urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

telefonos-de-abogados

telefonos-abogados-quieroabogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Mostrando articulos por etiqueta: accidente de trabajo

El recargo de las prestaciones reconocidas en base a un accidente de trabajo o enfermedad profesional deriva de incumplimientos empresariales en materia de Prevención de Riesgos Laborales. El artículo 123 de la Ley General de Seguridad Social regula que

1. Todas las prestaciones económicas que tengan su causa en accidente de trabajo o enfermedad profesional se aumentarán, según la gravedad de la falta, de un 30 a un 50 por 100, cuando la lesión se produzca por máquinas, artefactos o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los dispositivos de precaución reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones, o cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad e higiene en el trabajo, o las elementales de salubridad o las de adecuación personal a cada trabajo, habida cuenta de sus características y de la edad, sexo y demás condiciones del trabajador.

2. La responsabilidad del pago del recargo establecido en el apartado anterior recaerá directamente sobre el empresario infractor y no podrá ser objeto de seguro alguno, siendo nulo de pleno derecho cualquier pacto o contrato que se realice para cubrirla, compensarla o transmitirla.

3. La responsabilidad que regula este artículo es independiente y compatible con las de todo orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracción.”


El objeto del recargo es incrementar las prestaciones económicas de la Seguridad Social reconocidas como consecuencia de accidente de trabajo o enfermedad profesional. Se aplica sobre pensiones e indemnizaciones, concretamente sobre la totalidad de la cuantía, obligando a la empresa a la capitalización del recargo.


Para que el trabajador tenga derecho a ese recargo, debe existir nexo causal entre el accidente y la ausencia de medidas de seguridad o anomalías en las mismas. Por tanto, se ha de acreditar que la falta de medidas de seguridad o el estado irregular de las mismas es la causa del accidente o enfermedad profesional resultante.
No existe nexo causal cuando el trabajador desobedece las órdenes del empresario, o cuando actúa de forma temeraria. En algunos casos, la culpa del trabajador en el accidente puede conllevar minoración de la cuantía del recargo, pero no necesariamente su eliminación completa.


El porcentaje del recargo varía entre el 30 y el 50%, y se determina según la gravedad de la falta cometida por el empresario.


Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

Además, el recargo de prestaciones es compatible con la responsabilidad administrativa, civil o penal que derive de los hechos constitutivos de la infracción.

Tanto los beneficiarios de las prestaciones derivadas del accidente de trabajo o enfermedad profesional, como la Inspección de Trabajo y Seguridad Social están legitimados para iniciar el procedimiento de declaración del recargo. Pueden ser beneficiarios del mismo:

-          El trabajador accidentado

-          Los familiares con derecho a prestaciones derivadas, en caso de fallecimiento de trabajador.


La competencia para la declaración del recargo corresponde a la Dirección Provincial del INSS donde tenga su domicilio el trabajador. La resolución debe contener la declaración de responsabilidad empresarial que proceda y el porcentaje determinado en el que se han de incrementar las prestaciones. Dicha resolución se notifica a todas las partes interesadas en el procedimiento.

 


 
 

En el artículo 115 de la Ley General de la Seguridad Social define el concepto de accidente de trabajo de la siguiente forma:

“Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.”

Es de aplicación tanto a los trabajadores por cuenta ajena como a los que lo son por cuenta propia. Sin embargo, los trabajadores autónomos presentan algunas salvedades que se detallan en el Real Decreto 1273/2003, de 10 de octubre, a las que se aludirá expresamente en los apartados que corresponda.

 

A diferencia de lo que sucede con las bajas por Contingencias comunes, en los casos de Accidentes de trabajo no se exige periodo de carencia, esto es, se tendrá derecho a la percepción de las prestaciones por la contingencia de Accidente de trabajo desde el primer día de trabajo efectivo.

 

Rige el principio de automaticidad, lo que implica, que el accidentado va a recibir la prestación independientemente del cumplimiento de las obligaciones del empresario. Es decir, aunque el empresario no haya dado de alta al trabajador, si este sufre un accidente de trabajo tiene derecho a la prestación indicada siempre y cuando quede acreditada la relación laboral y se determine la contingencia como accidente de trabajo.

 

Se mejoran las bases de cotización, ya que se incluyen las horas extraordinarias.

 

Los accidentes de trabajo tienen la siguiente clasificación en base al artículo 115.2 LGSS:

Tendrán la consideración de accidentes de trabajo:

      a)Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo.

 

En cuanto a estos tipos de accidentes también denominados accidentes in itinere, son aquellos que se produzcan al ir o al volver del trabajo, y la jurisprudencia ha marcado ciertos requisitos entre los que destacan los siguientes:

-          Elemento teleológico: Determinar el motivo del desplazamiento, es decir, si el motivo del desplazamiento es de índole laboral.

-          Elemento cronológico: El accidente debe ocurrir en momentos anteriores o posteriores a la entrada o salida del trabajo. Se trata de un tiempo inmediato o razonablemente próximo.

-          Elemento topográfico: hace referencia a la utilización del trayecto habitual y no otro más peligroso ni más largo…

-          Elemento modal o mecánico: Se trata de utilizar un medio de transporte que tiene que ser racional y adecuado.

 

A diferencia de los trabajadores por cuenta ajena, la normativa aplicable a los autónomos no prevé como accidente de trabajo aquellos accidentes que sufra el trabajador al ir o volver del lugar del trabajo.

 

Los accidentes acaecidos en misión son aquellos que suceden durante el tiempo en el que el trabajador está a disposición de la empresa aunque en este momento no se esté realizando la actividad laboral. No ocurren de camino al trabajo ni en el centro de trabajo. Por ejemplo, el TS declaró como accidente de trabajo la muerte de un camionero que sufrió isquemia miocárdica, accidente que se produjo en tiempo de trabajo, dentro del camión mientras el trabajador dormía. Aunque no se presta trabajo efectivo de conducción, se está realizando servicio de guardia y vigilancia tanto del camión como de la mercancía, al igual que cumpliendo con las horas reglamentariamente estipuladas para descanso.

 

b) Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.

 

c) Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su categoría profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.

 

d) Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.

 

e) Las enfermedades, no incluidas en el artículo 166 de la Ley General de Seguridad Social, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.

 

f) Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.

 

Un claro ejemplo sería el caso de una trabajadora que padecía una patología respiratoria previa y la misma se viese agravada en lugar y tiempo de trabajo como consecuencia del polvo generado por una obra cercana a su centro de trabajo, lo que evidencia la existencia de nexo causal entre lesión y trabajo.

 

g) Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

Por ejemplo: Un trabajador se cae de un andamio y como consecuencia a veces tiene mareos. Estos mareos tendrán la consideración de Accidente de Trabajo.

 

Se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo.

 

No tendrán la consideración de accidentes de trabajo:

-          Los que sean debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, entendiéndose por ésta la que sea de tal naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente.

En ningún caso se considerará fuerza mayor extraña al trabajo la insolación, el rayo y otros fenómenos análogos de la naturaleza.

-          Los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador accidentado, por ejemplo, intoxicación etílica, conducción temeraria, consumo de sustancias ilegales.

-          Aquellos en los que intervenga una tercera persona y haya motivos personales entre el accidentado y esa tercera persona.

 

En cambio, cuando intervenga un tercero sin que entre él y el accidentado medien relaciones personales, el empresario u otro compañero, sí tendrá consideración de Accidente de trabajo. Por ejemplo, accidente de trabajo que tiene lugar porque la empleada sufre crisis de ansiedad como consecuencia del acoso laboral sufrido ya sea por parte de algún compañero o por parte del empresario.

 

Los requisitos para la determinación de la contingencia de Accidente de trabajo (AT) son los que se reflejan a continuación:

1.- Existencia de lesión corporal. Se incluyen secuelas psíquicas.

2.- Relación de causalidad entre la lesión y el trabajo. Es decir, la lesión ha de producirse como consecuencia del trabajo.

3.- Presunción iuris tantum. La otra parte tendrá que demostrar que no se trata de un AT, es decir, el empresario tiene la carga de la prueba y es el que tiene que probar que no se trata de un AT.

 

Las prestaciones a las que se tiene derecho por la contingencia de Accidente de trabajo son las siguientes:

 

-          Asistencia sanitaria (art. 125.3 LGSS): El objetivo es el restablecimiento de la salud del accidentado y su capacidad laboral. Se trata de una reparación íntegra del daño incluyendo cirugía plástica y generadora, suministro de prótesis y ortopedia, implantación de piezas dentales, gastos por desplazamientos fuera del domicilio.
En caso de tener que pedir reembolso de gastos por los tratamientos recibidos y pagados, habrá que dirigirse a la entidad aseguradora (mutua).

 

-          Incapacidad Temporal (IT): Tendrán la consideración de situaciones determinantes de incapacidad temporal las debidas a enfermedad común o profesional y a accidente, sea o no de trabajo, mientras el trabajador reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social y esté impedido para el trabajo, con una duración máxima de trescientos sesenta y cinco días, prorrogables por otros ciento ochenta días cuando se presuma que durante ellos puede el trabajador ser dado de alta médica por curación.

 

Es decir, el periodo durante el cual el trabajador está de baja médica tiene derecho a percibir subsidio de IT. Se calcula teniendo en cuenta las bases de cotización del mes anterior de trabajo, percibiendo el trabajador el 75%. Algunos convenios establecen mejoras a cargo de la empresa, pudiendo alcanzar así el 100% de la prestación.

 

El proceso de IT comienza el día siguiente al accidente.
En caso de que la empresa no esté reembolsando el subsidio de IT al trabajador, este puede exigir el pago directo de la aseguradora.

 

En cuanto a los trabajadores incluidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos que hayan mejorado voluntariamente el ámbito de la acción protectora que dicho régimen les dispensa, incorporando la correspondiente a las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, siempre que los interesados, previa o simultáneamente, hayan optado por incluir, dentro de dicho ámbito, la prestación económica por incapacidad temporal, tendrán derecho a las prestaciones originadas por dichas contingencias, en la misma extensión, forma, términos y condiciones que en el régimen general, con las particularidades que se determinan en el Real Decreto 1273/2003, de 10 de octubre.

 

La base reguladora de la prestación de los trabajadores autónomos estará constituida por la base de cotización del trabajador correspondiente al mes anterior al de la baja médica, dividida entre 30. Dicha base se mantendrá durante todo el proceso de incapacidad temporal, incluidas las correspondientes recaídas, salvo que el interesado hubiese optado por una base de cotización de cuantía inferior, en cuyo caso se tendrá en cuenta esta última.

 

-          Lesiones permanentes no invalidantes (150 LGSS): Las lesiones, mutilaciones y deformidades de carácter definitivo, causadas por accidentes de trabajo o enfermedades profesionales que, sin llegar a constituir una incapacidad permanente que supongan una disminución o alteración de la integridad física del trabajador y aparezcan recogidas en el baremo anejo a las disposiciones de desarrollo de la LGSS, serán indemnizadas, por una sola vez, con las cantidades alzadas que en el mismo se determinen, por la entidad que estuviera obligada al pago de las prestaciones de incapacidad permanente, todo ello sin perjuicio del derecho del trabajador a continuar al servicio de la empresa.

 

El organismo competente para reconocer dichas lesiones es la entidad gestora, es decir, el INSS, a través de Dictamen propuesta, no obstante, la indemnización es reembolsada por la entidad aseguradora. Las lesiones se valoran a través del baremo establecido en la Orden ESS/66/2013, de 28 de enero.

 

En definitiva, el trabajador tiene que presentar Reclamación previa al INSS para que este organismo reconozca las lesiones, pero la entidad responsable del pago de la indemnización es la aseguradora.

 

-          Incapacidad Permanente (IP): En la modalidad contributiva, es incapacidad permanente la situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral. No obstará a tal calificación la posibilidad de recuperación de la capacidad laboral del inválido, si dicha posibilidad se estima médicamente como incierta o a largo plazo.

 

La invalidez permanente, cualquiera que sea su causa determinante, se clasificará con arreglo a los siguientes grados:

  1. Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual. La prestación económica correspondiente a la incapacidad permanente parcial para la profesión habitual, consistirá en una cantidad a tanto alzado.
  2. Incapacidad permanente total (IPT) para la profesión habitual de trabajadores por cuenta ajena. La cuantía de la pensión de incapacidad permanente total no podrá resultar inferior al 55 por ciento de la base mínima de cotización para mayores de dieciocho años, en términos anuales, vigente en cada momento.

    También existe la figura de la IPT cualificada que consiste en un incremento del 20% de la prestación para aquellos beneficiarios que sean mayores de 55 años y la soliciten expresamente.

Sin embargo, los autónomos no tienen la cobertura de la incapacidad permanente parcial derivada de contingencias comunes, sí la derivada de contingencias profesionales.

 

En el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, se entenderá por incapacidad permanente parcial para la profesión habitual la que, sin alcanzar el grado de total, ocasione al trabajador una disminución no inferior al 50 por 100 en su rendimiento normal para dicha profesión, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de aquélla.

 

En el caso de incapacidad permanente total para la profesión habitual de los trabajadores por cuenta propia, el beneficiario tendrá derecho a la entrega de una cantidad a tanto alzado equivalente a 40 mensualidades de la base reguladora, calculada ésta según lo previsto en el artículo séptimo, o a una pensión vitalicia en los mismos términos en que se reconoce en el régimen general.

 

c) Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo. La prestación económica correspondiente a la incapacidad permanente absoluta consistirá en una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora.

 

d) Gran invalidez. Si el trabajador fuese calificado de gran inválido, tendrá derecho a una pensión vitalicia según lo establecido en los apartados anteriores, incrementándose su cuantía con un complemento, destinado a que el inválido pueda remunerar a la persona que le atienda. El importe de dicho complemento será equivalente al resultado de sumar el 45 por ciento de la base mínima de cotización vigente en el momento del hecho causante y el 30 por ciento de la última base de cotización del trabajador correspondiente a la contingencia de la que derive la situación de incapacidad permanente.

 

- Fallecimiento (art. 177 LGSS): En el caso de muerte por accidente de trabajo o enfermedad profesional, el cónyuge superviviente, el sobreviviente de una pareja de hecho en los términos regulados en el apartado 3 del artículo 174, y los huérfanos tendrán derecho a una indemnización a tanto alzado. Esto es, corresponden al cónyuge o pareja de hecho 6 mensualidades de la base reguladora del mes anterior al fallecimiento. En cuanto a los huérfanos y los ascendientes que vivan a expensas del fallecido, les correspondería una mensualidad.

 

- Recargo de prestaciones (123 LGSS): Todas las prestaciones económicas que tengan su causa en accidente de trabajo o enfermedad profesional se aumentarán, según la gravedad de la falta, de un 30 a un 50 por 100, cuando la lesión se produzca por máquinas, artefactos o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los dispositivos de precaución reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones, o cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad e higiene en el trabajo, o las elementales de salubridad o las de adecuación personal a cada trabajo, habida cuenta de sus características y de la edad, sexo y demás condiciones del trabajador.

 

Por tanto, cabe solicitar un incremento de las prestaciones percibidas o a percibir del 30 al 50% cuando el accidente de trabajo o la enfermedad profesional haya tenido lugar como consecuencia de la falta de cumplimiento, por parte del empresario, de las medidas de seguridad exigidas en el puesto de trabajo. Por tanto, este recargo es aplicable cuando el accidente se haya producido como consecuencia de una infracción de las normas de prevención imputable al empresario.
Este procedimiento se inicia ante la Inspección de trabajo, solicitando dicho recargo.

 

El recargo de las prestaciones es independiente y compatible con las de todo orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracción.

 

No será de aplicación a los trabajadores autónomos el recargo de las prestaciones económicas en caso de accidente de trabajo y enfermedad profesional por falta de medidas de prevención de riesgos laborales, a que se refiere el artículo 123 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

 

-Responsabilidad civil: Los artículos 4.2.d), 5.b) y 19 del Estatuto de los Trabajadores establecen que:

  • El trabajador, en la prestación de sus servicios tendrá derecho a una protección eficaz en materia de seguridad e higiene.
  • El empresario está obligado a facilitar una formación práctica y adecuada en materia de seguridad e higiene a los trabajadores que contrata, o cuando cambien de puesto de trabajo o tengan que aplicar una nueva técnica que pueda ocasionar riesgos graves para el propio trabajador, para sus compañeros o terceros.

Además, el artículo 14 de la Ley de Prevención de riesgos laborales establece que los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

 

El citado derecho supone la existencia de un correlativo deber del empresario de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales.
Este deber de protección constituye, igualmente, un deber de las Administraciones públicas respecto del personal a su servicio.

 

Los derechos de información, consulta y participación, formación en materia preventiva, paralización de la actividad en caso de riesgo grave e inminente y vigilancia de su estado de salud, en los términos previstos en la presente Ley, forman parte del derecho de los trabajadores a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo.

 

Reiterada jurisprudencia dictamina que la deuda de seguridad que al empresario corresponde determina que actualizado el riesgo, para enervar su posible responsabilidad ha de acreditar haber agotado toda diligencia exigible, más allá, incluso de las exigencias reglamentarias. En definitiva, el empresario está obligado a evaluar y evitar riesgos, y a proteger al trabajador, incluso frente a sus propios descuidos e imprudencias no temerarias, estableciéndose un deber genérico de garantizar la seguridad y salud laboral del trabajador. Sin embargo, el empresario no incurre en responsabilidad alguna cuando el resultado lesivo se hubiese producido por fuerza mayor o caso fortuito, por negligencia exclusiva no previsible del propio trabajador o por culpa exclusiva de terceros no evitable por el empresario. Corresponde al empresario acreditar la concurrencia de esa posible causa de exoneración.

 

Constituye presupuesto necesario para la exigencia de responsabilidad indemnizatoria el que se constate, aparte del daño, una conducta calificable con una cierta culpa o negligencia empresarial en nexo causal con aquel daño. Por tanto, no en todo accidente de trabajo o enfermedad profesional necesariamente ha de existir responsabilidad empresarial, que deben aplicarse las normas protectoras de la Seguridad Social y que solo cuando conste o se acredite una efectiva conducta empresarial causante directa del daño o que haya servido para aumentar el riesgo propio del trabajo realizado podrá ser exigida la complementaria indemnización con base en responsabilidad contractual o extracontractual. Es decir, se impone la necesidad de que se acrediten acciones u omisiones culposas a añadir a la responsabilidad ya reconocida (en su caso) por infracciones de medidas de seguridad, toda vez que la existencia de las mismas no comporta necesariamente culpa civil.

 

En definitiva, para la concesión de la indemnización de daños y perjuicios, derivada de un accidente de trabajo, debe quedar acreditada una culpabilidad grave por parte de la empresa, de mayor entidad que de la que pueda derivar un recargo por falta de medidas de seguridad, procedería así mismo, la indemnización de daños y perjuicios, y ya la estimación del recargo de prestaciones conllevaría automáticamente la indemnización de daños y perjuicios.

 

A efectos penales, se considera accidente de trabajo toda lesión corporal, comprendiendo también el fallecimiento o determinadas enfermedades profesionales, sufridos por el trabajador con motivo o como consecuencia de las tareas que desarrolla por cuenta ajena. Por tanto, la jurisdicción penal ampara a los trabajadores que hayan sufrido accidentes de trabajo por la falta de aplicación de las normas de prevención de riesgos por parte del empresario. Dicha protección está plasmada en los siguientes artículos del Código Penal vigente:

 

Artículo 316: “Los que con infracción de las normas de prevención de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física, serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses.”

 

Artículo 317: “Cuando el delito a que se refiere el artículo anterior se cometa por imprudencia grave, será castigado con la pena inferior en grado.”

 

Artículo 318: “Cuando los hechos previstos en los artículos de este título se atribuyeran a personas jurídicas, se impondrá la pena señalada a los administradores o encargados del servicio que hayan sido responsables de los mismos y a quienes, conociéndolos y pudiendo remediarlo, no hubieran adoptado medidas para ello. En estos supuestos la autoridad judicial podrá decretar, además, alguna o algunas de las medidas previstas en el artículo 129 del CP.”

 

En estos supuestos se pretende proteger la seguridad en el trabajo, definida jurisprudencialmente como “la ausencia de riesgos para la vida y la salud del trabajador originados de las condiciones materiales de prestación del trabajo”.

 

Esta protección es de aplicación tanto frente a incumplimientos dolosos como culposos.

 

Se trata de un delito de riesgo que se consuma por la existencia del peligro en sí mismo, sin necesidad de que se produzca un resultado lesivo en relación de causalidad. Es decir, para que el delito se entienda cometido es suficiente que se produzca una situación de peligro potencial para el trabajador en el desempeño de sus labores.

 

Se aporta la Sentencia del Tribunal Supremo, nº 2136/2013 de quince de abril de 2013, que hace referencia en un proceso de determinación de contingencia, a la falta de consideración como accidente de trabajo a un supuesto de accidente ocurrido a una trabajadora en el desplazamiento a una visita médica, a la que acudía con permiso del empleador.

Para que se de el supuesto de considerar como accidente de trabajo "in itinere" se exigen unas notas especificas que  implican que el traslado de ida y regreso al trabajo no tengan ninguna interrupción voluntaria y se realicen por el camino que se realiza habitualmente.

 

 

 

SENTENCIA

 

En la Villa de Madrid, a quince de Abril de dos mil trece.

 

Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala en virtud de recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el letrado D…, en nombre y representación de "… MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL Nº…, frente a la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, de fecha…, dictada en el recurso de suplicación número…, interpuesto por Dª Inmaculada , contra la sentencia del Juzgado de lo Social número  …de los de …, , dictada en virtud de demanda formulada por Dª Inmaculada , frente a…, …, en proceso sobre Determinación de Contingencia (AEL).

Han comparecido ante esta Sala en concepto de recurridos el Insituto Nacional de la Seguridad Social y Dª Inmaculada .

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D….,

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

 

PRIMERO.- Con fecha …, el Juzgado de lo Social número … de Bilbao, dictó sentencia , en la que como hechos probados se declaran los siguientes:

 

"1º) La actora  mayor de edad con DNI nº … afiliada a la Seguridad Social con el Nº NUM001 , Trabajadora de la empresa … con profesión de costurera acudió el …  a su centro de trabajo en… . que es su hora de entrada, Sobre las 8h salió de su centro de trabajo para acudir a una consulta médica de traumatología señalada a la 8:35h en el Ambulatorio de …que estaba autorizada por la empresa.- La empresa tenía cubierto el riesgo profesional con la MUTUA.- Mientras estaba en la … sufre una caída casual el tropezarse con una manguera de un camión de gasoil que estaba descargando en un portal, sufriendo una caída con pérdida del conocimiento de unos segundos de duración. Tras la caída la trabajadora fue acompañada a la empresa y a continuación a los servicios médicos de la Mutua Fraternidad siendo atendida y derivada en su MAP.- La trabajadora acude al servicio de urgencias del Hospital de …con diagnostico de cervicalgia postraumática, artritis postraumática y contusiones.-

 

2º) Se emite por su MAP parte de baja por contingencias comunes con fecha… .-

 

3º) La actora inicia expediente de determinación de contingencia, emitiéndose con fecha …Resolución del INSS declarando que el proceso de IT iniciado el …por la trabajadora demandante tiene su origen en la contingencia accidente no laboral.-

 

4º) La base reguladora diaria de la prestación por AT ascendería a … euros.- Se ha agotado la vía de reclamación previa".

En dicha sentencia aparece la siguiente parte dispositiva: "Desestimo la demanda interpuesta por DOÑA Inmaculada contra INSS, TGSS, …  sobre seguridad social, absuelvo a los demandados de las pretensiones deducidas en su contra en el presente procedimiento".

 

 

SEGUNDO.- Anunciado e interpuesto recurso de suplicación contra dicha sentencia, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del…, dictó sentencia de fecha…, en la que como parte dispositiva consta la siguiente: "Que estimamos parcialmente el Recurso de Suplicación formulado por Dª Inmaculada , contra la sentencia del Juzgado de lo Social num. …de los de …, dictada en el procedimiento…; por lo cual debemos revocarla también parcialmente, y declaramos que la baja médica que tuvo lugar el…, derivada de la contingencia de accidente de trabajo, con las consecuencias legales y económicas inherentes; condenando, en consecuencia, a , Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, a estar y pasar por esas declaraciones; al Instituto Nacional de la Seguridad Social y a la Tesorería General de la Seguridad Social, con carácter subsidiario y para el caso de insolvencia de la referida Mutua; y a la empresa…, exclusivamente en esa condición. Sin costas.

 

 

TERCERO .- Contra la sentencia dictada en suplicación, se formalizó, por la representación procesal de …MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL Nº …" recurso de casación para la unificación de doctrina, alegando la contradicción existente entre la sentencia recurrida y la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de fecha …(Rec. nº 3816/08 ).

 

 

CUARTO.- Por providencia de esta Sala de …, se admitió a trámite el presente recurso, dándose seguidamente traslado a la parte recurrida para impugnación.

 

 

QUINTO.- Evacuado el trámite de impugnación por el letrado de la Administración de la Seguridad Social y por la letrada de Dª Inmaculada , se dio traslado al Ministerio Fiscal para informe, dictaminado en el sentido de considerar el recurso procedente, e instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para la votación y fallo el…, fecha en que tuvo lugar.



FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

 

PRIMERO .-

 

1. Recurre la Mutua demandada en casación unificadora la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de fecha …, que estimó parcialmente el recurso de suplicación interpuesto por la trabajadora demandante, revocando la sentencia del Juzgado de lo Social nº … de los de…, y estimando la demanda. En la demanda se interesaba que la baja médica de la trabajadora de fecha …se declarase derivada de accidente de trabajo.

 

2. Consta acreditado, en lo que aquí interesa, que :

a) la demandante, trabajadora de la empresa codemandada, de profesión costurera, el día …acudió a su centro de trabajo, sito en…, en la …salió de dicho centro para acudir a una consulta médica de traumatología señalada a las 8:35 horas en el ambulatorio de…, que estaba autorizada por la empresa;

b) mientras estaba en la Avenida … sufrió una caída casual al tropezarse con una manguera de un camión de gasoil que estaba descargando en un portal. Tras la caída, la trabajadora fue acompañada a la empresa y a continuación a los servicios médicos de la Mutua demandada siendo atendida y derivada a su MAP.;

c) la trabajadora acudió al servicio de urgencias del Hospital de …con diagnóstico de cervicalgia postraumática, artritis postraumática y contusiones, emitiéndose por su MAP parte de baja por contingencias comunes con fecha…; y,

d) el Instituto Nacional de la Seguridad Social dictó resolución declarando que el proceso de incapacidad temporal iniciado por la trabajadora demandante el …tiene su origen en la contingencia de accidente no laboral.

 

3. La Sala de suplicación, en la sentencia que ahora se recurre, estima el recurso, básicamente, por entender que "el suceso que hoy nos ocupa encaja en el tipo general regulado en el artículo 115.1 del TRLGSS y, por ende, también en lo establecido en su número 2.a). A estos efectos, basta con que concurra el vínculo causal aunque sea circunstancial, para considerar que estamos en presencia de un accidente de trabajo. Y en este supuesto acontece, pues aunque parezca obvio, si no hubiera ido a trabajar el…, no se hubiera producido el accidente, ya que, recordemos, éste tuvo lugar en las cercanías de su centro de trabajo."

 

4. Contra dicha sentencia interpone la Mutua demandada recurso de casación para la unificación de doctrina, denunciando como infringido, por aplicación indebida, el artículo 115.1 y 2ª) del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, en relación con la doctrina de esta Sala contenida en las sentencias de…, invocando esta segunda resolución como sentencia de contraste. En esta resolución se deniega la calificación de accidente laboral "in itínere" pretendida, en un supuesto en el que la demandante sufrió un accidente de motocicleta cuando volvía al trabajo tras acudir a la consulta de la matrona en el ambulatorio -por hallarse embarazada-, previa autorización de la empresa. La Sala, tras analizar el artículo 115.2 de la Ley General de la Seguridad Social , concluye, declarando que "tanto en el caso de quien acudía a realizar una gestión de tipo tributario, como en el quien lo hacía a una consulta médica, estábamos ante una diligencia de carácter privado, sin relación alguna con el trabajo y, por ello, negábamos que cupiera la calificación de accidente laboral "in itínere" pretendida".

 

5. Concurre el requisito de contradicción entre sentencias que exige el artículo 219.1 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social para la viabilidad del recurso de casación para la unificación de doctrina, tal como señala el Ministerio Fiscal en su preceptivo informe. En efecto, las dos sentencias que se comparan resuelven supuestos sustancialmente iguales referentes a la determinación de la contingencia de accidentes sufridos por trabajadoras con ocasión de acudir a una visita médica. En el caso de la sentencia recurrida desde el centro de trabajo, y en el caso de la sentencia referencial al regresar al trabajo desde el ambulatorio, y en ambos supuestos con autorización de la empresa. A pesar de esta sustancial identidad, las sentencias han emitido pronunciamientos diferentes. Así, mientras la sentencia recurrida considera que la asistencia de la trabajadora demandante a la consulta médica tiene conexión con el trabajo -aunque nada consta respecto a que la visita al traumatólogo tuviera relación con la actividad laboral-, y en virtud de ello, declara que la baja médica deriva de accidente trabajo, la sentencia de contraste niega la existencia del tal conexión, y en su consecuencia, deniega la calificación de accidente laboral.

 

 

SEGUNDO.-

 

1. La cuestión controvertida, que no es otra que la de determinar si ha de ser considerado como contingencia derivada de accidente de trabajo, el accidente sufrido por un trabajador/a bien sea en el trayecto de su centro de trabajo al centro médico o ambulatorio, bien en el trayecto inverso, con ocasión de acudir a una consulta médica, con autorización de la empresa, ha sido ya resuelta en sentido negativo por esta Sala en la ya citada sentencia de fecha…, invocada, precisamente, como resolución de contraste por la Mutua recurrente.

 

2. El razonamiento que se contiene en el fundamento jurídico segundo de dicha sentencia, es el siguiente: "El análisis del art. 115.2 de la Ley General de la Seguridad Social , invocado por la parte recurrente, ha de hacerse concentrándonos en el apartado a) del mismo, en el que se define el llamado accidente de trabajo in itinere, como aquel que sufre el trabajador "al ir o al volver del lugar de trabajo".

El accidente in itinere es figura que corresponde, "a la idea básica de que el accidente no se hubiera producido de no haber ido a trabajar". Se trata de una figura de larga elaboración jurisprudencial sustentada en la idea básica de que "el desplazamiento viene impuesto por la obligación de acudir al trabajo". Por tal razón, "la noción de accidente "in itinere" se construye a partir de dos términos (el lugar de trabajo y el domicilio del trabajador) y de la conexión entre ellos a través del trayecto".

El accidente de trabajo in itinere, "exige, como requisitos ineludibles, el que el camino de ida y regreso al trabajo carezca de interrupción voluntaria y se lleve a cabo siempre por el itinerario usual" ….En esa línea la …establece que "lo esencial no es salir del domicilio o volver al domicilio, aunque esto sea lo más corriente y ordinario, lo esencial es ir al lugar del trabajo o volver del lugar del trabajo".

Partiendo de estos criterios generales, en la…, que se ha mencionado y sobre la que se asienta la decisión de la Sala de…, se analizaba la incidencia de la finalidad principal del viaje sobre la calificación del accidente de trabajo, aun con independencia de que el mismo hubiera sido autorizado por la empresa. En ella se concluía que, no sólo en aquel caso se trataba de una gestión personal, ajena al trabajo, sino que también había de considerarse así la situación que suscitaba la sentencia de contraste, consistente precisamente en una visita médica. Para esta Sala tanto en el caso de quien acudía a realizar una gestión de tipo tributario, como en el de quien lo hacía a una consulta médica, estábamos ante una diligencia de carácter privado, sin relación alguna con el trabajo y, por ello, negábamos que cupiera la calificación de accidente laboral in itinere pretendida.

Es por ello que la doctrina que sentábamos en aquel supuesto es precisamente la que se ajusta plenamente al supuesto ahora contemplado. Al entenderlo así la sentencia recurrida, hemos de desestimar el recurso, puesto que es en ella, y no en la de contraste, en donde se contiene la doctrina correcta."

 

 

TERCERO.-

 

1. La aplicación de la trascrita doctrina de esta Sala a las circunstancias ya expuestas del presente caso, conlleva, de acuerdo con el informe del Ministerio Fiscal, y previa estimación del recurso interpuesto por la Mutua demandada, el que haya de resolverse el debate planteado en suplicación con pronunciamientos ajustados a la unidad de doctrina ( artículo 228.2 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social ). Casamos y anulamos la sentencia recurrida, y resolviendo el debate de suplicación, desestimamos el recurso de esta clase interpuesto por la trabajadora demandante, confirmando el pronunciamiento de la sentencia de instancia, sin que proceda pronunciamiento sobre costas.

 

Por lo expuesto, en nombre de S. M. …y por la autoridad conferida por el pueblo español.

 

 

FALLAMOS

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Letrado D.

…, obrando en nombre y representación de . Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales nº, contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, de fecha…, en el recurso de suplicación núm…., formulado contra la sentencia dictada el …por el Juzgado de lo Social …de los de Bilbao , en autos…, seguidos a instancia Dª Inmaculada , contra dicha Mutua, la empresa…., el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y la TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL , en reclamación por determinación de contingencia.

Casamos y anulamos la sentencia recurrida, y resolviendo el debate de suplicación, desestimamos el recurso de esta clase interpuesto por la demandante, confirmando la sentencia de instancia. Sin costas.

Devuélvanse las actuaciones al Órgano Jurisdiccional de procedencia, con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo.

Sr. Magistrado D. … hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.

 


¿Qué se considera como accidente de trabajo?


Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. 

Supuestos concretos que pueden considerarse como  accidentes de trabajo:

Los accidentes que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar del trabajo (in itinere).

Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.

Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su categoría profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente del buen funcionamiento de la empresa.

Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.

Las enfermedades, no incluidas como tales, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.

Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.

 

¿Cómo se puede actuar en  caso de sufrir un  accidente laboral?


Debe ponerse en conocimiento del empleador que debe indicar si tiene alguna Mutua de Trabajo y enfermedades profesionales que cubra las contingencias profesionales (enfermedad profesional y accidente de trabajo).

Si  el empleador  remite a una Mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, es aconsejable acudir allí para recibir asistencia médica.

Si el empleador no remite a la Mutua o no facilitase los datos, se puede recibir asistencia médica de los Servicios públicos de Salud.  

En ambos casos es conveniente solicitar informes médicos que reflejen los problemas de salud padecidos.

 

¿Qué tipo de acciones puede realizar el trabajador respecto al accidente sufrido?


Conseguir la identidad de los testigos que hayan presenciado el mismo.

Realizar fotografías del lugar donde se ha producido (centro de trabajo, maquinas, instalaciones…).

Recopilar datos de cómo se produjo el accidente, y las posibles causas del mismo.

Verificar si existían medidas de seguridad adecuadas y no se estuvo expuesto a un riesgo laboral. En caso de que exista algún incumplimiento del empleador  se puede plantear una denuncia ante la Inspección de trabajo que investigara los hechos y podrá proponer un expediente sancionador e incluso un recargo de prestaciones que repercutirá en el trabajador afectado por el accidente de trabajo.

Tener  localizados los documentos que acrediten  la formación y toda documentación que haya entregado la empresa al trabajador especialmente en materia de prevención de riesgos laborales, recibos salariales, contrato...

Recoger todos los documentos médicos que acrediten las limitaciones existentes, las facturas y los gastos de todo tipo que se hayan podido producir a causa del accidente.

 

¿Qué actuaciones debe realizar el  empleador?

 

El empleador  debe velar por la salud de sus trabajadores.  De forma previa al accidente debe garantizar la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, formando a sus trabajadores y haciendo una evaluación de riesgos.

Tiene la obligación de comunicar el accidente sufrido por el trabajador, en concreto debe realizar diferentes comunicaciones:

Notificar el parte de accidente de trabajo

la relación de accidentes de trabajo sin baja médica

Relación de altas

Relación de fallecimiento de accidentados

Los accidente calificados como graves, muy graves o mortales o afecten a más de 4 trabajadores  debe comunicarlo  a la autoridad laboral debiéndose realizar un informe preceptivo de la Inspección de Trabajo

 

¿Qué consecuencias puede tener un accidente laboral?


Fundamentalmente tiene repercusión en el estado de salud del trabajador  y el afectado por el accidente laboral puede verse inmerso en diferentes procedimientos administrativos y judiciales al sufrir un accidente laboral, algunas repercusiones pueden ser: 

 

- Respecto a  procedimientos y prestaciones de la Seguridad Social

Asistencia Sanitaria.

Determinación de contingencia.

Prestación  económica de incapacidad temporal para la actividad laboral.

Prestación por incapacidad permanente  o lesiones permanentes no invalidantes.

Recargo de las prestaciones  si existe incumplimiento del empleador en materia de prevención de riesgos laborales  (entre un 30% y un 50%).

Prestación por viudedad u orfandad

 

- Respecto a la relación laboral:

Complementos de prestaciones si lo incluye el convenio colectivo aplicable.

Valoración de indemnizaciones establecidas  en Convenio Colectivo según prestaciones.

 

-Respecto a otras indemnizaciones

 Indemnización por daños y perjuicios causados.

Valoración de indemnizaciones por seguros privados.

 

- Respecto a la posible comisión de algún delito

Imputación de responsabilidad penal  por incumplimientos del empleador.

 

¿Qué prestación de incapacidad temporal le corresponde a un afectado por accidente laboral?


Al sufrir el accidente de trabajo, el trabajador podrá acudir a la Mutua con la que la empresa tenga concertadas las coberturas profesionales, que si procede, debe expedir el parte de baja médica. Si se niega a expedirlo se podrá acudir al Servicio Público de Salud  que podrá expedir si lo estima conveniente el parte médico por contingencias comunes y se podrá solicitar informe médico que refleje que se acude a la Seguridad Social porque la Mutua no declara la baja por accidente.

Posteriormente es conveniente acudir de nuevo a la Mutua y hacer reclamación por escrito con la descripción de lo ocurrido y solicitud de reconsideración de la valoración.

Si la Mutua mantiene su postura se puede iniciar un procedimiento de determinación de contingencia  con aportación de los documentos  justificativos  solicitando que la baja otorgada por contingencias comunes del Servicio Público de Salud sea considerada como contingencia profesional.

La cuantía de la prestación de incapacidad temporal, se obtiene aplicando a la base reguladora un porcentaje.

La base reguladora se obtiene con la base de cotización por contingencias profesionales del mes anterior, sin horas extraordinarias, dividida por el número de días a que corresponda dicha cotización y la cotización por horas extraordinarias del año natural anterior, dividida entre 365 días.

El porcentaje es el 75 por ciento.

 

¿Qué son las lesiones permanentes no invalidantes?

 

Se consideran como lesiones permanentes no invalidantes a toda lesión, mutilación o deformidad definitiva que se haya causado como consecuencia del accidente laboral o la enfermedad profesional que no incapacite laboralmente pero disminuya o altere la integridad física del trabajador.

Cuando un trabajador recibe el alta médica por contingencias profesionales, el INSS puede emitir una resolución sobre el reconocimiento de la prestación de lesiones permanentes no invalidantes  cuya cuantía se determina en aplicación de un baremo concreto  que refleja una indemnización en pago único para el trabajador.

 

¿Qué es una prestación de  incapacidad permanente?


 Cuando el trabajador a consecuencia del accidente de trabajo sufrido se encuentre incapacitado en algún grado para realizar la actividad laboral, El Instituto Nacional de  Seguridad Social, puede emitir una resolución sobre el reconocimiento de la prestación en diferentes grados:

Incapacidad permanente parcial

Es la incapacidad que ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33 por 100 en su rendimiento normal para dicha profesión, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma y  sin llegar a alcanzar una prestación de incapacidad permanente en grado total.

La prestación consiste en una indemnización a tanto alzado en un pago único (24 mensualidades de la base reguladora)

Incapacidad permanente total

Es la incapacidad  que inhabilita al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de su profesión habitual, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.

La prestación económica supone un 55% de la base reguladora (que se determina en función de diferentes variables, edad, hecho causantes, cotizaciones genéricas y especificas, actualizaciones de bases, lagunas de cotización…)

Incapacidad permanente absoluta

Es la incapacidad que  inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio. La prestación económica supone un 100% de la base reguladora (que se determina en función de diferentes variables, edad, hecho causantes, cotizaciones genéricas y específicas, actualizaciones de bases, lagunas de cotización…)

Gran invalidez

Es el incapacitado permanente que necesita la asistencia de  una persona para los actos más esenciales de la vida.

La prestación económica supone  una cuantía económica que corresponda según la prestación otorgada añadiendo un  complemento destinado a remunerar a la persona que atienda al beneficiario.

 

¿Qué se entiende por recargo de prestaciones?

 

Si el accidente laboral ha sido causa de máquinas, artefactos o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los dispositivos de precaución reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones o cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad e higiene en el trabajo, o las elementales de salubridad o las de adecuación personal a cada trabajo habida cuenta de sus características y de la edad, sexo y demás condiciones del trabajador, todas las prestaciones que puedan derivarse se pueden incrementar según la gravedad de la falta, entre un 30 a un 50 por ciento.

Este procedimiento de recargo de prestaciones puede solicitarse directamente por el trabajador o puede iniciarse a  propuesta de la Inspección de Trabajo.

 

¿Qué tipo de indemnización adicional se puede reclamar?

 

Se puede plantear una indemnización por daños y perjuicios que intente compensar los daños sufridos. Se podrían reclamar:

Daños en la integridad física de la persona.

Daños patrimoniales que comprenden tanto los daños emergentes (soportados por el propio accidente) como el lucro cesante (pérdida de ingresos y expectativas de mejoras).

Daño moral referidos a las consecuencias padecidas como la discapacidad, el dolor, afectación en las relaciones sociales y familiares…

No existe un baremo específico para reclamar aunque a título orientativo se viene admitiendo por algunos tribunales el Baremo establecido para los daños y perjuicios causados en accidente de circulación  (que tiene en cuenta indemnizaciones básicas por muerte, lesiones permanentes, por incapacidad temporal…)

 

¿Es aconsejable recurrir a la asistencia legal ante un accidente de trabajo sufrido?

 

En algunos procedimientos administrativos no es necesaria la asistencia de abogado, pero es aconsejable recurrir a un especialista en la materia que pueda orientar sobre las diferentes opciones legales que existen.

 

 

Caso real de trabajador que se dedica a la limpieza industrial que con posterioridad al accidente de trabajo sufrido, comienza una seride procedimientos administrativos y judiciales  con diferentes finalidades:

Se muestra documentación de algunos procedimientos que pueden iniciarse:



- ACTUACION DE LA INSPECCION DE TRABAJO:

El empleador comunica los datos respecto al accidente laboral que sufre el trabajador  reflejando que se trata de un accidente leve, a pesar de la amputación en las falanges de la mano que se han provocado. 

 Descargar Documento en PDF. 


 

 

Se presenta denuncia ante la Inspección de Trabajo  que provoca la actuación investigadora de la Inspección de trabajo que emite un acta de infraccion y una propuesta de recargo de prestaciones (procedimientos por los  que se pueden imponer a la empresa una sanción economica  y un recargo economico de entre un 30 y un 50% en todas las prestaciones de la Seguridad Social por las que pueda verse afectado el trabajador a consecuencia del accidente de trabajo sufrido). Se aporta el acta de infracción levantada:

 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Y se inicia el procedimiento de recargo de prestaciones: 


 Descargar Documento en PDF. 


 

Se muestra la notificacion que realiza la Inspeccion de Trabajo al trabajador como consecuencia de la denuncia que interpuso:

 


 Descargar Documento en PDF. 


 

- ACTUACION PENAL

El trabajador decide iniciar un procedimiento penal. Se muestra el documento en el que se persona como acusación particular por un delito contra los derechos de los trabajadores.


 Descargar Documento en PDF. 


 

- IMPUGNACION ALTA MEDICA DE LA MUTUA.

El trabajador se ha encontrado en una situación de incapacidad temporal desde el accidente laboral sufrido, acudiendo a todas las revisiones propuestas por la Mutua y a los servicios publicos de salud. La Mutua considera que al trabajador se le debe otorgar un alta médica del proceso de incapacidad temporal por contingencias profesionales, y se lo notifica transcurrido el periodo en el que se debia haber notificado y encontrandose en una situación el trabajador en la que necesitaba mantener la asistencia sanitaria.

Se aporta la resolución de la Mutua por la que se emite el alta médica.

 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

El trabajador muestra su disconformidad con el alta médica emitida y plantea reclamación previa  que es desestimada.

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Se plantea demanda judicial y se admite a trámite la misma con señalamiento del dia de la vista oral. 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

 


- LESIONES PERMANENTES NO INVALIDANTES versus INCAPACIDAD PERMANENTE

 

Al haber emitido la Mutua, el alta médica por contingencias profesionales, se inicia por el INSS  un expediente de lesiones permanente no invalidantes.

 

 Descargar Documento en PDF. 

 


 


Al trabajador se le notifica la resolución por la que percibira una cuantia economica como consecuencia de la estimación de unas lesiones permanentes no invalidantes según considera el INSS.

 


 Descargar Documento en PDF. 


 

Tras haber planteado reclamacion previa el trabajador, se desestima la misma, por lo que se puede iniciar la via judicial en la  que se solicita una prestación de incapacidad permanente  por el trastorno postraumatico que sufre el trabajador.

 


 Descargar Documento en PDF


 

    • Ademas de estos procedimientos, al trabajador se le ha suscitado una problematica laboral inicialmente con una serie de sanciones que se han recurrido y posteriormente con la extinción del contrato reconociendo la improcedencia el empleador. Tambien se ha iniciado la reclamación de una indemnización por los situación causada tras el accidente laboral.

       


       

       

       

       

      Información sobre Derecho Laboral 

       

       

       

       


       

       


Estás Aquí: Nombre y Apellidos Mostrando articulos por etiqueta: accidente de trabajo

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados