito de alegaciones.


Finalmente, el TSJ de Castilla – La Mancha valida la Sentencia del Juzgado de lo Social de Guadalajara y dictamina que “atendiendo al estado patológico de la actora […], así como las limitaciones que de él se derivan y, poniendo en relación con la definición de la incapacidad permanente absoluta, entendida como la situación en la que se encuentra el trabajador que, en función de sus dolencias y, especialmente, de las limitaciones que las mismas implican, se encuentra inhabilitado para llevar a cabo y concluir acertadamente cualquier tipo de trabajo por liviano o sedentario que sea, necesariamente conducen al acogimiento de la pretensión objeto de demanda, tal y como acertadamente resolvió el juzgador de instancia, puesto que la descripción de su estado de salud, íntegramente considerado y valorado en su conjunto, como no podía ser de otra forma, dado el carácter unívoco del ser humano, junto con los impedimentos o limitaciones que suponen desde el punto de vista profesional, acreditan de forma fehaciente que, tanto dolencias como secuelas, revisten la entidad suficiente para poder extraer la conclusión de que la demandante se encuentra imposibilitada para desempeñar cualquier actividad de carácter laboral, por simple o liviana que sea, en tanto que las patologías padecidas, por su diversidad, importancia e intensidad, no permiten entender que en la afectada por las mismas se pueda apreciar la permanencia de las facultades necesarias para llevar a cabo una prestación de carácter laboral con las mínimas exigencias predicables en cualquier faceta profesional, de habitualidad, dedicación, y eficacia, a fin de hacerla acreedora a la correspondiente contraprestación económica, a no ser exigiendo de la misma un sacrificio desproporcionado y creando un riesgo para su salud ajeno y no predicable de la finalidad en la que se traduce la prestación de carácter laboral.”


Y al haberlo entendido así el Juzgador de instancia se impone la confirmación de la resolución impugnada, desestimando el recurso planteado por el INSS.

En definitiva, el TSJ de Castilla – La Mancha al igual que el Juzgado de lo Social de Guadalajara, consideran que la trabajadora padece unas secuelas crónicas, irreversibles y de suficiente gravedad para ser acreedora de las prestaciones de Incapacidad Permanente Absoluta con derecho una pensión del 100% de su base reguladora.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

                                   <<Caso Real nº 29                              Caso Real nº 31 >>


 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Guadalajara de 4 de marzo de 2014

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla - La Mancha de 3 de febrero de 2015

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

La demandante estuvo de baja por Incapacidad temporal un año y medio con posterior demora de calificación. En base a las patologías que padece se incoa expediente de Incapacidad Permanente que el INSS resuelve reconociendo a la paciente afecta de Incapacidad Permanente Total (IPT) para su profesión habitual de médico especialista en ginecología. Dicha resolución se basa en el Dictamen propuesta que refleja desgarro perineal grado IV multiintervenido, Neuropatía nervio pudendo y Síndrome miofascial de suelo pélvico.

 

Un año más tarde, en el expediente de revisión de grado, el INSS declaró que la trabajadora no se encontraba afecta de ningún grado de incapacidad permanente. La citada decisión se toma teniendo en consideración el Dictamen propuesta emitido con motivo de dicho proceso de revisión, y que refleja las siguientes patologías: Neuropatía de nervio pudendo (izquierdo y derecho), Síndrome adherencial, Síndrome ansioso depresivo, Síndrome miofascial extendido vs Fibromialgia asociado a fatiga crónica.

 

No estando de acuerdo con la última resolución del INSS, la trabajadora presenta escrito de Reclamación previa cuyo resultado es denegatorio, y seguidamente, interpone demanda judicial. La sentencia desestima las pretensiones de la demandante, por lo que, está presenta recurso de suplicación.

Teniendo en cuenta el estado clínico de la trabajadora en el periodo de la concesión de las prestaciones por IPT y aquel que acoge en el momento de la revisión, la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid determina que la demandante no solo no ha mejorado sino que a las anteriores secuelas se añaden ahora el síndrome ansioso depresivo y la fibromialgia asociada a fatiga crónica, debiéndose tener en cuenta que el artículo 36 del RD de 15 de abril de 1969 establece que “las declaraciones de incapacidad serán revisables en todo tiempo, en tanto que el incapacitado no haya cumplido la edad mínima establecida para la pensión de vejez, por alguna de las causas siguientes:

  1. Agravación o mejoría
  2. Error de diagnóstico”

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

No existiendo ninguna otra causa legal para la revisión, de manera que no concurriendo mejoría ni error de diagnóstico, la revisión carece de cualquier fundamento legal, sin perjuicio de lo cual la demandante se ha incorporado a su puesto de trabajo. La trabajadora ha manifestado su deseo de permanecer en activo, por lo que, se le ha efectuado una adaptación de su puesto de trabajo y se le ha reducido la jornada en un 40%, con exención total de la realización de guardias, actividad quirúrgica y asistencia obstétrica. La demandante no pretendía el mantenimiento de una prestación por Incapacidad Permanente Total para su profesión habitual, ya que, deseaba continuar ejerciendo sus labores, pero de una forma más acorde y proporcional a las lesiones que presenta.

 

 

El TSJ de Madrid dictó Sentencia a favor de la demandante considerando que los informes que presenta evidencian que sus secuelas le ocasionan una disminución superior al 33% de su rendimiento habitual en el desempeño de su profesión habitual, en consecuencia, se estima la pretensión de la trabajadora reconociendo el Tribunal que esta está afecta de Incapacidad Permanente Parcial y tiene derecho a una cantidad a tanto alzado equivalente a 24 mensualidades de su base reguladora.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 


                                                                  <<Caso Real nº 24                Caso Real nº 26>>

 

 

 Sentencia del TSJ de 1 de julio de 2014

 

 Descargar Documento Completo en PDF.

  


 

 

 

A raíz de la gravedad de las secuelas que padece la trabajadora, Oficial administrativa de profesión, estuvo de baja por Incapacidad temporal durante un año desde septiembre de 2011. Después de ser evaluada por el Equipo de Valoración de Incapacidades, el INSS resuelve declarar a la trabajadora no afecta de ningún grado de Incapacidad Permanente. No estando de acuerdo con tal resolución, presenta Reclamación previa que resulta desestimada.

 

La trabajadora decide iniciar la vía judicial interponiendo demanda alegando que presenta el siguiente cuadro médico, con las siguientes patologías:

 

-          Síndrome de Fatiga Crónica de intensidad severa

-          Infección crónica activa por veb. Mononucleosis infecciosa pasada

-          Fibromialgia

-          Síndrome de intestino permeable

-          Síndrome miofacial

-          Trastorno adaptativo con sintomatología ansiosa- depresiva

-          Disfunción vegetativa severa secundaria

-          Presíncopes de características vasovagales de repetición

-      Patología traumatológica: patología meniscal en rodilla derecha; tendinitis del cubital anterior; neuropatía crónica cervical y lumbar; tendinitis de los extensores de 2º y 3º dedos y 1 dedo; condropatía patelar grado II y gonalgia tras reumatismos.  

 

       Este cuadro pluripatológico produce a la demandante poliartralgias y cansancio, con fatigabilidad fácil; limitación para el movimiento, dolor a la presión en musculatura paravertebral cervical y ambos trapecios, y sintomatología ansiosa- depresiva.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Además, los informes médicos aportados ratifican que la paciente presenta limitación franca para la movilidad con dolores generalizados, disfunción cognitiva graduada como grave a muy grave, correspondiendo con síndrome de fatiga crónica con trastorno depresivo mayor, encontrándose en una fase muy cronificada con marcadas limitaciones, con repercusión funcional para ámbito laboral, de la vida cotidiana y relaciones sociales.  

 

En este escenario, la ponderación de las circunstancias que determinan esa imposibilidad de realizar cualquier actividad profesional está vinculada principalmente con la inexistencia de capacidad residual que permita incorporarse a quehacer laboral con un mínimo de rendimiento, eficacia y profesionalidad. No se considera incapacitante el cuadro clínico, sino los impedimentos que de forma objetiva, constatada y previsiblemente definitiva interfieren en la ejecución del desempeño de cualquier actividad laboral.  

 

La Sala determina que los informes evidencian una situación funcional que en el momento actual se entiende incompatible con las exigencias que el desarrollo de cualquier actividad laboral determina, por lo que, estima la demandan de la trabajadora declarándola afecta de Incapacidad Permanente Absoluta.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/


 

                                                    <<Caso Real nº 15                        Caso Real nº 17>>

 

Sentencia de 30 de mayo de 2014, dictada por Juzgado de lo Social de Madrid, reconociendo la incapacidad por Fibromialgia y otros padecimientos

 

 Descargar Documento en PDF.


 

La demandante, Limpiadora de profesión, de 47 años de edad, causó baja en el año 2011 a raíz de los dolores y las limitaciones funcionales que conlleva padecer Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Trastorno Ansioso- Depresivo prolongado.

 

Tras emitir el Alta de la trabajadora, el INSS resuelve que esta no está afecta de Incapacidad permanente (IP), resolución frente a la que la demandante presenta en tiempo y forma Reclamación Previa solicitando el reconocimiento del derecho a percibir prestación por Incapacidad Permanente Absoluta para todo tipo de trabajo, o subsidiariamente Incapacidad Permanente en Grado de Total para su profesión habitual.

 

Como respuesta a la Reclamación previa presentada, el INSS deniega la petición de la trabajadora alegando que sus lesiones no alcanzan un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral para ser constitutivas de ningún grado de IT.

 

Agotada la vía administrativa, la trabajadora interpone demanda judicial contra la citada resolución denegatoria. El Juzgado de lo Social de Madrid rechazó íntegramente la pretensión de que se le reconozca afecta de una incapacidad laboral absoluta para todo trabajo derivada de enfermedad común, absolviendo al INSS y a la Tesorería General de la Seguridad Social.

 

Frente a dicha sentencia, la trabajadora interpone recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Los magistrados toman en consideración los informes médicos aportados haciendo alusión en concreto al Informe Médico de Síntesis y a la conclusión del Médico evaluador que refleja lo siguiente en relación a las limitaciones orgánicas y funcionales: “capacidad que permite sólo actividades ligeras durante 8h”,“sintomatología psiquiátrica crónica”, “Limitación tareas esfuerzo, pudiendo realizar otras más ligeras.”

 

En base al citado diagnóstico, el TSJ de Madrid considera que la recurrente no se encuentra inhabilitada para el desempeño de toda suerte de trabajo, habida cuenta de que puede llevar a cabo tareas de orden liviano o sedentario o, si se quiere, que no requieran aportación de esfuerzos físicos intensos y mantenidos en el tiempo, presupuesto determinante del grado de incapacidad permanente postulado con carácter principal, sí está, empero, impedida para el desempeño de las labores fundamentales o, en otras palabras, esenciales de su profesión habitual de Limpiadora, que, como la propia iudex a quo reconoce, exige esfuerzos físicos, aunque no intensos, de lo que se sigue el acogimiento parcial del motivo y, con él, en parte del recurso. Como es sabido, en el campo de la Seguridad Social la valoración de esta situación protegida ha de hacerse atendiendo, sobre todo, a las limitaciones funcionales que las dolencias padecidas provoquen en el trabajador, poniendo en relación su incidencia con los requerimientos de todo orden que exija el adecuado desempeño de los cometidos propios del oficio de que se trate. Y si así hacemos, resulta que el cuadro clínico residual que la actora presenta, ciertamente crónico, le impide el ejercicio de las tareas básicas de su profesión habitual de Limpiadora, desde el mismo momento que no está capacitada para la aportación de los esfuerzos físicos que la misma requiere.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Para acceder al texto de la Sentencia piche aquí

 

                                    <<Caso Real nº 17                             Caso Real nº 19>>

 

El TSJM ratifica la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Madrid, considerando que las secuelas que aquejan a la solicitante son de grado y entidad suficiente, estimándolas consecuentemente invalidantes para el desarrollo de cualquier oficio o profesión.

 

 

La paciente ha estado de baja por incapacidad temporal en diferentes periodos. Después del último se incoa expediente de incapacidad permanente, se emite Informe Médico de Síntesis, tras el cual el EVI pronuncia su valoración a través del Dictamen Propuesta denegando la prestación por no alcanzar las lesiones que presenta el grado de menoscabo suficiente para ser constitutivos de incapacidad permanente.

 

Los informes médicos reflejan que la compareciente se encuentra en una complicada situación clínica que se describe a continuación. La trabajadora presenta un Episodio Depresivo Mayor, estando en tratamiento farmacológico y psicoterapéutico desde principios de 2009. No se advierten alteraciones en pensamiento, lenguaje, sensopercepción ni capacidad de juicio. En la exploración destaca hipotimia moderada con energía, apatía anhedonia importante, irritabilidad marcada y sentimientos de culpa y minusvalía que interfieren de forma importante en el funcionamiento global de la paciente. El informe psicológico refleja deterioro cognitivo con grave disminución de habilidades intelectuales estando en un nivel muy bajo inferior sugiriendo los resultados la presencia de dificultades en el rendimiento de funciones cognitivas como atención, concentración, memoria. Además, el cuadro clínico de la trabajadora refiere Condromalacia rotuliana bilateral, bursitis intraarticular suprarotuliana, Espondiloartrosis lumbar con discopatia degenerativa de L3- S1, Espondilosis cervical con protusión discal C5-C6 que impronta levemente la médula, y Fibromialgia.

 

Ante la denegación de conceder la prestación solicitada, y agotada la vía administrativa, la demandante inicia procedimiento judicial. El Juzgado de lo Social de Madrid estima la pretensión de la trabajadora dictando sentencia reconociéndole el derecho de ser beneficiaria de la prestación por incapacidad permanente absoluta.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

El INSS recurre dicha sentencia en suplicación. El fallo del TSJM es claro y contundente basándose en los siguientes motivos “consideramos que el estado de la actora constituye la situación definida en el 137,5 de la Ley General de la Seguridad Social, ya que el cuadro clínico que le aqueja y, en especial, los déficits funcionales que le acarrea le impide desempeñar cualquier profesión con la continuidad, eficiencia y rendimiento exigidos y exigibles en el mercado laboral; ya que si a la patología vertebral que le impide la bipedestación muy prolongada y que supone aunque leve un compromiso medular, así como la realización de labores de carga, le añadimos la depresión mayor padecida que aunque ha supuesto una leve mejoría en la clínica ansiosa, con remisión parcial de algunos síntomas, existe un importante deterioro de la funcionalidad global, con un deterioro cognitivo grave, disminución de las habilidades intelectuales, dificultades en la atención, concentración y memoria, concluimos, como decíamos que es tributaria de incapacidad permanente absoluta.” 



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/


                                    

                                                   <<Caso Real nº 18                            Caso Real nº 20>>

 

Sentencia de 12 de mayo de 2014, dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ratifca la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social

 

 Descargar Documento en PDF.


 

La afectada presenta, de conformidad con el antecedente de hecho  segundo apartado 5º de la sentencia de suplicación, un cuadro de pluripatologías que se reflejan a continuación: IQ de hallux valgus bilateral; sudek de pie derecho; infarto de miocardio no Q en 2005; dilatación leve de aorta descendente ascendente; insuficiencia mitral y aórtica leve; patrón de relajación prolongada del ventrículo izquierdo; extrasistolia ventricular; leucopenia leve en estudio; pequeña HD foraminal izquierda C5- C6; IQ de descomprensión del facial; hipoacusia sensorial leve OD y moderado en OI, IQ vejiga intervenida por incontinencia de esfuerzo en 2007; y fibromialgia.

 

 

Tal y como reflejan los informes de los facultativos, la compareciente se halla limitada para realizar trabajos que impliquen tareas de esfuerzos, bipedestación/deambulación mantenidas; permanencias en ambientes ruidosos, sobrecargas posturales, posturas forzadas y prolongadas, flexoextensiones reiteradas en columna cervical.

 

 

 

Con el cuadro clínico que presenta y las secuelas graves que padece, la demandante inició procedimiento administrativo, solicitando que se le reconociera como beneficiaria de la prestación por Incapacidad Permanente. El INSS resolvió denegar la petición y como respuesta, la compareciente  impugnó la resolución denegatoria interponiendo demanda judicial. El Juzgado de lo Social dicto sentencia desestimando la pretensión y absolviendo al INSS y a la Tesorería General de la Seguridad Social.

 

 

Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por parte de la demandante, recurso que no fue objeto de impugnación por los demandados, y que prosperó favorablemente para la compareciente.

 

 

La sentencia estimatoria del recurso de suplicación refleja que se considera de aplicación el art. 137.5 de la Ley General de la Seguridad Social, y que el mismo no fue tenido en cuenta en el procedimiento que se impugna. Por tanto, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJ) entiende que el cuadro clínico que aqueja a la demandante le impide el ejercicio de cualquier profesión con la habitualidad, eficiencia y rendimiento exigidos y exigibles en el mercado laboral, por lo que su estado constituye la situación definida en el art. 137.5 ya mencionado, conclusión a la que se llega fijándose en aquellas dolencias en que hace hincapié la recurrente. En cuanto a la fibromialgia, se tienen en cuenta los 18 puntos de dolor, como recoge el médico evaluador. En relación con el Síndrome de Fatiga Crónica y trastorno ansioso, se considera probado lo contenido en los informes aportados.

 

 

El TSJ de Madrid hace la siguiente valoración de la sentencia impugnada del Juzgado de lo Social, y citamos textualmente, “erróneamente, el juzgador aunque no pone en duda su contenido no lo valora, según explica, por ser tal diagnóstico posterior al informe médico del EVI, cuando es doctrina jurisprudencial que el estado del trabajador ha de ser analizado al tiempo de celebración del juicio, sin que la mayor o menor rapidez de los procedimientos administrativo y judicial, pueda significar una traba cuando las afecciones puedan haber evolucionado o hayan sido detectadas, antes latentes, otras, no siendo así adecuado el obligarle a iniciar otro expediente por agravación, y, en fin, atendidos los déficits funcionales que tiene la demandante que son lo relevante en materia invalidante por el carácter profesional de ésta en nuestro ordenamiento jurídico merece nuestra atención […] la limitación para todo tipo de esfuerzos y, en nuestra opinión, comporta el grado de absoluta puesto que cualquier tarea para su ejercicio requiere- antes, durante o después- de aquellos por muy livianas que sean las labores a llevar a cabo.”

 

  

En definitiva, el TSJ estima que la demandante presenta una inhabilitación completa  para toda profesión u oficio, al no estar en condiciones de acometer ningún quehacer productivo, porque las aptitudes que le restan carecen de suficiente relevancia en el mundo económico para concertar alguna relación de trabajo retribuida ( STS de 18-1-1988 y de 25-1-1988), implicando no sólo la posibilidad de trasladarse al lugar de trabajo por sus propios medios y permanecer enél durante toda la jornada ( STS de 25-3-1988) y efectuar allícualquier tarea, sino la de llevarla a cabo con un mínimo de profesionalidad, rendimiento y eficacia, actuando de acuerdo con las exigencias, de todo orden, que comporta la integración en una empresa, en régimen de dependencia de un empresario, dentro de un orden preestablecido y en interrelación con los quehaceres de otros compañeros ( STS de 12-7-1986 y de 30-9-1986).



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

 

Se accede al texto de la sentencia pinchando aqui

 

                              <<Caso Real nº 22                             Caso Real nº 24>>

 

El día 12 de mayo es el Día Internacional de la Fibromialgia, una buena ocasión para dar a conocer esta enfermedad crónica que padece casi el 3% de la población por un lado, y por otro, que sirva para reivindicar a la Administración Pública su reconocimiento como enfermedad invalidante.

 

  

La Fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por  dolormusculo esquelético generalizado, con una exagerada hipersensibilidad (alodinia e hiperalgesia) en múltiples puntos predefinidos, sin alteraciones orgánicas demostrables. Habitualmente se relaciona con una gran variedad de síntomas, entre los que destacan la fatiga persistente, el sueño no reparador, la rigidez generalizada y los síntomas ansioso-depresivos

 

  

Los síntomas del Síndrome de Fatiga Crónica son similares a los de la gripe y otras enfermedades virales comunes y abarcan dolores musculares, dolor de cabeza y fatiga extrema. Sin embargo, los síntomas del SFC duran por seis meses o más.

 

 

Se estima que a nivel nacional, la Fibromialgia afecta a un 2.4% de la población mayor de 18 años.

 

 

Nos encontramos ante enfermedades difíciles de diagnosticar y de tratar por los facultativos, y muy limitantes para los enfermos que las padecen. Además, en muchas ocasiones, ambas están presentes a la vez. A la vez o aisladas, la aparición de estas dos afecciones resultan impeditivas para desarrollar una vida laboral, social y familiar normal. Los afectados no pueden afrontar la situación, y en la mayoría de las ocasiones, se ven obligados a renunciar a su empleo al no poder llevar a cabo las tareas fundamentales del mismo.

 

 

Los perjudicados están en situación de desamparo desde el punto de vista legal ya que el Instituto Nacional de la Seguridad Social no reconoce a estas enfermedades como invalidantes, que en la mayoría de los casos llegan a serlo. La Administración Pública tiene unos parámetros para evaluar si procede reconocer algún grado de incapacidad que distan mucho de ser objetivos y dar una solución real a los afectados.

 

 

 

Ante la negativa de la Administración Pública de dar solución a las necesidades de las personas afectas por estas dolencias, los enfermos se ven obligados a iniciar trámites judiciales reivindicando su derecho. Y la realidad es que la justicia y los jueces españoles reconocen a las secuelas ocasionadas por la  Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica como dolencias invalidantes, ya sea en grado Total o Absoluta, cuando constan objetivamente acreditadas dichas secuelas. Prueba de ello son algunas de las sentencias que aparecen a continuación y que reflejan el reconocimiento por parte de los jueces nacionales del derecho a la prestación ya sea por incapacidad total o absoluta a personas que sufren las secuelas de estas enfermedades.

 

 

http://www.quieroabogado.es/images/sentencia_estimatoria_IPT_por_Fibromialgia_y_SFC.pdf

 

 

http://www.quieroabogado.es/images/sentencia_reconociendo_IPA_por_SFC_FM_y_SQM.pdf

 

 

http://www.quieroabogado.es/images/Sentencia_Juzgado_Social_Guadalajara.pdf

 

 

http://www.quieroabogado.es/derecho-noticias/derecho-laboral/item/11300-extractos-de-recientes-sentencias-relativas-a-prestaciones-de-incapacidad-por-patologias-relacionadas-con-sindrome-de-fatiga-cronica-sfc

 

 

http://www.quieroabogado.es/derecho-noticias/derecho-laboral/item/11299-recientes-extractos-de-sentencias-relativas-a-la-fibromialgia

 

 

 

Por su interes extractamos los pasajes mas relevantes de esta sentencia dictada en febrero de 2012 por la Sección 3ª del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que reconoce el origen profesional de las secuelas ocasionadas a la trabajadora por su continua exposición a productos quimicos en su ambiente de trabajo. La sentencia reafirma que la continuidad en la exposición ha ocasionado secuelas invalidante para el ejercicio del trabajo habitual de restauradora de arte y describe la Sensibilidad Quimica Multiple como la respuesta fisiológica de algunos individuos frente a multitud de agentes  y compuestos químicos diversos y que suele iniciarse por la exposición a algún producto químico tras la cual se desarrolla intolerancia incluso ante niveles mínimos del producto.

Se aporta la sentencia  del TSJ de Madrid Sala de lo Social, sec. 3ª, S 22-2-2012, nº 107/2012, rec. 5702/2011

 



S E N T E N C I A

 


ANTECEDENTES DE HECHO




PRIMERO.- Según consta en los autos, se presentó demanda por la citada parte actora contra la mencionada parte demandada, siendo turnada para su conocimiento y enjuiciamiento al señalado Juzgado de lo Social, el cual, tras los pertinentes actos procesales de tramitación y previa celebración de los oportunos actos de juicio oral, en el que quedaron definitivamente configuradas las respectivas posiciones de las partes, dictó la sentencia referenciada anteriormente.



SEGUNDO.- En dicha sentencia recurrida en suplicación se consignaron los siguientes hechos en calidad de expresamente declarados probados:

I.- Que la actora Dª …………, figura afiliada al Régimen General de la Seguridad Social con el n° de afiliación ……………….. siendo su actividad habitual la de Restauradora de Cuadros y afecta a la plantilla de ………………, cuyas contingencias profesionales están a cargo de Mutua ………….. Tiene 35 años de edad.

 

II.- El …se insta de oficio expediente de Incapacidad por la Entidad Gestora, recayendo dictamen del EVI el … con el siguiente contenido:

"Sensibilidad química múltiple grado II, comorbilidad asociada: S fatiga crónica grado II. Fibromialgia grado I. SA seco de mucosas. Y las limitaciones orgánicas y funcionales siguientes: las derivadas del juicio diagnóstico.

Y analizadas las secuelas descritas y las tareas realizables por el titular, este Equipo de Valoración de Incapacidades, propone a la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social: la no calificación del trabajador referido como incapacitado permanente, por no presentar reducciones anatómicas o funcionales que disminuyan o anulen su capacidad laboral."



III.- Tal dictamen es confirmado por resolución de… .



IV.- Que la actora ejerce como Restauradora desde los 18 años. Dicha profesión conlleva el uso de múltiples productosquímicos:

- ALCHOL ETÍLICO EISOPROPILICO.

- WHITE SPIRIT (DISOLVENTE).

- DISOLVENTE UNIVERSAL.

- ACETONA

- CITRATO DE AMONIO.

- DIMETIL SULFOXIDO.

- BARNIZ DE ORIGEN NATURAL (DAMMAR).

- BARNIZ SINTÉTICO.

Desde febrero-Marzo de 2008 fue notando progresivamente pérdida de la tolerancia a la presencia en el ambiente de diversos agentes químicos (disolventes, barniz, pigmentos, pinturas, productos de limpieza, cosméticos, perfumes, ambientadores, betún, insecticidas, gasolina, lejía...) Cada vez que se expone a los mismos presenta molestias de garganta, malestar general, gástrico, cefalea, dermatitis, sequedad de mucosas, cansancio no explicable, diarrea y dolores articulares.

Desde entonces ha precisado varios periodos de bajas laborales ya que, en el ambiente laboral con diversos compuestos químicos, es donde con más intensidad se le reproducen los síntomas.

Se le realizaron multitud de pruebas y consultas con especialistas en la materia siendo diagnosticada de: "sensibilidad química múltiple" (test de QEESI notablemente alterado).

Valorada por Toxicología informa de la relación entre la exposición laboral repetida a sustancias químicas y la aparición progresiva del SQM (Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple).

Por este motivo ha resultado calificada como NO APTA para el ejercicio de sus funciones profesionales por la unidad de Vigilancia de la Salud de su empresa.

La situación clínica actual de la demandante es:

1- Síndrome de Fatiga Crónica. Grado II/IV. (SFC).

2- Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM) de origen tóxico,Grado II/IV moderado

3- Fibromialgia Grado I/IV (FM),

4- Síndrome Seco de Mucosas.



V.- El puesto de trabajo de la actora, como restauradora, consiste en la limpieza y restauración de pinturas de caballete. No obstante, y segun informa la propia empresa, en los talleres de restauración se realizan de forma habitual otras tareas sobre otros soportes, como son tablas y murales. En este puesto de trabajo es imprescindible el uso de productos químicos irritantes y tóxicos (disolventes, barnices, resinas, tintes, etc.).

Los productos químicos que más frecuentes utilizaba, eran los siguientes:

- Alcohol etílico

- Alcohol ísopropílico

- White spirit

- Disolvente Universal

- Acetona

- Citrato de amonio

- Dimetil sulfóxido

- Barniz de origen natural(Dammar)

- Barniz sintético



VI.- Que la base reguladora de la prestación de incapacidad asciende a …… euros/mes por contingencia profesional y ……… euros/mes por contingencia común.



VII.- Que la actora interpuso demanda de determinación de contingencia profesional de sus dolencias, dando lugar a los Autos …… del Juzgado Social n° .., procedimiento actualmente suspendido a resultas de esta litis.



VIII.- Tras reclamación previa interpuso demanda en solicitud de que se le declare en situación de Invalidez Permanente Total para la profesión habitual, derivada de Enfermedad Profesional, subsidiariamente accidente de trabajo(enfermedad de trabajo), subsidiaramente Enfermedad Común, condenando al Instituto demandado a abonarle una pension del 55% de la base reguladora de … Eur. mensuales, más las revalorizaciones, mejoras y mínimos legalmente aplicables y partir del día de la emisión del dictamen del Equipo de Valoración de Incapacidades.



IX.- Consta expediente de incapacidad anterior, instado en el año 2009 que fue denegado.




TERCERO.- En dicha sentencia recurrida en suplicación se emitió el siguiente fallo o parte dispositiva:

Que estimando como estimo la demanda formulada por Dª ….. contra INSS, TGSS, ….. MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm. … y………….. (Empleador), debo declarar y declaro a la actora afecta a una incapacidad permanente total para su profesión habitual por enfermedad profesional; procede en consecuencia condenar a la Mutua demandada al abono a la actora de prestaciones sobre el 55% de su base reguladora de………. euros/mes y efectos desde el cese en el trabajo; subsidiariamente al Instituto Nacional de la Seguridad Social y Tesorería General de la Seguridad Social, con derecho a repetir.

Se absuelve a la empresa demandada………….




CUARTO.- Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por el Letrado Dª……………….., en nombre y representación de ………. MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LASEGURIDAD SOCIAL núm. …, siendo impugnado por el Letrado de la trabajadora




QUINTO.- Elevados por el Juzgado de lo Social de referencia los autos principales, en unión de la pieza separada de recurso de suplicación, a esta Sala de lo Social, tuvieron los mismos entrada en esta Sección en fecha…, dictándose las correspondientes y subsiguientes resoluciones para su tramitación en forma.


 

SEXTO.- Nombrado Magistrado-Ponente, se dispuso el pase de los autos al mismo para su conocimiento y estudio, señalándose el día … para los actos de votación y fallo.

A la vista de los anteriores antecedentes de hecho, se formulan por esta Sección de Sala los siguientes,




FUNDAMENTOS DE DERECHO


 

PRIMERO.- Frente a la sentencia de instancia se alza la Mutua en suplicación articulando en primer lugar, y por el 191 b) de la L.P.L. tres motivos fácticos.

En el primero se pretende introducir ciertas adiciones al hecho probado 4º. No hay problema en incluir lo que son puras precisiones aclaratorias, como adicionar en el párrafo segundo, en la enumeración de agentes químicos y que la sentencia deja abierta tras indicar "lejía", otras como tintas de libros, periódicos, o rotuladores, tinte de pelo o tabaco (folios 177 y 189 de autos) la irrelevante referencia a que "no ha mejorado su sintomatología, tras los varios períodos de baja, o que padeció desde la infancia - así lo refiere al folio 186-problemas en vías respiratorias altas frecuentemente, faringitis crónica o hipotiroidismo.

Es puramente predeterminante y valorativa la pretensión que se hace de sustituir "tóxico" por "no filiado" que se pretende respecto al SQM pues es ignorar que el juzgador amplía incluso su indicación en el fundamento de derecho 3º y en absoluto se acredita un error valorativo que no puede en absoluto presumirse ni refutarse con una simple valoración distinta pues no estamos en una segunda instancia.

La ley encomienda la fijación de los hechos probados al Juez "a quo" (artículo 97.2 LPL) en coherencia con la circunstancia de que ante él se practican las pruebas y que en él se residencian competencias heurísticas para indagar la verdad material sin sujeción o con sujeción relativa a la actividad de las partes (artículo 88, 92.1, 93.2, 95, etc L.P.L. ).

El recurso de suplicación no es por ello una segunda instancia sino un recurso extraordinario de cognitio limitada, lo que se manifiesta especialmente en materia probatoria pues sólo puede combatirse el relato fáctico de la sentencia "a la vista de las pruebas documentales y periciales practicadas" ( artículo 191.b) de la citada Ley) lo que significa la indicación de una prueba documental indubitada o de una pericial objetiva y convincente que por sí misma, sin necesidad de hipótesis o conjeturas -ya que la prueba indiciaria no está citada en el precepto y sin estar contradichos por otros medios probatorios -ya que el 191.b) de la L.P.L. veda la técnica de apreciación global o conjunta- evidencien el error del Juzgador.

No puede pretender pues el recurrente la supresión de un hecho probado por entenderlo huérfano de prueba -pues eso presupone la facultad de examinarla toda, lo que incluye los elementos de convicción formados en la propia inmediatividad del juicio oral, lo que no es posible-, debe indicar el sentido de la corrección de modo individualizado -pues no es el Tribunal sino la parte la que recurre- y ésta debe tener trascendencia jurídica, aunque sea extraprocesal, pues de lo contrario no se tutelaría ningún "interés" con el recurso.

En presente caso, aparte de la existencia de teorías sobre la patogenia de la SQM, y de la contradicción de añadir a la incertidumbre que derivaría del carácter desconocido de "la patogenia" una nueva y radical incertidumbre de una predisposición genética "probablemente" necesaria, es lo cierto que no se evidencia error alguno del juzgador sino que se pretende imponer la propia valoración- indefectiblemente interesada- frente a la más objetiva del juez a quo.

En segundo lugar se pretende una adición al hecho probado 5º, que en realidad pretende contradecir las convicciones fácticas que expresa el juez a quo en su fundamento de derecho 3º, que no dejan de integrar el relato fáctico sustentador de la sentencia, por su ubicación formalmente irregular en la fundamentación y así se indica que "la actora está afecta a enfermedades de sensibilización central (SQM, SFC y fibromialgia) desencadenadas por intoxicación por solventes y otros productos tóxicos que usa en su actividad laboral, conocidos neurotóxicos y consecuencia de la exposición durante años a disolventes y otros químicos", así como, en relación a los productos químicos utilizados en el trabajo que la mayoría son sustancias químicas con presiones de vapor elevadas, por lo tanto volátiles.

Rápidamente se llega a una concentración elevada de producto en el ambiente de trabajo y el hecho de estar trabajando a poca distancia del cuadro hace que el personal restaurador esté expuesto a estos productos de forma continuada durante toda su jornada laboral. Además de los productos químicos indicados, el restaurador sufre multitud de posibilidades de exposición a otros productos tóxicos en su propio trabajo rutinario y también por la proximidad y/o frecuente participación en gran variedad de tareas de restauración de todas las especialidades por ejemplo polvo, serrín, suciedad, insecticidas usados en el tratamiento de termitas, hongos (xylamon) ácidos, pegamentos, productos de limpieza...etc y tales datos fácticos no pueden soslayarse en base a una modificación que, basada en pericial de parte, abocaría a un relato fáctico contradictorio.

En tercer lugar se rechaza por irrelevante para el signo del fallo, por su carácter meramente aclaratorio, la precisión de ciertos datos de la resolución denegatoria que refiere el hecho probado 9º, y que como antecedente puede examinar directamente el Tribunal, y es que la inutilidad a efectos litigiosos de tal antecedente lo evidencia el que consideraba A descartar posible SQM. Cuando la existencia actual del SQM es la base inconcusa del litigio.




SEGUNDO.- Ya por el 191 c) de la LPL se articulan dos motivos en los que se denuncia la infracción el art. 116 de la LGSS y RD 1299/06 y del 137 de la LGSS  por entender que la situación de la actora no es constitutiva de IPT y que la contingencia no puede ser EP.

Ambos motivos se rechazan.

El síndrome de sensibilidad química múltiple es la respuesta fisiológica de algunos individuos frente a multitud de agentes y compuestos químicos diversos y que suele iniciarse por la exposición a algún producto químico tras la cual se desarrolla intolerancia incluso ante niveles mínimos del producto. El nexo causal está establecido en este caso al detallar la sentencia tanto el inicio de la intolerancia cuanto el agravamiento paulatino de la misma al resumir su valoración de los informes médicos diciendo que se constata una evidente pérdida de tolerancia de la actora desde febrero-marzo de 2008 a la presencia en el ambiente de diversos agentes químicos (disolventes, barniz, pigmentos, pintura, productos de limpieza, cosméticos, perfumes, ambientadores, betún, insecticidas, gasolina, lejía... Cada vez que se expone a los mismos presenta molestias de garganta, malestar general, gástrico, cefalea, dermatitis, sequedad de mucosas, cansancio no explicable, diarrea y dolores articulares.

Se trata de sustancias en gran medida codificadas en el cuadro de enfermedades profesionales, como agentes causantes en el R.D. 1299/06  en el punto referente a Enfermedades provocadas por la inhalación de sustancias y Agentes (Grupo I agente F, agente H subagente 1 y agente K y subagente 3 como indica con precisión el juez a quo).

El origen profesional de la afectación no es discutible en cuanto la desencadena el contacto y la agudiza y agrava la continuidad del contacto, y por otra parte, la invalidez permanente la determina la incompatibilidad del ejercicio de la profesión con el mantenimiento de la salud, como dato objetivo. Se rechaza pues el recurso.

VISTOS los anteriores preceptos y los demás de general aplicación,




FALLO

Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por el Letrado Dª…………., en nombre y representación de  MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm. , contra la sentencia de fecha…, dictada por JDO. DE LO SOCIAL num…. de MADRID en sus autos número …, seguidos a instancia de Dª … frente a  INSS,  TGSS, … MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm.  y ……………, en reclamación por enfermedad profesional, invalidez total, y en consecuencia debemos confirmar y confirmamos la sentencia de instancia.

 


 


 



Se aportan algunos extractos relevantes de recientes sentencias de Tribunales superiores de Justicia, en relación a la concesión de prestaciones por incapacidad que tratan la ptaologia de  fibromialgia (FM):

 

 

 

 

- Sentencia nº 359/2013  de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragon de 24 de julio del 2013:

 

"El síndrome de fibromialgia es una forma común de fatiga y dolor muscular generalizado. Su etiología desconocida; el hecho de que no pueda diagnosticarse mediante pruebas de laboratorio porque los resultados son normales, debiendo diagnosticarse sobre la base de la sintomatología del paciente; y las discrepancias médicas sobre esta enfermedad, dificultan la concreción de su alcance invalidante, sin que sea suficiente con la mera indicación de los puntos de dolor, dado que la respuesta del paciente es muy subjetiva.

Como ha establecido reiteradamente esta Sala (por todas, sentencias 492/2006, de 10- 5 ; 856/2006, de 27-9 ; 720/2007, de 29-6 ; 935/2009, de 9-12 ; 579/2010, de 28-7 ; 627/2010, de 22-9 ; 677/2010, de 6-10 ; 757/2011, de 9-11 y 901/2011, de 21-12 ), lo relevante no es el mero diagnóstico de esta dolencia sino la concreción de cuál es su efecto en el trabajador que solicita la prestación de incapacidad permanente: qué concretas limitaciones orgánicas y funcionales ocasiona al trabajador (por todas, sentencias de esta Sala nº 312/2012,de 13-6 )."

 

 

 

- Sentencia  nº 4453/2013 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia  de Cataluña de 21 de junio del 2013.

 

"Respecto a la fibromialgia, esta Sala viene declarando reiteradamente que su diagnóstico no determina automáticamente el reconocimiento de un grado de incapacidad permanente , siendo necesario, además del diagnóstico diferencial, la constancia de datos tales como el número de puntos gatillo positivos, el tiempo de evolución de la enfermedad, el tratamiento o tratamientos específicos prescritos a la afectada y la respuesta a los mismos, así como, y esencialmente, el nivel de repercusión funcional en su caso concreto , puesto que, como es sabido, la fibromialgia no sólo incide de forma diferente según las personas, sino que también varía la repercusión funcional en la misma persona de un día a otro, e incluso en función de las horas del día, pudiendo provocar desde la más absoluta de las incapacidades hasta una irrelevante repercusión funcional, paliable con tratamiento farmacológico adecuado (STSJ Catalunya STSJ, del 03 de Noviembre del 2010 ( ROJ: STSJ CAT 8529/2010) Recurso: 431/2010 .

En efecto, tiene dicho la Sala que"la fibromialgia puede oscilar desde la absoluta imposibilidad de realizar tareas tan livianas como levantar o asir un objeto e escaso peso, pasando por la limitación exclusivamente para esfuerzos intensos por aparecer un cansancio precoz, y hasta la inexistencia de repercusión funcional alguna, al ser posible el desarrollo de las actividades cotidianas sin interferencia del dolor músculo-esquelético"( STSJ Catalunya de 10 de diciembre de 2005/JUR 20054637 ), habiéndose apreciado el grado de absoluto de incapacidad en los casos en que existe una severidad notoria de la fibromialgia : STSJ, Social sección 1 del 03 de Noviembre del 2010 ( ROJ: STSJ CAT 8520/2010)Recurso: 1120/2010 STSJ, Social sección 1 del 22 de Abril del 2010 ( ROJ: STSJ CAT 4507/2010)Recurso: 3575/2009 7836/2012 ."




- Sentencia nº 4450/2013 de 21 de junio del 2013 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

 

"Aunque fibromialgia y síndrome de fatíga crónica (SFC) son dos enfermedades que suelen ir de la mano, no debemos perder de vista que aunque puedan provenir de una misma disfunción, afectan a dos esferas diferentes de la persona, y la calificación de los diferentes grados de repercusión no es idéntica para ambas; mientras que la fibromialgia se manifiesta fundamentalmente por una clínica de dolor generalizado, el SFC afecta a la fatiga física o neurocognitiva, habiéndose aceptado de forma generalizada la clasificación en cuatro grados del SFC según la repercusión en la calidad de vida de quién lo padece. En el caso de la fibromialgia se acostumbran a establecer tres grados, correspondientes a afectación vital leve, moderada o grave,"

 

 

 

- Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragon  nº 359/2013

 

 QUINTO .- El síndrome de fibromialgia es una forma común de fatiga y dolor muscular generalizado.

Su etiología desconocida; el hecho de que no pueda diagnosticarse mediante pruebas de laboratorio porque los resultados son normales, debiendo diagnosticarse sobre la base de la sintomatología del paciente; y las discrepancias médicas sobre esta enfermedad, dificultan la concreción de su alcance invalidante, sin que sea suficiente con la mera indicación de los puntos de dolor, dado que la respuesta del paciente es muy subjetiva.

Como ha establecido reiteradamente esta Sala (por todas, sentencias 492/2006, de 10- 5 ; 856/2006, de 27-9 ; 720/2007, de 29-6 ; 935/2009, de 9-12 ; 579/2010, de 28-7 ; 627/2010, de 22-9 ; 677/2010, de 6-10 ; 757/2011, de 9-11 y 901/2011, de 21-12 ), lo relevante no es el mero diagnóstico de esta dolencia sino la concreción de cuál es su efecto en el trabajador que solicita la prestación de incapacidad permanente: qué concretas limitaciones orgánicas y funcionales ocasiona al trabajador (por todas, sentencias de esta Sala nº 312/2012, de 13-6 ).”




- Sentencia del Tribunal Superior de Galicia nº 3331/2013 de 25 de junio de 2013

 

"Como señala la STSJ de Cantabria (Sala de lo Social, Sección 1), de 17 abril de 2007 (Recurso de Suplicación núm. 268/2007 ) citando al Instituto Ferran de Reumatología de Barcelona se denomina a la Fibromialgia, síndrome oculto y doloroso, que afecta a un 3% de la población y que implica dolor en músculos, ligamentos y tendones, que no se detecta por laboratorio sino que se basa en un examen clínico de los síntomas. La definición de la enfermedad es pues meramente sintomática (dolor difuso músculo esquelético crónico y síndrome depresivo) y se la considera como enfermedad incapacitante en los casos más graves.


Los criterios para establecer con acierto el diagnóstico fueron informados por la Academia de Reumatología Americana, que definió la enfermedad como «dolor músculo-esquelético extenso y generalizado, en todo el cuerpo y por un período de al menos 3 meses». En este caso, la trabajadora viene afectada por la enfermedad desde hace años como se comprueba a la vista de los Informes médicos obrantes en autos.

La fibromialgía se asienta en dos criterios diagnósticos (documento de consenso sobre el tratamiento y diagnóstico de la fibromialgia adoptado en conferencia de consenso en Cataluña): Una historia de dolor generalizado en el lado derecho e izquierdo del cuerpo, por encima y debajo de la cintura (cuatro cuadrantes corporales) además de existir dolor en el esqueleto axial. Dolor a la presión de al menos 11 de los 18 puntos elegidos que corresponden a las áreas más sensibles del organismo.


Su determinación clínica se establece entonces tras el examen de los «tender points» o puntos sensibles de máximo dolor, que nos dará que 11 de los 18 posibles son positivos. Estos puntos están en el cuello, en los hombros, en el pecho, en la cadera, en la rodilla y en el codo, es decir, en hemicuerpo derecho e izquierdo, así como por encima y por debajo de la cintura. Además debe existir dolor en el esqueleto axial (columna cervical, cara anterior del tórax, columna dorsal o columna lumbar).


No resulta fácil su valoración médica y la determinación de su repercusión funcional, de ahí que por lo general, al tratarse de una enfermedad de etiología no filiada y cuyo diagnóstico se ha de establecer por la manifestaciones clínicas, es muy importante atender en cada caso concreto a la valoración que se ha realizado, que tiene en cuenta, porque esa es la función de los especialistas médicos, la situación físico- psíquica de la paciente, su evolución y su credibilidad (TSJ Asturias de 31-1-2003)


De ahí que no todo caso de fibromialgia determina automáticamente una incapacidad laboral, puesto que al tratarse de una enfermedad cuyo síntoma cardinal es el dolor, variable en intensidad, no sólo de una persona a otra, sino incluso en la misma persona en función de los días u horas del día, ha de analizarse detenidamente y caso por caso, la repercusión funcional de esa patología ( STSJ Cataluña núm. 2381/2005 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 16 marzo . Como dice la Sentencia recurrida citando a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (Sala de lo Social) de 6 septiembre de 2001 , la fibromialgia, en definitiva, no siempre influye de modo parejo sobre la aptitud para realizar el trabajo y puede por ende resultar invalidante o no serlo.


Siquiera cuando puede ejercer alguna influencia sobre la capacidad de ganancia, la fibromialgia leve no llega hasta el punto de privar de la posibilidad de desempeñar las fundamentales tareas de su profesión habitual como dijo la STSJ Galicia (Sala de lo Social) de 16 noviembre 2001 y la STSJ Murcia núm. 1444/2001 (Sala de lo Social), de 8 octubre . Con el mínimo de 11 puntos de dolor objetivados es posible, valorando las circunstancias concurrentes, reconocer el grado de total ( TSJ Madrid 6-6-2005, rec. 1345/2005 y de 27-2-2006 ). Sin embargo, no basta con acreditar un número de puntos-gatillo superior a 11, conforme a los criterios diagnósticos antes referidos y establecidos por el American College of Rheumatology en 1990, dado que además de la existencia de una palpación dolorosa, que no simplemente sensible, en los citados puntos, es necesario valorar cuál es la repercusión real en la capacidad de trabajo, puesto que la fibromialgia es de evolución oscilante y sus síntomas pueden cambiar día a día, así como variar su intensidad en función de las horas del día, por lo que resulta esencial la acreditación de la repercusión funcional en cada caso concreto, que puede oscilar desde la absoluta imposibilidad de realizar tareas tan livianas como levantar o asir un objeto de escaso peso, pasando por la limitación exclusivamente para esfuerzos intensos por aparecer un cansancio precoz, y hasta la inexistencia de repercusión funcional alguna, al ser posible el desarrollo de las actividades cotidianas sin interferencia del dolor músculo-esquelético ( STSJ Cataluña núm. 8846/2004, de 10 diciembre ).


Se reconoce, por ejemplo, la incapacidad permanente total a una limpiadora en un supuesto de fibromialgia severa con afectación lumbosacra, lo que le produce dolores generalizados, astenia intensa y sintomatología depresiva, como factores exacerbantes están la actividad o el reposo continuados: limpiadora ( STSJ Madrid núm. 114/2002 (Sala de lo Social, Sección 2ª), de 27 diciembre ). También a una pescadora, con puntos fibromiálgicos positivos, dolor de hombros, cintura escapular, codos, rodillas, asociados a parestesias en MMSS, cefaleas... que empeoraba a lo largo del día; había perdido peso -7 kilos-, con llanto inmotivado, flexión del tronco limitado por el dolor. En tratamiento además con antidepresivos agotadas las posibilidades terapéuticas rehabilitadoras ( STSJ Madrid núm. 482/2002 (Sala de lo Social, Sección 4ª), de 17 septiembre . También con distimia clarificada y fibromialgia muy severa» en un oficial de 2ª de Agentes de Seguros ( STSJ Castilla y León, Burgos, núm. 365/2002 (Sala de lo Social), de 6 mayo ). Cuando el síndrome fibromiálgico se presenta como intenso y prolongado, con 18 puntos positivos sobre 18, y el trastorno depresivo se califica de intensidad severa, se reconoce la incapacidad total a una jefe de Negociado de Seguros, en ( STSJ Cantabria de 20-2-2002 y STSJ Cantabria de 27-3-2006 ).

Con 18 puntos positivos sobre 18, con dolores osteomusculares generalizados y fatiga crónica, se reconoce la incapacidad total para un maquinista de confección en STSJ Aragón de 11-7-2005 . Con un síndrome de fatiga crónica fibromiálgica, con trastorno ansioso-depresivo se reconoce la incapacidad total a un pinche de cocina ( STSJ Madrid de 22-12-2003 ). También con episodios depresivos reactivos de larga y dolores que se localizan a nivel de todo el esqueleto axial, se reconoce en TSJ Asturias núm. 967/2001, de 6 abril . La fibromialgia de larga duración severa, con otras dolencias adicionales, como deformación ósea generalizada, espondiloartrosis evolucionada, gonartrosis y epincondilitis, en persona con obesidad mórbida, son disminuciones funcionales que conllevan discapacidad global para quehaceres en los que necesariamente se han de efectuar movimientos continuos que afectan a la columna, caderas y articulaciones de miembros superiores e inferiores, actividades que entrañan las fundamentales tareas que le son exigidas a la actora en su profesión habitual de auxiliar de la conserva ( STSJ Murcia núm. 175/2000 (Sala de lo Social), de 7 febrero En general, y como ha apreciado la STSJ Baleares núm. 440/2001 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 6 septiembre , las más numerosas que aprecian situación de invalidez lo hacen en supuestos en que la fibromialgia no aparece con el carácter de primaria, es decir, como la única alteración de la salud existente, sino en calidad de enfermedad concomitante o asociada a otras patologías, normalmente de índole depresiva (SSTSJ de 28 de septiembre y 3 de noviembre de 1998 , de Madrid ; 16 de octubre de 1998 y 13 de octubre de 1999, de Málaga ; 25 de mayo [ AS 1998\6002] , de Murcia ; 19 de febrero, de Canarias; 19 de febrero de 2000 , de Canarias; 16 de octubre de 2000, de Aragón ; 27 de octubre de 2000 [ JUR 2001\27230] , de Cantabria, etc.).

Se reputa además grave una fibromialgia de 15 puntos en gatillo dolorosos sobre 18 puntos posibles, junto a otras patologías significativas, por «lumbalgia, depresión, gonartrosis, colon irritable», si hace que «la única conclusión jurídica, humana y equitativa posible» sea reconocer el grado de IPA ( TSJ Madrid, 6-6-2005, rec. 1405/2005 ). Cuando se objetivan 18 puntos en gatillo dolorosos sobre 18 puntos posibles de fibromialgia puede ser incluso un cuadro clínico acreedor de IPA ( TSJ Madrid, 0-5- 2005, rec. 1282/2005 o STSJ Madrid núm. 169/2006 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 27 febrero ). Calificada como severa la fibromialgia, que presenta el máximo número posible de puntos gatillos positivo y que se cataloga como activa, unido dicho diagnóstico al de trastorno depresivo mayor grave, no cabe duda de que nos hallamos ante un caso claro de incapacidad permanente absoluta, en los términos contemplados por el artículo 137.5º de la LGSS ( STSJ Cataluña núm. 6627/2004 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 1 octubre )."

 

 

 

- Sentencia nº 1411/2013 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias de 28 de junio

 

"La fibromialgia es una enfermedad crónica y compleja, caracterizada por cursar con dolor generalizado y fatiga permanente entre otros síntomas, que se presenta con distintas intensidades en las personas que la sufren, aceptándose como criterios diagnósticos (criterios de clasificación de la American College of Rheumatology 1990) dos:

- Una historia de dolor generalizado en el lado derecho e izquierdo del cuerpo, por encima y debajo de la cintura (cuatro cuadrantes corporales); además de existir dolor en el esqueleto axial con una de las cuatro posibilidades (raquis cervical, dorsal, región lumbar, pared torácica anterior).

- Dolor a la presión digital en, al menos, 11 de los 18 puntos elegidos, los llamados "tender points", que corresponden a las áreas más sensibles del organismo. La definición de la enfermedad es meramente sintomática, y por ello no resulta fácil su valoración médica y la determinación de su repercusión funcional, de ahí que, por lo general, no baste con la existencia de un diagnostico de fibromialgia para el reconocimiento de una incapacidad permanente, sino que lo determinante es la repercusión funcional en cada caso concreto ya que puede oscilar entre resultar irrelevante y carecer de trascendencia funcional a, por el contrario, imposibilitar a quien la padece para realizar cualquier actividad por liviana que esta sea, de tal manera que solamente se la considera como enfermedad incapacitante en los casos más graves."





- Sentencia de la Sala de lo Social de Castilla-Leon  nº 1420/2013 de 24 de julio del 2013


 "En efecto, puesto que la fibromialgia viene siendo caracterizada por la ciencia médica como un estado doloroso generalizado que, aunque no disminuye la movilidad articular, afecta a múltiples zonas osteomusculares y genera un cuadro generalizado de fatiga crónica, asociado a depresión. En relación con ello, existe consenso en el ámbito sanitario en la afirmación de que el dolor crónico laboralmente incapacitante en la fibromialgia, lo cual es identificable con las situaciones de afectación vital grave de la enfermedad, es aquel que termina traduciéndose en la necesidad de someter al paciente a un tratamiento multidisciplinar médico, físico, psicológico y ocupacional."

 

 

 



Caso real de farmaceutica a la que estiman prestaciones de incapacidad permanente total por ls siguientes patologias: miocardiopatia no compactada, ablación extrasistólica, hernia discal cervical C5-C6, fatiga cronica, fatiga visual y neurocognitiva, trastorno del sueño, dolor generalizado y sindrome seco.

Se muestran algunos documentos de su caso:

La trabajadora inicialmente se encuentra en una situación de incapacidad temporal, y el Instituto Nacional de la Seguridad Social otorga un parte médico de alta, por lo que muestra su disconformidad.

 

 

 Descargar Documento en PDF. 



El Instituto Nacional de la Seguridad Social resuelve reconocer una prórroga del proceso de Incapacidad temporal , según se refleja en el documento: 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Continua en situación de incapacidad temporal y acude a las revisiones médicas propuestas, indicandole mediante resolución que se inicia un expediente de incapacidad permanente.

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Siguiendo las indicaciones del INSS, la trabajadora presenta el formulario de prestaciones de incapacidad permanente.


 

 Descargar Documento en PDF. 


 

El Instituto Nacional de la Seguridad Social, emite una nueva resolución de demora de la calificación, por lo que otorgan un nuevo plazo de 6 meses para resolver sobre las limitaciones para la actividad laboral de la trabajadora.

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

 Finalmente se desestima la prestación de incapacidad permanente a la trabajador  por una frase utilizada usualmente para denegar este tipo de prestaciones.

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Se interpone reclamación previa frente a esta resolución, que el Instituto Nacional de la Seguridad Social desestima expresamente. Se adjunta la desestimación.

 


 Descargar Documento en PDF. 


 

Se presenta demanda judicial y se acude a la vista del juicio oral  con  los medios de prueba y la defensa del abogado, finalmente el juez decide dictar sentencia estimatoria de la prestacion de incapacidad permanente total para la profesion de farmaceutica.

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

 

Información sobre Derecho Laboral 

 

 

 

 


 

 



Se aportan algunos documentos concretos del caso resuelto favorablemente en via judicial, reconociendo una prestación de incapacidad permanente en grado absoluta, para toda profesión u oficio, a una trabajadora operaria de cadena de montaje, que inicialmente le habian denegado la prestacion en resolucion administrativa y posterior reclamacion previa. 

 

Se muestra la resolución de alta en convenio especial, realizado por la trabajadora tras el agotamiento de su prestación por desempleo para poder cumplir los requisitos exigidos en estas prestaciones de incapacidad permanente y poder tener acceso a la misma.   

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

La trabajadora presenta el formulario de prestaciones en el Instituto Nacional de Seguridad Social,  para que se emita una resolución sobre su concesión.

 


 Descargar Documento en PDF. 


 

Se emite una resolucion por la que se deniegan las prestaciones a la trabajadora y se determina el cuadro clinico residual que padece segun el dictamen propuesta que tambien se adjunta. 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Se presenta reclamacion previa frente a dicha denegacion y es desestimada por reolucion expresa, por lo que se interpone demanda judicial que es admitida a trámite, señalandose el día de la vista.

 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Una prueba que se puede aportar es una pericial médica que refleje de una forma clara y sencilla las limitaciones que se tienen para la actividad laboral y la repercusión funcional existente. 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

La trabajadora tiene tambien reconocido un grado de discapacidad del 65% y aunque a efectos de reconocimiento de la prestacion por incapacidad permanente no tiene relevancia, si refleja  las limitaciones que tiene para su actividad diaria por lo que se aporta como una prueba adicional.

 

 Descargar Documento en PDF. 

 

 

El resultado de la sentencia es estimatorio para los intereses de la trabajadora, a la que se reconoce una prestacion  en grado absoluto para toda profesión u oficio, que supone un 100% de la base reguladora.

 


 Descargar Documento en PDF. 

 

 

 


 

 

Información sobre Derecho Laboral 

 

 

 

 


 

 

 

La Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica son dos enfermedades, que aunque diferentes, se presentan con forma y síntomas muy parecidos, lo que puede llevar a errores en el diagnostico.

 

El síntoma principal de la FM es un dolor crónico generalizado que se localiza de forma especial en músculos, tendones, articulaciones y vísceras. Dicha enfermedad pertenece, junto con otros síndromes y enfermedades que cursan con procesos de sensibilización central, como SFC y SSQM, a las llamadas patologías de sensibilización central.

 

En contra de lo que se piensa comúnmente, la FM está reconocida y clasificada bajo el código M 797 de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE -10 CM) como enfermedad reumatológica.

 

La causa de la enfermedad es hasta hoy desconocida, pero cada vez más, tanto la comunidad científica como medica, apuntan hacia una base de origen genético, ya que se ha comprobado que el desarrollo de la FM es más frecuente entre miembros de la misma familia.

 

La etiología de la FM, puede estar causada o agravada por distintos factores predisponentes como estrés, traumatismos derivados de distintas causas como accidentes de tráfico, exposiciones prolongadas a humedad o frío, insomnio, enfermedad reumática... Muchos pacientes sienten que su lucha con la enfermedad comienza justo después de haber padecido una infección vírica o bacteriana. La expresión de la FM consiste en condicionar una respuesta del sistema nervioso haciéndola anómala, de forma que se incrementa la sensibilidad al dolor. La percepción del dolor está regulada por el sistema nervioso autónomo, que controla funciones básicas como la respiración, la regulación de temperatura y la sudoración. En pacientes con FM, la sintomatología está relacionada con la disfunción de este SNA produciendo sensación anormal de temperatura corporal, enrojecimiento facial y alteraciones en la percepción del dolor. Esta disfunción consigue una hipersensibilidad nerviosa que hace el cuerpo pierda la habilidad de interrumpir las señales de dolor que se envían al cerebro, de modo que se establece un patrón de estimulación del dolor repetitivo, dando como resultado que los puntos sensibles estén doloridos continuamente.

Lo que esto demuestra es que el dolor es de origen central y no periférico por lo cual, cualquier tratamiento dedicado a las zonas dolorosas no será efectivo a largo plazo, puesto que no tratamos la disfunción en su origen.

 

La importancia del diagnostico precoz en FM es fundamental, pues la sintomatología se agrava con el paso del tiempo.

 

¿Que se ha encontrado en enfermos de FM que no se haya encontrado en personas sanas?

Genotipo del gen COMT, como marcador biológico que indica el nivel de gravedad de FM.

Bajos niveles de metabolito de la serotonina, que es la encargada de regular la intensidad de percepción del dolor, de 5-HIAA y de triptófano, que es un neurotransmisor de impulsos nerviosos.

Elevados niveles de sustancia P en el liquido cefalorraquídeo, que es el intermediario en la recepción del dolor desde la periferia hasta los centros superiores.

Bajo nivel de flujo sanguíneo en la región del tálamo del cerebro y anormalidades en la función de las citocinas.

Elevados niveles de anticuerpo del polímero, lo que podría indicar que nos hallamos ante una enfermedad de carácter autoinmune.

Estas fluctuaciones no son exclusivas de la FM. Se han encontrado patrones similares en enfermos de SFC y Síndrome de Colon Irritable.

 

Manifestación de la FM

La principal característica de la FM es el dolor musculo esquelético difuso y generalizado que va acompañado de una sensación de escozor, quemazón y fatiga muscular. Según el impacto que la enfermedad pueda tener en la vida del paciente, la FM puede ser:

de carácter leve, en el que el enfermo responde a tratamientos paliativos de su sintomatología. Su actividad cotidiana no se modifica en exceso por lo que el impacto en su vida es llevadero.

de carácter moderado, en el que el enfermo ya no responde de forma efectiva al tratamiento. El dolor de siente de forma más acusada lo cual hace que las actividades diarias se compliquen por ausencias laborales o impotencia de realizar las tareas domésticas. El impacto en su vida es notable y comienza a sufrir las dificultades en los vínculos personales y la falta de comunicación.

de carácter grave, en la que la situación del enfermo se complica puesto que el impacto de la FM en su actividad cotidiana es muy severa. El paciente deja de ser socialmente activo y laboralmente improductivo. Su vida cambia de forma radical, puesto que el dolor es muy intenso y toda la sintomatología con la que cursa, no responde a tratamientos paliativos. Todo esto conlleva situaciones muy complicadas para el enfermo de FM, ya que en numerosas ocasiones quedan aislados, por falta de comprensión del entorno que le rodea.

 

El dolor en FM

La FM causa un dolor crónico e intenso que perdura en el tiempo y que suele presentarse en forma de espasmo o calambre doloroso. Conviene que lo diferenciemos bien del dolor agudo, que es temporal y desaparece con el reposo adecuado, con el tiempo o bien con un tratamiento farmacológico.

Los enfermos de FM sienten dolor en cualquier parte del cuerpo, donde quiera que toquemos e incluso rocemos y, aun así, tratan de realizar sus tareas diarias con éxito, a pesar del dolor tan intenso y en numerosas ocasiones, insoportables que sienten. Dicho dolor empeora con ejercicio físico, frío o estrés emocional y, aunque se presenta de forma generalizada, los síntomas más agudos suelen darse en la región lumbar, cuello, tórax y muslos. Junto con estas zonas, se han detectado hasta 18 puntos sensibles de dolor que ayudan de forma clara al facultativo a determinar el diagnostico de FM.

En FM no solo podemos hablar de dolor físico, sino también de dolor emocional y psicológico. Este último sobreviene como consecuencia del impacto de la enfermedad en la vida del enfermo: dudas, confusión, tristeza, culpa, preocupaciones, estrés y limitaciones físicas, en la mayoría de ocasiones muy severas, suelen ser el caldo de cultivo perfecto que potencia dicho dolor.

 

Otra sintomatología que podemos asociar a la FM:

Aumento de sensibilidad al tacto o al roce.

Escozor o quemazón generalizado.

Sequedad de mucosas sobretodo en ojos y boca.

Zumbidos en oídos (acufenos) y alteraciones de visión (fosfenos)

Incontinencia urinaria.

Dolor de cabeza y migrañas

Alteraciones cognitivas como dificultad de concentración y pérdida de memoria.

 

La fatiga en FM

La fatiga es el otro gran caballo de batalla en estos enfermos. Está presente en su vida cotidiana por lo que dificulta enormemente el desempeño de cualquier actividad por parte del paciente.

La fatiga se mueve en un rango de moderado a intenso con oscilaciones, hasta en un mismo día, que van desde la mejora hasta las crisis de agotamiento más absoluto.

El agravamiento del cansancio suele venir acompañado de un sueño poco reparador, que suele acompañar a estas personas. Esto causa una hipersomnia diurna que acentúa mucho mas la fatiga, el dolor y por supuesto todos los síntomas.

 

El sueño en FM

En FM es muy habitual el insomnio, definido como la incapacidad para conciliar y mantener el sueño de manera satisfactoria. Los enfermos tienen grandes dificultades a la hora de dormir, así como de poder mantenerlo sin interrupciones durante toda la noche. Esta falta de higiene en el sueño provoca:

Hipersomnia, o la presencia excesiva de sueño tanto por el día como por la noche.

Bruma cerebral, en la que el enfermo se levanta con “pesadez cognitiva”, confundido, con dificultades para hablar, pensar y en general, ponerse en marcha.

Fatiga Matutina

Dolor más intenso.

 

Evolución de la FM

La FM es un tipo de enfermedad crónica que, en la actualidad carece de tratamiento curativo. El éxito del paciente para sobrellevar de forma digna la FM, consiste en:

Diagnostico precoz y fiable que le indique al paciente a lo que atenerse, por muy crudo que sea.

Información correcta y plausible por parte del médico.

Ejercicio moderado y siempre adecuado a las condiciones de cada paciente.

Aceptación y adaptación a la enfermedad, que consiste fundamentalmente en no rebelarse contra el cuerpo y aprender a escuchar lo que necesita en cada momento.

Con estos puntos, la FM puede ser más llevadera para el enfermo y reducir de forma significativa el impacto de la enfermedad en la vida cotidiana de forma considerable.

 

Entrevista en elconfidencial.com del Letrado D. Vicente Javier Saiz Marco relativa a la problemática concesión de las prestaciones por incapacidad permanente http://www.elconfidencial.com/sociedad/2015-11-15/incapacidad-permanente-seguridad-social-arritimia-teleoperador_1096089/

La Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica son dos enfermedades, que aunque diferentes, se presentan con forma y síntomas muy parecidos, lo que puede llevar a errores en el diagnostico.

El síntoma principal de la FM es un dolor crónico generalizado que se localiza de forma especial en músculos, tendones, articulaciones y vísceras. Dicha enfermedad pertenece, junto con otros síndromes y enfermedades que cursan con procesos de sensibilización central, como SFC y SSQM, a las llamadas patologías de sensibilización central.

En contra de lo que se piensa comúnmente, la FM está reconocida y clasificada bajo el código M 797 de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE -10 CM) como enfermedad reumatológica.

La causa de la enfermedad es hasta hoy desconocida, pero cada vez más, tanto la comunidad científica como medica, apuntan hacia una base de origen genético, ya que se ha comprobado que el desarrollo de la FM es más frecuente entre miembros de la misma familia.

La etiología de la FM, puede estar causada o agravada por distintos factores predisponentes como estrés, traumatismos derivados de distintas causas como accidentes de tráfico, exposiciones prolongadas a humedad o frío, insomnio, enfermedad reumática... Muchos pacientes sienten que su lucha con la enfermedad comienza justo después de haber padecido una infección vírica o bacteriana. La expresión de la FM consiste en condicionar una respuesta del sistema nervioso haciéndola anómala, de forma que se incrementa la sensibilidad al dolor. La percepción del dolor está regulada por el sistema nervioso autónomo, que controla funciones básicas como la respiración, la regulación de temperatura y la sudoración. En pacientes con FM, la sintomatología está relacionada con la disfunción de este SNA produciendo sensación anormal de temperatura corporal, enrojecimiento facial y alteraciones en la percepción del dolor. Esta disfunción consigue una hipersensibilidad nerviosa que hace el cuerpo pierda la habilidad de interrumpir las señales de dolor que se envían al cerebro, de modo que se establece un patrón de estimulación del dolor repetitivo, dando como resultado que los puntos sensibles estén doloridos continuamente.

Lo que esto demuestra es que el dolor es de origen central y no periférico por lo cual, cualquier tratamiento dedicado a las zonas dolorosas no será efectivo a largo plazo, puesto que no tratamos la disfunción en su origen.

La importancia del diagnostico precoz en FM es fundamental, pues la sintomatología se agrava con el paso del tiempo.

 

¿Que se ha encontrado en enfermos de FM que no se haya encontrado en personas sanas?

 

Genotipo del gen COMT, como marcador biológico que indica el nivel de gravedad de FM.

Bajos niveles de metabolito de la serotonina, que es la encargada de regular la intensidad de percepción del dolor, de 5-HIAA y de triptófano, que es un neurotransmisor de impulsos nerviosos.

Elevados niveles de sustancia P en el liquido cefalorraquídeo, que es el intermediario en la recepción del dolor desde la periferia hasta los centros superiores.

Bajo nivel de flujo sanguíneo en la región del tálamo del cerebro y anormalidades en la función de las citocinas.

Elevados niveles de anticuerpo del polímero, lo que podría indicar que nos hallamos ante una enfermedad de carácter autoinmune.

Estas fluctuaciones no son exclusivas de la FM. Se han encontrado patrones similares en enfermos de SFC y Síndrome de Colon Irritable.

 

Manifestación de la FM

La principal característica de la FM es el dolor musculo esquelético difuso y generalizado que va acompañado de una sensación de escozor, quemazón y fatiga muscular. Según el impacto que la enfermedad pueda tener en la vida del paciente, la FM puede ser:

de carácter leve, en el que el enfermo responde a tratamientos paliativos de su sintomatología. Su actividad cotidiana no se modifica en exceso por lo que el impacto en su vida es llevadero.

de carácter moderado, en el que el enfermo ya no responde de forma efectiva al tratamiento. El dolor de siente de forma más acusada lo cual hace que las actividades diarias se compliquen por ausencias laborales o impotencia de realizar las tareas domésticas. El impacto en su vida es notable y comienza a sufrir las dificultades en los vínculos personales y la falta de comunicación.

de carácter grave, en la que la situación del enfermo se complica puesto que el impacto de la FM en su actividad cotidiana es muy severa. El paciente deja de ser socialmente activo y laboralmente improductivo. Su vida cambia de forma radical, puesto que el dolor es muy intenso y toda la sintomatología con la que cursa, no responde a tratamientos paliativos. Todo esto conlleva situaciones muy complicadas para el enfermo de FM, ya que en numerosas ocasiones quedan aislados, por falta de comprensión del entorno que le rodea.

 

El dolor en FM

La FM causa un dolor crónico e intenso que perdura en el tiempo y que suele presentarse en forma de espasmo o calambre doloroso. Conviene que lo diferenciemos bien del dolor agudo, que es temporal y desaparece con el reposo adecuado, con el tiempo o bien con un tratamiento farmacológico.

Los enfermos de FM sienten dolor en cualquier parte del cuerpo, donde quiera que toquemos e incluso rocemos y, aun así, tratan de realizar sus tareas diarias con éxito, a pesar del dolor tan intenso y en numerosas ocasiones, insoportables que sienten. Dicho dolor empeora con ejercicio físico, frío o estrés emocional y, aunque se presenta de forma generalizada, los síntomas más agudos suelen darse en la región lumbar, cuello, tórax y muslos. Junto con estas zonas, se han detectado hasta 18 puntos sensibles de dolor que ayudan de forma clara al facultativo a determinar el diagnostico de FM.

En FM no solo podemos hablar de dolor físico, sino también de dolor emocional y psicológico. Este último sobreviene como consecuencia del impacto de la enfermedad en la vida del enfermo: dudas, confusión, tristeza, culpa, preocupaciones, estrés y limitaciones físicas, en la mayoría de ocasiones muy severas, suelen ser el caldo de cultivo perfecto que potencia dicho dolor.

Otra sintomatología que podemos asociar a la FM:

Aumento de sensibilidad al tacto o al roce.

Escozor o quemazón generalizado.

Sequedad de mucosas sobretodo en ojos y boca.

Zumbidos en oídos (acufenos) y alteraciones de visión (fosfenos)

Incontinencia urinaria.

Dolor de cabeza y migrañas

Alteraciones cognitivas como dificultad de concentración y pérdida de memoria.

 

La fatiga en FM

La fatiga es el otro gran caballo de batalla en estos enfermos. Está presente en su vida cotidiana por lo que dificulta enormemente el desempeño de cualquier actividad por parte del paciente.

La fatiga se mueve en un rango de moderado a intenso con oscilaciones, hasta en un mismo día, que van desde la mejora hasta las crisis de agotamiento más absoluto.

El agravamiento del cansancio suele venir acompañado de un sueño poco reparador, que suele acompañar a estas personas. Esto causa una hipersomnia diurna que acentúa mucho mas la fatiga, el dolor y por supuesto todos los síntomas.

 

El sueño en FM

En FM es muy habitual el insomnio, definido como la incapacidad para conciliar y mantener el sueño de manera satisfactoria. Los enfermos tienen grandes dificultades a la hora de dormir, así como de poder mantenerlo sin interrupciones durante toda la noche. Esta falta de higiene en el sueño provoca:

Hipersomnia, o la presencia excesiva de sueño tanto por el día como por la noche.

Bruma cerebral, en la que el enfermo se levanta con “pesadez cognitiva”, confundido, con dificultades para hablar, pensar y en general, ponerse en marcha.

Fatiga Matutina

Dolor más intenso.

 

Evolución de la FM

La FM es un tipo de enfermedad crónica que, en la actualidad carece de tratamiento curativo. El éxito del paciente para sobrellevar de forma digna la FM, consiste en:

Diagnostico precoz y fiable que le indique al paciente a lo que atenerse, por muy crudo que sea.

Información correcta y plausible por parte del médico.

Ejercicio moderado y siempre adecuado a las condiciones de cada paciente.

Aceptación y adaptación a la enfermedad, que consiste fundamentalmente en no rebelarse contra el cuerpo y aprender a escuchar lo que necesita en cada momento.

Con estos puntos, la FM puede ser más llevadera para el enfermo y reducir de forma significativa el impacto de la enfermedad en la vida cotidiana de forma considerable.

El INSS no suele reconocer un carácter invalidante a estas patologias (Fibromialgia (FM), sindrome de fatiga cronica (SFC) y Sensibilidad quimica multiple (SQM).

 

Resulta necesario, en un altísimo número de casos, acudir a la vía judicial para impugnar la resolución del INSS denegando las prestaciones de Incapacidad Permanente y no resulta nada fácil obtener una sentencia estimatoria en vía judicial por secuelas ocasionadas por estas patologías.

  
 
Desde nuestra experiencia profesional defendiendo a pacientes con estas enfermedades entendemos que es fundamental inicialmente completar un buen expediente administrativo, ¿ que significa esto?:
 
El expediente administrativo se inicia cuando al INSS valora por primera vez al paciente cuando alcanza los 12 meses de baja por Incapacidad Temporal (I.T), en ese momento este organismo debe decidir si procede bien a dar el alta médica, bien a prorrogar la situación de I.T, bien a incoar un expediente de Incapacidad Permanente.
 
Si el paciente no ha alcanzado los 12 meses de baja por I.T o inicia a su propia instancia una solicitud de Incapacidad Permanente, entonces el expediente administrativo comienza con la solicitud de Incapacidad Permanente instada por el propio paciente.
 
Para que ese expediente administrativo que va a finalizar con una resolución del INSS a favor o en contra de la concesión de estas prestaciones, tenga fuerza y entidad suficiente, es necesario, en primer lugar, que el paciente este diagnosticado y, si es posible, por un servicio especializado de la sanidad pública ( esto es relevante pero no definitivo), y que ese diagnóstico este consolidado, es decir, es conveniente que cuando el INSS valore los informes el diagnóstico no sea muy reciente en el tiempo sino que conste que la secuela está bien consolidada.
 
En segundo lugar es muy importante que los informes que diagnostican la enfermedad incorporen comentarios relativos a las secuelas ( p.e. en el caso de SFC señalar que la fatiga es invalidante o que le limita en un ..% para las actividades de la vida diaria; o en el caso de Fibromialgia señalar que los dolores son generalizados, que se han tratado convenientemente, que se han aplicado determinados fármacos, que se han tratado en la unidad del dolor, y que a pesar de ello persisten de manera permanente e invalidante; o en el caso de la SQM señalar que la exposición a mínimas concentraciones de compuestos químicos de uso cotidiano provocan un estado clínico que incapacita al paciente para cualquier actividad).Bien es cierto que no es habitual que desde un servicio de reumatología, medicina interna, neurología o toxicología se emitan valoraciones de ese tipo pero es lo deseable para conseguir el propósito perseguido.
 
En tercer lugar es conveniente pedir segundas y terceras opiniones para que el expediente administrativo contenga una buena variedad de opiniones clínicas siempre que vayan en un mismo sentido.
 
En este punto conviene hacer referencia a que resulta relevante visitar algunas unidades médicas especializadas, algunas habilitadas en la sanidad pública, las menos, y otras habilitadas en la sanidad privada.
 
Señalar que si bien es cierto que en los tribunales hay una tendencia a valorar con mayor interés los informes de la sanidad pública, no es menos cierto que esto deba traducirse en que los de la sanidad privada no valen, nada mas lejos de la realidad, los informes privados si son creados por profesionales especialistas en la materia formarán parte del material probatorio con la misma entidad que cualquier otro.Por tanto si hemos aportado al INSS informes que diagnostican la enfermedad, que acreditan que las secuelas no son de reciente aparición sino que están consolidadas y en esos informes los especialistas realizan comentarios relativos a las limitaciones que ocasionan en el paciente estas patologías, estaremos comenzando a reunir los requisitos necesarios para que ese expediente administrativo tenga una entidad suficiente para que sea valorado por el INSS y en caso de que este organismo desestime las prestaciones acudiremos a vía judicial con mayores posibilidades.Además hay que añadir otros requisitos fundamentales como los que se relatan a continuación.
 
En estas enfermedades a veces resulta complicado objetivar las secuelas, un paciente con un problema cervical o lumbar tiene contraindicado en mayor o menor medida la carga y movilización de pesos y no resulta difícil para su facultativo manifestar en el informe que no debe cargar pesos, en enfermedades como las que estamos tratando las secuelas deben ser mas difíciles de concretar porque son pocos los facultativos que lo hacen, pues bien, hay que tratar de buscar sistemas para ofrecer datos objetivos al juez que, en última instancia, va a valorar si somos acreedores a estas prestaciones.
 
En SFC y Fibromialgia se suele recurrir a realizar pruebas de esfuerzo de tratan de analizar la intolerancia al esfuerzo de estos pacientes a consecuencia de la fatiga y el dolor, así mismo se suele recurrir a la realización de estudios o text neurocognitivos para valorar el deterioro cognitivo del paciente que provoca el SFC; y en pacientes de SQM se puede recurrir a servicios de toxicología para que corroboren el grado de Hipersensibilidad a los químicos. Cualquiera de estas pruebas adicionales le sirve al abogado en juicio para tratar de acreditar que las patologías ocasionan secuelas de carácter invalidante.Por último es fundamental la elaboración de un informe pericial realizado por experto en la materia que sea capaz de explicar al juez las limitaciones objetivas que presentan estos pacientes, debiendo comparecer en juicio para ratificarse en el informe y aclarar las cuestiones que se le puedan plantear

 

 
Sin perjuicio de lo manifestado, ofrecemos unos consejos prácticos en relación a la solicitud de las prestaciones por Incapacidad Permanente:

 

1.- Solo debe reclamar las prestaciones de Incapacidad Permanente cuando las patologías  o las lesiones que padezca sean realmente invalidantes para el trabajo.
 
 
2.- La Incapacidad Permanente puede tramitarse en una oficina del INSS por el propio paciente o puede iniciarse a instancias del INSS.
 
 
3.- Pasados unos días desde la solicitud le citarán para que comparezca ante el Tribunal Médico del INSS, debe acudir con todos los informes clínicos relacionados con las patologías que presente.
 
 
4.- Los informes clínicos que usted aporte junto a la solicitud de Incapacidad Permanente así como los que pueda entregar a los médicos del INSS deben ser fotocopias de los originales, sin perjuicio de que lleve en su poder los originales a la consulta con los médicos del INSS, pero solo a los efectos de mostrar los mismos. Los originales, en ambos casos, deben quedar en su poder, entregando siempre copias.
 
 
5.- Tras pasar por el Tribunal Médico  recibirá en su domicilio un carta certificada del INSS en la que le indicarán si le conceden o no las prestaciones por Incapacidad Permanente, frente a esa resolución tiene 30 días para reclamar en vía administrativa a través de la llamada Reclamación Previa ( escrito dirigido al INSS donde se muestra la disconformidad con el contenido de la resolución en caso de ser esta denegatoria o, aun siendo estimatoria, si el grado de Incapacidad Permanente reconocido no es el deseado ).
 
 
6.- Frente a la Reclamación Previa planteada, el INSS emitirá otra resolución en la que estimará o desestimará la misma. En caso de desestimación se abre la vía judicial. El plazo para interponer la demanda judicial es de 30 días desde la notificación de la desestimación de la Reclamación Previa.
 
 
7.- Es conveniente que un letrado especializado en este tipo de asuntos se haga cargo del caso antes de que usted visite el Tribunal Médico del INSS ya que, de ese modo, se asegurará que en el expediente administrativo se incluya todo lo que le ayudará posteriormente a defender sus posiciones en juicio.

 

 


Esperamos que el contenido de este artículo haya sido de su interés.

 

Vicente Javier Saiz Marco

Abogado

http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

Se aportan extractos de recientes sentencias interesantes en materia de FIBROMIALGIA Y SINDROME DE FATIGA CRONICA en las que se incide en la importancia de acreditar la repercusion funcional  que  produce la enfermedad, la distincion entre fibromialgia y Sindrome de fatiga cronica aunque sean patologias que en ocasiones aparecen asociadas y la necesidad de individualizar cada caso concreto  para poder obtener las prestaciones por incapacidad permanente, 

 

 

 

TSJ de Cataluña Sala de lo Social, sec. 1ª, S 15-1-2013, nº 280/2013, rec. 1151/2012

 

" Aunque fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica (SFC) son dos enfermedades que suelen ir de la mano, no debemos perder de vista que aunque puedan provenir de una misma disfunción, afectan a dos esferas diferentes de la persona, y la calificación de los diferentes grados de repercusión no es idéntica para ambas; mientras que la fibromialgia se manifiesta fundamentalmente por una clínica de dolor generalizado, el SFC afecta a la fatiga física o neurocognitiva, habiéndose aceptado de forma generalizada la clasificación en cuatro grados del SFC según la repercusión en la calidad de vida de quién lo padece, correspondiendo el grado II, que es el que declara probado la sentencia de instancia, a un punto medio, en el que la fatiga está presente de forma oscilante, con repercusión media en la calidad de vida y en la capacidad y funcionalismo de la persona sin que resulte incapacitante excepto para determinadas y muy especificas tareas profesionales; en el caso de la fibromialgia se acostumbran a establecer tres grados, correspondientes a afectación vital leve, moderada o grave, constando en el presente caso que el grado acreditado es el II, con moderada limitación funcional, por lo que la constatación de ambas dolencias en el grado expuesto no permite considerar anulada la capacidad laboral de la trabajadora "

 

 

TSJ de Cataluña Sala de lo Social, sec. 1ª, S 14-1-2013, nº 243/2013, rec. 2144/2012

 

"Así, en cuanto a la fatiga crónica, ha sido clasificada médicamente en los siguientes grados:

GRADO I: el enfermo presenta fatiga ocasional u oscilante, sin limitación significativa (50%) en la actividad laboral y en las actividades de vida cotidiana (AVC)

GRADO II: presencia de fatiga persistente, oscilante pero sin mejora, con marcada repercusión (50%) en la actividad laboral y también en los AVC.

GRADO III: fatiga marcada que no permite ni ocasionalmente hacer ningún tipo de actividad laboral y que limita en más de un 80% la autonomía y las AVC.

GRADO IV: fatiga extrema que precisa la ayuda de otras personas para las actividades personales básicas y que imposibilita la autonomía y las AVC.

En función de tal clasificación, esta Sala ya ha dicho, entre otras en STSJ Catalunya del 26 de julio del 2011 (ROJ: STSJ CAT 8237/2011) Recurso: 6070/2010 que para que el Síndrome de Fatiga Crónica sea tributario de una incapacidad permanente que ha de ser severo y comportar sintomatología intensa y acusada con virtualidad incapacitante ( STSJ Catalunya 3 noviembre de 2010, Rec 1163/2010), siendo que se suele declarar en situación de incapacidad permanente absoluta a las personas que sufren el SFC en grado III o IV, ya que se trata de un diagnóstico que comporta la constatación de una limitación tan grave de la capacidad de esfuerzo que impide a quien la sufre cualquier trabajo, ya que no puede realizar esfuerzos elementales, lo cual equivale a valorar que no pueda desarrollar un trabajo con un mínimo de eficacia y responsabilidad."

 

 

TSJ de Cataluña Sala de lo Social, sec. 1ª, S 16-1-2013, nº 347/2013, rec. 2091/2012


" En cuanto a la fibromialgia , esta Sala viene declarando reiteradamente que su diagnóstico no determina automáticamente el reconocimiento de un grado de incapacidad permanente, siendo necesario, además del diagnóstico diferencial, la constancia de datos tales como el número de puntos gatillo positivos, el tiempo de evolución de la enfermedad, el tratamiento o tratamientos específicos prescritos a la afectada y la respuesta a los mismos, así como, y esencialmente, el nivel de repercusión funcional en su caso concreto, puesto que, como es sabido, la fibromialgia no sólo incide de forma diferente según las personas, sino que también varía la repercusión funcional en la misma persona de un día a otro, e incluso en función de las horas del día, pudiendo provocar desde la más absoluta de las incapacidades hasta una irrelevante repercusión funcional, paliable con tratamiento farmacológico adecuado (STSJ Catalunya STSJ, del 03 de noviembre del 2010 (ROJ: STSJ CAT 8529/2010) Recurso: 431/2010."

 

 

TSJ de Asturias Sala de lo Social, sec. 1ª, S 15-2-2013, nº 353/2013, rec. 3148/2012


 

" Como ya se señaló la mera existencia de la fibromiagia sin mayores datos adicionales, que se obtengan de informe fehaciente, dada su especialización, rigor, etc., no justifica el reconocimiento de la incapacidad permanente, pues no todas las personas con fibromialgia pueden ser calificadas con un determinado grado de incapacidad, sino que habrá de estarse al concreto caso, al grado de los puntos de dolor detectados, a la concurrencia de otras enfermedades y a la capacidad de esa persona para soportar el dolor, pues la mera constatación de su diagnóstico no es elemento suficiente para establecer de forma automática el carácter incapacitante de esta enfermedad ni siquiera la objetivización de puntos dolorosos, sino la repercusión funcional de la misma." 

 

 

El próximo día 12 de mayo de 2013 se conmemora el día internacional de la fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.

Esperamos que la conmemoración de este día sirva, junto con los diversos actos convocados por enfermos y asociaciones de enfermos, para concienciar a las instituciones que estamos ante enfermedades graves e invalidantes que obligan a quienes las padecen y a sus familias a plantear su futuro condicionados por los efectos y las secuelas derivadas de las mismas.

Desde el punto de vista institucional la Seguridad Social sigue sin reconocer el carácter invalidante de estas enfermedades, desestimando en vía administrativa las solicitudes que se plantean por los enfermos para el reconocimiento de las prestaciones de Incapacidad Permanente. Hay que acudir a vía judicial para tratar de obtener este reconocimiento y esta vía no está exenta de dificultades, aunque, afortunadamente, en los últimos años el nº de sentencias favorables, tanto en 1ª como en 2ª instancia, se ha incrementado, pero siguen quedando muchas cosas por hacer.

En el presente artículo acompañamos:

1.- Información relativa a la conmemoración de “días internacionales” en relación a la salud,

2.- Dos sentencias recientes que reconocen prestaciones de Incapacidad Permanente a afectados

3.- Relato ofrecido por una afectada que describe las diversas situaciones que se le plantearon desde los primeros síntomas de afectación de la enfermedad hasta la obtención de la prestación de Incapacidad Permanente Absoluta.


 

 

1.- CELEBRACION DE “DIAS INTERNACIONALES” RELACIONADOS CON ENFERMEDADES

 

Los días internacionales, son ocasiones en los que se intenta promover el interés sobre programas y actividades de Naciones Unidas.

Se deciden por la Asamblea General, aunque en ocasiones se crean por instituciones especializadas que pretenden conseguir atención sobre problemas específicos, para sensibilizar acerca de los derechos del hombre, o sobre asuntos relacionados con la política, sociedad, acciones humanitarias., etc.

En las agencias del sistema de la ONU la proclamación depende de sus órganos de gobierno y de sus reglamentos internos pudiendo solicitar posteriormente a la Asamblea General la proclamación del día internacional.

Respecto a los días dedicados a la Salud, son de importancia para aumentar los conocimientos concretos sobre algunas enfermedades importantes y sobre problemas de salud en general.

La organización mundial de la Salud actualmente  ha designado unas campañas mundiales de salud pública

- El Día Mundial de la Tuberculosis, cada 24 de marzo

- El Día Mundial de la Salud, cada 7 de abril

- La Semana Mundial de la Inmunización, la última semana de cada mes de abril

- El Día Mundial del Paludismo, cada 25 de abril

- El Día Mundial Sin Tabaco, cada 31 de mayo

- El Día Mundial del Donante de Sangre, cada 14 de junio

- El Día Mundial contra la Hepatitis, cada 28 de julio

- El Día Mundial del Sida, cada 1 de diciembre

 

Además de la importancia de estas campañas, existen días concretos  para poner énfasis en determinadas enfermedades. Se muestra una relación no exhaustiva de algunos de estos días:


DÍAS MUNDIALES DE ENFERMEDADES


ENERO

24 Día Mundial de la Lepra

FEBRERO

4 Día Internacional contra el Cáncer
11 Jornada mundial del enfermo
14 Día europeo de la salud sexual
27 Día nacional del trasplante
28 Día mundial de las enfermedades raras

MARZO

11 Día Mundial del riñón
12 Día mundial del glaucoma
14 Día europeo para la prevención del riesgo cardiovascular
20 Día Mundial del Sueño
24 Día mundial de la tuberculosis

ABRIL

2 Día mundial de concienciación sobre el autismo
6 Día Mundial de la Actividad Física
7 Día mundial de la Salud
11 Día mundial del Parkinson
17 Día mundial de la Hemofilia
24 Día nacional de la Fibrosis Quística

MAYO

Primer martes Día mundial del asma
10 Día mundial del Lupus
12 Día mundial de la Fibromialgia y del  Síndrome de la Fatiga Crónica
14 Día mundial de la hipertensión
19 Día mundial de la Hepatitis
24 Día nacional de la Epilepsia
27 Día Nacional del Celíaco
28 Día nacional de la nutrición
31 Día mundial sin tabaco

JUNIO

Mes mundial De la Esterilidad
6 Día mundial de los trasplantados
13 Día europeo de la prevención del cáncer de piel
14 Día mundial del donante de sangre
21 Día mundial contra la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrócica)
29 Día Europeo de la esclerodermia

JULIO

28 Día Mundial de la Hepatitis

AGOSTO

1-7 Semana mundial de la lactancia
19 Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

SEPTIEMBRE

10 Semana europea del cáncer de pulmón
15 Día Europeo de la Salud Prostática
15 Día mundial del linfoma
21 Día mundial del Alzheimer
25 Día mundial del corazón
28 Día Mundial de la rabia
29 Día mundial de la retinosis pigmentaria

OCTUBRE

1 Día internacional de las personas sordas
1 Día internacional de la Hepatitis C
Primer jueves Día europeo de la depresión
7 Semana europea contra el cáncer
Segundo sábado Día mundial de los cuidados paliativos
10 Día mundial de la salud mental
14 Día mundial de la vista
16 Día mundial de la alimentación
17 Día mundial contra el dolor
18 Día mundial de la menopausia
19 Día nacional contra el cáncer de mama
20 Día mundial de la osteoporosis
29 Día mundial del Ictus

NOVIEMBRE

14 Día mundial de la diabetes
Segundo o tercer miércoles Día mundial de la EPOC
18 Día Europeo del uso prudente de antibióticos
21 Día internacional de la espina bífida

DICIEMBRE

1 Día mundial de la lucha contra el SIDA
3 Día internacional de las personas con discapacidad
18 Día nacional de la esclerosis múltiple
21 Día nacional del niño con cáncer

 

2. SENTENCIAS RECIENTES ESTIMATORIAS DE AFECTADAS DE ESTA ENFERMEDAD


Sentencias estimatorias que reconocen prestacion de incapacidad permanente en grado absoluto para toda profesión u oficio, a trabajadoras afectadas por Fibromialgia y Sindrome de fatiga cronica.

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

 Descargar Documento en PDF. 


 

3. RELATO ESCRITO POR AFECTADA DE ESTAS ENFERMEDADES


 

"Mi cuerpo se estremeció de dolor bajo las sabanas. Los ojos me ardían. La garganta y la boca las tenia secas como un esparto. No pude evitar pensar en que la gripe había anidado en mi cuerpo. En el calendario asomaba septiembre, los días eran largos y el calor en la calle, intenso. Estaba quieta, salvo por algún que otro escalofrió, que hacía que pegara pequeños botes en la cama. Mire el reloj, las seis. En pocos minutos debía de saltar de la cama y ponerme en marcha…. Pero cómo? Si probaba a moverme, el dolor era insoportable. Intente incorporarme en busca de un termómetro y un vaso de agua que me calmase el fuego que salía de mi garganta. Era increíble, pero mi cuerpo no respondía. Mis piernas no me sujetaban. Los brazos parecían de mantequilla, pues los notaba flojos y caídos, sin fuerza. Me arrastre como pude hasta el objetivo. Al coger el vaso, note una punzada de dolor en mis manos que jamás había sentido. Comencé a marearme y a tambalearme. Solo quería volver a la cama… Me sentía inútil y desvalida fuera de ella. Recorrí como pude la pequeña distancia que separaban el baño y el dormitorio y me derrumbe sobre las sabanas con la misma sensación de haber corrido un maratón. Estaba exhausta. Comprobé la temperatura en el termómetro. Treinta y nueve grados. Normal que me sintiese así, tenía una fiebre altísima. Llamaría al trabajo. En estas condiciones no podría ir al menos en un par de días. Ahora sonrío con nostalgia al recordarlo, poder pensar con esa inocencia en lo referente a mi salud, lo echo de menos. En ningún momento sospeche que jamás podría volver a trabajar, que mi vida cambiaria para siempre y que ese fatídico día, era el primero de un largo periplo hasta conseguir descubrir que le pasaba a mi cuerpo. 

Septiembre avanzaba y mis dolores y cansancio también. La desesperación comenzaba a hacer mella en mi estado de ánimo. Mi médico de cabecera ya no sabía que hacer conmigo. Su diagnostico de gripe fuerte abarcaba un par de semanas como mucho, no un mes. La fiebre había remitido un poco pero, muchos días no lograba que bajase de treinta y ocho grados ni con todos los antitérmicos del mundo. La butaca repleta de cojines que evitasen cualquier rozamiento era mi mejor refugio. La cama ya solo me servía cuando el sueño me rendía y caía sin pensar, si no era como estar en un potro de tortura. Mi cuerpo no respondía ante nada ni ante nadie. Los dolores eran tan intensos que me impedían moverme. El cansancio era tan demoledor, que hasta abrir los ojos se había convertido en una tarea que requería de gran esfuerzo. Los ruidos me aturdían, los olores me molestaban, las conversaciones ajenas me agotaban… Solo quería descansar para sentirme mejor. Pero el descanso era una como utopía, pues nunca llegaba. Tenía que hacer algo. En la soledad de mi aislamiento, solo podía pensar en que algo muy malo le sucedía a mi cuerpo. Todos estos síntomas que jamás había sentido y esa pérdida tan bestial de kilos, me llevaban a pensar que algo se me estaba pasando por alto y al médico también. El solo pensaba que lo que me sucedía era producto de una depresión nerviosa producida, en mayor parte, por el alejamiento que mantenía con mi familia. Hacía ya tres años que yo vivía en Madrid, feliz e independiente con mi pareja, por el que di el paso de trasladarme de cuidad. Añoraba a mi familia, pero yo estaba segura de que hasta ese punto, no.

Comencé a navegar por internet buscando algo o alguien que pudiese entenderme y ayudarme. Comencé a barajar alternativas a la medicina tradicional. Visite a una homeópata, que me receto cien mil cosas y lo único que consiguió fue exacerbar todavía más mis síntomas. Fue ella la primera que me descubrió un posible diagnostico. Síndrome de Fatiga Crónica. El nombre me pareció ridículo. Parecía una especie de broma, como si se tratase de algo carente de importancia. Pero me puso sobre el camino correcto. Seguí esta línea de investigación en internet en busca de pacientes que sufriesen lo mismo que me ocurría a mí. Descubrí que había cientos de personas que se encontraban en mi misma situación, desesperadas, asustadas e impotentes ante la incomprensión que esta enfermedad generaba a todos los niveles. Siempre es más fácil tratarte de loco y mentiroso, que reconocer que es una enfermedad que se escapa del entendimiento o de la comprensión. Encontré asociaciones que luchaban por el reconocimiento de cientos de pacientes que sufrían en silencio este tipo de enfermedades, Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y Síndrome de Sensibilidad Química. Ellos me ayudaron y me aconsejaron. Llevaban más tiempo que yo luchando con este trío tan desalentador y aunque me auguraban un futuro incierto con respecto a mis dolencias, me sentía aliviada al comprobar que no estaba loca. Que lo que me pasaba era tan real como el hecho de respirar.

Aunque me sentía un poco más optimista al haber encontrado un posible diagnostico, todavía no había encontrado ningún médico que me lo confirmase clínicamente. El Hospital Carlos III me dejo por imposible, después de miles de pruebas y aunque la fiebre seguía estando ahí, los dolores me incapacitaban para llevar una vida mínimamente digna y el cansancio me impedía dar tres pasos seguidos.  Ellos seguían confirmando que no pasaba nada. Me recetaron ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos que lo único que hacían era envenenarme cada día más, sin notar alivio alguno en cualquiera de mis síntomas. Solo una doctora se atrevió a mencionar y a escribirlo en un papel en blanco, sin carácter oficial. “Puede que se trate de un posible Síndrome de Fatiga Crónica de carácter post viral, pues tus análisis dan positivo en el virus de Epstein Barr” Es decir, que todo esta sintomatología tan brutal, la había desencadenado la mononucleosis que pase a finales de verano… Jajá.., así que gripe fuerte!! MI incompetente médico de cabecera no había sabido distinguir una mononucleosis de una gripe. Como para que entendiese esto. Fueron días muy duros, de desconcierto, de impotencia. No sabía a quién acudir. Ya no sabía en quien confiar.

Siguiendo consejos de todo el mundo, me incline por la acupuntura. Todos decían que esos dolores tan intensos que sufría tenían solución con esta disciplina. Las agujas penetraban en mi cuerpo produciéndome un dolor insoportable, que yo aguantaba con lagrimas, pensado que el alivio lo encontraría seguramente en próximas citas. No fue así. Cada vez que me sometía a una nueva sesión, salía más deteriorada y ese esfuerzo, me suponía una recaída tan severa, que  necesitaba días de recuperación para sentir un poco de alivio. Suspendí la terapia con la desesperanza de que a mí, algo que a la gente le funcionaba de maravilla, me había fallado.

Las malas noticias iban llegando. En mi trabajo ya no podían darme más tregua. Necesitaban a alguien que se hiciese cargo de todo lo que yo había dejado pendiente. Fueron las lágrimas más amargas. Me había preparado a conciencia para ese puesto. Me encantaba y era feliz, tras haber luchado por conseguirlo. Todo se escapaba como arena entre los dedos. Mi independencia, mi libertad y ahora mi sustento. Me quedaba la baja. Pero desafortunadamente, tampoco duro mucho tiempo. Según el médico de cabecera y el INSS yo estaba lista para trabajar. Me miraba al espejo y me entraba la risa desconsolada. Tan solo habían pasado unos meses y ya no era ni la sombra de la mujer que un día fui. Famélica, incapaz de dar un paso fuera del sofá o la cama, siempre cansada, siempre aturdida, siempre dolorida… Me consideraba una persona decidida, trabajadora, independiente, intelectualmente activa. Todo lo contrario a lo que la imagen del espejo me devolvía. Los libros se apilaban encima de la mesa esperando a que alguien abriera sus tapas. Familia y amigos me los traían para que me diesen un poco de consuelo y yo me sentía incapaz de leer mas allá de la tercera página. No podía concentrarme. Mi estúpido cerebro no conseguía enlazar las palabras para dar sentido al argumento. Todo se había vuelto tan difícil… Era desalentador.


Volví a Internet. Una de las asociaciones me hablo de un medico en Barcelona, que tenía una Unidad de Síndrome de Fatiga Crónica, el DR. Fernández- Sola. Todos hablaban de él maravillas, como si hubiesen encontrado al mismísimo mesías. No lo dude ni un solo momento y llame. La lista de espera era larga, pero al decir que venía de la asociación y contar a su enfermera mi precario estado de salud, me dio cita lo antes posible. No me lo podía creer. Después de mucho tiempo de oscuridad, por fin un rayo de luz asomaba a mi vida.
Preparamos el viaje a conciencia.  Tanto mi pareja como yo, sabíamos que iba a ser muy duro para mi permanecer inmóvil durante horas en el coche. Realmente, se me hizo eterno. Pero la esperanza aliviaba el sufrimiento. Barcelona se me presento como un oasis en el desierto.


El doctor lo tuvo clarísimo desde el primer momento. Toda la batería de análisis que le llevaba, así como las pruebas que me realizo confirmaban nuestras sospechas. Diagnostico. Síndrome de Fatiga Crónica de origen post viral de grado III/IV  así como Fibromialgia asociada de carácter grave. Presenta Síndrome de Sensibilidad Química de carácter moderado así como Síndrome seco de mucosas. Las palabras del médico todavía resuenan en mi mente seis años después. “No quiero que pienses que soy crudo, quiero ser lo más realista posible para te hagas cargo de lo te sucede. Tu vida no volverá a ser la misma. Tienes una enfermedad muy invalidante que, ahora mismo y se prevé que en un largo periodo de tiempo, no tiene ni tendrá cura. No podrás trabajar, tu actividad diaria se va a reducir drásticamente, todo va a cambiar. Yo te voy a proporcionar medicación que te aliviara parte de la sintomatología, pero no la erradicara. MI más sincera recomendación es, que te adaptes lo antes posible a tu enfermedad, tanto física como mentalmente. Ahí es donde vas encontrar el verdadero alivio porque aprenderás a escuchar a tu cuerpo y a darle descanso o actividad, según lo requiera en cada momento.”

Al salir de la consulta llore como nunca con una mezcla de desconsuelo,  por esa vida que no iba a recuperar pero, también de alivio, por haber encontrado al fin un diagnostico que realmente probaba a todo el mundo e incluso a mi misma que en muchas ocasiones había llegado a dudarlo, que no estaba loca, que no me lo inventaba y que tampoco quería vivir del cuento, como algún que otro médico me había insinuado.

Con los meses el temido momento del tribunal médico llego. Jamás pensé que media hora de reloj iba a resultar tan nefasta para mi autoestima y tan traumática para mi vida. La doctora se erigió en juez y sin concederme el beneficio de la duda, emitió su veredicto sin importarle lo mas mínimo lo que yo contaba ni los informes que le aportaba de mi médico. Según ella, mi situación solo me reportaba beneficios económicos al aspirar a una pensión, que era un tercio de lo que yo ganaba trabajando, beneficios emocionales al lograr que mi familia, amigos y pareja,  estuviesen pendientes de mi y beneficios sociales, al considerar que el resto de la humanidad se apiadaría de mí y me trataría de forma especial. La charla, unilateral por supuesto,  porque yo solo tenía ganas de llorar, la corono con la siguiente frase lapidaria “Además no te quejes. Afortunadamente eres mujer y tu marido te puede mantener….”


Mi ánimo cayó por los suelos. Me destrozo anímicamente. NO me podía creer que un profesional médico estuviese tan ciego al no ver la realidad de mi situación y que encima dudase del informe de un colega que describía mi enfermedad al detalle.
Mi marido… Mi pareja en aquel entonces fue mi más férreo apoyo. Siempre me entendió y me apoyo. Creyó en mí, cuando mucha gente nos dio la espalda. Fue el que me animo a acudir a la justicia para reclamar, no solo el derecho a ser una enferma de primera, sino a reclamar mi pensión. El camino fue duro y largo. Pero  el Tribunal Superior de Justicia de Madrid me devolvió parte  de esa dignidad que poco a poco había ido perdiendo e incluso que algunos profesionales, me habían robado.

Años después solo me queda reconocer las palabras sabias del Doctor Fernández-Sola… En la adaptación está la clave del éxito. Jamás recuperare mi vida anterior, pero cada día lucho por ser feliz con mi vida actual. Hoy he conseguido salir de la cama y de la butaca y pasar días medianamente normales. Las crisis, cuando sobrevienen, las paso pensando siempre que mañana será un día mejor, y que podre hacer algo más de lo que he hecho el día anterior. He firmado la paz con mi cuerpo y con mi mente; les escucho, les atiendo y les mimo, porque solo con ellos llegare hasta el final del camino."


A.S.P 
Enferma de SFC, fibromialgia y sensibilidad química



 

 

 

 

Caso real de estimación de prestaciones por Incapacidad Permanente total a trabajadora afectada de fibromialgia y otras patologías asociadas.

 

Se adjunta la resolución denegatoria del Instituto Nacional de Seguridad Social respecto a la solicitud inicial realizada por la solicitante.

 

 Descargar documento en PDF

 

 

Tras resolución denegatoria se planteo reclamacion previa ante el Instituto Nacional de Seguridad Social, que fue igualmente desestimada.

Se adjunta resolución desestimatoria.

 

 Descargar documento en PDF

 

 

Una vez concluido el trámite administrativo se abre la posibilidad de plantear demanda en vía judicial sobre reconocimiento de las prestaciones de incapacidad permanente.

La primera instancia de este procedimiento concluye con una sentencia judicial que desestima la demanda y que se muestra en el siguiente documento.

 

 Descargar documento en PDF

 

Frente a esta sentencia desestimatoria se interpone recurso de suplicación. Se adjunta el recurso de suplicación interpuesto.


  Descargar documento en PDF

 

 

El Tribunal Superior de Justicia emite sentencia que adquiere firmeza por la que estima la prestacion de Incapacidad Permanente en grado de  total.

Se muestra la sentencia estimatoria.


 Descargar documento  en PDF 

 

Caso real por el que se reconocen prestaciones de Incapacidad Permanente Absoluta por secuelas ocasionadas en proceso seguido  por enfermedades de Síndrome de Fatiga Crónica ( SFC), Fibromialgia, Sensibilidad Quimica Múltiple ( SQM ) y otras asociadas

 

 Se adjunta la siguiente documentación de interés.

 

El Instituto Nacional de Seguridad Social emite resolución por la que se deniega la prestación de incapacidad permanente solicitada por la trabajadora tras un periodo de Incapacidad Temporal de siete meses.

 

 Descargar documento en PDF

 

 Frente a la resolución denegatoria se interpone escrito de Reclamación Previa.

 

 Descargar documento en PDF 

 

 

El Instituto Nacional de Seguridad Social emite resolución por la que desestima el escrito de Reclamación Previa.

 

  Descargar documento en PDF

 

 Se plantea demanda judicial en reclamación de prestaciones por Incapacidad Permanente en grado de Absoluta.

 

Descargar documento en PDF

 

 

 Se dicta sentencia desestimatoria por el Juzgado de lo Social.

  

Descargar documento PDF 

 

 

Se interpone recurso de suplicación estimado por el Tribunal Superior de Justicia.

 

Descargar documento PDF

 

 
No resulta nada fácil obtener una sentencia estimatoria en vía judicial por secuelas ocasionadas por estas patologías. El INSS no les reconoce un carácter invalidante por ello resulta necesario, en un altísimo número de casos, acudir a la vía judicial para impugnar la resolución del INSS denegando las prestaciones de Incapacidad Permanente.
 
Desde nuestra experiencia profesional defendiendo a pacientes con estas enfermedades entendemos que es fundamental inicialmente completar un buen expediente administrativo, ¿ que significa esto?, pues bien, el expediente administrativo se inicia cuando al INSS valora por primera vez al paciente cuando alcanza los 12 meses de baja por Incapacidad Temporal (I.T), en ese momento este organismo debe decidir si procede bien a dar el alta médica, bien a prorrogar la situación de I.T, bien a incoar un expediente de Incapacidad Permanente. Si el paciente no ha alcanzado los 12 meses de baja por I.T o inicia a su propia instancia una solicitud de Incapacidad Permanente, entonces el expediente administrativo comienza con la solicitud de Incapacidad Permanente instada por el propio paciente.Para que ese expediente administrativo que va a finalizar con una resolución del INSS a favor o en contra de la concesión de estas prestaciones, tenga fuerza y entidad suficiente, es necesario, en primer lugar, que el paciente este diagnosticado y, si es posible, por un servicio especializado de la sanidad pública ( esto es relevante pero no definitivo), y que ese diagnóstico este consolidado, es decir, es conveniente que cuando el INSS valore los informes el diagnóstico no sea muy reciente en el tiempo sino que conste que la secuela está bien consolidada.
 
En segundo lugar es muy importante que los informes que diagnostican la enfermedad incorporen comentarios relativos a las secuelas ( p.e. en el caso de SFC señalar que la fatiga es invalidante o que le limita en un ..% para las actividades de la vida diaria; o en el caso de Fibromialgia señalar que los dolores son generalizados, que se han tratado convenientemente, que se han aplicado determinados fármacos, que se han tratado en la unidad del dolor, y que a pesar de ello persisten de manera permanente e invalidante; o en el caso de la SQM señalar que la exposición a mínimas concentraciones de compuestos químicos de uso cotidiano provocan un estado clínico que incapacita al paciente para cualquier actividad).Bien es cierto que no es habitual que desde un servicio de reumatología, medicina interna, neurología o toxicología se emitan valoraciones de ese tipo pero es lo deseable para conseguir el propósito perseguido.
 
En tercer lugar es conveniente pedir segundas y terceras opiniones para que el expediente administrativo contenga una buena variedad de opiniones clínicas siempre que vayan en un mismo sentido. En este punto conviene hacer referencia a que resulta relevante visitar algunas unidades médicas especializadas, algunas habilitadas en la sanidad pública, las menos, y otras habilitadas en la sanidad privada. Señalar que si bien es cierto que en los tribunales hay una tendencia a valorar con mayor interés los informes de la sanidad pública, no es menos cierto que esto deba traducirse en que los de la sanidad privada no valen, nada mas lejos de la realidad, los informes privados si son creados por profesionales especialistas en la materia formarán parte del material probatorio con la misma entidad que cualquier otro.Por tanto si hemos aportado al INSS informes que diagnostican la enfermedad, que acreditan que las secuelas no son de reciente aparición sino que están consolidadas y en esos informes los especialistas realizan comentarios relativos a las limitaciones que ocasionan en el paciente estas patologías, estaremos comenzando a reunir los requisitos necesarios para que ese expediente administrativo tenga una entidad suficiente para que sea valorado por el INSS y en caso de que este organismo desestime las prestaciones acudiremos a vía judicial con mayores posibilidades.Además hay que añadir otros requisitos fundamentales como los que se relatan a continuación. En estas enfermedades a veces resulta complicado objetivar las secuelas, un paciente con un problema cervical o lumbar tiene contraindicado en mayor o menor medida la carga y movilización de pesos y no resulta difícil para su facultativo manifestar en el informe que no debe cargar pesos, en enfermedades como las que estamos tratando las secuelas deben ser mas difíciles de concretar porque son pocos los facultativos que lo hacen, pues bien, hay que tratar de buscar sistemas para ofrecer datos objetivos al juez que, en última instancia, va a valorar si somos acreedores a estas prestaciones. En SFC y Fibromialgia se suele recurrir a realizar pruebas de esfuerzo de tratan de analizar la intolerancia al esfuerzo de estos pacientes a consecuencia de la fatiga y el dolor, así mismo se suele recurrir a la realización de estudios o text neurocognitivos para valorar el deterioro cognitivo del paciente que provoca el SFC; y en pacientes de SQM se puede recurrir a servicios de toxicología para que corroboren el grado de Hipersensibilidad a los químicos. Cualquiera de estas pruebas adicionales le sirve al abogado en juicio para tratar de acreditar que las patologías ocasionan secuelas de carácter invalidante.Por último es fundamental la elaboración de un informe pericial realizado por experto en la materia que sea capaz de explicar al juez las limitaciones objetivas que presentan estos pacientes, debiendo comparecer en juicio para ratificarse en el informe y aclarar las cuestiones que se le puedan plantear

 

 
Sin perjuicio de lo manifestado, ofrecemos unos consejos prácticos en relación a la solicitud de las prestaciones por Incapacidad Permanente

 

1.- Solo debe reclamar las prestaciones de Incapacidad Permanente cuando las patologías  o las lesiones que padezca sean realmente invalidantes para el trabajo.
 
2.- La Incapacidad Permanente puede tramitarse en una oficina del INSS por el propio paciente o puede iniciarse a instancias del INSS.
 
3.- Pasados unos días desde la solicitud le citarán para que comparezca ante el Tribunal Médico del INSS, debe acudir con todos los informes clínicos relacionados con las patologías que presente.
 
4.- Los informes clínicos que usted aporte junto a la solicitud de Incapacidad Permanente así como los que pueda entregar a los médicos del INSS deben ser fotocopias de los originales, sin perjuicio de que lleve en su poder los originales a la consulta con los médicos del INSS, pero solo a los efectos de mostrar los mismos. Los originales, en ambos casos, deben quedar en su poder, entregando siempre copias.
 
5.- Tras pasar por el Tribunal Médico  recibirá en su domicilio un carta certificada del INSS en la que le indicarán si le conceden o no las prestaciones por Incapacidad Permanente, frente a esa resolución tiene 30 días para reclamar en vía administrativa a través de la llamada Reclamación Previa ( escrito dirigido al INSS donde se muestra la disconformidad con el contenido de la resolución en caso de ser esta denegatoria o, aun siendo estimatoria, si el grado de Incapacidad Permanente reconocido no es el deseado ).
 
6.- Frente a la Reclamación Previa planteada, el INSS emitirá otra resolución en la que estimará o desestimará la misma. En caso de desestimación se abre la vía judicial. El plazo para interponer la demanda judicial es de 30 días desde la notificación de la desestimación de la Reclamación Previa.
 
7.- Es conveniente que un letrado especializado en este tipo de asuntos se haga cargo del caso antes de que usted visite el Tribunal Médico del INSS ya que, de ese modo, se asegurará que en el expediente administrativo se incluya todo lo que le ayudará posteriormente a defender sus posiciones en juicio.

 

 


Esperamos que el contenido de este artículo haya sido de su interés.Vicente Javier Saiz Marco

 

Abogado

 

Entrevista en elconfidencial.com del Letrado D. Vicente Javier Saiz Marco relativa a la problemática concesión de las prestaciones por incapacidad permanente http://www.elconfidencial.com/sociedad/2015-11-15/incapacidad-permanente-seguridad-social-arritimia-teleoperador_1096089/

 

 


Estás Aquí: Nombre y Apellidos Mostrando articulos por etiqueta: fibromialgia

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados