urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado




Os presentamos un resumen de las ultimas sentencias que consideran en situación de Incapacidad Permanente en grado de Total o de Absoluta a trabajadores afectados de Sensibilidad Quimica Múltiple con SFC y Fibromialgia.

 

 

TSJ Cataluña Sala de lo Social, sec. 1ª, S 27-7-2012, nº 5805/2012, rec. 2806/2012

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 19 de enero de 2011 tuvo entrada en el citado Juzgado de lo Social demanda sobre Invalidez grado, en la que el actor alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó procedentes, terminaba suplicando se dictara sentencia en los términos de la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el juicio se dictó sentencia con fecha 30 de noviembre de 2011 que contenía el siguiente Fallo:

"Que estimo la demanda interpuesta por María Consuelo contra INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL en reclamación por INCAPACIDAD PERMANENTE DERIVADA DE ENFERMEDAD COMÚN y por ello declaro a la misma en situación de INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL para su profesión habitual derivada enfermedad común, condenando al Instituto Nacional de la Seguridad Social a estar y pasar por tal declaración y al abono al mismo de una pensión del 55% sobre la base reguladora de 1.413,90euros con las revalorizaciones y mínimos legales que le correspondan en su caso, y fecha de efectos económicos de 26/10/2010."

SEGUNDO.- En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los siguientes:

1.- María Consuelo con DNI NUM000 nacida el NUM001 /1958 está afiliada a la Seguridad Social con el núm. NUM002 y se halla en situación de asimilada a la alta en el régimen general por percibir la prestación de desempleo desde 28/02/2009.

La profesión habitual de la actora es oficial tapicera.

2.- Solicitó la prestación el 23/09/2010.

Reconocida por el ICAM en 26/10/2010 señala que se halla afectada de: cervicoumbalgias de características mecánicas con funcionalismo conservado y sin signos clínicos de afectación radicular.

3.- Iniciada la vía administrativa en solicitud del reconocimiento de pensión por invalidez ante la Dirección Provincial del INSS por la misma se declaró en fecha 17/11/2010 no haber lugar a declarar al trabajador en grado alguno de incapacidad permanente.

La vía administrativa se agotó mediante la interposición de reclamación previa que fue desestimada por el INSS de forma expresa por resolución de 13/12/2011.

4.- Acredita el periodo mínimo de cotización. Ha prestado servicios por cuenta ajena con contrato de trabajo a tiempo parcial.

5- La base reguladora de la prestación por incapacidad permanente es de 1.413,90 euros.

La fecha de efectos de la prestación es de 26/10/2010.

6.- María Consuelo se halla afectada de cervicolumbalgias sin repercusión radicular con cambios degenerativos a nivel de Columba lumbar de L2 a L4 y también cambios degenerativos en raquis cervical con hernia discal C4-C5 y protusión discal C5-C6-C7, cuenta con antecedentes de atención en clínica del dolor a petición de servicio de traumatología desde 2008 por dolor crónico de localización errática y episódica, siendo diagnosticada de fibromialgia en 12/07/2010 y clasificada la misma en junio de 2011 como de grado III asociada a síndrome de fatiga crónica grado II y distimia, síndrome seco de mucosas y sensibilidad química múltiple .

TERCERO.- Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandada INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, que formalizó dentro de plazo, y que la parte contraria, a la que se dio traslado lo impugnó, elevando los autos a este Tribunal dando lugar al presente rollo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Por el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL se interpone recurso de suplicación contra la sentencia dictada por el Juzgado Social 6 de los de Barcelona, que reconoce a la demandante en situación de incapacidad permanente total para su profesión habitual de oficial tapicera. El presente recurso ha sido impugnada por la demandante.

SEGUNDO.- Como único motivo de suplicación y al amparo del apartado c) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, se denuncia infracción del artículo 137.4 de la Ley General de la Seguridad Social, alegando, de un lado, que los documentos 16 y 17 son una segunda opinión y no evalúa exploraciones complementarias, ni establece control evolutivo ni tratamiento. De otro lado, alega que los documentos 25, 26 y 27 establecen discretos signos degenerativos sin repercusión radicular, por lo que no se acreditan lesiones incapacitantes ni limitación funcional.

Según el relato fáctico de la sentencia, que se mantiene inalterado, la demandante presenta las siguientes patologías: "Cervicolumbalgias sin repercusión radicular con cambios degenerativos a nivel de columna lumbar de L2 a L4 y también cambios degenerativos en raquis cervical con hernia discal C4-C5 y protusión discal C5-C6-C7, antecedentes de atención en clínica del dolor desde 2008 por dolor crónico de localización errática y episódica, siendo diagnosticada de fibromialgia en 12-7- 2010 y clasificada la misma en junio de 2011 como de grado III asociada a síndrome de fatiga crónica grado II y distimia, síndrome seco de mucosas y sensibilidad química múltiple ".

TERCERO.- A efectos de la aplicación del artículo 137.4 de la LGSS es reiterado el criterio que establece que "para la valoración de la incapacidad permanente, las lesiones y secuelas en cuanto concurren en el sujeto afectado han de ser apreciadas conjuntamente, de tal modo, que aunque los diversos padecimientos que integren su estado patológico, considerados aisladamente, no determinen un grado de incapacidad, sí pueden llevar a tal conclusión, si se ponderan y valoran conjuntamente" (entre otras Sentencias del TS de 15.06.1990, 18.01.1991, 29.01.1991). Y la incapacidad permanente en grado de total, se define como la situación en la que el trabajador presenta unas limitaciones que le impiden lleva a cabo todas o las fundamentales tareas de su profesión habitual, siempre que pueda dedicarse a otra distinta. De otro lado, se ha puesto especial énfasis en el aspecto determinante de la profesión habitual en la calificación jurídica de la situación del afectado, de tal manera que unas mismas lesiones o secuelas pueden ser constitutivas o no de incapacidad permanente en función de las actividades o tareas que requiera la profesión del presunto incapacitado.

Es criterio de esta Sala, mantenido en distintas sentencias a efectos de valorar el síndrome de fatiga crónica y fibromialgia, que éstas no determinan automáticamente el reconocimiento de un grado de incapacidad permanente, siendo necesario tanto del diagnóstico diferencial, la evolución de la enfermedad y los tratamientos prescritos, así como el nivel de repercusión funcional en cada caso concreto, pudiéndose ser estos en grado leve, moderado o severo ( Sentencia 19-9-2003, 26-10-2009). De otro lado, la sentencia de esta Sala de 31 de enero de 2011, señala respecto de la fibromialgia, que además de ser una enfermedad crónica, es discapacitante y puede llegar a producir incapacidad para el normal funcionamiento en la vida diaria en aquellos enfermos que alcanzan un nivel severo o grave de la enfermedad. Los criterios de diagnóstico son: a) dolor difuso al menos durante tres meses y que afecten tanto al lado derecho como al izquierdo del cuarto y hacia arriba o por debajo de la cintura. Dolor en el esqueleto axial; b) puntos dolorosos, identificándose 18 puntos de dolor repartidos en 9 pares a ambos lados del cuerpo, considerándose que si son positivos 11 de los 18 puntos, el paciente tiene dolor difuso, y se han descartado otras patologías, el diagnóstico es claro respecto la fibromialgia. Respecto de los grados de fibromialgia, el grado I supone una afectación vital leve, el grado II una afectación vital moderada, y el grado III supone afectación vital severa, con marcada interferencia en actividades de la vida diaria.

En cuanto al síndrome de fatiga crónica, ésta es una afección compleja y debilitante, caracterizada por una fatiga intensa que no remite tras el descanso y que puede empeorar con la actividad física o mental. Es una situación clínica de causa poco conocida y curso persistente en la cual predomina la presencia de una intensa e inexplicable fatiga a mínimos esfuerzos. La fatiga afecta tanto a la esfera física como mental y no mejora con el descanso y la graduación que para la misma se establece se divide en cuatro grados: grado I: fatiga ocasional oscilante, sin limitación significativa en la actividad laboral y actividades de la vida diaria; grado II: fatiga persistente oscilante, pero sin mejoría, con marcada repercusión en la actividad laboral y actividades de la vida diaria; grado III: fatiga importante que no permite ni ocasionalmente realizar ninguna actividad laboral y que limita en más de un 80% las actividades de la vida diaria; grado IV: fatiga extrema que precisa ayuda de otras personas para las actividades personales básicas y que imposibilita la autonomía en las actividades de la vida diaria.

De acuerdo con los criterios de esta Sala expuestos anteriormente y en atención a la patología declarada probada por la magistrada de instancia, debe concluirse que tanto la fibromialgia de características severas, grado III, como el síndrome de fatiga crónica en grado II asociado a la anterior la producen una limitación funcional para el desempeño del núcleo de funciones de su profesión habitual que exige bipedestación y sobrecargas lumbares y cervicales, así como la realización de posturas forzadas y esfuerzos moderados, exigencias éstas incompatible con las patologías acreditadas y el grado de gravedad de las mismas. En cuanto a la alegación de la entidad recurrente de que padece discretos signos degenerativos, no es determinante a los efectos de la incapacidad por cuanto la determinación del grado total de su incapacidad es consecuencia de la patología fibromiálgica, fatiga crónica y sensibilidad química múltiple y no de la artrosis a nivel lumbar y cervical.

Finalmente, respecto de los documentos obrantes en folios 16 y 17, consistente en un informe médico sobre la fibromialgia, este es uno de los informes en los que la magistrada de instancia fundamenta la concurrencia de la patología de síndrome de fatiga crónica y fibromialgia, existiendo otros informes médicos que cita en el fundamento jurídico 1- que ya diagnostican la existencia de dicha dolencia y sus efectos, sin que un único informe por la vía de la infracción de la normativa pueda dejar sin efecto la determinación de las dolencias efectuadas por la sentencia recurrida en base al conjunto de la prueba practicada.

A tenor de lo expuesto, y al no existir la infracción denunciada del artículo 137.4 de la Ley General de la Seguridad Social, procede desestimar el presente recurso y confirmar la sentencia impugnada.

Vistos los preceptos legales citados, sus concordantes y demás disposiciones de general y pertinente aplicación.

FALLO

Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL contra la sentencia dictada por el Juzgado Social 6 de Barcelona, en fecha 30 de noviembre de 2011, recaída en los autos 23/2011, en virtud de demanda promovida por María Consuelo contra la entidad recurrente en reclamación de incapacidad permanente y en consecuencia confirmamos íntegramente los pronunciamientos del fallo de la mencionada resolución.

 

 

 

 

 

TSJ Cataluña Sala de lo Social, sec. 1ª, S 4-7-2012, nº 5002/2012, rec. 4615/2011

 

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Tuvo entrada en el citado Juzgado de lo Social demanda sobre Invalidez grado, en la que el actor alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó procedentes, terminaba suplicando se dictara sentencia en los términos de la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el juicio se dictó sentencia con fecha 1 de abril de 2011 que contenía el siguiente Fallo:

"Que ESTIMANDO la demanda interpuesta por DÑÁ. Sabina, con D.N.I. num. NUM000, contra el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, debo declarar y declaro a la actora afecta de una INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA, para todo tipo de trabajo, derivada de enfermedad común, con derecho a percibir el 100% de la base reguladora mensual de 672,40 euros, con fecha de efectos de 20-4-2010, más las mejoras y revalorizaciones legales, condenando al INSS, a estar y pasar por tal declaración y condena."

SEGUNDO.- En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los siguientes:

"PRIMERO.- La actora Dª Sabina, nacida el NUM001 -1956, núm. NUM002, de afiliación a la Seguridad Social en el Régimen Especial de Autónomos, siendo su profesión habitual la de Comercio de ropa autónoma.

SEGUNDO.- La parte actora inició el correspondiente expediente administrativo en solicitud de una declaración de incapacidad permanente derivada de enfermedad común, lo que motivó que fuera examinada por el ICAM que originó la propuesta de la misma la comisión de evaluación de incapacidades de fecha 29-4-2010 con el siguiente cuadro residual: "Fibromialgia en tratamiento farmacológico. Reacción mixta de ansiedad y depresión en control psicofarmacológico. Capsulitis espatlla Esquerra resolta favorablement.

TERCERO.- La Dirección Provincial del INSS en fecha 3-5-2010, dictó resolución por la que declaraba a la parte actora no afecta de grado alguno de Incapacidad Permanente.

CUARTO.- Presentada por la actora reclamación previa en fecha 23-6-2010, solicitando ser declarada afecta de una Incapacidad Permanente Absoluta o subsidiariamente una Total, fue desestimada el día 9-7-2010.

QUINTO.- Las lesiones, que presenta efectivamente la parte actora son las siguientes:

"Síndrome de fatiga crónica grado III severo. Fibromialgia grado III severa refractaria a todos los tratamientos (multidisciplinar) probados. Trastorno de reacción mixta de ansiedad y depresión. Síndrome de sensibilidad química y ambiental múltiple . Síndrome seco de mucosas. Síndrome del colon irritable -Cistitis irritativa. Osteoporosis. Alteración de la estática vertebral".

SEXTO.- La base reguladora mensual establecida para la Incapacidad Permanente Absoluta y de la Total es de 672,40 euros y la fecha de efectos del 20-4-2010.

TERCERO.- Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandada, que formalizó dentro de plazo, y que la parte contraria, a la que se dio traslado impugnó, elevando los autos a este Tribunal dando lugar al presente rollo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La sentencia del juzgado de lo social estimó la demanda en materia de Seguridad Social en la que se solicitaba la declaración de incapacidad permanente en grado de absoluta, o, subsidiariamente, total.

Frente a dicho pronunciamiento se alza la parte demandada, INSS en recurso basado en los apartados b) y c) del art. 191 de la LPL para la modificación de los hechos probados y para examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia.

El recurso ha sido impugnado por la actora.

SEGUNDO.- En el primero de los motivos de recurso, amparado en el apartado b) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, la parte recurrente interesa la revisión del relato fáctico de la sentencia de instancia, en concreto, del hecho probado sexto para el que se propone la siguiente redacción: "El actor presenta...(además de lo recogido por el ICAM) alergia de contacto al cicromato potásico contenido en el cemento. Psoriasis en codos, manos y tobillos que se exacerba al contactar con cemento desarrollando eczema alérgico e contacto".

Se ha de tener presente que conforme a constante doctrina jurisprudencial, para que prospere esta causa de suplicación, en base al carácter extraordinario de este recurso, es necesaria la concurrencia de los siguientes elementos:

a)La existencia de un error en el juez en la valoración de la prueba, de forma clara y contundente, no basado en conjeturas o razonamientos.

b)Que este error se base en documentos o pericias obrantes en las actuaciones que lo evidencien.

c)Que el recurrente señale los párrafos a modificar, proponiendo una redacción alternativa que concretes u pretensión revisora.

d)Que los resultados que se postulan, aunque se basen en los citados medios de prueba, no queden desvirtuados por otras pruebas practicadas a lo largo de juicio, de modo que en caso de contradicción ha de prevalecer el criterio del juez de instancia, en tanto que la Ley le reserva la función de valoración de las pruebas y,

e)Que las modificaciones solicitadas sean relevantes y trascendentes para la resolución de las cuestiones planteadas.

Por otro lado, es criterio pacífico y antiguo de esta Sala (desde la sentencia de 26 de septiembre del 94 hasta las de 14 de septiembre y 16 de octubre del 98, entre otras), así como la jurisprudencia del Tribunal Supremo (entre otras sentencias de 10 y 17 de diciembre de 1990 y 24 de enero del 91), que ante dictámenes médicos contradictorios, excepto en caso de concurrencia en circunstancias especiales, se ha de atender a la valoración realizada por el juez de instancia, en virtud de las competencias y atribuciones que le atribuye el artículo 97.2 de la Ley de Procedimiento Laboral, el artículo 218.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civily el artículo 120.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

En el presente caso no procede la estimación del motivo alegado por cuanto para la valoración de las enfermedades, a estos efectos de declaración de invalidez permanente, no se trata de determinar la gravedad de la misma ni los antecedentes sufridos por la parte solicitante en su historial médico, sino que únicamente se tendrán en cuenta las secuelas existentes al tiempo de la solicitud y la relación que la funcionalidad resultante tenga con los trabajos que exige su calificación profesional. Así lo ha valorado el juez de instancia, valoración que ha criticado la recurrente debido a que, ante dictámenes médicos diferentes e incluso contradictorios el Juez ha optado por considerar aquellos que le ofrecen mayor credibilidad por su imparcialidad o por las características de la unidad emisora. Se trata de una facultad del juzgador que solo puede ser revisada caso de evidente error (lo que no es de este caso) o disparate en la valoración que se aleje de las reglas de la sana apreciación, lo que tampoco es del caso. Así, ante las pruebas practicadas ha considerado como no probada la dolencia en que basa su solicitud de modificación fáctica la recurrente.

Procede, por lo expuesto, la desestimación del motivo alegado.

TERCERO.- Al amparo del precepto citado en el ordinal precedente, denuncia la recurrente la infracción del art. 137.1. c) y 5 del TRLGSS.

El citado art. se refiere al grado como el que impide al trabajador la realización de las tareas propias de todas las profesiones u oficios con un mínimo de dedicación y profesionalidad

A la vista de la literalidad del precepto debe desestimarse el motivo alegado por la recurrente ya que, dados los términos con los que se describen las secuelas y limitaciones laborales de las lesiones, o dolencias, de la actora estas, en el inmodificado hecho probado que sienta la profesión habitual de la actora, le imposibilitan para el ejercicio no solo de las tareas de autónoma de comercio de ropa, sino también para la realización de las tareas de marcado carácter sedentario o de no realización de esfuerzos.

Razona el magistrado de instancia en el fundamento de derecho tercero el porqué de su estimación de la solicitud de incapacidad permanente debido a la falta de disfuncionalidad que las enfermedades recogidas en el hecho probado quinto y no variadas, son de carácter severo, tanto la fibromialgia como la fatiga crónica, a las que gradúa como III, grados que en sentencias de esta Sala han dado lugar a la declaración de incapacidad permanente absoluta del solicitante afecto de esas mismas dolencias y estadios.

Vistos los preceptos citados y los de general y pertinente aplicación

FALLO

Que desestimando el recurso de suplicación presentado por el INSS frente a la sentencia dictada el 1 de abril de 2011 por el Juzgado de lo Social núm. 3 de los de Tarragona en autos núm.910/10, debemos confirmar y confirmamos la sentencia recurrida. Sin costas.

 

 

 

 

 

  

 

TSJ Cataluña Sala de lo Social, sec. 1ª, S 21-6-2012, nº 4705/2012, rec. 5440/2011

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 2 de junio de 2009 tuvo entrada en el citado Juzgado de lo Social demanda sobre Invalidez grado, en la que el actor alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó procedentes, terminaba suplicando se dictara sentencia en los términos de la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el juicio se dictó sentencia con fecha 13 de septiembre de 2010 que contenía el siguiente Fallo:

"Que estimando la demanda interpuesta por Purificacion contra el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL en reclamación por incapacidad debo declarar y declaro la misma en situación de INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA DERIVADA ENFERMEDAD COMÚN, condenando al INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL a estar y pasar por tal declaración y al abono al mismo de una pensión del 100% sobre la base reguladora de 2.445,97euros con las revalorizaciones y mínimos legales que le correspondan en su caso, y fecha de efectos económicos de 15/12/2008."

SEGUNDO.- En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los siguientes:

"1.- Purificacion con D.N.I. NUM000 nacida el NUM001 /1964 está afiliada a la Seguridad Social con el núm. NUM002 se halla en situación de alta en el régimen general de la seguridad social.

La profesión habitual de la actora es ADMINISTRATIVA BANCA.

2.- En fecha 05/11/2008 inició situación de incapacidad temporal y agotó el subsidio el 11/04/2009, si bien se prorrogó.

Reconocida por el ICAM, en fecha 15/12/2008 emitió informe por el que determinó que se hallaba afectada de: Síndrome de fatiga crónica, síndrome de sensibilidad quimica multiple, fibromialgia, dispepsia, helicobacter pylori positivo, trastorno adaptativo reactivo. La funcionalidad globalmente esta conservada, no hay signos de mieloradiculopatía.

3.- Iniciada la vía administrativa en solicitud del reconocimiento de pensión por invalidez ante la Dirección Provincial del INSS., y por la misma se declaró en fecha 15/01/2009 no haber lugar a declarar al trabajador en grado alguno de incapacidad permanente derivada de enfermedad común.

La vía administrativa se agotó mediante la interposición de reclamación previa que fue desestimada por el INSS de forma expresa por resolución de 14/04/2009, extinguiendo desde esa fecha la situación de incapacidad temporal.

En el trámite de reclamación previa en fecha 30/03/2009 de nuevo tras ser reconocida en el ICAM se informó que seguía sin cambios significativos en relación al dictamen emitido en 15/12/2008 señalando específicamente ese nuevo dictamen como diagnósticos: fibromialgia y Tr. depresivo reactivo en tratamiento.

4.- La parte demandante acredita el periodo mínimo de cotización.

5.- La base reguladora de la prestación por incapacidad permanente es de 2.445,97euros.

La fecha de efectos de la prestación es de 15/12/2008.

6.- Purificacion se halla afectada de talla baja congénita fue diagnosticada de fibromialgia por servicio de reumatología en 2004, calificandose en 12/11/2008 como moderadas sus manifestaciones y con Síndrome de fatiga crónica asociado diagnosticado en Hospital Clinico y clasificado como grado II (moderado) en 10/12/2007, grado II-III/IV en 05/05/2008, y grado III/IV en 12/11/2008, síndrome de sensibilidad quimica multiple diagnosticado tras administración de cuestionario de QEESI en 10/11/2008 sin fijación ni identificación concreta mediante pruebas objetivas de que productos o agentes tóxicos que provoquen la reacción alergica/intolerancia, dispepsia por duodenitis erosiva con helicobacter pylori positivo confirmado con fiborgastroscopia de noviembre 2007 por el que recibio tratamiento erradicador con OCA7, trastorno adaptativo reactivo en tratamiento y control desde 2006 en servicio psiquiatria clinica platon y de piscoterapia en Centre Higiene mental de Cornella. "

TERCERO.- Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandada INSS, que formalizó dentro de plazo, y que la parte contraria Purificacion, a la que se dio traslado impugnó, elevando los autos a este Tribunal dando lugar al presente rollo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- En un único motivo, al amparo del apartado c) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, denuncia el Instituto Nacional de la Seguridad Social la infracción del artículo 137.5 de la Ley General de la Seguridad Social, por entender que las dolencias que presenta la actora, que no son las que recoge la sentencia, globalmente no son incapacitantes ni existe limitación funcional.

Dicho precepto en su original redacción, al no haber sido objeto de desarrollo reglamentario el texto actual introducido por la Ley 24/1997 de 15 de julio, según la disposición transitoria quinta bis de la LGSS, configura la incapacidad permanente absoluta para todo trabajo como la que inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio, habiendo puesto de relieve la jurisprudencia que tal grado de incapacidad no solo debe ser reconocido al trabajador que carezca de toda posibilidad física para realizar cualquier quehacer laboral, sino también a aquel que, aun con aptitudes para alguna actividad, no tenga facultades reales para consumar con cierta eficacia las inherentes a una cualquiera de las variadas ocupaciones que ofrece el ámbito laboral, teniendo en cuenta que la realización de cualquier trabajo, aun en el más simple oficio, implica la necesidad de llevarlo a cabo con las exigencias de horario, desplazamiento e interrelación, diligencia y atención, dentro del sometimiento a una organización empresarial ( STS de 20 de julio de 1985 y 19 de junio de 1987). La incapacidad en cualquiera de sus grados viene referida, según el artículo 136.1 de la Ley General de la Seguridad Social, a la situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral. No obstará a tal calificación la posibilidad de recuperación de la capacidad laboral del inválido, si dicha posibilidad se estima médicamente como incierta o a largo plazo.

SEGUNDO.- Según el hecho probado sexto de la sentencia, cuya revisión no se ha pedido, la actora, de talla baja congénita, fue diagnosticada de fibromialgia por servicio de reumatología en 2004, calificándose en 12/11/2008 como moderadas sus manifestaciones y con síndrome de fatiga crónica asociado diagnosticado en Hospital Clínico y clasificado como grado II (moderado) en 10/12/2007, grado II/III/IV en 5/5/2008 y grado III/IV en 12.11.2008, síndrome de sensibilidad clínica múltiple diagnosticado tras administración de cuestionario de QEESI en 10.11.2008, sin fijación ni identificación concreta mediante pruebas objetivas de qué productos o agentes tóxicos provoquen la reacción alérgica/intolerancia, dispepsia por duodenitis erosiva con Helicobacter pylori positivo confirmado con fiborgastroscopia de 2007 por el que recibió tratamiento erradicador con OCA7, trastorno adaptativo reactivo en tratamiento y control desde 2006 en servicio psiquiatría clínica Platón y de psicoterapia en Centre Higiene Mental de Cornellà.

En esencia un síndrome de fatiga crónica importante, actualmente en estado III/IV, que junto a la fibromialgia y el trastorno depresivo, de menor intensidad, limitan a la trabajadora para toda profesión u oficio, ya que no está en condiciones de realizar una actividad laboral de forma eficaz y continuada.

En consecuencia, al no haberse producido la infracción denunciada, el recurso debe ser desestimado.

Vistos los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

Desestimar el recurso de suplicación interpuesto por el Instituto Nacional de la Seguridad Social contra la sentencia de 13 de septiembre de 2010, dictada por el Juzgado de lo Social num. 6 de Barcelona en los autos num. 558/2009, seguidos a instancia de Dª Purificacion contra dicho recurrente, confirmando la misma en todos sus extremos.

 

 

 

 

 

TSJ Baleares Sala de lo Social, sec. 1ª, S 9-3-2012, nº 124/2012, rec. 842/2011

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y terminó por sentencia, cuya relación de hechos probados es la siguiente:

1.- La actora ha estado trabajando como administrativa hasta el 14.11.08, dentro del régimen General de la Seguridad Social.

2.-. La actora inició la vía administrativa ante la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en reclamación de la prestación por incapacidad permanente por enfermedad común. El EVI en Dictamen Propuesta de 16.3.10 determinó como cuadro clínico residual: síndrome de sensibilidad química múltiple y como limitaciones orgánicas y funcionales: Menoscabo global, cuadro de sensibilidad a diferentes productos químicos y fármacos, sin poder objetivar en la actualidad limitación funcional. La Dirección Provincial del INSS dictó Resolución de 17.3.10 acogiendo la propuesta del EVI denegando la prestación de incapacidad permanente solicitada por el demandante, por no alcanzar, las lesiones que padece, un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral, para ser constitutivas de una incapacidad permanente.

3.- Contra dicha resolución formuló la demandante reclamación previa el 15.4.10 al considerar que estaba afecto de una incapacidad permanente que fue desestimada mediante Resolución del INSS de 26.4.10.

4.- La demandante presenta la siguiente patología: síndrome de sensibilidad química múltiple en grado moderado-severo, síndrome ansioso-depresivo reactivo a malestar físico, erupciones cutáneas, lesiones eritematosas, faringe muy hiperémica. Como consecuencia de todo ello la actora posee limitación funcional para actividades cotidianas, con escasas posibilidades terapéuticas en la actualidad, alergia a gran cantidad de productos, al papel, al fax, a las impresoras, a los productos de limpieza, el aire acondicionado le da fiebre y dolor generalizado, alergia al cartón, la lana, el esparto etc, reacciones adversas medicamentosas relacionadas con la toma de múltiples fármacos, en forma de erupción cutánea, náuseas, mareo, malestar general etc.

5.-.- La base reguladora de la prestación a efectos de la incapacidad permanente es de 482,02Eur., y la fecha de efectos de 17.3.10.

SEGUNDO.- La parte dispositiva de la sentencia de instancia dice:

QUE DEBO ESTIMAR Y ESTIMO LA DEMANDA interpuesta por Doña Gregoria, contra Instituto Nacional de la Seguridad Social y TGSS en materia de incapacidad permanente, declarando que la actora se halla en situación de incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo derivada de enfermedad común, con derecho al 100% de la base reguladora fijada en 482,02Eur., y la fecha de efectos de 17.3.10, y condenado al INSS a estar y pasar por dicha declaración y a abonar la citada prestación.

Se absuelve a la TGSS

TERCERO.- Contra dicha resolución se anunció recurso de suplicación por la representación del Instituto Nacional de la Seguridad Social, que posteriormente formalizó y que fue impugnado por la representación de Dª Gregoria; siendo admitido a trámite dicho recurso por esta Sala, por Providencia de fecha 13 de febrero de dos mil doce.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Al amparo de lo dispuesto en el apartado b) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, la entidad gestora demandada, el INSS, formula el primer motivo de suplicación con la pretensión revisoria de modificar el hecho probado cuarto de la sentencia de instancia, para que se suprima de su contenido la el siguiente párrafo:

"La actora posee limitación funcional para actividades cotidianas, con escasas posibilidades terapéuticas en la actualidad, alergia a gran cantidad de productos, al papel, al fax, alas impresoras, a los productos de limpieza, el aire acondicionado le da fiebre y dolor generalizado, alergia al cartón, la lana, el esparto, etc., reacciones adversas medicamentosas relacionadas con la toma de múltiples fármacos, en forma de erupción cutánea, náuseas, mareo, malestar general, etc"."

Tal pretensión se basa en la documental consistente en el informe del médico forense, de Son Dureta de noviembre de 2009 y de la Cruz Roja de agosto de 2010, de cuyos contenidos no resultan acreditadas las afirmaciones expresadas, que si bien figuran en el informe del médico forense, pero como referidas por la propia actora.

Tal pretensión debe estimarse, ya que como se afirma en el informe del médico forense, la actora "Refiere que da alergia todo, incluso el aire acondicionado...al papel, al fax, a las impresoras....", así como que "Las reacciones cutáneas (pruebas de alergias) frente a fármacos y las determinaciones de cuerpos específicos han resultado NEGATIVAS."

Por todo ello se solicita que el texto eliminado se sustituya por otro que exprese lo siguiente:

"En presencia de aire acondicionado, la actora no presenta reacciones identificables como patologícas. Las reacciones cutáneas (pruebas de alergia) frente a fármacos y determinaciones de anticuerpos específicos han resultado negativas"."

SEGUNDO.- En el siguiente y último motivo del recurso, formulados ahora por la vía del apartado c) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, se denuncia la infracción del art. 137.4 de la LGSS de 20 de junio de 1994, en relación con el art. 136 del mismo texto legal.

La parte recurrente sostiene en síntesis, en contra de lo declarado en la sentencia de instancia, que las dolencias y secuelas que padece la actora carecen en la actualidad de la entidad y gravedad suficiente para que le sea reconocida la situación de invalidez permanente en el grado de total para su profesión habitual de administrativa, ya que como se pone de manifiesto por el médico forense que la enfermedad existe, no se hace referencia alguna a la incapacidad de la actora para realizarla, y ss. se trata de evitara la exposición de la actora a agentes contaminantes, no se ha acreditado que entre los agentes contaminantes esté el aire acondicionado, el papel, el fax, las impresoras o artículos semejantes, utilizados habitualmente en el ámbito administrativo.

TERCERO.- El motivo no debe prosperar, ya que resulta acreditado que las dolencias que padece la actora, le incapacitan no solo para la realización de las tareas propias de su profesión habitual de auxiliar administrativa para toda profesión u oficio, ya que como afirma el extenso informe del médico forense con relación a la abundante documental médica referida a la actora, que no se limita a los que ella misma refiere, sufre un Síndrome de Sensibilidades Químicas Múltiples (SSQM) en grado moderado- severo, con una importante limitación para las actividades cotidianas, con escasa posibilidades terapéuticas (según informe de la Unidad Terapéutica de Son Dureta de 2909), síndrome ansioso-depresivo (Informe de Salud Mental Cruz Roja 2010), por lo que la incapacidad derivada del SSQM que padece la actora puede ser muy importante y no en todos los casos basta con evitar la exposición a productos químicos .

CUARTO.- Por todo ello, procede desestimar en parte el recurso, confirmando totalmente la sentencia de instancia.

En virtud de lo expuesto,

FALLO

SE DESESTIMA el recurso de suplicación interpuesto por la representación procesal del INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL contra la sentencia dictada por el Ilmo. Sr. Magistrado- Juez Sustituto del Juzgado de lo Social num. Uno de los de Palma de Mallorca, de fecha cuatro de junio de dos mil diez, en virtud de demanda de invalidez permanente promovida por Dª ª Gregoria contra el citado recurrente y, en su consecuencia, SE CONFIRMA la sentencia recurrida.

 

 

 

 

 

TSJ Madrid Sala de lo Social, sec. 3ª, S 22-2-2012, nº 107/2012, rec. 5702/2011

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

PRIMERO.- Según consta en los autos, se presentó demanda por la citada parte actora contra la mencionada parte demandada, siendo turnada para su conocimiento y enjuiciamiento al señalado Juzgado de lo Social, el cual, tras los pertinentes actos procesales de tramitación y previa celebración de los oportunos actos de juicio oral, en el que quedaron definitivamente configuradas las respectivas posiciones de las partes, dictó la sentencia referenciada anteriormente.

SEGUNDO.- En dicha sentencia recurrida en suplicación se consignaron los siguientes hechos en calidad de expresamente declarados probados:

PRIMERO.- Que la actora Dª Enma, figura afiliada al Régimen General de la Seguridad Social con el n° de afiliación NUM000, siendo su actividad habitual la de Restauradora de Cuadros y afecta a la plantilla del …………….., cuyas contingencias profesionales están a cargo de Mutua Asepeyo. Tiene 35 años de edad.

SEGUNDO.- El 30.03.10 se insta de oficio expediente de Incapacidad por la Entidad Gestora, recayendo dictamen del EVI el 28.04.10, con el siguiente contenido:

"Sensibilidad química múltiple grado II, comorbilidad asociada: S fatiga crónica grado II. Fibromialgia grado I. SA seco de mucosas.

Y las limitaciones orgánicas y funcionales siguientes: las derivadas del juicio diagnóstico.

Y analizadas las secuelas descritas y las tareas realizables por el titular, este Equipo de Valoración de Incapacidades, propone a la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social: la no calificación del trabajador referido como incapacitado permanente, por no presentar reducciones anatómicas o funcionales que disminuyan o anulen su capacidad laboral."

TERCERO.- Tal dictamen es confirmado por resolución de 29.04.10.

CUARTO.- Que la actora ejerce como Restauradora desde los 18 años. Dicha profesión conlleva el uso de múltiples productos químicos :

- ALCHOL ETÍLICO EISOPROPILICO.

- WHITE SPIRIT (DISOLVENTE).

- DISOLVENTE UNIVERSAL.

- ACETONA

- CITRATO DE AMONIO.

- DIMETIL SULFOXIDO.

- BARNIZ DE ORIGEN NATURAL (DAMMAR).

- BARNIZ SINTÉTICO.

Desde febrero-Marzo de 2008 fue notando progresivamente pérdida de la tolerancia a la presencia en el ambiente de diversos agentes químicos (disolventes, barniz, pigmentos, pinturas, productos de limpieza, cosméticos, perfumes, ambientadores, betún, insecticidas, gasolina, lejía...) Cada vez que se expone a los mismos presenta molestias de garganta, malestar general, gástrico, cefalea, dermatitis, sequedad de mucosas, cansancio no explicable, diarrea y dolores articulares.

Desde entonces ha precisado varios periodos de bajas laborales ya que, en el ambiente laboral con diversos compuestos químicos , es donde con más intensidad se le reproducen los síntomas.

Se le realizaron multitud de pruebas y consultas con especialistas en la materia siendo diagnosticada de: "sensibilidad química múltiple " (test de QEESI notablemente alterado).

Valorada por Toxicología informa de la relación entre la exposición laboral repetida a sustancias químicas y la aparición progresiva del SQM (Síndrome de Sensibiidad Química Múltiple ).

Por este motivo ha resultado calificada como NO APTA para el ejercicio de sus funciones profesionales por la unidad de Vigilancia de la Salud de su empresa.

La situación clínica actual de la demandante es:

1- Síndrome de Fatiga Crónica. Grado II/IV. (SFC).

2- Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM) de origen tóxico,Grado II/IV moderado

3- Fibromialgia Grado I/IV (FM),

4- Síndrome Seco de Mucosas.

QUINTO.- El puesto de trabajo de la actora, como restauradora, consiste en la limpieza y restauración de pinturas de caballete. No obstante, y segun informa la propia empresa ……………………………., en los talleres de restauración se realizan de forma habitual otras tareas sobre otros soportes, como son tablas y murales. En este puesto de trabajo es imprescindible el uso de productos químicos irritantes y tóxicos (disolventes, barnices, resinas, tintes, etc.).

Los productos químicos que más frecuentes utilizaba, eran los siguientes:

- Alcohol etílico

- Alcohol ísopropílico

- White spirit

- Disolvente Universal

- Acetona

- Citrato de amonio

- Dimetil sulfóxido

- Barniz de origen natural(Dammar)

- Barniz sintético

SEXTO.- Que la base reguladora de la prestación de incapacidad asciende a 2138,40 euros/mes por contingencia profesional y 1831,11 euros/mes por contingencia común.

SÉPTIMO.- Que la actora interpuso demanda de determinación de contingencia profesional de sus dolencias, dando lugar a los Autos 1275/09 del Juzgado Social n° 26, procedimiento actualmente suspendido a resultas de esta litis.

OCTAVO.- Tras reclamación previa interpuso demanda en solicitud de que se le declare en situación de Invalidez Permanente Total para la profesión habitual, derivada de Enfermedad Profesional, subsidiariamente accidente de trabajo(enfermedad de trabajo), subsidiaramente Enfermedad Común, condenando al Instituto demandado a abonarle una pension del 55% de la base reguladora de 3198 Eur. mensuales, más las revalorizaciones, mejoras y mínimos legalmente aplicables y partir del día de la emisión del dictamen del Equipo de Valoración de Incapacidades.

NOVENO.- Consta expediente de incapacidad anterior, instado en el año 2009 que fue denegado.

TERCERO.- En dicha sentencia recurrida en suplicación se emitió el siguiente fallo o parte dispositiva:

Que estimando como estimo la demanda formulada por Dª Enma contra INSS, TGSS, ASEPEYO MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm. 151 y …………………………, debo declarar y declaro a la actora afecta a una incapacidad permanente total para su profesión habitual por enfermedad profesional; procede en consecuencia condenar a la Mutua demandada al abono a la actora de prestaciones sobre el 55% de su base reguladora de 2138,40 euros/mes y efectos desde el cese en el trabajo; subsidiariamente al Instituto Nacional de la Seguridad Social y Tesorería General de la Seguridad Social, con derecho a repetir.

CUARTO.- Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por el Letrado Dª.ESPERANZA GONZALVO CIRAC, en nombre y representación de ASEPEYO MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm. 151, siendo impugnado por el Letrado D. Jaume Cortés Izquierdo en nombre y representación de Dª Enma.

QUINTO.- Elevados por el Juzgado de lo Social de referencia los autos principales, en unión de la pieza separada de recurso de suplicación, a esta Sala de lo Social, tuvieron los mismos entrada en esta Sección en fecha 7-11-11, dictándose las correspondientes y subsiguientes resoluciones para su tramitación en forma.

SEXTO.- Nombrado Magistrado-Ponente, se dispuso el pase de los autos al mismo para su conocimiento y estudio, señalándose el día 2-2-12 para los actos de votación y fallo.

A la vista de los anteriores antecedentes de hecho, se formulan por esta Sección de Sala los siguientes,

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Frente a la sentencia de instancia se alza la Mutua en suplicación articulando en primer lugar, y por el 191 b) de la L.P.L. tres motivos fácticos.

En el primero se pretende introducir ciertas adiciones al hecho probado 4º. No hay problema en incluir lo que son puras precisiones aclaratorias, como adicionar en el párrafo segundo, en la enumeración de agentes químicos y que la sentencia deja abierta tras indicar "lejía", otras como tintas de libros, periódicos, o rotuladores, tinte de pelo o tabaco (folios 177 y 189 de autos) la irrelevante referencia a que "no ha mejorado su sintomatología, tras los varios períodos de baja, o que padeció desde la infancia - así lo refiere al folio 186- problemas en vías respiratorias altas frecuentemente, faringitis crónica o hipotiroidismo.

Es puramente predeterminante y valorativa la pretensión que se hace de sustituir "tóxico" por "no filiado" que se pretende respecto al SQM pues es ignorar que el juzgador amplía incluso su indicación en el fundamento de derecho 3º y en absoluto se acredita un error valorativo que no puede en absoluto presumirse ni refutarse con una simple valoración distinta pues no estamos en una segunda instancia.

La ley encomienda la fijación de los hechos probados al Juez "a quo" ( artículo 97.2 L.P.L.) en coherencia con la circunstancia de que ante él se practican las pruebas y que en él se residencian competencias heurísticas para indagar la verdad material sin sujeción o con sujeción relativa a la actividad de las partes ( artículo 88, 92.1, 93.2, 95, etc L.P.L.). El recurso de suplicación no es por ello una segunda instancia sino un recurso extraordinario de cognitio limitada, lo que se manifiesta especialmente en materia probatoria pues sólo puede combatirse el relato fáctico de la sentencia "a la vista de las pruebas documentales y periciales practicadas" ( artículo 191.b) de la citada Ley) lo que significa la indicación de una prueba documental indubitada o de una pericial objetiva y convincente que por sí misma, sin necesidad de hipótesis o conjeturas -ya que la prueba indiciaria no está citada en el precepto- y sin estar contradichos por otros medios probatorios -ya que el 191.b) de la L.P.L. veda la técnica de apreciación global o conjunta- evidencien el error del Juzgador.

No puede pretender pues el recurrente la supresión de un hecho probado por entenderlo huérfano de prueba -pues eso presupone la facultad de examinarla toda, lo que incluye los elementos de convicción formados en la propia inmediatividad del juicio oral, lo que no es posible-, debe indicar el sentido de la corrección de modo individualizado -pues no es el Tribunal sino la parte la que recurre- y ésta debe tener trascendencia jurídica, aunque sea extraprocesal, pues de lo contrario no se tutelaría ningún "interés" con el recurso.

En presente caso, aparte de la existencia de teorías sobre la patogenia de la SQM, y de la contradicción de añadir a la incertidumbre que derivaría del carácter desconocido de "la patogenia" una nueva y radical incertidumbre de una predisposición genética "probablemente" necesaria, es lo cierto que no se evidencia error alguno del juzgador sino que se pretende imponer la propia valoración- indefectiblemente interesada- frente a la más objetiva del juez a quo.

En segundo lugar se pretende una adición al hecho probado 5º, que en realidad pretende contradecir las convicciones fácticas que expresa el juez a quo en su fundamento de derecho 3º, que no dejan de integrar el relato fáctico sustentador de la sentencia, por su ubicación formalmente irregular en la fundamentación y así se indica que "la actora está afecta a enfermedades de sensibilización central (SQM, SFC y fibromialgia) desencadenadas por intoxicación por solventes y otros productos tóxicos que usa en su actividad laboral, conocidos neurotóxicos y consecuencia de la exposición durante años a disolventes y otros químicos ", así como, en relación a los productos químicos utilizados en el trabajo que la mayoría son sustancias químicas con presiones de vapor elevadas, por lo tanto volátiles. Rápidamente se llega a una concentración elevada de producto en el ambiente de trabajo y el hecho de estar trabajando a poca distancia del cuadro hace que el personal restaurador esté expuesto a estos productos de forma continuada durante toda su jornada laboral. Además de los productos químicos indicados, el restaurador sufre multitud de posibilidades de exposición a otros productos tóxicos en su propio trabajo rutinario y también por la proximidad y/o frecuente participación en gran variedad de tareas de restauración de todas las especialidades por ejemplo polvo, serrín, suciedad, insecticidas usados en el tratamiento de termitas, hongos (xylamon) ácidos, pegamentos, productos de limpieza...etc y tales datos fácticos no pueden soslayarse en base a una modificación que, basada en pericial de parte, abocaría a un relato fáctico contradictorio.

En tercer lugar se rechaza por irrelevante para el signo del fallo, por su carácter meramente aclaratorio, la precisión de ciertos datos de la resolución denegatoria que refiere el hecho probado 9º, y que como antecedente puede examinar directamente el Tribunal, y es que la inutilidad a efectos litigiosos de tal antecedente lo evidencia el que consideraba A descartar posible SQM. Cuando la existencia actual del SQM es la base inconcusa del litigio.

SEGUNDO.- Ya por el 191 c) de la LPL  se articulan dos motivos en los que se denuncia la infracción el art. 116 de la LGSS  y RD 1299/06 y del 137 de la LGSS por entender que la situación de la actora no es constitutiva de IPT y que la contingencia no puede ser EP.

Ambos motivos se rechazan.

El síndrome de sensibilidad química múltiples es la respuesta fisiológica de algunos individuos frente a multitud de agentes y compuestos químicos diversos y que suele iniciarse por la exposición a algún producto químico tras la cual se desarrolla intolerancia incluso ante niveles mínimos del producto. El nexo causal está establecido en este caso al detallar la sentencia tanto el inicio de la intolerancia cuanto el agravamiento paulatino de la misma al resumir su valoración de los informes médicos diciendo que se constata una evidente pérdida de tolerancia de la actora desde febrero-marzo de 2008 a la presencia en el ambiente de diversos agentes químicos (disolventes, barniz, pigmentos, pintura, productos de limpieza, cosméticos, perfumes, ambientadores, betún, insecticidas, gasolina, lejía... Cada vez que se expone a los mismos presenta molestias de garganta, malestar general, gástrico, cefalea, dermatitis, sequedad de mucosas, cansancio no explicable, diarrea y dolores articulares.

Se trata de sustancias en gran medida codificadas en el cuadro de enfermedades profesionales, como agentes causantes en el R.D. 1299/06 en el punto referente a Enfermedades provocadas por la inhalación de sustancias y Agentes (Grupo I agente F, agente H subagente 1 y agente K y subagente 3 como indica con precisión el juez a quo).

El origen profesional de la afectación no es discutible en cuanto la desencadena el contacto y la agudiza y agrava la continuidad del contacto, y por otra parte, la invalidez permanente la determina la incompatibilidad del ejercicio de la profesión con el mantenimiento de la salud, como dato objetivo. Se rechaza pues el recurso.

VISTOS los anteriores preceptos y los demás de general aplicación,

FALLO

Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por el Letrado Dª.ESPERANZA, en nombre y representación de ASEPEYO MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm. 151, contra la sentencia de fecha 17-2-11, dictada por JDO. DE LO SOCIAL num.35 de MADRID en sus autos número 1153 /2010, seguidos a instancia de Dª Enma frente a INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL INSS, TESORERIA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL TGSS, ASEPEYO MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm. 151 y ………., en reclamación por enfermedad profesional, invalidez total, y en consecuencia debemos confirmar y confirmamos la sentencia de instancia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ultima modificacion el 26 Noviembre 2012
Vicente J. Saiz Marco - Telf. 91.530.96.95 - Abogado Laboralista

Vicente J. Saiz Marco - Telf. 91.530.96.95 - Abogado Laboralista

Abogado Laboralista en Madrid.

Telf. Urgencias y Petición de Citas: 91 530 96 95

C/ Embajadores 206, Duplicado 1º B - Madrid C.P. 28045

 


 

Letrado Experto en Derecho Laboral:

  • Procesos de Incapacidad Laboral
  • Despidos, Expedientes de Regulación de Empleo ...
  • Accidentes de Trabajo
  • Reclamaciones de Derecho y Cantidad

 


 

Horario de atención:

- Lunes a Jueves: 10:00 a 19:00 horas

- Viernes: 10:00 a 13:30 horas


Consutas Presenciales, previa Petición de Cita en el 91.530.96.98

 


 

Ver Perfil Profesional

Estás Aquí: Recientes sentencias sobre estas enfermedades

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados