urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

telefonos-de-abogados

telefonos-abogados-quieroabogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Abogados en Madrid ✔ Barcelona ✔ Sevilla ✔ Valencia ✔ Murcia ✔ Canarias - Baleares ... QuieroAbogado - La Solución a cualquier problema legal. Abogados Expertos en Desahucios, Accidentes de Tráfico, Incapacidades, Divorcios, Herencias, Deudas, Despidos ... Despacho de Abogados

Mostrando articulos por etiqueta: Abogados expertos incapacidad permanente

El Juzgado de lo Social de Madrid estima la demanda en reclamación de prestaciones por Incapacidad Permanente Total al considerar que las secuelas de la enfermedad de Perthes que sufre el trabajador resultan invalidantes para el desarrollo de su profesión habitual.

El trabajador, de 35 años y de profesión comercial, causó baja por enfermedad común en octubre de 2013. Una vez agotada la duración máxima de trescientos sesenta y cinco días de IT, el INSS reconoce prórroga por un plazo máximo de ciento ochenta días. Tras nueva valoración médica la Entidad Gestora resuelve incoar expediente de incapacidad permanente.

Tramitado el correspondiente expediente de incapacidad, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, basándose en el dictamen propuesta del EVI, denegaba la incapacidad permanente por no alcanzar las lesiones que padece el trabajador un grado suficiente de disminución para ser constitutivas de incapacidad permanente. El mencionado dictamen propuesta en base al cual se deniega la prestación de incapacidad contenía el siguiente cuadro clínico:  Secuela de enfermedad de Perthes cadera derecha/artritis séptica. Tobillo izquierdo contusión ósea de pilón tibial posterior y derrame articular. Condropatía rotuliana izquierda. 



Seguidamente, contra la resolución denegatoria de incapacidad permanente, formuló el trabajador Reclamación Previa que fue desestimada, agotándose así la vía administrativa y presentándose, en consecuencia, demanda ante la Jurisdicción Social.

En dicha demanda, el trabajador sostiene que padece dolencias que le impiden el desarrollo de su trabajo, y en concreto invoca las de secuela de enfermedad de Perthes, cadera derecha/ artritis séptica, tobillo izquierdo con contusión ósea de pilón tibial posterior y derrame articular; condropatía rotuliana de rodilla izquierda. Añade además el trabajador, que por resolución del año 2001 tiene reconocido un grado de discapacidad del 36%.

El INSS se opone a la demanda al considerar que las patologías que aquejan al trabajador no serían determinantes de invalidez permanente alguna.

En base a lo anterior, llega el Juzgador a la conclusión, de que no es la existencia o no de determinadas patologías el motivo de la discrepancia en el presente caso, ya que el demandante invoca las mismas o similares patologías que le son reconocidas por el Equipo de Valoración de Incapacidades, sino que lo que se ha de dilucidar en este procedimiento, es el alcance limitativo de las mismas.

En este sentido, el EVI emite Informe Médico de Síntesis, en el que, si bien reconoce que el trabajador presenta limitación para la deambulación y bipedestación prolongada, también afirma que “actualmente está pendiente de valoración la prótesis de cadera”. Por lo que el INSS considera que las posibilidades terapéuticas no están agotadas, requisito indispensable para el reconocimiento de una prestación por incapacidad permanente.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

En contraposición con esta opinión se muestra el perito de parte al afirmar que, la única opción terapéutica sería la de colocar una prótesis de cadera. Intervención que según el facultativo es complicada y tiene una vida media de 10 años, por lo que actualmente está contraindicada para el trabajador, por lo que las posibilidades terapéuticas si estarían agotadas.

Por otra parte, alega también la Entidad Gestora como motivo de oposición, que la enfermedad de Perthes de cadera derecha que se aduce como una de las causas de incapacidad, es padecida por el trabajador desde que este tenía un año de edad, siendo por tanto una lesión preexistente a la afiliación, y que pese a causarle una dismetría, el trabajador ha estado prestando sus servicios sin problemas.

Ante lo cual, contra argumenta el perito de parte en el sentido de manifestar que si bien la enfermedad de Perthes se sufre desde la infancia esta ha ido evolucionando hasta ocasionar dolor, con dismetría de hasta 7 cm, lo que agrava la situación del actor. Añade que, la cadera afectada por Perthes se encuentra deformada con lo que el dolor ha ido en aumento, y en base a esas limitaciones, el trabajador no puede realizar tareas que impliquen bipedestación o deambulación prolongada, habiéndose agotado las posibilidades terapéuticas.

En este sentido, destaca también un informe emitido por un hospital público que establece la existencia de “dificultad para deambulación y bipedestación prolongada, previas debido a su artrosis de cadera”.

Precisamente, entiende el Juzgador, que es este último informe el que ha de servir de punto de inflexión para resolver las discrepancias planteadas, razón por la que reconoce que efectivamente, ha de considerarse al trabajador afecto de incapacidad permanente total para el desempeño de una profesión como la de comercial, profesión que, sin ser de gran exigencia física, sí implica bipedestación y deambulación.


Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/


<<Caso real nº 61


 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Madrid estimatoria de Incapacidad Permanente Total por secuelas de Enfermedad de Perthes

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

La Incapacidad Permanente viene definida como la situación laboral de un trabajador que, tras haber sufrido una enfermedad o accidente, haberse sometido a un tratamiento y haber recibido el alta médica, ve reducida o incluso anulada su capacidad laboral.


Dicha prestación tiene como objetivo cubrir la pérdida de ingresos que sufre el trabajador, ya que como beneficiario, sus lesiones, que han debido de ser correctamente objetivadas, manifiestan en el unas secuelas irreversibles, aun con tratamientos paliativos, que no tienen curación.

Existen cuatro grados de Incapacidad:


IPP: Incapacidad Permanente Parcial.

Este grado de invalidez implica una disminución de hasta un 33% en el rendimiento del trabajador para la actividad laboral que desempeña, pero no impide el desempeño de las principales tareas que implica su trabajo, por lo que en consecuencia, el trabajador debe seguir en su puesto de trabajo.

La cuantía con que se indemniza es el correspondiente a 24 mensualidades de la base reguladora.

El abono de dicha cuantía se hará en un único plazo y estará sujeta a la tributación en los términos establecidos por ley.

 

IPT: Incapacidad Permanente Total

Este grado de invalidez implica que el trabajador queda invalidado para el desarrollo de su actividad laboral habitual, pero puede dedicarse a cualquier otro trabajo siempre y cuando no incluya las principales funciones de la que hasta ese momento era su profesión habitual.

La prestación se corresponde con un 55% de la base reguladora, que se verá incrementada en un 20% a partir de los 55 años, debido a la dificultad añadida que supone encontrar un empleo a partir de esa edad. Dicha mejora económica deberá de ser solicitada por el propio beneficiario a partir de que cumpla dicha edad. Este incremento no se aplica en caso de compaginar la pensión reconocida con otro puesto de trabajo.

Los efectos económicos de la prestación se llevarán a cabo a partir del mismo día de la propuesta de la declaración de Invalidez o el día siguiente a la extinción de la Incapacidad Temporal. 

Los pagos de la prestación se realizarán en 14 pagas (siendo dos de ellas extraordinarias), en situación de enfermedad común o accidente no laboral. Si por el contrario, el trabajador se ha enfrentado a un accidente de trabajo o enfermedad profesional, el abono se realizará en doce pagas.

La prestación por IPT tiene garantizadas unas cuantías mínimas, se revalorizará de forma anual y estará sujeta a  tributación de IRPF.

 

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

IPA: Incapacidad Permanente Absoluta

Este grado de invalidez implica que el trabajador queda invalidado para el desempeño de cualquier actividad laboral.

La cuantía a percibir por el beneficiario supone el 100% de la base reguladora.

La situación en cuanto a los efectos económicos es la misma que en la IPT; se llevarán a cabo a partir del mismo día de la propuesta de declaración de Incapacidad Permanente o el día siguiente a la extinción de la Incapacidad Temporal.

En el caso de enfermedad común o accidente no laboral, los pagos se realizarán en 14 pagas, dos de ellas extraordinarias. Si la situación es la contraria, por enfermedad profesional o accidente de trabajo, entonces el abono se hará en 12 pagas anuales.

En cuanto a la tributación, la prestación por IPA se encuentra exenta de retenciones de IRPF.



GI: Gran Invalidez

Este grado de Invalidez implica que el trabajador incapacitado necesita asistencia para la realización de actividades básicas, esenciales y cotidianas de la vida diaria.

La cuantía de la prestación a percibir por el beneficiario será del 100% de la base reguladora mas un complemento destinado al pago de la persona encargada de la asistencia.

Los efectos económicos de la prestación se llevarán a cabo a partir del mismo día de la propuesta de la declaración de Invalidez o el día siguiente a la extinción de la Incapacidad Temporal. 

Los pagos de la prestación se realizarán en 14 pagas (siendo dos de ellas extraordinarias), en situación de enfermedad común o accidente no laboral. Si por el contrario, el trabajador se ha enfrentado a un accidente de trabajo o enfermedad profesional, el abono se realizará en doce pagas.

 

 

Asesoramiento medico - jurídico adecuado durante todo el proceso  por un Abogado Especialista en Incapacidad Laboral y un Médico perito especializado: La recomendación es confiar su proceso a profesionales especialistas en Incapacidad Laboral que guiarán sus pasos y resolverán sus múltiples dudas como ejemplo, que hacer si le han dado el alta durante el período de Incapacidad Temporal y no puede incorporarse a su trabajo, que hacer si ha pasado la revisión del Tribunal Médico y le han denegado la Incapacidad Permanente o que hacer si, simplemente, se encuentra trabajando y su enfermedad no le permite continuar.

Período mínimo de cotización: Toda persona que solicite una prestación de Incapacidad Permanentenecesita cubrir un periodo de cotización mínimo necesario para acceder a una pensión de Incapacidad, salvo que la causa de la Invalidez se derive de un accidente laboral o no, o de una enfermedad profesional. Dicho período previo de cotización variará según la edad del solicitante al tiempo de tramitar la pensión.

 

Incompatibilidad entre trabajo y solicitud de prestación por Incapacidad Permanente: La solicitud de Incapacidad Permanente se puede tramitar estando trabajando pero lo cierto es que, si no pasa por un periodo previo de Incapacidad Temporal las posibilidades de concesión son muy escasas. Una vez haya obtenido la pensión de Incapacidad Permanente las únicos grados que son incompatibles con el desempeño de alguna actividad laboral son la Incapacidad Permanente Absoluta y la Gran Invalidez. Por el contrario los grados que admiten la posibilidad de ser compatibles con un trabajo son las pensiones de Incapacidad Permanente Parcial y la Incapacidad Permanente Total.

 

Presentar en el plazo legal la Reclamación Previa: Tras una denegación de Incapacidad Permanente por parte del INSS, se debe presentar un Escrito de Reclamación Previa en el plazo de treinta días. La realización de este escrito tiene carácter obligatorio y una vez sea contestado se abre la posibilidad de acudir a la vía judicial.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 Informes médicos: Es importante tener un buen numero de informes que describan la enfermedad del paciente y describan las limitaciones que la enfermedad provoca en el enfermo. Todos los informes son validos, los del medico de atención primaria, los de los médicos especialistas de la sanidad pública y también los de los médicos especialistas de la sanidad privada en caso de haber recurrido a ellos. Respecto a estos últimos conviene aclarar que, aunque por lo general, su validez es menor para el INSS, por el contrario si son valorables en los juzgados en caso de presentar demanda judicial.

 


 

El trabajador causa baja por incapacidad temporal en julio de 2012. Después de doce meses en esta situación pasa a control del INSS. La entidad gestora le reconoce prórroga y después de 4 meses cursa el alta del paciente. Durante el proceso de Incapacidad temporal el trabajador ha sido valorado en varias ocasiones por el EVI. Dichos informes indican artrodesis L4-S1 y liberación radicular izquierda L5, hernia discal en L4-L5 y espondilolistesis con lisis bilateral L5-S1.

 

Los facultativos de traumatología que han tratado al paciente coinciden en que este debe evitar cargas físicas de trabajo, así como, debe evitar esfuerzos físicos y carga de peso. Pese a ello, el INSS determina que el trabajador no tiene mermada la capacidad laboral y le deniega las prestaciones por incapacidad permanente.

No conforme con la resolución, el paciente presenta reclamación previa. El INSS mantiene la calificación inicial de denegación, por lo que, se presenta demanda ante los Juzgados de lo Social de Ciudad Real.

 

Sobre los informes aportados en relación con la incapacidad permanente solicitada, el Juzgador alude a que los facultativos del INSS recomendaron en las dos ocasiones en que examinaron al paciente que no hiciera sobrecarga de la columna cargando pesos, realizando esfuerzos o manteniendo bipedestación y sedestación prolongadas. Igualmente hace referencia a lo depuesto por el perito en la vista del juicio, apreciando presencia de lumbalgia crónica, que tras cirugía permanece dolor lumbar mecánico. El trabajador ha llevado un tratamiento correcto con analgesia, cirugía y rehabilitación, no existiendo actualmente nuevas opciones terapéuticas para mejorar el cuadro. El dolor que aqueja el paciente condiciona negativamente para carga pesos, bipedestación o sedestación prolongadas, secuelas confirmadas tanto por el perito médico como por todos los médicos especialistas que trataron al paciente.

 

En la misma línea se pronuncia el Informe Oficial de Salud concluyendo que “está claro que dicho paciente no puede realizar su trabajo habitual, debido a su patología que no es reversible”. Otro informe del Servicio de Rehabilitación que coincide con el del Servicio de Traumatología recomienda al trabajador evitar esfuerzos físicos de carga de pesos y bipedestación o deambulación prolongadas.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 


La sentencia concluye que poniendo en relación las limitaciones o deficiencias que presenta el trabajador con las tareas fundamentales de su profesión habitual de albañil, resulta que las secuelas del trabajador van más allá de la dificultad, hasta el punto de que le impiden la realización de su labor, por lo que se reconoce afecto de incapacidad permanente total para la profesión habitual.

 

 Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

 

                                                          << Caso real nº 51                              Caso real nº 53>>


 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Ciudad Real, estimatoria de Incapacidad Permanente Total en base a limitaciones para carga de pesos, deambulación y bipedestación prolongada en relación a la profesión habitual de Albañil

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

En esta ocasión estamos ante el caso de una trabajadora cuya profesión habitual es la de administrativa. Presenta importantes secuelas derivadas del Síndrome de Sensibilización Central que padece y además asocia otras patologías que se detallan más adelante. La trabajadora solicita las prestaciones de Incapacidad Permanente pero el INSS deniega su petición. El 4 de marzo de 2014, el Juzgado de lo Social de Guadalajara reconoce a la trabajadora afecta de Incapacidad Permanente Absoluta. El INSS recurre la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla – La Mancha, pero este último juzgador, con fecha 3 de febrero de 2015, dicta sentencia confirmando el fallo impugnado por el INSS, y por tanto, reconociendo el derecho a la trabajadora de ser acreedora de las prestaciones por Incapacidad Permanente Absoluta.

Ahora nos remitimos a los antecedentes y a un análisis más detallado del proceso.

La trabajadora ha acumulado múltiples procesos de baja por Incapacidad Temporal desde el año 2007 a causa de las patologías que padece y que se reflejan a continuación:

Fibromialgia grado II/III
Síndrome de Fatiga crónica con déficit de memoria reciente y concentración
Síndrome del Intestino irritable
Síndrome de Sensibilidad Química múltiple I/IV
Trastorno del sueño crónico
Síndrome de apnea del sueño
Trastorno adaptativo mixto
Y otras patologías trauma- reumatológicas.

 

Dada la sintomatología de la paciente esta está siendo tratada en la Unidad del Dolor. Por lo que, está limitada para desarrollar cualquier actividad laboral de forma continuada y estable por dolor y afectación a vida diaria.

 

En 2013, tras solicitar las prestaciones por incapacidad permanente (IP), el INSS resuelve denegar la petición de la trabajadora. La Entidad Gestora considera que las lesiones que padece no revisten entidad suficiente como para ser constitutivas de reconocimiento de las prestaciones solicitadas. No estando de acuerdo con tal resolución, la trabajadora presenta reclamación previa que acaba siendo desestimada por el INSS.

 

Agotada la vía administrativa, la trabajadora inicia la vía judicial interponiendo demanda ante los Juzgados de lo Social de Guadalajara. Tras la celebración del juicio, se dicta sentencia favorable que reconoce a la trabajadora afecta de Incapacidad Permanente en grado de Absoluta en base a los siguientes motivos “… de la valoración de la prueba practicada resulta acreditado que las limitaciones orgánicas y funcionales que actualmente presenta la demandante a nivel físico, por dolor continuo y afectación concentración y memoria reciente, de la pluripatología sufrida por la actora, justifica, a nuestro criterio y al de los informes médicos a que hicimos referencia, la incompatibilidad con la realización actual de una actividad laboral reglada, con la dedicación, continuidad y rentabilidad a que nos hemos referido en los fundamentos jurídicos precedentes.”

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

No estando de acuerdo con el criterio judicial, el INSS recurre la sentencia en suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla – La Mancha. La trabajadora se opone al recurso presentando escrito de alegaciones.


Finalmente, el TSJ de Castilla – La Mancha valida la Sentencia del Juzgado de lo Social de Guadalajara y dictamina que “atendiendo al estado patológico de la actora […], así como las limitaciones que de él se derivan y, poniendo en relación con la definición de la incapacidad permanente absoluta, entendida como la situación en la que se encuentra el trabajador que, en función de sus dolencias y, especialmente, de las limitaciones que las mismas implican, se encuentra inhabilitado para llevar a cabo y concluir acertadamente cualquier tipo de trabajo por liviano o sedentario que sea, necesariamente conducen al acogimiento de la pretensión objeto de demanda, tal y como acertadamente resolvió el juzgador de instancia, puesto que la descripción de su estado de salud, íntegramente considerado y valorado en su conjunto, como no podía ser de otra forma, dado el carácter unívoco del ser humano, junto con los impedimentos o limitaciones que suponen desde el punto de vista profesional, acreditan de forma fehaciente que, tanto dolencias como secuelas, revisten la entidad suficiente para poder extraer la conclusión de que la demandante se encuentra imposibilitada para desempeñar cualquier actividad de carácter laboral, por simple o liviana que sea, en tanto que las patologías padecidas, por su diversidad, importancia e intensidad, no permiten entender que en la afectada por las mismas se pueda apreciar la permanencia de las facultades necesarias para llevar a cabo una prestación de carácter laboral con las mínimas exigencias predicables en cualquier faceta profesional, de habitualidad, dedicación, y eficacia, a fin de hacerla acreedora a la correspondiente contraprestación económica, a no ser exigiendo de la misma un sacrificio desproporcionado y creando un riesgo para su salud ajeno y no predicable de la finalidad en la que se traduce la prestación de carácter laboral.”


Y al haberlo entendido así el Juzgador de instancia se impone la confirmación de la resolución impugnada, desestimando el recurso planteado por el INSS.

En definitiva, el TSJ de Castilla – La Mancha al igual que el Juzgado de lo Social de Guadalajara, consideran que la trabajadora padece unas secuelas crónicas, irreversibles y de suficiente gravedad para ser acreedora de las prestaciones de Incapacidad Permanente Absoluta con derecho una pensión del 100% de su base reguladora.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

                                   <<Caso Real nº 29                              Caso Real nº 31 >>


 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Guadalajara de 4 de marzo de 2014

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla - La Mancha de 3 de febrero de 2015

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

La trabajadora está en tratamiento por las patologías que padece desde los 17 años de edad. Presenta antecedentes de ingreso psiquiátrico por autoagresividad en el año 2002. A pesar de los distintos tratamientos a los que ha estado sometida, actualmente persisten importante malestar y repercusión en su actividad.

 

Los informes de salud mental público subrayan la presencia de descompensación con elevada ansiedad, reacciones impulsivas frecuentes con posteriores sentimientos de culpa, ánimo bajo, apatía, creciente tendencia al aislamiento, además de ideación de muerte sin planes autolíticos concretos.

 

Además, la demandante tiene reconocido un grado de discapacidad del 66%.

 

A mayor abundamiento, el Equipo de Valoración de Incapacidades emite Dictamen en el que refleja que la trabajadora está limitada para actividades que la obliguen a mantener la concentración, ritmo y ejecución de tareas con regularidad.

 

La demandante presenta solicitud de Incapacidad permanente, siendo la misma denegada. Al no estar de acuerdo con la resolución desestimatoria, presenta escrito de Reclamación previa instando a que se le reconozca el derecho a percibir las prestaciones arriba indicadas. En vía administrativa el INSS resuelve denegar la petición. La trabajadora inicia los trámites judiciales interponiendo demanda.

 

Reiterada jurisprudencia considera que para la calificación de Incapacidad Permanente Absoluta se debe haber probado que las lesiones que padece el demandante le inhabilitan por completo para el ejercicio de cualquier profesión u oficio, teniendo en cuenta que tal definición, en su literalidad debe someterse a una interpretación racional y adecuada en el sentido de que poder realizar alguna actividad sencilla y sedentaria no desvirtúa el grado de absoluto de la invalidez; también, es cierto que debe concurrir una situación claramente incompatible con la ejecución de trabajos tanto por cuenta ajena como propia, y que responde a unas limitaciones anatómico- funcionales- orgánicas que revistan gravedad, de entidad e intensidad suficiente para impedir la dedicación de toda actividad.

 

La profesión habitual de la trabajadora es la de Celadora. En este procedimiento, el Juzgado de lo Social ha tenido en cuenta la cronicidad de la enfermedad padecida por la demandante, así como que los tratamientos aplicados son meramente paliativos y sin una evolución que permita trabajar de forma eficiente. Los informes Médicos de Salud mental pública confirman que la demandante durante largos periodos de tiempo no está capacitada para su incorporación laboral.

 

El juzgado tiene en cuenta la cronicidad del diagnostico de Trastorno depresivo distímico y trastorno de personalidad no especificado y una vez determinado que el tratamiento es solo paliativo, con importantes efectos secundarios, considera que tales secuelas afectan de modo fundamental al desarrollo de su profesión, por lo que, estima la pretensión de la trabajadora reconociendo que esta afecta de Incapacidad Permanente Absoluta.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Para acceder al texto de la Sentencia pinche aquí

 

                                   <<Caso Real nº 13                           Caso Real nº 15>>


Estás Aquí: Nombre y Apellidos Mostrando articulos por etiqueta: Abogados expertos incapacidad permanente

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados