urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Mostrando articulos por etiqueta: Incapacidades laborales

Sentencia pionera que reconoce afecto de incapacidad permanente total para la profesión de ingeniero de telecomunicaciones a trabajador que padece síndrome de electrosensibilidad. Es la primera sentencia estimatoria de invalidez en grado de total que se basa en el síndrome de electrosensibilidad como causa principal.



Dicho síndrome impide que las personas que lo padezcan puedan trabajar y hasta simplemente permanecer en entornos con campos electromagnéticos, es decir, lugares con presencia de conexiones móviles y wifi radiofrecuencia. Los síntomas que aquejan cuando están expuestos a contaminación electromagnética en líneas generales se resumen en dolor de cabeza, dolores musculares, trastornos del sueño, irritabilidad, etc. La no exposición mejora la sintomatología.


En el caso de la sentencia el INSS había denegado el reconocimiento de cualquier grado de incapacidad permanente. El Juzgado de lo Social mantuvo esa valoración negativa. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid consideró acreditadas unas limitaciones de suficiente entidad como para ser impeditivas de realizar la actividad laboral habitual. Concretamente, el ingeniero prestaba servicios para una multinacional tecnológica. Por los síntomas que le causaban los campos electromagnéticos inició periodo de incapacidad temporal que culminó con la incoación de procedimiento de incapacidad permanente. El tribunal medico consideró que las limitaciones funcionales no eran definitivas y consecuentemente el INSS dictó resolución denegatoria.



Sin embargo, el trabajador contaba con un informe del Servicio Público de Salud, concretamente de facultativos expertos en ese tipo de patologías, que constataba que “en presencia de esta exposición a campos electromagnéticos los síntomas que padece el trabajador son cefalea, acúfenos, insomnio y otros trastornos como cambios de ánimo, nerviosismo, irritabilidad o agresividad”. Y que al alejarse de la exposición los mismos mejoraban.



El TSJ de Madrid considera que tales circunstancias conducen a que se reconozca al trabajador afecto de incapacidad permanente total pero entienden que le queda capacidad residual para trabajar en “zonas blancas”, esto es, no contaminadas, denegando asi la petición principal de Incapacidad Permanente Absoluta.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Fuente: http://noticias.juridicas.com/actualidad/jurisprudencia/11248-una-sentencia-considera-por-primera-vez-la-quot/

 


La mayoria de las personas afectas por patologías que merman su capacidad laboral, permanecen en situación de baja por Incapacidad Temporal un periodo que puede llegar a alcanzar los 18 meses. Una situación angustiosa de por si, que empeora cuando el INSS, tras esa larga baja emite el alta de los pacientes de forma casi sistemática sin entrar a valorar el alcance las limitaciones y secuelas padecidas.


Sabemos que detrás de ese tipo de decisiones se esconden probablemente motivos puramente económicos y presupuestarios.


Si enfrentarse a un proceso judicial es penoso en la gran mayoría de los supuestos, en casos en los que se pide una ayuda en forma de pensión por no poder realizar la actividad laboral que se venía ejerciendo, la desdicha se multiplica por diez, pues la persona imposibilitada, con el ánimo debilitado por las dolencias que sufre, comprueba que el Estado en lugar de prestarle el amparo esperado y necesario en esos complicados momentos, deniega casi sistemáticamente las solicitudes sin realizar un profundo y objetivo estudio de la reclamación que le es planteada.

Afortunadamente los Juzgados y Tribunales vienen corrigiendo el criterio austero que mantiene la Administración a la hora de reconocer prestaciones de Incapacidad Permanente pero para ello hay que plantear las demandas de forma fundada y sustentadas en informes médicos que acrediten las limitaciones del trabajador y su influencia en el ámbito laboral.


Es conveniente que, la propia solicitud realizada al INSS en reclamación de las prestaciones por Incapacidad Permanente, se sustente con informes médicos que reflejen de forma detallada las patologías padecidas y las limitaciones secuelas que estas generan en relación con las actividades laborales desempeñadas, o, en relación con cualquier actividad laboral. De esta forma, tendremos abierta incluso la posibilidad de que la solicitud planteada sea estimada en todo o en parte por la Seguridad Social y, en caso de denegarse, se habrá iniciado el camino idonéo para proseguir la batalla en el ámbito judicial.


Los abogados que tratamos habitualmente con personas enfermas sabemos lo mucho que significa y que implica tener una pensión que, al menos, les permita no tener que añadir la penuria económica a su complicada situación personal y, en muchas ocasiones, familiar.


Los procesos judiciales por Incapacidad Laboral, no suelen ser procesos sencillos. En muchas ocasiones hay que acudir a instancias judiciales superiores para lograr el resultado pretendido, pero he de reconocer que es impagable la satisfacción profesional que se siente cuando se ve que el esfuerzo empleado ha servido para que el cliente, que acudió un día desesperado al despacho obtenga, al menos, la tranquilidad que supone tener cubiertas una parte de sus necesidades económicas. No hay que olvidar, que este tipo de prestaciones no son ningún regalo de la Seguridad Social sino que son el resultado de las aportaciones realizadas por los trabajadores a lo largo de su vida laboral para cubrir esta tipo de contingencias.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Mi especialización en este campo vino en sus inicios determinado por la tramitación de un proceso de solicitud de Incapacidad Permanente en la persona de un familiar aquejado de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Múltiple, viviendo con ello en primera persona el sufrimiento, desasosiego y desánimo que acompañan al afectado y a su entorno, por eso dedico un apartado específico a estas enfermedades de Sensibilización Central.


Sabréis que ante una situación de Incapacidad para el desarrollo habitual del trabajo existe en primer lugar la vía de la Incapacidad Temporal con una duración máxima general de 18 meses y que se utiliza en aquellos casos en los que el trabajador padece limitaciones de carácter temporal y no definitivo. Dichos períodos de Incapacidad Temporal siempre se realizan con  el objetivo de recuperar la capacidad laboral. En el supuesto de que las limitaciones, consecuencia de la/s patologías padecidas tengan un carácter crónico o presumiblemente definitivo, o bien transcurrido el periodo máximo general de 18 meses no se haya alcanzado la capacidad laboral, nos situaríamos en el ámbito de la Incapacidad Permanente.


La Incapacidad Permanente está regulada en la vigente Ley General de Seguridad Social y contempla cuatro grados: Incapacidad Permanente Parcial, Incapacidad Permanente total para la profesión habitual, Incapacidad Permanente Absoluta para toda profesión u oficio y Gran Invalidez.(Ver artículo en este mismo Blog)


En el caso de trabajadores ( funcionarios públicos ) incluidos en MUFACE, el régimen jurídico aplicable es diferente a lo anterior, contemplándose exclusivamente la denominada Jubilación por Incapacidad Permanente.


Espero que el artículo os haya servido de ayuda.


Vicente Javier Saiz Marco, abogado especialista en Incapacidad Laboral.

 


 

En el presente caso estamos ante unas secuelas de larga evolución que afectan la esfera psíquica de la trabajadora. Múltiples informes reflejan que la trabajadora padece sintomatología de ansiedad y miedo a salir sola a la calle. Este conjunto sindrómico de Trastorno obsesivo y enfermedad con agorafobia se ha ido manteniendo estos años con apenas variación. Ni la farmacología ni la terapia psicológica han conseguida mejorar el cuadro. La encronización del proceso augura una mala evolución por lo que no parece que pueda producir mejoría a corto y largo plazo. Los facultativos que han valorado a la trabajadora coinciden en este diagnostico y en el alcance de las secuelas.


Además, asocia cuerda vocal paralizada y parálisis en el 6º par del ojo izquierdo.

 

La trabajadora solicita el reconocimiento de las prestaciones por incapacidad permanente. El INSS emite resolución a través de la cual deniega la petición. La paciente inicia trámites judiciales y es en el Juzgado de lo Social donde obtiene respuesta favorable a su estado clínico – laboral.



La sentencia estimatoria de la pensión de invalidez en grado de absoluta indica que la trabajadora presenta neurosis obsesiva y agorafobia de larga evolución con ataques de pánico. Presenta temor a salir sola a la calle debiendo estar acompañada por alguien.



El Juzgador determina que han quedado acreditadas las lesiones y secuelas antes indicadas. En este caso, se valora como enfermedad más grave una neurosis obsesiva y agorafobia de larga evolución y como consecuencia de las mismas la trabajadora se encuentra incapacitada para estar sola, lo que incluye poder salir de su casa. La Sala entiende que queda evidente que salvo para trabajos muy puntuales que puedan desarrollarse en el propio domicilio, cualquier actividad laboral exige el tener que desplazarse al centro de trabajo. Es en este desplazamiento en el que se manifiesta la incapacidad de la trabajadora para afrontarlo siendo imposible que pueda trabajar al no poder acceder a su puesto de trabajo.



En la prueba pericial practicada se puso de relieve que en alguna etapa de su vida algún miembro de su familia la acompañaba al trabajo, pero no deja de ser una ayuda excepcional que no afecta a su capacidad- en este caso incapacidad- para llevar a cabo una actividad productiva.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

En virtud de lo que, se reconoce que la trabajadora esta incapacitada para el desempeño de cualquier actividad laboral, con derecho a una prestación del 100% de su base reguladora.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

                                      << Caso real nº 57                              Caso real nº 59>>


 

Sentencia estimatoria de Incapacidad Permanente Absoluta por Neurosis obsesiva y agorafobia

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

Desde QUIEROABOGADO.ES nos adherimos a la conmemoración del Día de la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química Múltiple, comúnmente conocidas en su conjunto como Síndrome de Sensibilización Central. Los afectados por estas patologías luchan día a día para obtener el reconocimiento de las instituciones y concienciar del alcance de las limitaciones que produce padecer este tipo de enfermedades.



Dentro de nuestro ámbito de actuación luchamos para que cada vez más trabajadores obtengan el merecido reconocimiento de una prestación para que al menos tengan una mejor calidad de vida y mayor independencia.



A continuación ponemos a disposición del lector algunos artículos con sus respectivas sentencias relativas al reconocimiento de prestaciones por Incapacidad Permanente debido a las secuelas producidas por Fibromilagia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

El TSJ de Castilla – La Mancha considera afecta de Incapacidad Permanente para el desempeño de las funciones propias de su Cuerpo a funcionario público que padece Fibromialgia, Depresión, poliartritis y otras patologíashttp://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-19-i-p-a-funcioanrio-publico-que-padece-fibromialgia-depresion-y-poliartritis-entre-otras-patologias#sthash.v5MzA9gD.dpuf

 

El TSJ de Andalucía confirma la Sentencia del Juzgado de Málaga por la que se reconoce Incapacidad Permanente Absoluta a trabajadora afecta de Síndrome de Fatiga Crónica Grado III, Fibromialgia y SQM, entre otras secuelas : http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-22-confirmacion-por-tsj-andalucia-de-ip-absoluta-por-s-fatiga-cronica-fibromialgia-sqm#sthash.H9r0240C.dpuf

 

El Juzgado de Sabadell reconoce afecta de Incapacidad Permanente Absoluta a Geógrafa que padece Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y Sensibilidad Química Múltiple -http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-21-ip-absoluta-por-sindrome-de-fatiga-cronica-fibromialgia-y-s-sensibilidad-quimica-sabadell#sthash.8NFmflZw.dpuf

 

Reconocimiento de Incapacidad Permanente Absoluta por el Juzgado de lo Social de Albacete a trabajadora afecta de Síndrome de Sensibilización Centralhttp://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-20-ip-absoluta-a-trabajadora-afecta-de-sindrome-de-sensibilizacion-central-albacete#sthash.i99rwYxq.dpuf

 

Reconocimiento en dos instancias judiciales de Incapacidad Permanente Absoluta por Síndrome de Fatiga Crónica asociando Fibromialgia, Trastorno depresivo mayor y otras patologías -http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-18-ipabsoluta-en-dos-instancias-judiaicales-por-sfc-fibromialgia-y-trastorno-depresivo-mayor#sthash.RzYV9GDl.dpuf

 

Sentencia del Juzgado de lo Social de Málaga que reconoce afecta de Incapacidad Permanente Absoluta a trabajadora que asocia Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y otras patologías - http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-17-ip-absoluta-reconocida-a-trabajadora-que-asocia-sindrome-de-fatiga-cronica-fibromialgia-y-otras-patologias#sthash.Dbv2ImNp.dpuf

 

Sentencia del TSJ de Castilla – La Mancha que confirma la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Guadalajara en la que se reconoce IP Absoluta a trabajadora afecta de Síndrome de Sensibilización Centralhttp://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/caso-real-16-i-p-absoluta-reconocida-en-dos-instancias-judiciales-a-trabajadora-afecta-de-sindrome-de-sensibilizacion-central#sthash.WA0Ec1bG.dpuf

 

El Juzgado de lo Social de Guadalajara reconoce IPA a trabajadora con cuadro clínico de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad química multiple http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/ipabsoluta-a-trabajadora-afecta-de-fibromialgia-sensibilidad-quimica-multiple-y-sindrome-de-fatiga-cronica#sthash.Y4qE4l2b.dpuf

 

Sentencia del TSJ de Madrid que reconoce Incapacidad Absoluta a paciente de 61 años que padece Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y otras patologías asociadas -  http://www.quieroabogado.es/incapacidad-sfc-fibromialgia-sensibilidad-quimica/casos-reales-que-estiman-la-prestacion-por-incapacidad-permanente-en-sentencia-judicial/-ip-absoluta-a-trabajadora-afecta-de-fibromialgia-sindrome-de-fatiga-cronica-y-otras-patologias-asociadas#sthash.RxGjTgrs.dpuf

 

El trabajador sufre una enfermedad inflamatoria intestinal tipo Colitis Ulcerosa que afecta a todo el colon. Esta enfermedad debutó con un brote grave (E3S3 de la clasificación de Montreal e índice de Truelove Witts de 20 puntos = severo) y refractario al primer escalón de tratamiento con nutrición parenteral y corticoides intravenosos, por lo que se asocio tratamiento biológico con infliximab.


En la evolución del proceso sufrió una reactivación de una infección por Citamegalovirus preexistente, que fue adecuadamente tratada. También presentó una infección por Staph epidermidis asociada a la nutrición parenteral que requirió estar sometido a dieta absoluta debido a su grave enfermedad intestinal con íleo intestinal secundario. Esta infección fue tratada, bajo la supervisión de la Unidad de Enfermedades Infecciosas, con vancomicina y meripenem, a dosis y a tiempo correspondientes.

 

Asimismo, tiene reconocido un 40% de discapacidad en base a:
- Hipoacusia media por pérdida neurosensorial de oído de etiología tóxica.
- Enfermedad de aparato digestivo por colitis ulcerosa de etiología inmunológica
- Enfermedad de aparato respiratorio por enfisema

 

La profesión habitual del paciente es la de Oficial de 1ª de Mantenimiento.

 

Se inicia expediente de Incapacidad Permanente que el INSS resuelve denegando las prestaciones solicitadas. El trabajador presenta reclamación previa con respuesta desestimatoria por parte de la Entidad Gestora, por lo que inicia la vía judicial ante los Juzgados de lo Social.

 

El Juzgador de instancia señala que la evolución clínica y la situación actual del trabajador queda constatada por el examen de los informe emitidos por el Hospital que ha seguido su tratamiento, informe clínico laboral unida al expediente, informe de síntesis así como en el informe pericial ratificado en la vista del juicio que en esencia recoge la citada evolución, tratamientos y situación actual, la cual es coincidente con el informe de síntesis en sus conclusiones.

 

En esencia presenta una colitis ulcerosa extensa, iniciada en mayo 2012 con brotes graves refractario al tratamiento con esteroides; dolencia que cursa con dolor abdominal, poliartralgias generalizadas, deposiciones de cinco veces al día y ansiedad.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

La sentencia refleja que bajo tal cuadro clínico, no controvertido, teniendo en cuenta su profesión habitual de Oficial 1ª de mantenedor de extintores, a tenor de los criterios que se han establecido en reiterada jurisprudencia, el trabajador no está capacitado para llevar a cabo tal actividad con un mínimo de rigor y profesionalidad, en consecuencia y a tenor del art. 137 LSS debe accederse al grado de incapacidad permanente total solicitado.

 

Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco  http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

 

                                      << Caso real nº 41                        Caso real nº 43>>


 

Sentencia estimatoria de Incapacidad Permanente Total a trabajador afecto de Colitis ulcerosa extensa

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

El próximo sábado, 9 de Mayo a las 12.00h de la mañana, en la Plaza Jacinto Benavente de Madrid y en la Placa Sant Jaume de Barcelona, se celebran sendas concentraciones con el fin de conmemorar el Día Internacional de las Enfermedades de Sensibilización Central.

Desde esta web, quieroabogado.es, nos unimos a este día de concienciación con el único objetivo de dar voz y de defender los derechos de este colectivo que lucha con gran determinación, no sólo en la búsqueda del reconocimiento sanitario y social, que ansían y que se merecen, sino en el logro de lo que por ley les pertenece: su prestación por Incapacidad Permanente.

En el siguiente artículo, una enferma de Síndrome de Fatiga Crónia (SFC), Fibromialgia (FM) y Sensibilidad Química Múltiple (SQM) nos relata su día a día desde los comienzos de esta enfermedad, pasando por el periplo en busca de diagnóstico hasta la cosecución de su merecida prestacion por Incapacidad Permanente Absoluta de manos de Vicente Javier Saiz Marco.

 

Mi cuerpo se estremeció de dolor bajo las sabanas. Los ojos me ardían. La garganta y la boca las tenia secas como un esparto. No pude evitar pensar en que la gripe había anidado en mi cuerpo. En el calendario asomaba septiembre, los días eran largos y el calor en la calle, intenso. Estaba quieta, salvo por algún que otro escalofrío, que hacía que pegara pequeños botes en la cama. Mire el reloj, las seis. En pocos minutos debía de saltar de la cama y ponerme en marcha…. Pero cómo? Si probaba a moverme, el dolor era insoportable. Intente incorporarme en busca de un termómetro y un vaso de agua que me calmase el fuego que salía de mi garganta. Era increíble, pero mi cuerpo no respondía. Mis piernas no me sujetaban. Los brazos parecían de mantequilla, pues los notaba flojos y caídos, sin fuerza. Me arrastre como pude hasta el objetivo. Al coger el vaso, note una punzada de dolor en mis manos que jamás había sentido. Comencé a marearme y a tambalearme. Solo quería volver a la cama… Me sentía inútil y desvalida fuera de ella. Recorrí como pude la pequeña distancia que separaban el baño y el dormitorio y me derrumbe sobre las sabanas con la misma sensación de haber corrido un maratón. Estaba exhausta. Comprobé la temperatura en el termómetro. Treinta y nueve grados. Normal que me sintiese así, tenía una fiebre altísima. Llamaría al trabajo. En estas condiciones no podría ir al menos en un par de días. Ahora sonrío con nostalgia al recordarlo, poder pensar con esa inocencia en lo referente a mi salud, lo echo de menos. En ningún momento sospeche que jamás podría volver a trabajar, que mi vida cambiaria para siempre y que ese fatídico día, era el primero de un largo periplo hasta conseguir descubrir que le pasaba a mi cuerpo.

 

 

Septiembre avanzaba y mis dolores y cansancio también. La desesperación comenzaba a hacer mella en mi estado de ánimo. Mi médico de cabecera ya no sabía que hacer conmigo. Su diagnostico de gripe fuerte abarcaba un par de semanas como mucho, no un mes. La fiebre había remitido un poco pero, muchos días no lograba que bajase de treinta y ocho grados ni con todos los antitérmicos del mundo. La butaca repleta de cojines que evitasen cualquier rozamiento era mi mejor refugio. La cama ya solo me servía cuando el sueño me rendía y caía sin pensar, si no era como estar en un potro de tortura. Mi cuerpo no respondía ante nada ni ante nadie. Los dolores eran tan intensos que me impedían moverme. El cansancio era tan demoledor, que hasta abrir los ojos se había convertido en una tarea que requería de gran esfuerzo. Los ruidos me aturdían, los olores me molestaban, las conversaciones ajenas me agotaban… Solo quería descansar para sentirme mejor. Pero el descanso era una como utopía, pues nunca llegaba. Tenía que hacer algo. En la soledad de mi aislamiento, solo podía pensar en que algo muy malo le sucedía a mi cuerpo. Todos estos síntomas que jamás había sentido y esa pérdida tan bestial de kilos, me llevaban a pensar que algo se me estaba pasando por alto y al médico también. El solo pensaba que lo que me sucedía era producto de una depresión nerviosa producida, en mayor parte, por el alejamiento que mantenía con mi familia. Hacía ya tres años que yo vivía en Madrid, feliz e independiente con mi pareja, por el que di el paso de trasladarme de cuidad. Añoraba a mi familia, pero yo estaba segura de que hasta ese punto, no.

 

Comencé a navegar por internet buscando algo o alguien que pudiese entenderme y ayudarme. Comencé a barajar alternativas a la medicina tradicional. Visite a una homeópata, que me receto cien mil cosas y lo único que consiguió fue exacerbar todavía más mis síntomas. Fue ella la primera que me descubrió un posible diagnostico. Síndrome de Fatiga Crónica. El nombre me pareció ridículo. Parecía una especie de broma, como si se tratase de algo carente de importancia. Pero me puso sobre el camino correcto. Seguí esta línea de investigación en internet en busca de pacientes que sufriesen lo mismo que me ocurría a mí. Descubrí que había cientos de personas que se encontraban en mi misma situación, desesperadas, asustadas e impotentes ante la incomprensión que esta enfermedad generaba a todos los niveles. Siempre es más fácil tratarte de loco y mentiroso, que reconocer que es una enfermedad que se escapa del entendimiento o de la comprensión. Encontré asociaciones que luchaban por el reconocimiento de cientos de pacientes que sufrían en silencio este tipo de enfermedades, Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y Síndrome de Sensibilidad Química. Ellos me ayudaron y me aconsejaron. Llevaban más tiempo que yo luchando con este trío tan desalentador y aunque me auguraban un futuro incierto con respecto a mis dolencias, me sentía aliviada al comprobar que no estaba loca. Que lo que me pasaba era tan real como el hecho de respirar.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 
Aunque me sentía un poco más optimista al haber encontrado un posible diagnostico, todavía no había encontrado ningún médico que me lo confirmase clínicamente. El Hospital Carlos III me dejo por imposible, después de miles de pruebas y aunque la fiebre seguía estando ahí, los dolores me incapacitaban para llevar una vida mínimamente digna y el cansancio me impedía dar tres pasos seguidos.  Ellos seguían confirmando que no pasaba nada. Me recetaron ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos que lo único que hacían era envenenarme cada día más, sin notar alivio alguno en cualquiera de mis síntomas. Solo una doctora se atrevió a mencionar y a escribirlo en un papel en blanco, sin carácter oficial. “Puede que se trate de un posible Síndrome de Fatiga Crónica de carácter post viral, pues tus análisis dan positivo en el virus de Epstein Barr” Es decir, que todo esta sintomatología tan brutal, la había desencadenado la mononucleosis que pase a finales de verano… Jajá.., así que gripe fuerte!! MI incompetente médico de cabecera no había sabido distinguir una mononucleosis de una gripe. Como para que entendiese esto. Fueron días muy duros, de desconcierto, de impotencia. No sabía a quién acudir. Ya no sabía en quien confiar.

Siguiendo consejos de todo el mundo, me incline por la acupuntura. Todos decían que esos dolores tan intensos que sufría tenían solución con esta disciplina. Las agujas penetraban en mi cuerpo produciéndome un dolor insoportable, que yo aguantaba con lagrimas, pensado que el alivio lo encontraría seguramente en próximas citas. No fue así. Cada vez que me sometía a una nueva sesión, salía más deteriorada y ese esfuerzo, me suponía una recaída tan severa, que  necesitaba días de recuperación para sentir un poco de alivio. Suspendí la terapia con la desesperanza de que a mí, algo que a la gente le funcionaba de maravilla, me había fallado.

Las malas noticias iban llegando. En mi trabajo ya no podían darme más tregua. Necesitaban a alguien que se hiciese cargo de todo lo que yo había dejado pendiente. Fueron las lágrimas más amargas. Me había preparado a conciencia para ese puesto. Me encantaba y era feliz, tras haber luchado por conseguirlo. Todo se escapaba como arena entre los dedos. Mi independencia, mi libertad y ahora mi sustento. Me quedaba la baja. Pero desafortunadamente, tampoco duro mucho tiempo. Según el médico de cabecera y el INSS yo estaba lista para trabajar. Me miraba al espejo y me entraba la risa desconsolada. Tan solo habían pasado unos meses y ya no era ni la sombra de la mujer que un día fui. Famélica, incapaz de dar un paso fuera del sofá o la cama, siempre cansada, siempre aturdida, siempre dolorida… Me consideraba una persona decidida, trabajadora, independiente, intelectualmente activa. Todo lo contrario a lo que la imagen del espejo me devolvía. Los libros se apilaban encima de la mesa esperando a que alguien abriera sus tapas. Familia y amigos me los traían para que me diesen un poco de consuelo y yo me sentía incapaz de leer mas allá de la tercera página. No podía concentrarme. Mi estúpido cerebro no conseguía enlazar las palabras para dar sentido al argumento. Todo se había vuelto tan difícil… Era desalentador.

Volví a Internet. Una de las asociaciones me hablo de un medico en Barcelona, que tenía una Unidad de Síndrome de Fatiga Crónica, el DR. Fernández- Sola. Todos hablaban de él maravillas, como si hubiesen encontrado al mismísimo mesías. No lo dude ni un solo momento y llame. La lista de espera era larga, pero al decir que venía de la asociación y contar a su enfermera mi precario estado de salud, me dio cita lo antes posible. No me lo podía creer. Después de mucho tiempo de oscuridad, por fin un rayo de luz asomaba a mi vida.

Preparamos el viaje a conciencia.  Tanto mi pareja como yo, sabíamos que iba a ser muy duro para mi permanecer inmóvil durante horas en el coche. Realmente, se me hizo eterno. Pero la esperanza aliviaba el sufrimiento. Barcelona se me presento como un oasis en el desierto.

El doctor lo tuvo clarísimo desde el primer momento. Toda la batería de análisis que le llevaba, así como las pruebas que me realizo confirmaban nuestras sospechas. Diagnostico. Síndrome de Fatiga Crónica de origen post viral de grado III/IV  así como Fibromialgia asociada de carácter grave. Presenta Síndrome de Sensibilidad Química de carácter moderado así como Síndrome seco de mucosas. Las palabras del médico todavía resuenan en mi mente seis años después. “No quiero que pienses que soy crudo, quiero ser lo más realista posible para te hagas cargo de lo te sucede. Tu vida no volverá a ser la misma. Tienes una enfermedad muy invalidante que, ahora mismo y se prevé que en un largo periodo de tiempo, no tiene ni tendrá cura. No podrás trabajar, tu actividad diaria se va a reducir drásticamente, todo va a cambiar. Yo te voy a proporcionar medicación que te aliviara parte de la sintomatología, pero no la erradicara. MI más sincera recomendación es, que te adaptes lo antes posible a tu enfermedad, tanto física como mentalmente. Ahí es donde vas encontrar el verdadero alivio porque aprenderás a escuchar a tu cuerpo y a darle descanso o actividad, según lo requiera en cada momento.”

Al salir de la consulta llore como nunca con una mezcla de desconsuelo,  por esa vida que no iba a recuperar pero, también de alivio, por haber encontrado al fin un diagnostico que realmente probaba a todo el mundo e incluso a mi misma que en muchas ocasiones había llegado a dudarlo, que no estaba loca, que no me lo inventaba y que tampoco quería vivir del cuento, como algún que otro médico me había insinuado.

Con los meses el temido momento del tribunal médico llego. Jamás pensé que media hora de reloj iba a resultar tan nefasta para mi autoestima y tan traumática para mi vida. La doctora se erigió en juez y sin concederme el beneficio de la duda, emitió su veredicto sin importarle lo mas mínimo lo que yo contaba ni los informes que le aportaba de mi médico. Según ella, mi situación solo me reportaba beneficios económicos al aspirar a una pensión, que era un tercio de lo que yo ganaba trabajando, beneficios emocionales al lograr que mi familia, amigos y pareja,  estuviesen pendientes de mi y beneficios sociales, al considerar que el resto de la humanidad se apiadaría de mí y me trataría de forma especial. La charla, unilateral por supuesto,  porque yo solo tenía ganas de llorar, la corono con la siguiente frase lapidaria “Además no te quejes. Afortunadamente eres mujer y tu marido te puede mantener….”

Mi ánimo cayó por los suelos. Me destrozo anímicamente. NO me podía creer que un profesional médico estuviese tan ciego al no ver la realidad de mi situación y que encima dudase del informe de un colega que describía mi enfermedad al detalle.

Mi marido… Mi pareja en aquel entonces fue mi más férreo apoyo. Siempre me entendió y me apoyo. Creyó en mí, cuando mucha gente nos dio la espalda. Fue el que me animo a acudir a la justicia para reclamar, no solo el derecho a ser una enferma de primera, sino a reclamar mi pensión. El camino fue duro y largo. Pero  el Tribunal Superior de Justicia de Madrid me devolvió parte  de esa dignidad que poco a poco había ido perdiendo e incluso que algunos profesionales, me habían robado.

Años después solo me queda reconocer las palabras sabias del Doctor Fernández-Sola… En la adaptación está la clave del éxito. Jamás recuperare mi vida anterior, pero cada día lucho por ser feliz con mi vida actual. Hoy he conseguido salir de la cama y de la butaca y pasar días medianamente normales. Las crisis, cuando sobrevienen, las paso pensando siempre que mañana será un día mejor, y que podre hacer algo más de lo que he hecho el día anterior. He firmado la paz con mi cuerpo y con mi mente; les escucho, les atiendo y les mimo, porque solo con ellos llegare hasta el final del camino.

Enferma de SFC, Fibromialgia y Sensibilidad Química.

Defendida por Vicente Javier Saiz Marco, abogado.

 


 

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirma la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social en la que reconoce que el trabajador tiene derecho a que la baja por Incapacidad Temporal (IT), derivada de patología distinta de la primera, tenga efectos económicos.

 

Los antecedentes de este caso nos remiten a septiembre de 2010, fecha en la que el trabajador causa baja manteniendo la misma hasta agosto del 2011. Un mes más tarde vuelve a estar de baja por la misma o similar patología, por lo que, la Entidad Gestora resuelve reconocerle una prórroga por un máximo de ciento ochenta días. Después de causar alta y una nueva posterior baja con incoación de expediente por Incapacidad Permanente, el 22 de junio de 2012 el INSS acaba dando el alta al trabajador sin reconocerle limitación alguna para trabajar.

Estos procesos de IT derivan de un cuadro con antecedentes de hernia discal L4- L5 IQ 1991, Hernia discal C5-C6 IQ 2006, Cervicalgia y Lumbalgia, Quimionucleosis L4-L5 y L5- S1 enero 2012, Discopatía degenerativa lumbar múltiple y cervical, Hernia discal L5-S1, Discopatía degenerativa lumbar múltiple y cervical.

 

En julio de 2012 el demandante causa nueva situación de IT con el diagnóstico de depresión o episodio depresivo grave sin síntomas psicóticos. De cara a esta última baja, el INSS dicta resolución en la que determina la baja sin efectos económicos al entender que se trata de la misma o similar patología al haber sido tenida en cuenta esta última patología en el proceso de IT anterior.

 

El Juzgado de lo Social dictó sentencia dando la razón al trabajador al considerar que el periodo de baja de Incapacidad Temporal por depresión se reconoce en base a otra patología distinta de la del primer proceso por lo que sí tiene efectos económicos.

 

El INSS presentó recurso de suplicación frente a la citada sentencia motivando el mismo en que esta segunda patología si había sido prevista en la valoración del primer proceso por lo que no es una baja cuyo motivo radique en una nueva enfermedad.

 

El Tribunal Superior de Justicia valorando los antecedentes y pruebas dictamina que el INSS parte de unas premisas que no han sido declaradas probadas desestimando su recurso.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 


En conclusión, el TSJ de Madrid estima que la nueva baja médica cuyos efectos económicos se discuten no tiene origen ni causa en las mismas dolencias que dieron lugar al expediente de incapacidad permanente. Se trata de un proceso de afección psíquica del actor tal y como se manifiesta en su diagnóstico, “episodio depresivo grave”, es decir, un hito nuevo calificado de grave en el proceso clínico del trabajador, del que obviamente ha de estar a tratamiento médico.

Por este motivo la nueva resolución del INSS de fecha 30 de agosto de dos mil doce, que se impugno en este procedimiento ha sido revocada por el fallo recurrido, que la sala confirma, dando la razón al trabajador, otorgando los efectos económicos pretendidos.

 


 

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que reconoce efectos económicos a  segunda baja por Incapacidad Temporal por patología diferente

 

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

En este caso nos encontramos con los siguientes antecedentes: trabajador que está de baja por Incapacidad Temporal (IT) desde 4 de marzo del 2008 hasta 16 de marzo de 2008, fecha en la que el INSS emite el alta médica tras agotar la duración máxima de 365 días de percepción del subsidio.

El trabajador recibe la resolución el 24 de marzo de 2009 mediante correo certificado y al día siguiente se incorpora a su puesto de trabajo.

El trabajador considera que los días que transcurren desde la emisión del alta hasta que él recibe de resolución, es decir, el periodo correspondiente desde el 17 de marzo hasta el 24 de marzo de 2009 ambos inclusive, han de ser abonados por el INSS.

 

El Juzgado de lo Social estima la pretensión del trabajador condenando al INSS a que abone las cantidades que corresponden a esos días. El INSS recurre ante el TSJ de Canarias. Este organismo confirma la anterior sentencia. La entidad gestora formaliza recurso de casación para la unificación de doctrina y el Tribunal Supremo de Madrid desestima el recurso en base a las siguientes consideraciones.

 

La sentencia concluye con la necesidad de abono del subsidio de incapacidad temporal hasta el momento de la notificación de la resolución administrativa correspondiente, porque solo a partir de este momento el trabajador debe incorporarse a su puesto de trabajo y, por tanto, sólo entonces tendrá derecho a lucrar el correspondiente salario. De ahí que la mayor o menor demora en la notificación de la resolución administrativa en la que se declara el alta médica no pueda perjudicar al beneficiario de la prestación.

 

Por tanto, la Sala, en interpretación de los artículos 128.1.a) y 131 bis 3 de la Ley General de la Seguridad Social, considera que el abono del subsidio debe mantenerse hasta la fecha de notificación de la resolución administrativa.

 

Hay que diferenciar dos supuestos:

-          Situación de baja por IT de más de 365 días SIN reconocimiento de prórroga por el INSS. En este caso, los efectos económicos de la prestación por IT se prorrogan hasta la fecha de la notificación de la resolución administrativa de alta.

-          Situación de baja por IT de más de 365 días CON reconocimiento de prórroga por un máximo de 180 días por la entidad gestora. En esta ocasión, se presupone que durante el tiempo de prórroga se emitirá el alta ya sea por reconocimiento de Incapacidad permanente, ya sea por curación. Por tanto, la prestación de IT se prorroga hasta la fecha de la resolución del alta.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 


Además, recordamos que el paciente que no esté de acuerdo con el alta emitido tras los 12 meses de baja por IT puede presentar escrito de disconformidad ante la Inspección médica en el plazo de 4 días. Posteriormente, si en el plazo de 7 días el trabajador no recibe contestación a su pedimento se entiende que el alta adquiere plenos efectos y que el subsidio de IT se prorroga hasta este momento.

Por otro lado, para impugnar el alta en vía judicial, el trabajador tiene el plazo de 20 días para presentar demanda ante los Juzgados de lo Social de la provincia en la que resida.

Si se encuentra en alguna de estas situaciones y necesita asesoramiento legal no dude en contactar con nosotros.

 


 Sentencia de la Sala Social del Tribunal Supremo de 2 de diciembre de 2014

 

 

 Descargar Documento Completo en PDF.


 

En 2013, tras presentar escrito de Reclamación Previa de prestaciones por Incapacidad Permanente, el INSS resuelve reconocer afecto de Incapacidad Absoluta a  paciente que padece Encefalopatía anóxica adquirida con secuelas cognitivas y motoras después de sufrir una parada cardio-respiratoria mayor a 10 minutos.

 

 

En la actualidad presenta afectación cognitiva en los campos de memoria y atención precisando supervisión para las actividades de la vida diaria. Presenta importantes dificultades neuropsicológicas que le dificultan el funcionamiento psicológico, social, y laboral adecuado, entre los cuales se encuentran:

 

-          Problemas en los mecanismos atencionales

-          Déficit en los mecanismos de inhibición/ facilitación

-          Lentitud en la velocidad de transmisión de la información, de procesamiento y de ejecución

-          Función motora deficiente

-          Problemas en la discriminación táctil

-          Dificultades muy importantes en las funciones ejecutivas

-          Problemas muy graves en la capacidad de aprendizaje y memoria verbal, visual episódica…

-          Dificultades de comprensión lectora , de escritura, y en la destreza aritmética

-          Importante desajuste psicosocial

 

 

En definitiva, presenta una alteración cognoscitiva grave. Se ha hallado realizando una actividad laboral de escasa complejidad y con una supervisión muy directa de la madre, careciendo de autonomía y capacidad de organización y de toma de decisiones en la misma, necesitando de una estructuración y organización externa clara de las tareas.

 

 

Como consecuencia de las secuelas que padece el paciente, se incoa expediente de Incapacidad Permanente que finaliza con resolución denegatoria de la prestación solicitada.

 

 

El trabajador presenta en tiempo y forma escrito de Reclamación Previa. Una vez presentada la Reclamación Previa, el paciente es citado por el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) para determinar las secuelas y limitaciones que presenta. Durante la revisión por parte del EVI, el propio médico evaluador del INSS reconoce LIMITACIONES PARA CUALQUIER TIPO DE ACTIVIDAD LABORAL reflejando en sus conclusiones que el trabajador tiene una limitación para todo tipo de actividad laboral, precisando la supervisión en todas las actividades de la vida diaria.

 

 

Por tanto, el INSS resuelve estimar la petición formulada en Reclamación Previa y reconoce al paciente afecto de Incapacidad Permanente Absoluta.

 

 

Para acceder al texto de la Resolución estimatoria de Reclamación previa y el Dictamen Propuesta pinchar aquí

 

Aprovechando que hoy se celebra el día mundial de la enfermedad existe la necesidad de concienciarnos sobre la repercusión que tiene esta enfermedad en la sociedad, enviando un mensaje de esperanza ante los altos indices de curación que existen, especialmente en etapas tempranas y potenciando la importancia de la prevención y la evitación de factores de riesgo.

Con repecto a las prestaciones por incapacidad permanente de la Seguridad Social y en concreto respecto a los pacientes que se encuentran en una situación de control y/o tratamiento prolongado , adjuntamos un extracto de una sentencia recientemente dictada por la Sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia  de Castilla Leon de 27 de diciembre del 2013, que refleja la doctrina de la Sala en esta materia y que puede motivar el reconocimiento de la prestacion de incapacidad permanente segun los casos por encontrarse el afectado  en situación de seguimiento de la enfermedad y en revisión de la misma para evitar las recaidas.

 

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO




PRIMERO.- …se presentó en el Juzgado de lo Social de Valladolid Número Cuatro, demanda formulada por la parte actora en la que solicitaba se dictase sentencia en los términos que figuran en el Suplico de la misma. Admitida la demanda y celebrado el juicio, se dictó sentencia en los términos señalados en su parte dispositiva.

 

 

SEGUNDO.- En referida Sentencia y como Hechos Probados constan los siguientes:

 

 

" Primero.- El actor, D…, nacido el ..., figura afiliado a la Seguridad Social, con el número ..., siendo su última profesión habitual la de autónomo bar (que regentaba con una sola empleada).

 

Segundo.- Inició un proceso de incapacidad temporal por enfermedad común el ... , incoándose de oficio actuaciones administrativas sobre incapacidad permanente , con acuerdo de demora de la calificación, en las que por la Dirección Provincial de Valladolid del Instituto demandado se resolvió el ... , previo Dictamen-Propuesta del Equipo de Valoración de Incapacidades de ... , denegar la prestación solicitada "por no alcanzar, las lesiones que padece, un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral, para ser constitutivas de una incapacidad permanente ". La reclamación previa formulada frente a la resolución indicada fue desestimada con fecha ....

 

Tercero.- El demandante presenta: Cancer  urotelial de alto grado, practicándosele cistectomía radical con linfadenectomía y enterocistoplastia . Portador de sonda de nefrostomía bilateral por invasión de ambos meatos ureterales. Peritonitis purulenta en abril de ... que precisó intervención quirúrgica practicándosele liberación de adherencias, liberación de asas y lavado de cavidad. Hipofunción renal izquierda, uropatía obstructiva izquierda. Exploración: Astenia, pérdida de peso, aumento del número de deposiciones (3-4 día), incontinencia urinaria, precisa colectores de orina.

 

Cuarto.- La base reguladora de la prestación interesada asciende a … Eur. mensuales

 

 

TERCERO.- Interpuesto Recurso de Suplicación contra dicha sentencia por la parte demandada, fue impugnado por la parte demandante. Elevados los autos a esta Sala, se designó Ponente, acordándose la participación a las partes de tal designación.

 

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO




UNICO.-En el único motivo de recurso, amparado en la letra c del artículo 193 de la Ley 36/2011  , reguladora de la Jurisdicción Social, se denuncia la infracción de los artículos 137.5 de la Ley General de la Seguridad Social  y, según se dice, 12.3 del "Decreto de desarrollo ", sin mayor identificación. Lo que se discute, sin pretensión alguna correctamente instrumentada de revisión de hechos probados, es que la situación del trabajador no es constitutiva de la incapacidad permanente absoluta que le ha reconocido la sentencia de instancia.

 

Nos encontramos con un trabajador intervenido de un carcinoma urotelial de alto grado con cistectomía radical, linfadectomía y enterocistoplastia, con graves secuelas y complicaciones posteriores.

El criterio que esta Sala viene aplicando en esta materia, … parte de que el cáncer es una enfermedad que, salvo en grados primarios y escasamente avanzados de desarrollo de los tumores, es altamente invalidante por las secuelas que produce, no solamente como consecuencia de la enfermedad en sí misma considerada, sino también de los tratamientos que se hacen precisos y de los padecimientos psicológicos de los pacientes. Esto implica que la persona que padece un cáncer derivado de algún tumor en estado avanzado y que requiere de tratamientos quimio o radioterapéuticos prolongados no pueda considerarse hábil para desempeñar con normalidad una actividad laboral por el hecho de que inicialmente presente una remisión de la sintomatología relacionada con la enfermedad, puesto que para considerar que se ha producido una curación de la enfermedad es preciso que transcurra un periodo de tiempo largo sin recidiva, que, siguiendo criterios médicos, esta Sala ha venido a fijar en cinco años. Por tanto, una vez agotados los plazos máximos de duración de la incapacidad temporal, aunque el paciente no presente recidiva posterior al tratamiento, éste puede ser calificado como incapaz permanente absoluto, dado que, como señala el artículo 136.1 de la Ley General de la Seguridad Social, la posibilidad de recuperación del inválido no obsta a la calificación si tal posibilidad se estima médicamente como incierta o a largo plazo. El correlato es que el transcurso del plazo de cinco años sin recidiva determina que se pueda hablar de curación, lo que significa obviamente un cambio en la calificación del estado del paciente y, por tanto, la incapacidad reconocida sea revisable por mejoría conforme al artículo 143 de la Ley General de la Seguridad Social, debiendo valorarse entonces únicamente el estado del actor y las secuelas subsistentes. Debiendo añadirse en este caso que las secuelas que constan probadas en el momento al que se remite la valoración serían suficientes por sí mismas, prescindiendo del proceso patológico del que derivan, para justificar la declaración de incapacidad permanente absoluta. El recurso es desestimado.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación al caso

 

Por lo expuesto y

EN NO MBRE DEL REY

 

 

FALLO

Desestimar el recurso de suplicación presentado por la letrada Dª … en nombre y representación del Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social contra la sentencia de .

Notifíquese la presente a las partes y a la Fiscalía de este Tribunal Superior de Justicia en su sede de esta capital. Para su unión al rollo de su razón, líbrese la oportuna certificación, incorporándose su original al libro correspondiente.

Se advierte que contra la presente sentencia, cabe recurso de Casación para la Unificación de Doctrina, que podrá prepararse dentro de los diez días siguientes al de su notificación, mediante escrito firmado por Abogado y dirigido a esta Sala, con expresión sucinta de la concurrencia de requisitos exigidos, previstos en el artículo 221 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social..

...

 

Por su interes extractamos los pasajes mas relevantes de esta sentencia dictada en febrero de 2012 por la Sección 3ª del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que reconoce el origen profesional de las secuelas ocasionadas a la trabajadora por su continua exposición a productos quimicos en su ambiente de trabajo. La sentencia reafirma que la continuidad en la exposición ha ocasionado secuelas invalidante para el ejercicio del trabajo habitual de restauradora de arte y describe la Sensibilidad Quimica Multiple como la respuesta fisiológica de algunos individuos frente a multitud de agentes  y compuestos químicos diversos y que suele iniciarse por la exposición a algún producto químico tras la cual se desarrolla intolerancia incluso ante niveles mínimos del producto.

Se aporta la sentencia  del TSJ de Madrid Sala de lo Social, sec. 3ª, S 22-2-2012, nº 107/2012, rec. 5702/2011

 



S E N T E N C I A

 


ANTECEDENTES DE HECHO




PRIMERO.- Según consta en los autos, se presentó demanda por la citada parte actora contra la mencionada parte demandada, siendo turnada para su conocimiento y enjuiciamiento al señalado Juzgado de lo Social, el cual, tras los pertinentes actos procesales de tramitación y previa celebración de los oportunos actos de juicio oral, en el que quedaron definitivamente configuradas las respectivas posiciones de las partes, dictó la sentencia referenciada anteriormente.



SEGUNDO.- En dicha sentencia recurrida en suplicación se consignaron los siguientes hechos en calidad de expresamente declarados probados:

I.- Que la actora Dª …………, figura afiliada al Régimen General de la Seguridad Social con el n° de afiliación ……………….. siendo su actividad habitual la de Restauradora de Cuadros y afecta a la plantilla de ………………, cuyas contingencias profesionales están a cargo de Mutua ………….. Tiene 35 años de edad.

 

II.- El …se insta de oficio expediente de Incapacidad por la Entidad Gestora, recayendo dictamen del EVI el … con el siguiente contenido:

"Sensibilidad química múltiple grado II, comorbilidad asociada: S fatiga crónica grado II. Fibromialgia grado I. SA seco de mucosas. Y las limitaciones orgánicas y funcionales siguientes: las derivadas del juicio diagnóstico.

Y analizadas las secuelas descritas y las tareas realizables por el titular, este Equipo de Valoración de Incapacidades, propone a la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social: la no calificación del trabajador referido como incapacitado permanente, por no presentar reducciones anatómicas o funcionales que disminuyan o anulen su capacidad laboral."



III.- Tal dictamen es confirmado por resolución de… .



IV.- Que la actora ejerce como Restauradora desde los 18 años. Dicha profesión conlleva el uso de múltiples productosquímicos:

- ALCHOL ETÍLICO EISOPROPILICO.

- WHITE SPIRIT (DISOLVENTE).

- DISOLVENTE UNIVERSAL.

- ACETONA

- CITRATO DE AMONIO.

- DIMETIL SULFOXIDO.

- BARNIZ DE ORIGEN NATURAL (DAMMAR).

- BARNIZ SINTÉTICO.

Desde febrero-Marzo de 2008 fue notando progresivamente pérdida de la tolerancia a la presencia en el ambiente de diversos agentes químicos (disolventes, barniz, pigmentos, pinturas, productos de limpieza, cosméticos, perfumes, ambientadores, betún, insecticidas, gasolina, lejía...) Cada vez que se expone a los mismos presenta molestias de garganta, malestar general, gástrico, cefalea, dermatitis, sequedad de mucosas, cansancio no explicable, diarrea y dolores articulares.

Desde entonces ha precisado varios periodos de bajas laborales ya que, en el ambiente laboral con diversos compuestos químicos, es donde con más intensidad se le reproducen los síntomas.

Se le realizaron multitud de pruebas y consultas con especialistas en la materia siendo diagnosticada de: "sensibilidad química múltiple" (test de QEESI notablemente alterado).

Valorada por Toxicología informa de la relación entre la exposición laboral repetida a sustancias químicas y la aparición progresiva del SQM (Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple).

Por este motivo ha resultado calificada como NO APTA para el ejercicio de sus funciones profesionales por la unidad de Vigilancia de la Salud de su empresa.

La situación clínica actual de la demandante es:

1- Síndrome de Fatiga Crónica. Grado II/IV. (SFC).

2- Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SQM) de origen tóxico,Grado II/IV moderado

3- Fibromialgia Grado I/IV (FM),

4- Síndrome Seco de Mucosas.



V.- El puesto de trabajo de la actora, como restauradora, consiste en la limpieza y restauración de pinturas de caballete. No obstante, y segun informa la propia empresa, en los talleres de restauración se realizan de forma habitual otras tareas sobre otros soportes, como son tablas y murales. En este puesto de trabajo es imprescindible el uso de productos químicos irritantes y tóxicos (disolventes, barnices, resinas, tintes, etc.).

Los productos químicos que más frecuentes utilizaba, eran los siguientes:

- Alcohol etílico

- Alcohol ísopropílico

- White spirit

- Disolvente Universal

- Acetona

- Citrato de amonio

- Dimetil sulfóxido

- Barniz de origen natural(Dammar)

- Barniz sintético



VI.- Que la base reguladora de la prestación de incapacidad asciende a …… euros/mes por contingencia profesional y ……… euros/mes por contingencia común.



VII.- Que la actora interpuso demanda de determinación de contingencia profesional de sus dolencias, dando lugar a los Autos …… del Juzgado Social n° .., procedimiento actualmente suspendido a resultas de esta litis.



VIII.- Tras reclamación previa interpuso demanda en solicitud de que se le declare en situación de Invalidez Permanente Total para la profesión habitual, derivada de Enfermedad Profesional, subsidiariamente accidente de trabajo(enfermedad de trabajo), subsidiaramente Enfermedad Común, condenando al Instituto demandado a abonarle una pension del 55% de la base reguladora de … Eur. mensuales, más las revalorizaciones, mejoras y mínimos legalmente aplicables y partir del día de la emisión del dictamen del Equipo de Valoración de Incapacidades.



IX.- Consta expediente de incapacidad anterior, instado en el año 2009 que fue denegado.




TERCERO.- En dicha sentencia recurrida en suplicación se emitió el siguiente fallo o parte dispositiva:

Que estimando como estimo la demanda formulada por Dª ….. contra INSS, TGSS, ….. MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm. … y………….. (Empleador), debo declarar y declaro a la actora afecta a una incapacidad permanente total para su profesión habitual por enfermedad profesional; procede en consecuencia condenar a la Mutua demandada al abono a la actora de prestaciones sobre el 55% de su base reguladora de………. euros/mes y efectos desde el cese en el trabajo; subsidiariamente al Instituto Nacional de la Seguridad Social y Tesorería General de la Seguridad Social, con derecho a repetir.

Se absuelve a la empresa demandada………….




CUARTO.- Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por el Letrado Dª……………….., en nombre y representación de ………. MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LASEGURIDAD SOCIAL núm. …, siendo impugnado por el Letrado de la trabajadora




QUINTO.- Elevados por el Juzgado de lo Social de referencia los autos principales, en unión de la pieza separada de recurso de suplicación, a esta Sala de lo Social, tuvieron los mismos entrada en esta Sección en fecha…, dictándose las correspondientes y subsiguientes resoluciones para su tramitación en forma.


 

SEXTO.- Nombrado Magistrado-Ponente, se dispuso el pase de los autos al mismo para su conocimiento y estudio, señalándose el día … para los actos de votación y fallo.

A la vista de los anteriores antecedentes de hecho, se formulan por esta Sección de Sala los siguientes,




FUNDAMENTOS DE DERECHO


 

PRIMERO.- Frente a la sentencia de instancia se alza la Mutua en suplicación articulando en primer lugar, y por el 191 b) de la L.P.L. tres motivos fácticos.

En el primero se pretende introducir ciertas adiciones al hecho probado 4º. No hay problema en incluir lo que son puras precisiones aclaratorias, como adicionar en el párrafo segundo, en la enumeración de agentes químicos y que la sentencia deja abierta tras indicar "lejía", otras como tintas de libros, periódicos, o rotuladores, tinte de pelo o tabaco (folios 177 y 189 de autos) la irrelevante referencia a que "no ha mejorado su sintomatología, tras los varios períodos de baja, o que padeció desde la infancia - así lo refiere al folio 186-problemas en vías respiratorias altas frecuentemente, faringitis crónica o hipotiroidismo.

Es puramente predeterminante y valorativa la pretensión que se hace de sustituir "tóxico" por "no filiado" que se pretende respecto al SQM pues es ignorar que el juzgador amplía incluso su indicación en el fundamento de derecho 3º y en absoluto se acredita un error valorativo que no puede en absoluto presumirse ni refutarse con una simple valoración distinta pues no estamos en una segunda instancia.

La ley encomienda la fijación de los hechos probados al Juez "a quo" (artículo 97.2 LPL) en coherencia con la circunstancia de que ante él se practican las pruebas y que en él se residencian competencias heurísticas para indagar la verdad material sin sujeción o con sujeción relativa a la actividad de las partes (artículo 88, 92.1, 93.2, 95, etc L.P.L. ).

El recurso de suplicación no es por ello una segunda instancia sino un recurso extraordinario de cognitio limitada, lo que se manifiesta especialmente en materia probatoria pues sólo puede combatirse el relato fáctico de la sentencia "a la vista de las pruebas documentales y periciales practicadas" ( artículo 191.b) de la citada Ley) lo que significa la indicación de una prueba documental indubitada o de una pericial objetiva y convincente que por sí misma, sin necesidad de hipótesis o conjeturas -ya que la prueba indiciaria no está citada en el precepto y sin estar contradichos por otros medios probatorios -ya que el 191.b) de la L.P.L. veda la técnica de apreciación global o conjunta- evidencien el error del Juzgador.

No puede pretender pues el recurrente la supresión de un hecho probado por entenderlo huérfano de prueba -pues eso presupone la facultad de examinarla toda, lo que incluye los elementos de convicción formados en la propia inmediatividad del juicio oral, lo que no es posible-, debe indicar el sentido de la corrección de modo individualizado -pues no es el Tribunal sino la parte la que recurre- y ésta debe tener trascendencia jurídica, aunque sea extraprocesal, pues de lo contrario no se tutelaría ningún "interés" con el recurso.

En presente caso, aparte de la existencia de teorías sobre la patogenia de la SQM, y de la contradicción de añadir a la incertidumbre que derivaría del carácter desconocido de "la patogenia" una nueva y radical incertidumbre de una predisposición genética "probablemente" necesaria, es lo cierto que no se evidencia error alguno del juzgador sino que se pretende imponer la propia valoración- indefectiblemente interesada- frente a la más objetiva del juez a quo.

En segundo lugar se pretende una adición al hecho probado 5º, que en realidad pretende contradecir las convicciones fácticas que expresa el juez a quo en su fundamento de derecho 3º, que no dejan de integrar el relato fáctico sustentador de la sentencia, por su ubicación formalmente irregular en la fundamentación y así se indica que "la actora está afecta a enfermedades de sensibilización central (SQM, SFC y fibromialgia) desencadenadas por intoxicación por solventes y otros productos tóxicos que usa en su actividad laboral, conocidos neurotóxicos y consecuencia de la exposición durante años a disolventes y otros químicos", así como, en relación a los productos químicos utilizados en el trabajo que la mayoría son sustancias químicas con presiones de vapor elevadas, por lo tanto volátiles.

Rápidamente se llega a una concentración elevada de producto en el ambiente de trabajo y el hecho de estar trabajando a poca distancia del cuadro hace que el personal restaurador esté expuesto a estos productos de forma continuada durante toda su jornada laboral. Además de los productos químicos indicados, el restaurador sufre multitud de posibilidades de exposición a otros productos tóxicos en su propio trabajo rutinario y también por la proximidad y/o frecuente participación en gran variedad de tareas de restauración de todas las especialidades por ejemplo polvo, serrín, suciedad, insecticidas usados en el tratamiento de termitas, hongos (xylamon) ácidos, pegamentos, productos de limpieza...etc y tales datos fácticos no pueden soslayarse en base a una modificación que, basada en pericial de parte, abocaría a un relato fáctico contradictorio.

En tercer lugar se rechaza por irrelevante para el signo del fallo, por su carácter meramente aclaratorio, la precisión de ciertos datos de la resolución denegatoria que refiere el hecho probado 9º, y que como antecedente puede examinar directamente el Tribunal, y es que la inutilidad a efectos litigiosos de tal antecedente lo evidencia el que consideraba A descartar posible SQM. Cuando la existencia actual del SQM es la base inconcusa del litigio.




SEGUNDO.- Ya por el 191 c) de la LPL se articulan dos motivos en los que se denuncia la infracción el art. 116 de la LGSS y RD 1299/06 y del 137 de la LGSS  por entender que la situación de la actora no es constitutiva de IPT y que la contingencia no puede ser EP.

Ambos motivos se rechazan.

El síndrome de sensibilidad química múltiple es la respuesta fisiológica de algunos individuos frente a multitud de agentes y compuestos químicos diversos y que suele iniciarse por la exposición a algún producto químico tras la cual se desarrolla intolerancia incluso ante niveles mínimos del producto. El nexo causal está establecido en este caso al detallar la sentencia tanto el inicio de la intolerancia cuanto el agravamiento paulatino de la misma al resumir su valoración de los informes médicos diciendo que se constata una evidente pérdida de tolerancia de la actora desde febrero-marzo de 2008 a la presencia en el ambiente de diversos agentes químicos (disolventes, barniz, pigmentos, pintura, productos de limpieza, cosméticos, perfumes, ambientadores, betún, insecticidas, gasolina, lejía... Cada vez que se expone a los mismos presenta molestias de garganta, malestar general, gástrico, cefalea, dermatitis, sequedad de mucosas, cansancio no explicable, diarrea y dolores articulares.

Se trata de sustancias en gran medida codificadas en el cuadro de enfermedades profesionales, como agentes causantes en el R.D. 1299/06  en el punto referente a Enfermedades provocadas por la inhalación de sustancias y Agentes (Grupo I agente F, agente H subagente 1 y agente K y subagente 3 como indica con precisión el juez a quo).

El origen profesional de la afectación no es discutible en cuanto la desencadena el contacto y la agudiza y agrava la continuidad del contacto, y por otra parte, la invalidez permanente la determina la incompatibilidad del ejercicio de la profesión con el mantenimiento de la salud, como dato objetivo. Se rechaza pues el recurso.

VISTOS los anteriores preceptos y los demás de general aplicación,




FALLO

Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por el Letrado Dª…………., en nombre y representación de  MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm. , contra la sentencia de fecha…, dictada por JDO. DE LO SOCIAL num…. de MADRID en sus autos número …, seguidos a instancia de Dª … frente a  INSS,  TGSS, … MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD SOCIAL núm.  y ……………, en reclamación por enfermedad profesional, invalidez total, y en consecuencia debemos confirmar y confirmamos la sentencia de instancia.

 


 


 


 

Se aportan algunas sentencias  recientes que reflejan aspectos destacados relativos a la concesion de prestaciones por incapacidad permanente  por patologias relacionadas con el Sindrome de Fatiga Cronica:



- Sentencia del T.S.J de Cataluña de 21/6/2013, sala de lo Social,   nº 4450/2013, nº rec. 6923/2012:

 

"Aunque fibromialgia y síndrome de fatíga crónica (SFC) son dos enfermedades que suelen ir de la mano, no debemos perder de vista que aunque puedan provenir de una misma disfunción, afectan a dos esferas diferentes de la persona, y la calificación de los diferentes grados de repercusión no es idéntica para ambas; mientras que la fibromialgia se manifiesta fundamentalmente por una clínica de dolor generalizado, el SFC afecta a la fatiga física o neurocognitiva, habiéndose aceptado de forma generalizada la clasificación en cuatro grados del SFC según la repercusión en la calidad de vida de quién lo padece. En el caso de la fibromialgia se acostumbran a establecer tres grados, correspondientes a afectación vital leve, moderada o grave".

 

 

- Sentencia del T.S.J de Cataluña de 17/6/2013, sala de lo Social,  nº 4291/2013, nº rec. 5884/2012:

 

"Respecto al síndrome de fatiga crónica, ésta es una afección compleja y debilitante, caracterizada por una fatiga intensa que no remite tras el descanso en cama y que puede empeorar con la actividad física o mental. Según los diversos estudios médicos sobre dicha enfermedad, para alcanzar el diagnóstico es necesario cumplir los siguientes criterios:

a) padecer una fatiga crónica grave durante seis o más meses que no sea consecuencia de ninguna dolencia conocida;

b) presentar cuatro o más de los siguientes síntomas:

deterioro sustancial de la memoria o la concentración a corto plazo, faringitis o amigdalitis, nódulos linfáticos sensibles, mialgias, altragias múltiples sin hinchazón o eritema, cefaleas de una clase e intensidad no sufrida anteriormente, alteración del sueño y malestar que persiste 24 horas después de un esfuerzo. Y tales síntomas tienen que haberse presentado, persistente o recurrentemente, durante un mínimo de seis meses y no haber antecedido a la fatiga;

c) sintomatología neurovegetativa como por ejemplo disestesias y parestesias en extremidades;

d) sintomatología inmunológica, como por ejemplo odinofagia de repetición.

 

Como recuerda la sentencia de esta Sala de 7-2-2013 (rec. 5067-12), "Tal com ha valorat aquesta Sala Social en múltiples sentències, com es diu en la de 20-9-2007, nº 6178/2007, rec. 5267/2006 , amb cita de les de 6-04 - 2004 , 11-12-2003 EDJ 2003/236568 , 14-07-06 rec. 2306-05 , 05-03-07 rec. 993-06 i rec. 991-06, " la síndrome de fatiga crònica s'ha de considerar invalidant, quan esta concretament descrita i objectivada, per qualsevol professió u ofici, doncs la capacitat residual pels malalts que pateixen aquesta malaltia, de la que no es coneix tractament, amb astenia, fatigabilitat precoç, abatiment, depressió, etc., com s'ha valorat altres vegades, és nul.la per fer esforç mínim continuat durant una jornada laboral comú.". La síndrome de fatiga crònica en grau III /IV es considera moderada-severa i àmpliment limitativa de les facultats físiques i mentals del pacient i s'ha declarat en situacions anàlogues la incapacitat permanent absoluta, criteri que s'ha de reiterar, ja que a cap treballador li pot ser exigible un tant alt grau de penositat o sacrifici, com el que resultaria en el cas del demandant la inserció en el treball, a no ser que tingués un caràcter residual, i per tant compatible, d'acord amb l' article 141- 2 de la LGSS.".

 

  

- Sentencia de 8/5/2013 del T.S.J de Cataluña, sala de lo Social, nº 3252/2013, nº rec. 5192/2012:

  

Reproduciendo lo manifestado sobre la funcional proyección de los efectos del SFC en la sentencia de la Sala de 14 de julio de 2007 , reitera el pronunciamiento de 8 de enero de 2013 la necesidad de acudir "a los criterios médicos que la conforman; y, en tal sentido, no puede obviarse, siguiendo la citada doctrina de esta Sala, el expresado por el Dr. Geronimo (Jefe del Servicio de Medicina Interna de la Unidad Multidisciplinar de FatigaCrónica del hospital Clinic de la Universidad de Barcelona) que en el artículo titulado "Síndrome de Fatiga Crónica " lo define como "una situación de fatigabilidad inexplicada y persistente a pequeños esfuerzos tanto físicos como mentales que resulta claramente incapacitante para el paciente", siendo su "etiología y patogenia... desconocidas, aunque se postula una hipótesis posvírica con disfunción inmunológica asociada...". Se trata de una enfermedad que "tiene un curso crónico , persistente y con oscilaciones, que provocan en el paciente una considerable invalidez funcional...".

En armonía con dicho criterio la Sentencia de la Sala de 21 de junio de 2006 (remitiéndose a su pronunciamiento de 19 de septiembre de 2003) sostiene (en términos sustancialmente coincidentes con los expresados por el más reciente pronunciamiento de 5 de marzo de 2007) que la fatiga crónica es "una enfermedad tributaria del grado de invalidez absoluta, pues se trata de una dolencia que se manifiesta a mínimos esfuerzos, lo que por sí excluye la posibilidad de trabajar con eficacia y continuidad"

 

 

- Sentencia de 23/4/2013 del T.S.J de Cataluña, sala de lo Social,  nº 2902/2013, nº rec. 1337/2012:

 

El SFC afecta a la fatiga física o neurocognitiva, habiéndose aceptado de forma generalizada la clasificación en cuatro grados del SFC según la repercusión en la calidad de vida de quién lo padece,

 

 

 

- Sentencia de 27/3/2013 del T.S.J de Cataluña, sala de lo Social, nº 2313/2013, rec. 3318/2012:

 

En cuanto al Síndrome de fatiga crónica la Sala ya ha dicho, entre otras en STSJ Catalunya del 26 de Julio del 2011 ( ROJ: STSJ CAT 8237/2011)Recurso: 6070/2010 que para que el Síndrome de Fatiga Crónica sea tributario de una incapacidad permanente que ha de ser severo y comportar sintomatología intensa y acusada con virtualidad incapacitante ( STSJ Catalunya 3 noviembre de 2010, Rec 1163/2010 ), siendo que se suele declarar en situación de incapacidad permanente absoluta a las personas que sufren el SFC en grado III o IV, ya que se trata de un diagnóstico que comporta la constatación de una limitación tan grave de la capacidad de esfuerzo que impide a quien la sufre cualquier trabajo, ya que no puede realizar esfuerzos elementales, lo cual equivale a valorar que no pueda desarrollar un trabajo con un mínimo de eficacia y responsabilidad. Así, las SSTSJ Catalunya de 24-10-07 , 27-03-07 , 6-02-2007 , 2-02-07 , y más recientemente en STSJ Catalunya de 4 de noviembre de 2010, Recurso 1074/2010 . Así mismo, respecto de SFC grado III, esta Sala tiene dicho que hoy por hoy comporta, mientras no haya un tratamiento paliativo, una incapacidad permanente absoluta, ya que se trata de un diagnóstico de enfermedad crónica, muy incapacitante y a pesar de las técnicas paliativas, no existe una perspectiva de curación, sin perjuicio de la revisión de grado que contempla el art. 143 LGSS (Vid STSJ Catalunya 8 de octubre de 2010, Recurso 7883/2009 )

 

 

- Sentencia de 14/1/2013, del T.S.J de Cataluña, sala de lo Social, nº 243/2013, rec. 2144/2012:

 

"Así, en cuanto a la fatiga crónica, ha sido clasificada médicamente en los siguientes grados: GRADO I: el enfermo presenta fatiga ocasional u oscilante, sin limitación significativa (50%) en la actividad laboral y en las actividades de vida cotidiana (AVC) GRADO II: presencia de fatiga persistente, oscilante pero sin mejora, con marcada repercusión (50%) en la actividad laboral y también en los AVC. GRADO III: fatiga marcada que no permite ni ocasionalmente hacer ningún tipo de actividad laboral y que limita en más de un 80% la autonomía y las AVC. GRADO IV: fatiga extrema que precisa la ayuda de otras personas para las actividades personales básicas y que imposibilita la autonomía y las AVC. En función de tal clasificación, esta Sala ya ha dicho, entre otras en STSJ Cataluña del 26 de julio del 2011 (ROJ: STSJ CAT 8237/2011) Recurso: 6070/2010 que para que el Síndrome de Fatiga Crónica sea tributario de una incapacidad permanente que ha de ser severo y comportar sintomatología intensa y acusada con virtualidad incapacitante ( STSJ Catalunya 3 noviembre de 2010, Rec 1163/2010), siendo que se suele declarar en situación de incapacidad permanente absoluta a las personas que sufren el SFC en grado III o IV, ya que se trata de un diagnóstico que comporta la constatación de una limitación tan grave de la capacidad de esfuerzo que impide a quien la sufre cualquier trabajo, ya que no puede realizar esfuerzos elementales, lo cual equivale a valorar que no pueda desarrollar un trabajo con un mínimo de eficacia y responsabilidad."  


Se aportan algunos extractos relevantes de recientes sentencias de Tribunales superiores de Justicia, en relación a la concesión de prestaciones por incapacidad que tratan la ptaologia de  fibromialgia (FM):

 

 

 

 

- Sentencia nº 359/2013  de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragon de 24 de julio del 2013:

 

"El síndrome de fibromialgia es una forma común de fatiga y dolor muscular generalizado. Su etiología desconocida; el hecho de que no pueda diagnosticarse mediante pruebas de laboratorio porque los resultados son normales, debiendo diagnosticarse sobre la base de la sintomatología del paciente; y las discrepancias médicas sobre esta enfermedad, dificultan la concreción de su alcance invalidante, sin que sea suficiente con la mera indicación de los puntos de dolor, dado que la respuesta del paciente es muy subjetiva.

Como ha establecido reiteradamente esta Sala (por todas, sentencias 492/2006, de 10- 5 ; 856/2006, de 27-9 ; 720/2007, de 29-6 ; 935/2009, de 9-12 ; 579/2010, de 28-7 ; 627/2010, de 22-9 ; 677/2010, de 6-10 ; 757/2011, de 9-11 y 901/2011, de 21-12 ), lo relevante no es el mero diagnóstico de esta dolencia sino la concreción de cuál es su efecto en el trabajador que solicita la prestación de incapacidad permanente: qué concretas limitaciones orgánicas y funcionales ocasiona al trabajador (por todas, sentencias de esta Sala nº 312/2012,de 13-6 )."

 

 

 

- Sentencia  nº 4453/2013 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia  de Cataluña de 21 de junio del 2013.

 

"Respecto a la fibromialgia, esta Sala viene declarando reiteradamente que su diagnóstico no determina automáticamente el reconocimiento de un grado de incapacidad permanente , siendo necesario, además del diagnóstico diferencial, la constancia de datos tales como el número de puntos gatillo positivos, el tiempo de evolución de la enfermedad, el tratamiento o tratamientos específicos prescritos a la afectada y la respuesta a los mismos, así como, y esencialmente, el nivel de repercusión funcional en su caso concreto , puesto que, como es sabido, la fibromialgia no sólo incide de forma diferente según las personas, sino que también varía la repercusión funcional en la misma persona de un día a otro, e incluso en función de las horas del día, pudiendo provocar desde la más absoluta de las incapacidades hasta una irrelevante repercusión funcional, paliable con tratamiento farmacológico adecuado (STSJ Catalunya STSJ, del 03 de Noviembre del 2010 ( ROJ: STSJ CAT 8529/2010) Recurso: 431/2010 .

En efecto, tiene dicho la Sala que"la fibromialgia puede oscilar desde la absoluta imposibilidad de realizar tareas tan livianas como levantar o asir un objeto e escaso peso, pasando por la limitación exclusivamente para esfuerzos intensos por aparecer un cansancio precoz, y hasta la inexistencia de repercusión funcional alguna, al ser posible el desarrollo de las actividades cotidianas sin interferencia del dolor músculo-esquelético"( STSJ Catalunya de 10 de diciembre de 2005/JUR 20054637 ), habiéndose apreciado el grado de absoluto de incapacidad en los casos en que existe una severidad notoria de la fibromialgia : STSJ, Social sección 1 del 03 de Noviembre del 2010 ( ROJ: STSJ CAT 8520/2010)Recurso: 1120/2010 STSJ, Social sección 1 del 22 de Abril del 2010 ( ROJ: STSJ CAT 4507/2010)Recurso: 3575/2009 7836/2012 ."




- Sentencia nº 4450/2013 de 21 de junio del 2013 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

 

"Aunque fibromialgia y síndrome de fatíga crónica (SFC) son dos enfermedades que suelen ir de la mano, no debemos perder de vista que aunque puedan provenir de una misma disfunción, afectan a dos esferas diferentes de la persona, y la calificación de los diferentes grados de repercusión no es idéntica para ambas; mientras que la fibromialgia se manifiesta fundamentalmente por una clínica de dolor generalizado, el SFC afecta a la fatiga física o neurocognitiva, habiéndose aceptado de forma generalizada la clasificación en cuatro grados del SFC según la repercusión en la calidad de vida de quién lo padece. En el caso de la fibromialgia se acostumbran a establecer tres grados, correspondientes a afectación vital leve, moderada o grave,"

 

 

 

- Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragon  nº 359/2013

 

 QUINTO .- El síndrome de fibromialgia es una forma común de fatiga y dolor muscular generalizado.

Su etiología desconocida; el hecho de que no pueda diagnosticarse mediante pruebas de laboratorio porque los resultados son normales, debiendo diagnosticarse sobre la base de la sintomatología del paciente; y las discrepancias médicas sobre esta enfermedad, dificultan la concreción de su alcance invalidante, sin que sea suficiente con la mera indicación de los puntos de dolor, dado que la respuesta del paciente es muy subjetiva.

Como ha establecido reiteradamente esta Sala (por todas, sentencias 492/2006, de 10- 5 ; 856/2006, de 27-9 ; 720/2007, de 29-6 ; 935/2009, de 9-12 ; 579/2010, de 28-7 ; 627/2010, de 22-9 ; 677/2010, de 6-10 ; 757/2011, de 9-11 y 901/2011, de 21-12 ), lo relevante no es el mero diagnóstico de esta dolencia sino la concreción de cuál es su efecto en el trabajador que solicita la prestación de incapacidad permanente: qué concretas limitaciones orgánicas y funcionales ocasiona al trabajador (por todas, sentencias de esta Sala nº 312/2012, de 13-6 ).”




- Sentencia del Tribunal Superior de Galicia nº 3331/2013 de 25 de junio de 2013

 

"Como señala la STSJ de Cantabria (Sala de lo Social, Sección 1), de 17 abril de 2007 (Recurso de Suplicación núm. 268/2007 ) citando al Instituto Ferran de Reumatología de Barcelona se denomina a la Fibromialgia, síndrome oculto y doloroso, que afecta a un 3% de la población y que implica dolor en músculos, ligamentos y tendones, que no se detecta por laboratorio sino que se basa en un examen clínico de los síntomas. La definición de la enfermedad es pues meramente sintomática (dolor difuso músculo esquelético crónico y síndrome depresivo) y se la considera como enfermedad incapacitante en los casos más graves.


Los criterios para establecer con acierto el diagnóstico fueron informados por la Academia de Reumatología Americana, que definió la enfermedad como «dolor músculo-esquelético extenso y generalizado, en todo el cuerpo y por un período de al menos 3 meses». En este caso, la trabajadora viene afectada por la enfermedad desde hace años como se comprueba a la vista de los Informes médicos obrantes en autos.

La fibromialgía se asienta en dos criterios diagnósticos (documento de consenso sobre el tratamiento y diagnóstico de la fibromialgia adoptado en conferencia de consenso en Cataluña): Una historia de dolor generalizado en el lado derecho e izquierdo del cuerpo, por encima y debajo de la cintura (cuatro cuadrantes corporales) además de existir dolor en el esqueleto axial. Dolor a la presión de al menos 11 de los 18 puntos elegidos que corresponden a las áreas más sensibles del organismo.


Su determinación clínica se establece entonces tras el examen de los «tender points» o puntos sensibles de máximo dolor, que nos dará que 11 de los 18 posibles son positivos. Estos puntos están en el cuello, en los hombros, en el pecho, en la cadera, en la rodilla y en el codo, es decir, en hemicuerpo derecho e izquierdo, así como por encima y por debajo de la cintura. Además debe existir dolor en el esqueleto axial (columna cervical, cara anterior del tórax, columna dorsal o columna lumbar).


No resulta fácil su valoración médica y la determinación de su repercusión funcional, de ahí que por lo general, al tratarse de una enfermedad de etiología no filiada y cuyo diagnóstico se ha de establecer por la manifestaciones clínicas, es muy importante atender en cada caso concreto a la valoración que se ha realizado, que tiene en cuenta, porque esa es la función de los especialistas médicos, la situación físico- psíquica de la paciente, su evolución y su credibilidad (TSJ Asturias de 31-1-2003)


De ahí que no todo caso de fibromialgia determina automáticamente una incapacidad laboral, puesto que al tratarse de una enfermedad cuyo síntoma cardinal es el dolor, variable en intensidad, no sólo de una persona a otra, sino incluso en la misma persona en función de los días u horas del día, ha de analizarse detenidamente y caso por caso, la repercusión funcional de esa patología ( STSJ Cataluña núm. 2381/2005 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 16 marzo . Como dice la Sentencia recurrida citando a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (Sala de lo Social) de 6 septiembre de 2001 , la fibromialgia, en definitiva, no siempre influye de modo parejo sobre la aptitud para realizar el trabajo y puede por ende resultar invalidante o no serlo.


Siquiera cuando puede ejercer alguna influencia sobre la capacidad de ganancia, la fibromialgia leve no llega hasta el punto de privar de la posibilidad de desempeñar las fundamentales tareas de su profesión habitual como dijo la STSJ Galicia (Sala de lo Social) de 16 noviembre 2001 y la STSJ Murcia núm. 1444/2001 (Sala de lo Social), de 8 octubre . Con el mínimo de 11 puntos de dolor objetivados es posible, valorando las circunstancias concurrentes, reconocer el grado de total ( TSJ Madrid 6-6-2005, rec. 1345/2005 y de 27-2-2006 ). Sin embargo, no basta con acreditar un número de puntos-gatillo superior a 11, conforme a los criterios diagnósticos antes referidos y establecidos por el American College of Rheumatology en 1990, dado que además de la existencia de una palpación dolorosa, que no simplemente sensible, en los citados puntos, es necesario valorar cuál es la repercusión real en la capacidad de trabajo, puesto que la fibromialgia es de evolución oscilante y sus síntomas pueden cambiar día a día, así como variar su intensidad en función de las horas del día, por lo que resulta esencial la acreditación de la repercusión funcional en cada caso concreto, que puede oscilar desde la absoluta imposibilidad de realizar tareas tan livianas como levantar o asir un objeto de escaso peso, pasando por la limitación exclusivamente para esfuerzos intensos por aparecer un cansancio precoz, y hasta la inexistencia de repercusión funcional alguna, al ser posible el desarrollo de las actividades cotidianas sin interferencia del dolor músculo-esquelético ( STSJ Cataluña núm. 8846/2004, de 10 diciembre ).


Se reconoce, por ejemplo, la incapacidad permanente total a una limpiadora en un supuesto de fibromialgia severa con afectación lumbosacra, lo que le produce dolores generalizados, astenia intensa y sintomatología depresiva, como factores exacerbantes están la actividad o el reposo continuados: limpiadora ( STSJ Madrid núm. 114/2002 (Sala de lo Social, Sección 2ª), de 27 diciembre ). También a una pescadora, con puntos fibromiálgicos positivos, dolor de hombros, cintura escapular, codos, rodillas, asociados a parestesias en MMSS, cefaleas... que empeoraba a lo largo del día; había perdido peso -7 kilos-, con llanto inmotivado, flexión del tronco limitado por el dolor. En tratamiento además con antidepresivos agotadas las posibilidades terapéuticas rehabilitadoras ( STSJ Madrid núm. 482/2002 (Sala de lo Social, Sección 4ª), de 17 septiembre . También con distimia clarificada y fibromialgia muy severa» en un oficial de 2ª de Agentes de Seguros ( STSJ Castilla y León, Burgos, núm. 365/2002 (Sala de lo Social), de 6 mayo ). Cuando el síndrome fibromiálgico se presenta como intenso y prolongado, con 18 puntos positivos sobre 18, y el trastorno depresivo se califica de intensidad severa, se reconoce la incapacidad total a una jefe de Negociado de Seguros, en ( STSJ Cantabria de 20-2-2002 y STSJ Cantabria de 27-3-2006 ).

Con 18 puntos positivos sobre 18, con dolores osteomusculares generalizados y fatiga crónica, se reconoce la incapacidad total para un maquinista de confección en STSJ Aragón de 11-7-2005 . Con un síndrome de fatiga crónica fibromiálgica, con trastorno ansioso-depresivo se reconoce la incapacidad total a un pinche de cocina ( STSJ Madrid de 22-12-2003 ). También con episodios depresivos reactivos de larga y dolores que se localizan a nivel de todo el esqueleto axial, se reconoce en TSJ Asturias núm. 967/2001, de 6 abril . La fibromialgia de larga duración severa, con otras dolencias adicionales, como deformación ósea generalizada, espondiloartrosis evolucionada, gonartrosis y epincondilitis, en persona con obesidad mórbida, son disminuciones funcionales que conllevan discapacidad global para quehaceres en los que necesariamente se han de efectuar movimientos continuos que afectan a la columna, caderas y articulaciones de miembros superiores e inferiores, actividades que entrañan las fundamentales tareas que le son exigidas a la actora en su profesión habitual de auxiliar de la conserva ( STSJ Murcia núm. 175/2000 (Sala de lo Social), de 7 febrero En general, y como ha apreciado la STSJ Baleares núm. 440/2001 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 6 septiembre , las más numerosas que aprecian situación de invalidez lo hacen en supuestos en que la fibromialgia no aparece con el carácter de primaria, es decir, como la única alteración de la salud existente, sino en calidad de enfermedad concomitante o asociada a otras patologías, normalmente de índole depresiva (SSTSJ de 28 de septiembre y 3 de noviembre de 1998 , de Madrid ; 16 de octubre de 1998 y 13 de octubre de 1999, de Málaga ; 25 de mayo [ AS 1998\6002] , de Murcia ; 19 de febrero, de Canarias; 19 de febrero de 2000 , de Canarias; 16 de octubre de 2000, de Aragón ; 27 de octubre de 2000 [ JUR 2001\27230] , de Cantabria, etc.).

Se reputa además grave una fibromialgia de 15 puntos en gatillo dolorosos sobre 18 puntos posibles, junto a otras patologías significativas, por «lumbalgia, depresión, gonartrosis, colon irritable», si hace que «la única conclusión jurídica, humana y equitativa posible» sea reconocer el grado de IPA ( TSJ Madrid, 6-6-2005, rec. 1405/2005 ). Cuando se objetivan 18 puntos en gatillo dolorosos sobre 18 puntos posibles de fibromialgia puede ser incluso un cuadro clínico acreedor de IPA ( TSJ Madrid, 0-5- 2005, rec. 1282/2005 o STSJ Madrid núm. 169/2006 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 27 febrero ). Calificada como severa la fibromialgia, que presenta el máximo número posible de puntos gatillos positivo y que se cataloga como activa, unido dicho diagnóstico al de trastorno depresivo mayor grave, no cabe duda de que nos hallamos ante un caso claro de incapacidad permanente absoluta, en los términos contemplados por el artículo 137.5º de la LGSS ( STSJ Cataluña núm. 6627/2004 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 1 octubre )."

 

 

 

- Sentencia nº 1411/2013 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias de 28 de junio

 

"La fibromialgia es una enfermedad crónica y compleja, caracterizada por cursar con dolor generalizado y fatiga permanente entre otros síntomas, que se presenta con distintas intensidades en las personas que la sufren, aceptándose como criterios diagnósticos (criterios de clasificación de la American College of Rheumatology 1990) dos:

- Una historia de dolor generalizado en el lado derecho e izquierdo del cuerpo, por encima y debajo de la cintura (cuatro cuadrantes corporales); además de existir dolor en el esqueleto axial con una de las cuatro posibilidades (raquis cervical, dorsal, región lumbar, pared torácica anterior).

- Dolor a la presión digital en, al menos, 11 de los 18 puntos elegidos, los llamados "tender points", que corresponden a las áreas más sensibles del organismo. La definición de la enfermedad es meramente sintomática, y por ello no resulta fácil su valoración médica y la determinación de su repercusión funcional, de ahí que, por lo general, no baste con la existencia de un diagnostico de fibromialgia para el reconocimiento de una incapacidad permanente, sino que lo determinante es la repercusión funcional en cada caso concreto ya que puede oscilar entre resultar irrelevante y carecer de trascendencia funcional a, por el contrario, imposibilitar a quien la padece para realizar cualquier actividad por liviana que esta sea, de tal manera que solamente se la considera como enfermedad incapacitante en los casos más graves."





- Sentencia de la Sala de lo Social de Castilla-Leon  nº 1420/2013 de 24 de julio del 2013


 "En efecto, puesto que la fibromialgia viene siendo caracterizada por la ciencia médica como un estado doloroso generalizado que, aunque no disminuye la movilidad articular, afecta a múltiples zonas osteomusculares y genera un cuadro generalizado de fatiga crónica, asociado a depresión. En relación con ello, existe consenso en el ámbito sanitario en la afirmación de que el dolor crónico laboralmente incapacitante en la fibromialgia, lo cual es identificable con las situaciones de afectación vital grave de la enfermedad, es aquel que termina traduciéndose en la necesidad de someter al paciente a un tratamiento multidisciplinar médico, físico, psicológico y ocupacional."

 

 

 

 

La Secretaria de Estado de la Seguridad Social dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha publicado datos relativos al número de pensiones reconocidas de incapacidad permanente desde el año 2003 hasta agosto de 2013, haciendo referencia tanto a nº de pensiones reconocidas como al importe de las mismas.  

 

Se aportan datos globales a nivel nacional y datos  por Comunidades Autónomas.  

 

Esperamos que la información aportada sea de su interés. 

 

 

 

NUMERO DE PENSIONES DE I.P A 1.8.2013     
ANDALUCÍA ARAGÓN ASTURIAS  ILLES BALEARS   
Almería  8.499 Huesca  5.045      
Cádiz  35.089 Teruel  2.897  
Córdoba  15.265 Zaragoza  16.183  
Granada  23.577    
Huelva  11.988  
Jaén  20.404  
Málaga  34.006  
Sevilla  55.790  
   
 
204.618 24.125 32813 18114  
             
CANARIAS  CANTABRIA  CASTILLA Y LEÓN  CASTILLA- LA MANCHA 
Palmas (Las)  19.351   Ávila  2.709 Albacete  6.858
S.C.Tenerife 13.610 Burgos  4.600 Ciudad Real  14.131
  León  12.666 Cuenca 4.553
Palencia 3.777 Guadalajara  4.961
Salamanca  4.605 Toledo  9.624
Segovia 2.059  
Soria  1.248
Valladolid  9.371
Zamora  3.142
 
32.961 13868 44177 40127
             
CATALUÑA  C. VALENCIANA  EXTREMADURA   
Barcelona 130.191 Alicante 23.703 Badajoz 13.764  
Girona  12.455 Castellón  11.682 Cáceres  9.662  
Lleida  9.920 Valencia  60.103    
Tarragona  14.467    
   
 
 
 
 
 
167.033 95.488 23.426  
             
GALICIA  MADRID  MURCIA  NAVARRA     
Coruña (A)  26.828          
Lugo 9.866    
Ourense  9.564    
Pontevedra 23.221    
     
   
   
   
   
   
69.479 74.418 32.555 11.245    
             
PAÍS VASCO    RIOJA (LA)  Ceuta  Melilla  TOTAL   
Araba/Álava 5.864          
Gipuzkoa  14.701  
Bizkaia  22.889  
   
 
 
 
 
 
 
43.454 5.247 839 1.126 935113  

 

 

  Entrevista en elconfidencial.com del Letrado D. Vicente Javier Saiz Marco relativa a la problemática concesión de las prestaciones por incapacidad permanente http://www.elconfidencial.com/sociedad/2015-11-15/incapacidad-permanente-seguridad-social-arritimia-teleoperador_1096089/

 

La Secretaria de Estado de la Seguridad Social dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha publicado datos relativos al número de pensiones reconocidas de incapacidad permanente desde el año 2003 hasta agosto de 2013, haciendo referencia tanto a nº de pensiones reconocidas como al importe de las mismas.

 

Se aportan datos globales a nivel nacional y datos  por Comunidades Autónomas.

 

Esperamos que la información aportada sea de su interés.

 

 

INCAPACIDAD PERMANENTE
AÑO Nº PENSIONES IMPORTE MENSUAL DE LA NÓMINA  (en miles de euros) % VARIACION ANUAL 
2003 803.077 514.330 7,4
2004 827.470 555.101 7,9
2005 845.960 594.274 7,1
2006 877.996 646.538 8,8
2007 902.901 691.131 6,9
2008 911.873 734.719 6,3
2009 930.881 778.064 5,9
2010 936.895 800.118 2,8
2011 942.883 823.333 2,9
2012 943.021 840.196 2
ene-12 941.490 831.385
feb-12 940.819 831.300
mar-12 942.980 834.194
abr-12 944.396 836.430
may-12 944.431 837.146
jun-12 944.794 838.502
jul-12 945.470 839.841
ago-12 944.889 839.768
sep-12 943.297 838.617
oct-12 941.629 837.527
nov-12 942.332 838.762
dic-12 943.021 840.196
ene-13 940.843 850.890
feb-13 936.816 847.866
mar-13 936.087 847.719
abr-13 935.644 847.873
may-13 935.261 848.406
jun-13 935.451 849.175
jul-13 935.220 849.505
ago-13 935.113 849.819 1,2

 

 

 

Reciente sentencia del Tribunal Supremo  sobre declaracion de improcedencia del despido a trabajador que durante el tiempo que dura su proceso judicial y mientras  que se dicta la sentencia reconociendo dicha improcedencia, se  le reconoce una incapacidad permanente, lo que provoca que ante la imposibilidad de  readmision por parte del empleador  se le deba indemnizar al trabajador con las cantidades reconocidas.

 

 

 

 

 

 

SENTENCIA


En la Villa de Madrid, a veinticinco de Junio de dos mil trece.

...

 

ANTECEDENTES DE HECHO


PRIMERO.- Con fecha…, el Juzgado de lo Social número 15 de Valencia dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva: "Que estimando la demanda formulada por contra la empresa "… debo declarar y declaro improcedente el despido de fecha 9-7-10 condenando a la empresa demandada a la readmisión del trabajador o al abono de la cantidad de 43.739,10 euros, en concepto de indemnización; opción que deberá realizar el empresario en el plazo de los CINCO días siguientes a partir de la notificación de la presente sentencia, mediante escrito o comparecencia ante la Secretaría de este Juzgado; debiendo abonar en cualquier caso los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido y hasta la notificación de esta resolución en la cuantía diaria de 42,26 euros".

 

 

SEGUNDO.- En la citada sentencia se han declarado probados los siguientes hechos:

 

"Primero: El actor ha venido prestando servicios por cuenta y dependencia de la empresa demandada, dedicada a la actividad de construcción, desde el día 20-07-1987, con la categoría profesional de Oficial 2ª y salario mensual de 1.268,02 euros diarios, incluida la prorrata de pagas extras.

 

Segundo: Por escrito de fecha … la empresa demandada comunicó al actor su despido objetivo, alegando causas económicas, organizativas y productivas, con efectos de … manifestando abonarle en dicho acto el 60% de la indemnización en cuantía de 9.131,12 euros. Por escrito de la misma fecha el actor manifiesta que son ciertas las causas de despido y que se le ha abonado la cantidad referida, así como liquidación, saldo y finiquito, renunciando a cualquier reclamación judicial derivada de la relación laboral. La carta de despido y el citado documento obran en autos como documento nº 4 de la demandada y se dan por reproducidos en aras a la brevedad.

Tercero: La empresa ha venido abonando al actor sus salarios por transferencia bancaria, no habiéndose abonado los quince días de preaviso. La indemnizacion que se dice abonada al actor no consta en la contabilidad de la empresa.

 

 Cuarto: El actor no sabe leer ni escribir correctamente y tiene un coeficiente mental límite, inferior  al considerado normal por la OMS.

 

 Quinto: El demandante no ostenta ni ha ostentado en el año anterior al despido, la condición de Delegado de Personal, miembro del Comité de Empresa o Delegado Sindical.

 

 Sexto: Con fecha … se presentó papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación -SMAC-, celebrándose el acto conciliatorio el día 5-8-10, terminando con el resultado de "sin avenencia". El día … se presentó demanda ante los Juzgados de lo Social de Valencia.

 

 

TERCERO.- El Juzgado de lo Social nº …, en ejecución de la sentencia anteriormente mencionada, dictó auto con fecha … en el que, acogiendo la pretensión del trabajador ejecutante, declaró la imposibilidad de llevar a cabo la opción por la readmisión que había efectuado la empresa y sustitución por el abono a dicho trabajador de la indemnización correspondiente así como de los salarios de trámite devengados. Y una vez desestimada, por auto de… , la reposición contra el auto anterior, se recurrió en suplicación por la empresa demandada (recurso de suplicación nº…), dictándose con fecha … por la Sala de lo Social del TSJ de Valencia, la sentencia que ahora se recurre en casación para la unificación de doctrina, constando en dicha sentencia la siguiente parte dispositiva: "Estimamos el recurso de suplicación interpuesto en nombre de…, contra Auto dictado por el Juzgado de lo Social nº … de los de … de fecha… , en EJECUCIÓN DE SENTENCIA y, en consecuencia revocamos la RESOLUCIÓN RECURRIDA y con desestimación de la PRETENSIÓN DE EXTINCIÓN INDEMNIZADA POR READMISIÓN IRREGULAR EFECTUADA POR EL TRABAJADOR, declaramos extinguida la relación por incapacidad permanente en grado de gran invalidez, sin derecho a indemnización, manteniendo la condena de la demandada respecto del abono de los salarios de tramitación. Se acuerda que una vez firme la sentencia, se proceda a la devolución de todas las consignaciones y del depósito y a la cancelación de los aseguramientos prestados para recurrir".

 

 

CUARTO.- El letrado D. …en nombre y representación de D…, mediante escrito presentado el… , formuló recurso de casación para la unificación de doctrina, en el que:

 

Primero.- Se alega como sentencias contradictorias con la recurrida la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de fecha 28 de mayo de 2010, la de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de fecha 5 de junio de 2002 y la del Tribunal Supremo de ... .

 

Segundo.- Se alega la infracción del art. 207.c) de la LRJS .

 

 

QUINTO.- Por providencia de esta Sala, se procedió a admitir a trámite el citado recurso, y habiéndose impugnado, pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal, que presentó escrito en el que estima que procede la DESESTIMACIÓN del primero de los motivos del recurso por falta de los requisitos del art. 219 de la LRJS y la ESTIMACIÓN en lo que afecta a los motivos segundo y tercero. E instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día…, en el que tuvo lugar.

 

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

 

PRIMERO.- El recurrente fue despedido por causas objetivas con efectos del… .

Presentó demanda ante los juzgados de lo social y se dictó sentencia el … declarando improcedente el despido y condenando a la empresa a la readmisión o al abono de una indemnización.

Al demandante se le reconoció una incapacidad permanente absoluta en grado de gran invalidez el…. La sentencia del juzgado quedó firme y consentida, y el …la empresa optó por la readmisión.

Con fecha …el juez de instancia dictó un auto declarando la imposibilidad de optar por la readmisión y el derecho del actor a percibir una indemnización más los salarios de trámite devengados desde el despido hasta la baja por incapacidad temporal. La sentencia recurrida se ha dictado en el recurso de suplicación interpuesto por la empresa contra el auto de… , desestimatorio del recurso de reposición contra el auto anterior. Describe una situación en la que se ha declarado la incapacidad permanente del actor entre la fecha del despido y la sentencia de instancia a la que considera aplicable la doctrina unificada por la STS de 28 de abril de 2010 (R. 1113/2009 ) para los supuestos de extinción de contratos temporales antes del día pactado, lo que constituye un supuesto de readmisión imposible por causa no imputable al empresario. En consecuencia, se desestima la solicitud de indemnización por readmisión irregular declarándose extinguida la relación laboral con derecho al percibo de los salarios de trámite.

El recurrente plantea un primer punto de contradicción por el que denuncia la falta de consignación de la condena por la empresa y que no se haya declarado tener por no anunciado el recurso de suplicación ante tal defecto. Este motivo debe inadmitirse porque la resolución alegada de contraste es un auto del Tribunal Superior de Justicia de la …(R. 959/2010 ) resolviendo un recurso de queja contra la decisión de tener por no anunciado el recurso de suplicación. Se trata por tanto de una resolución que no cumple los requisitos del art. 219.1 LRJS en el sentido de que ha de ser una sentencia y haberse dictado en suplicación.

En segundo lugar el recurrente sostiene que su derecho a ser indemnizado es independiente de que con posterioridad al despido fuese declarado afecto de una incapacidad permanente. Invoca de contraste la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de …, dictada en trámite de ejecución de una sentencia de despido. En este caso el Tribunal Superior de Justicia había dictado sentencia el …revocando la de instancia en el sentido de declarar la improcedencia del despido en lugar de la nulidad. El …la empresa optó por la readmisión.

Por otra parte, el INSS había reconocido a la actora una pensión de gran invalidez el 1…. La empresa recurre el auto del juzgado condenándola al pago de una indemnización, pretensión que desestima la sentencia de contraste argumentando que «si la resolución administrativa tuvo la virtualidad de extinguir el contrato de trabajo, resulta que a la fecha de notificación de la sentencia la empleadora ya no podía ejercer el derecho de opción que aquélla le reconocía (...)». Situación semejante a la de los contratos temporales de naturaleza no discutida en la que se declara improcedente el despido después de producirse la causa extintiva.

La sentencia de contraste sigue la doctrina unificada por las SSTS de 29 de enero de 1997 (R. 3461/1995 ) y otras posteriores declarando que en estos casos se mantiene la obligación del empresario de cumplir el otro elemento de la obligación alternativa, es decir, la indemnización, que debe devengarse en todo caso.

En tercer lugar alega el recurrente que la obligación alternativa -readmisión o indemnización desapareció al ser declarado el trabajador en situación de incapacidad permanente absoluta, en cuyo caso el empresario ya no puede optar por la readmisión y únicamente cumple indemnizando. Señala para contraste la sentencia de esta Sala de 13 de mayo de 2003 (rcud. 813/02 ), del Pleno, en la que se discute si un trabajador fallecido antes de dictarse la sentencia declarando improcedente su despido tiene derecho a la indemnización y a los salarios de tramitación hasta la fecha del fallecimiento. El supuesto es similar al del recurrente ya que en ambos casos hay una causa extintiva del contrato antes de la sentencia de despido. En dicha sentencia se dice que «cuando la opción es a cargo del empresario ningún obstáculo supone la especialidad laboral para la plena operatividad de los artículos 1.112 , 1.132 , 1.134 y 1.136 del Código Civil , (...) perdiendo el derecho de elección entre las dos prestaciones a las que alternativamente viene obligado el empresario si sólo una fuera realizable, ya que el deudor no tendrá derecho a elegir las prestaciones imposibles, y siéndolo una de ellas en tanto obligación de hacer, la elección del acreedor recaerá sobre el precio. Vemos que en este caso sufre la facultad de elección un desplazamiento que sólo la haría coincidente con el supuesto del trabajador que ostenta la cualidad de representante y al que por tanto le cabe la posibilidad de opción, sin embargo, una peculiaridad del ordenamiento laboral como es la de conferir al deudor, empresario, la posibilidad de opción entre las dos obligaciones, no puede, por lógica, cerrar el camino a la solución iuscivilista establecida en aras de la protección del acreedor pues lo contrario supondría dejar a éste indefenso, en un medio como el laboral orientado a la tuición del trabajador».

 

 

SEGUNDO.- Como indica el Ministerio Fiscal, cabe apreciar que se cumplen los requisitos exigidos por el art. 219 de la LRJS , ya que se trata de situaciones sustancialmente iguales: todas contemplan el despido declarado improcedente y la declaración de incapacidad total o el fallecimiento del trabajador (causas de extinción del contrato), acontecidos durante la tramitación del procedimiento, que hacen imposible su readmisión.

Sin embargo las soluciones son diferentes pues, mientras la resolución recurrida declara extinguida la relación que unía al trabajador con la empresa por incapacidad permanente en grado de gran invalidez, sin derecho a indemnización, manteniendo la condena de la demandada respecto del abono de los salarios de tramitación, las resoluciones invocadas como de contraste declaran la procedencia de la declaración del despido como improcedente con derecho en estos casos exclusivamente a la indemnización que le corresponda por el despido, única posible en estos casos, al no ser posible la readmisión del trabajador.

 

 

TERCERO.- La parte actora, ahora recurrente, denuncia la infracción de los arts. 49.1 y 56 ET , en relación con los arts. 1134 y 1136 del C.C . alegando que en las obligaciones alternativas, entre readmisión o indemnización, sólo quedó viva y podía cumplirse la segunda, la indemnización.

La cuestión ha sido ya resuelta por esta Sala en el sentido mantenido por las sentencias de contraste, como se pone de relieve en la reciente sentencia de 28 de enero de 2013 (rcud. 149/12 ), cuya doctrina puede resumirse, con el Ministerio Fiscal, en los términos que se indican seguidamente:

 

1. "Cuando desaparece un término de la obligación alternativa establecida en el art. 56 ET, por no ser posible la readmisión del trabajador, en tal caso «debe aplicarse el art. 1134 del Código Civil, manteniéndose la obligación del empresario de cumplir el otro miembro de la obligación alternativa, es decir, la indemnización...."

 

2. "La construcción de la responsabilidad derivada del despido deberá cohonestar el marco general establecido por el Código Civil en sus artículos 1.101 al 1.136 con las especialidades derivadas del Estatuto de los Trabajadores a propósito de la extinción del contrato de trabajo a consecuencia del despido... Aunque en un plano puramente dogmático pudiera cuestionarse la exacta configuración de esa obligación empresarial [no ya como alternativa pura, sino como la subespecie facultativa], sin embargo ello en ningún caso trascendería a la consecuencia que aplicar al supuesto de imposibilidad de la prestación, que -a diferencia de lo que pudiera ocurrir para las obligaciones regidas por el Derecho Común- en todo caso sería el necesario cumplimiento de la prestación indemnizatoria, como única posible".


3. "La obligación del empresario es de origen legal, y como tal -de acuerdo con el art. 1090 CC se rige por los preceptos de la ley que la establece (Estatuto de los Trabajadores) y supletoriamente por las disposiciones del Código Civil sobre «obligaciones y contratos»; en el bien entendido de que estas últimas por fuerza han de resultar acordes al citado origen legal y a su específica regulación normativa, y de que en la solución a las posibles lagunas han de jugar decisivo papel los principios generales del Derecho, muy singularmente los que informan el propio Derecho del Trabajo..... . La regulación que en la materia hace el ET tiene por presupuesto un acto ilícito del empresario (la ruptura de la relación laboral sin causa legalmente justificativa), y que en orden a reparar el mal injustamente causado se establece la correspondiente obligación de «hacer» (readmitir en el puesto de trabajo en igualdad de condiciones), pero se le añade el opcional cumplimiento por equivalencia (indemnizar los daños y perjuicios causados).

Con ello se sigue el esquema del Código Civil en orden a las consecuencias del cumplimiento/ incumplimiento de las obligaciones (arts. 1088 ... 1101 ), aunque con la peculiaridad -antes referida- de fijar para la «solutio» una indemnización tasada que comprende -limitadamente- todos los perjuicios que al trabajador hubieran podido causársele".


4. "La solución indemnizatoria tradicional en los casos en que la readmisión sea imposible por causas que afecten al propio trabajador (fallecimiento; y declaración de Incapacidad Permanente) o a la misma relación laboral (expiración del plazo en contratos temporales). Y es la de que la indemnización legalmente prevista para el despido improcedente ofrece -como anteriormente se apuntó- destacadas peculiaridades respecto de la establecida en Derecho común, tal como han destacado la Sala en cuatro sentencias de 31/05/06 (recursos 5310/04 ; 1763/05 ; 2644/05 ; y 3165/05 ), y entre las que destacar muy significativamente un carácter que tradicionalmente hemos calificado de objetivamente tasado.

Se trata de una «suma que ha de abonar el empresario al trabajador como consecuencia de despido sin causa legal, la cual cumple una función sustitutoria del resarcimiento de perjuicios, aunque no se calcula en función de los mismos», lleva a la lógica consecuencia de que tal montante se adeude por el empresario que ha adoptado la injustificada decisión, no sólo en los supuestos de resultar imposible la prestación -dar trabajo o prestar servicios- que la norma laboral expresamente contempla (los que ya hemos referido más arriba), sino también en aquellos otros casos en los que las particulares circunstancias del contrato o del propio trabajador hagan imposible la prestación de servicios y -con ello- la opción por la readmisión".

 

 

CUARTO.- Por otra parte, respecto de la duplicidad de indemnizaciones y su compatibilidad, también se pronunció esta Sala en la reciente sentencia de 20 de septiembre de 2012 (rcud. 3705/11), que resume la doctrina en los siguientes términos:

"Como ya tuvo ocasión de señalar la sentencia de fecha 28 de junio de 2006 (rcud 428/2005 ), recordando, que la sentencia de 4 de mayo de 2005 (rcud 1899/2004 )- revisó y rectificó la doctrina sobre la incompatibilidad de percepciones que se expresaba en la sentencia de 9 de diciembre de 1999 ((rcud.4467/1998 ), afirmando, con carácter general, la compatibilidad, al razonar en su fundamento jurídico tercero, que: "Resta examinar la alegación relativa a la duplicidad de indemnizaciones y a la incompatibilidad de las mismas en la medida en que de esa duplicidad pudiera derivarse un enriquecimiento sin causa. En este sentido hay que comenzar aclarando que la duplicidad no genera propiamente incompatibilidad, porque las indemnizaciones no reparan el mismo daño: la indemnización por despido cubre el daño producido por privación injusta del empleo, que tenía ese carácter en el momento que se acordó, mientras que la indemnización reclamada en este proceso repara los daños derivados de un accidente de trabajo, que han limitado de forma permanente la capacidad de trabajo de la actora no sólo en lo que afecta a su empleo en la empresa, sino respecto a todos los empleos de su profesión habitual. De ello se sigue que tampoco ha existido enriquecimiento sin causa. Para que exista éste, según la doctrina de la Sala de lo Civil de este Tribunal, es necesario que se produzca "la adquisición de una ventaja patrimonial con empobrecimiento de otra parte, con relación de causalidad entre el enriquecimiento y el empobrecimiento y con falta de causa en tal desplazamiento patrimonial" ( sentencias de 23 de octubre de 2003 , 7 y 15 de junio de 2004 , y 27 de septiembre de 2004 ) y en el presente caso existe ciertamente un desplazamiento patrimonial que beneficia a una parte y perjudica a otra, pues la empresa tiene que abonar las indemnizaciones por el despido improcedente y por el accidente, pero se trata de dos transferencias económicas que tienen cada una su causa , como ha quedado ya reseñado, y esas causas -la privación del empleo y la incapacidad derivada de un accidente de trabajo- operan con plena independencia y no se confunden una con la otra. Lo que sucede es que la empresa no hubiera abonado la indemnización por despido si la extinción del contrato de trabajo por incapacidad permanente se hubiera producido antes del cese que acordó el 27 de abril 2001 o del acto de conciliación de 12 de marzo de 2003. Pero no ha sido así y lo que ha sucedido ha sido consecuencia de decisiones adoptadas - quizá con alguna precipitación o falta de previsión- por la propia demandada, cuyas consecuencias debe padecer ahora sin que pueda acogerse su alegación, meramente hipotética, de que si hubiera habido en su momento una extinción por incapacidad permanente, no hubiera abonado indemnización por despido."

 

 

QUINTO.- Las consideraciones anteriores determinan, de acuerdo con lo informado por el Ministerio Fiscal, en la estimación del recurso y casar el auto recurrido, resolviendo el recurso de suplicación en términos acordes con la doctrina correcta anteriormente expuesta.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

 

 

FALLAMOS

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el letrado D. … en nombre y representación de D. …frente a la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la, de fecha… , dictada en el recurso de suplicación número 620/12 , formulado por la empresa…. contra el auto del Juzgado de lo Social número …de …que desestimó el recurso de reposición contra el auto anterior de 15 de abril del mismo año, dictado por dicho Juzgado en ejecución de su sentencia de…, en proceso por despido seguido en virtud de demanda formulada por D. …frente a la empresa…

Casamos y anulamos la sentencia recurrida y resolviendo el debate planteado en suplicación, desestimamos el recurso de tal naturaleza planteado en su día por la empresa ejecutada, quedando firme los ya referidos autos del Juzgado, dictados en ejecución de sentencia, que condena al pago de la indemnización correspondiente al despido, con abono de los salarios de trámite devengados desde el despido hasta la baja por incapacidad temporal. No ha lugar a la imposición de costas. Se decreta la pérdida del depósito que se haya constituido para recurrir y désele a las consignaciones que se hayan efectuado el destino legal. Devuélvanse las actuaciones a la Sala de lo Social del Órgano Jurisdiccional correspondiente, con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

 

PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado … hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.

 

 

Se declaran inhábiles  a efectos judiciales todos los días del mes de agosto de cada año, teniendo en cuenta las siguientes excepciones en los diferentes ordenes jursidiccionales:

 

 

 

 

 

 

 

1º.- Se declaran inhábiles a efectos judiciales, en materia civil, los días uno a treinta y uno de agosto, ambos inclusive.

 

 

2º.- No obstante lo establecido en el párrafo anterior, los tribunales de orden civil y mercantil, podrán, de oficio o a instancia de parte y, sin necesidad de expresa habilitación, declarar hábiles los días del mes de agosto, para las actuaciones urgentes, previstas en el art. 131.2º de la L.E.C.

 

 

3º.- La declaración de inhabilidad que se contiene en el párrafo primero, no alcanzará nunca en el orden penal a las actuaciones del sumario, a las diligencias previas, ni a las preparatorias hasta que lleguen a la fase de Juicio Oral.

 

 

En lo concerniente a cualquier otra actuación dentro de la Jurisdicción penal, los jueces y tribunales, también por resolución fundada, podrán habilitar días hábiles cuando exista motivo de urgencia para ello.

 

 

4º.- En materia Contencioso-Administrativa regirá, en cuanto a plazos, lo establecido en el art. 128.2 de la Ley Reguladora de Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 13 de julio de 1998.

 

 

5º.- Los organismos de la administración de Justicia admitirán la presentación de demandas, escritos y exhortos a que se refiere la circular nº 101/12 de fecha 10 de julio de 2012.

 

 

6º.- A efectos de cómputo de plazo en el Tribunal Constitucional, se ha de estar al Acuerdo de 15 de junio de 1982 del Pleno de ese Tribunal, por el que se aprueban las normas que han de regir su funcionamiento durante el período de vacaciones: “Art. 1. Son días inhábiles, a efectos jurisdiccionales, en materia constitucional, los días 1 a 31 de agosto, ambos inclusive. Art. 2. Sólo correrán durante el período de vacaciones los plazos señalados para iniciar los distintos procesos atribuidos a la competencia de este Tribunal, salvo los señalados por días en los artículos 43.2 y 44.2 de la Ley Orgánica 2/1979, del Tribunal Constitucional. Art. 3. La declaración de inhabilidad que se contiene en el artículo 1º no alcanza a las actuaciones que, por su carácter, no puedan dilatarse hasta la reanudación de la actividad ordinaria del Tribunal, y en todo caso a los incidentes de suspensión. Art. 4. No obstante lo establecido en los artículos anteriores, el Tribunal o sus Salas podrán reunirse y actuar durante el período de vacaciones y habilitar los días que fueran necesarios, cuando consideren que el asunto reclama una actuación que no puede demorarse sin quebranto para la justicia. La decisión de la convocatoria del Tribunal o de la Sala se adoptará por su Presidente. Art. 5º. Durante el período de vacaciones quedará constituida una Sección, compuesta por el Presidente o quien lo sustituya y dos Magistrados.”, reformado por Acuerdos de 17 de junio de 1999 y de 18 de enero de 2001.

 

 

7º.- En cuanto a la Ley de Jurisdicción Social, de conformidad con su art. 43.4, se declaran inhábiles los días del mes de agosto, salvo para las modalidades procesales de consignaciones del art. 56 del E.T., despido, extinción del contrato de trabajo de los artículos 50, 51 y 52 del Estatuto de los Trabajadores, Movilidad geográfica y modificación sustancial de las condiciones de trabajo, suspensión del contrato y reducción de jornada, Derechos de conciliación de la vida personal familiar y laboral del art. 139 de la LJS, vacaciones, materia electoral, conflictos colectivos, impugnación de convenios colectivos, tutela de la libertad sindical, impugnación de Altas Médicas y demás derechos fundamentales. Se admitirá la presentación de las demandas de sanción al encontrarse sujetas a plazo de caducidad. Y de conformidad con el Acuerdo Gubernativo nº 263/13 de 9 de julio, y dado su carácter urgente (art. 138 bis de la L.P.L.), permisos por lactancia y reducción de jornada por motivos familiares.

 

 

También se repartirán en dicho mes las demandas en que se interese la adopción de actos preparatorios, medidas precautorias y medidas cautelares o en particular en materia de prevención de riesgos laborales, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, así como para otras actuaciones que tiendan directamente a asegurar la efectividad de los derechos reclamados o para aquellas que, de no adoptarse puedan dar lugar a un perjuicio de difícil reparación”). A tal fin, deberá hacerse constar tal solicitud de manera destacada en la demanda, mediante Otrosí.

 

 

Será hábil el mes de agosto para el ejercicio de las acciones laborales derivadas de los derechos establecidos en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

 

 

Igualmente, se admitirá la presentación de todos los escritos y exhortos dirigidos a la Jurisdicción Social.

 

 

 

 

 

 

Sentencia que refleja la posibilidad de dar efectos plenos a una nueva baja médica siempre que se trate de una una patologia diferente a un anterior proceso de incapacidad temporal aunque la Inspeccion de los Servicios Sanitarios de la Seguridad Social haya reconocido el alta médica en el anterior proceso de incapacidad temporal

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

 


PRIMERO.- Con fecha ..., el Juzgado de lo Social núm.  de Valencia, dictó sentencia cuya parte dispositiva es del siguiente tenor literal: Que debo desestimar y desestimo la demanda formulada por Fernando, contra el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, absolviendo a éste de las pretensiones deducidas en su contra.


En dicha sentencia se declararon probados los siguientes hechos:

 

1º.- El demandante Fernando, con DNI ..., afiliado al Régimen de Autónomos de la Seguridad Social, causó baja el por "Lumbago ", siendo dado de alta por la Inspección de Servicios Sanitarios el 22.04.08.-

 

2º.- El ...  fue dado de baja por su médico de cabecera por "Degeneración macular y del polo posterior".- Solicitado por la actora el correspondiente subsidio deincapacidad temporal , el INSS resolvió denegar la prestación porque la baja de 4.09.08 no fue expedida por la Inspección Sanitaria; tras haber informado dicha Inspección al INSS que dicho proceso no era por la misma causa que el anterior de 22.04.08 y la baja "no ha sido autorizada por esta Inspección".-

 

3º.- Contra dicha resolución formuló el demandante la correspondiente reclamación previa, que fue desestimada por resolución de ... , en aplicación de lo previsto en la O.M. de 21 de marzo de 1974.-

 

4º.- La Base Reguladora de la prestación, si esta fuera reconocida, es la de ... Eur. mensuales mantenida en juicio por el INSS, con la que se mostró conforme la parte actora.-

 

5º.- La Doctora Reyes, médico de cabecera del demandante, que expidió la baja de ..., prestó asistencia médica al Sr. Fernando hasta el mes de enero siguiente, en que éste le solicitó el alta voluntaria, pues no estaba percibiendo prestación de I.T. (Prueba testifical-pericial ...).- El demandante recibió asistencia médica de su dolencia ocular en la Fundación Optalmológica del Mediterráneo, hasta el .... (Docs. 14 al 18 parte actora).

 

 

SEGUNDO.- Interpuesto recurso de suplicación contra la anterior resolución, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, dictó sentencia con fecha ..., en la que consta la siguiente parte dispositiva: Que estimando parcialmente el recurso de suplicación interpuesto en nombre de Fernando contra la sentencia del juzgado de lo social número ..., debemos revocar y revocamos la misma y, estimando parcialmente la demanda inicial, debemos condenar al INSS al pago del subsidio de incapacidad temporal desde el ... hasta que concurra causa legal de extinción, sobre una base reguladora de 1.723,68 Eur. mensuales.

 

 

TERCERO.- Contra la sentencia dictada en suplicación ... , se formalizó, por la representación procesal del Instituto Nacional de la Seguridad Social el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, que tuvo entrada en el Registro General de este Tribunal Supremo, el día ..., alegando la contradicción existente entre la sentencia recurrida y la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de fecha ...así como la infracción de lo establecido en los arts. 1 y 2 de la Orden de 21 de marzo de 1974, en relación con el art. 128.1 de la LGSS ... y la aplicación indebida de lo dispuesto en el Real Decreto 575/97, de 18 de abril ... y Real Decreto 1117/98, de 5 de junio ... .

 

 

CUARTO.- Por providencia de esta Sala de ..., se admitió a trámite el presente recurso, dándose traslado del mismo a la parte recurrida para que formalizara su impugnación en el plazo de diez días.

 

 

QUINTO.- Evacuado el trámite de impugnación, se dio traslado al Ministerio Fiscal para informe, dictaminado en el sentido de considerar procedente la desestimación del recurso, e instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para la votación y fallo el .... Se han cumplido en la tramitación del presente recurso las exigencias legales, salvo la relativa al plazo para dictar sentencia dada la complejidad y transcendencia del presente asunto.

 


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 

PRIMERO.- La cuestión que ha de resolverse en el presente recurso de casación para la unificación de doctrina consiste en determinar si la Orden de 21 de marzo de 1.974, en el actual marco normativo, exige para obtener prestaciones por incapacidad temporal que, en aquellos casos en los que el asegurado las obtuvo por una baja derivada de una determinada patología y es dado de alta por los Servicios Autonómicos de la Inspección Médica, sean éstos únicamente quienes puedan cursar nueva baja médica para obtener nuevas prestaciones cuando el segundo proceso patológico es distinto del inicial.
El supuesto del que conoció el Juzgado de lo Social número 13 de los de Valencia se puede resumir de la siguiente forma, tal y como se describe en los hechos probados de instancia:


a) El demandante, nacido el día ..., está afiliado a la Seguridad Social en el Régimen de Trabajadores Autónomos, habiendo sido dado de baja derivada de enfermedad común por los Servicios Médicos correspondientes en fecha ..., con el diagnóstico de "lumbago ", percibiendo las correspondientes prestaciones.

b) Con efectos del ... fue dado de alta por la Inspección de los Servicios Sanitarios de la Generalidad Valenciana.

c) El ..., fue nuevamente dado de baja por su médico de cabecera, con el diagnóstico de "degeneración macular y del polo posterior" y también por enfermedad común.

d) Solicitadas las prestaciones por incapacidad temporal , el INSS resolvió denegar la prestación porque la segunda baja, la de ... no había sido expedida por la Inspección que había extendido el alta en su día.

e) La Dirección Provincial del INSS dictó resolución denegatoria en fecha ..., rechazando que esa nueva baja produjese efectos económicos porque "no ha sido expedida por la Inspección Sanitaria correspondiente, en cumplimiento de los dispuesto en la disposición adicional primera del Real Decreto 1117/98, de 5 de junio ".

f) Interpuesta reclamación previa, se desestimó en nueva resolución de ..., en la que se citaba como fundamento de derecho la Orden de 21 de marzo de 1.974.

 

 

SEGUNDO.- Formulada demanda, el Juzgado de lo Social número 13 de los de Valencia desestimó las pretensiones del actor, aplicando la literalidad de la Orden de 21 de marzo de 1.974. Recurrida en suplicación, la de lo Social del Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana, en la sentencia de fecha  que hoy se recurre en casación para la unificación de doctrina  , estimó el recurso de trabajador y reconoció el derecho a las prestaciones de incapacidad temporal postuladas, argumentando para ello que la Orden de 21 de marzo de 1974 podría entenderse sustituida tácitamente por lo dispuesto en normas posteriores de superior rango, como el Real Decreto 1117/1998  que modificó el Real Decreto 575/1997  , en cuya disposición adicional primera se regula el mecanismo de expedición de bajas médicas cuando previamente se haya expedido el alta médica por "los servicios médicos del Instituto Nacional de Seguridad Social", estableciendo en esencia que cuando el alta haya sido expedida por los servicios médicos adscritos al INSS, éstos serán los únicos competentes, a través de la Inspección Sanitaria del correspondiente Servicio Público de Salud, para emitir una nueva baja médica en la situación de IT si aquélla se produce en un plazo de 180 días siguientes a las citada alta médica por la misma o similar patología. Estructura y contenido de regulación que se mantiene -se afirma en la sentencia- en la Ley 40/2007 que da redacción el art. 128 de la LGSS. Conjunto normativo que incide en la interpretación que haya de hacerse de la Orden discutida, teniendo en cuenta también, se dice literalmente en la sentencia recurrida "el contexto temporal en el que ha de situarse la interpretación de las normas. Y ello por cuanto la "inspección de servicios sanitarios" a que alude el artículo 2 de la Orden examinada está concebida para una estructura de la Seguridad Social preconstitucional distinta a la actual, en la que las competencias en materia sanitaria están en buena medida transferidas a las Comunidades Autónomas".

 

 

TERCERO.- Frente a la referida sentencia de la Sala de la Comunidad Valenciana , recurre el Instituto Nacional de la Seguridad Social en casación para la unificación de doctrina, denunciando la infracción de los artículo 1 y 2 de la Orden de 21 de marzo de 1.974, en relación con el artículo 128.1 de la LGSS  y la aplicación indebida de lo dispuesto en el R.D. 575/1997 , proponiendo como sentencia de contraste la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de ..., en la que se resuelve un supuesto que guarda en relación con el que se abordó en la sentencia recurrida la identidad sustancial de hechos, fundamentos y pretensiones que exige el artículo 217 de la LPL para la viabilidad del recurso de casación para la unificación de doctrina.
Al igual que en la sentencia recurrida , en la de contraste se trataba de un trabajador autónomo que inicia un primer proceso deincapacidad temporal por lumbalgia , que es dado de alta por los Servicios de la Inspección Médica y que unos días después obtiene una nueva baja extendida por los Servicios Médicos del SERGAS, en la que consta como diagnóstico el de "síndrome depresivo". Las prestaciones de incapacidad temporalse le denegaron porque, en aplicación de lo dispuesto en los artículos 1 y 2 de la Orden de 21 de marzo de 1.974, en los casos en los que el alta se produce por la Inspección Médica, la nueva baja sólo compete extenderla a la propia Inspección Médica, y no a los Servicios de Salud.
Como puede verse, en ambas sentencias y desde hechos prácticamente iguales, ante la pretensión de aplicación de la misma norma, la Orden de 21 de marzo de 1.974, las dos resoluciones llegan a soluciones contrapuestas, pues mientras la recurrida estima que el bloque normativo antes citado la deroga tácitamente, en la de contraste se aplica en plenitud para denegar la prestación solicitada.
Procede en consecuencia que la Sala entre en el fondo de la cuestión suscitada y señale la doctrina que resulte ajustada a derecho, tal y como se exige en los artículo 217 y 226 de la LPL. 

 

CUARTO.- La cuestión planteada, tal y como se ha dicho antes, queda entonces referida a determinar si la Orden de 21 de marzo de 1.974 (BOE número 94, de 19 de abril, disposición número 8069, página 7993) por la que se regulan determinadas funciones de la Inspección de Servicios Sanitarios de la Seguridad Social en materia de altas médicas, continúa vigente en toda su expresión literal o cuando se trata de patologías distintas esa norma se ha visto afectada o derogada parcialmente por disposiciones posteriores.
No obstante, antes de traer aquí el texto íntegro de la norma conviene decir que esa disposición se enmarca como regulación complementaria y necesaria de lo que se dispone en otra Orden de la misma fecha, 21 de marzo de 1.974, publicada en el mismo BOE 94, de 19 de abril, cuyo número de orden es el 8068 (página BOE 7992), disposición por la que se modifican los artículos 17, 18 y 19 de la Orden de 13 de octubre de 1967, sobre prestación porincapacidad laboral transitoria en el Régimen General de la Seguridad Social.
En el número 7 del artículo 17 de esa Orden de 13 de octubre de 1.967 se incluía como consecuencia de la modificación operada por la Orden de 21 de marzo de 1.974 (número 8068) la posibilidad de que la Inspección de los Servicios Sanitarios de la Seguridad Social comprobase la situación sanitaria del trabajador en cualquier momento, así como las situaciones de alta y baja del mismo.
La Orden de 21 de marzo de 1.974, ahora aplicada por el INSS recurrente para denegar las prestaciones solicitadas por el demandante (la que lleva el número 8069), viene a regular la actuación del Servicio de Inspección en tales casos, estableciendo en su artículo 1º.1 que "la Inspección de Servicios Sanitarios de la Seguridad Social, de oficio o en virtud de la información recibida de las Empresas o de los Servicios Médicos de las mismas podrá decretar, previas las actuaciones que estime procedentes el alta médica de los trabajadores que se encontraran en situación de incapacidad laboral transitoria debida a enfermedad común o accidente no laboral". En el número 2 de este artículo se dice que "El alta médica que se decrete de acuerdo con lo previsto en el número anterior determinará la extinción de la situación de incapacidad laboral transitoria, conforme a lo establecido en el apartado al del número 1 del artículo 10 de la Orden de 13 de octubre de 1967".
El artículo 2, en el que se centra el debate ahora, establece que "Durante un periodo, que será determinado por la Inspección de Servicios Sanitarios y que no podrá ser inferior a seis meses, la baja médica de los trabajadores que hayan sido dados de alta de conformidad con lo dispuesto en el artículo anterior, corresponderá a dicha Inspección".
A continuación ha de decirse que aún cuando la Orden que se acaba de transcribir formaba parte del sistema de control de situaciones de incapacidadtemporal prevista en el artículo 17 de la Orden de 13 de octubre de 1967 sobre prestación por incapacidad laboral transitoria en el Régimen General de la Seguridad Social, precepto que fue expresamente derogado por la Disposición Derogatoria Única de la Orden de 19 de junio de 1.997, por la que se desarrolla el Real Decreto 575/1997, de 18 de abril, sobre determinados aspectos de la gestión y control de la prestación de incapacidad temporal, sin embargo en ningún momento se ha producido la derogación expresa de la Orden ahora examina, de 21 de marzo de 1.974.

 

QUINTO.- Pero aunque esa derogación no se ha producido, con posterioridad se ha promulgado un conjunto normativo que ahora se va a describir y que incide necesariamente en la interpretación que haya de darse a la Orden de 21 de marzo 1.974.
La Disposición Adicional Primera del Real Decreto 1117/1998, de 5 de junio , en relación con la expedición de bajas médicas cuando previamente se haya expedido alta médica por los servicios médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social, establece que "Cuando en un proceso de incapacidad temporal se haya expedido el parte médico de alta por los servicios médicos adscritos al Instituto Nacional de la Seguridad Social, durante los seis meses siguientes a la fecha en que se expidió aquélla, los correspondientes partes médicos de baja, únicamente podrán ser expedidos por la Inspección Sanitaria del correspondiente Servicio Público de Salud, en relación al proceso patológico que originó el alta". En sentido contrario, cuando se trate de distintos procesos patológicos que dieron lugar a la situación inicial con alta, y a la nueva baja que se curse dentro de los 180 días siguientes, ésta no deberá ser expedida por la Inspección Sanitaria.


La norma transcrita viene a completar el sistema de gestión y control de la prestación de incapacidad temporal , regulada en el R.D. 575/1997, de 18 de abril  , y tiene su desarrollo reglamentario en la Orden de 18 de septiembre de 1998, por la que se modifica la Orden de 19 de junio de 1997, que desarrolla a su vez aquél Real Decreto 575/1997  , en cuya Disposición Adicional Única también se dice que "De conformidad con lo previsto en la disposición adicional primera del Real Decreto 1117/1998, de 5 de junio  , cuando en un proceso de incapacidadtemporal se haya expedido el parte médico de alta por los servicios médicos adscritos al Instituto Nacional de la Seguridad Social, durante los seis meses siguientes a la fecha en que se expidió aquélla, los correspondientes partes médicos de baja únicamente podrán ser expedidos por la Inspección de Servicios Sanitarios de la Seguridad Social u órgano equivalente del correspondiente Servicio de Salud, en relación con el proceso patológico que originó el alta, de oficio o a propuesta del facultativo del Servicio de Salud".
Por otra parte, las normas citadas y las que ahora se dirán, tal y como se afirma en la exposición de motivos del R.D. 1117/98  , se enmarcan dentro de las "medidas de racionalización y efectividad en la gestión de la prestación económica de incapacidad temporal , que pretende, garantizando el derecho de las personas que se encuentran realmente en la situación de incapacidad protegida, combatir las actuaciones de abuso y fraude, mediante un control más preciso de la incidencia de las dolencias padecidas en la capacidad laboral del interesado, todo ello en el marco del programa del Gobierno de lucha contra el fraude social".
La clave entonces que se contiene en las referidas normas a efectos de la determinación del Órgano que haya de cursar la nueva baja en los seis meses siguientes al alta de la anterior situación de incapacidad temporal que se hubiese cursado por los servicios médicos adscritos al INSS a los efectos del percibo de la prestación es la de que se trate, o no, del mismo proceso patológico que originó el alta.
Entonces, esa distinción entre la naturaleza de la patología que origina la primera baja sobre la que se proyecta el alta otorgada por la Inspección de Servicios Sanitarios y la nueva baja es fundamental para conocer quién haya de otorgarla, de manera que el artículo 2 de la Orden de 21 de marzo de 1.974 habrá de interpretarse de manera armónica con la normativa posterior y afirmar que cuando se trata de distintos procesos patológicos los que originaron la primera y la segunda situación de baja, será el correspondiente facultativo de los Servicios Públicos de Salud el competente para otorgar la segunda, tal y como acertadamente decidió la sentencia recurrida  en el caso que aquí examinamos.

 

SEXTO.- En la misma línea, la interpretación anterior se complementa y refuerza con el contenido del artículo 128.1 a) de la Ley General de la Seguridad Social , en la redacción que le dio la Ley 40/2007  , aplicable al caso de autos por razones temporales , desde el momento en que en el párrafo segundo se decía que una vez agotado el plazo máximo de duración de la prestación de doce meses "el Instituto Nacional de la Seguridad Social, a través de los órganos competentes para evaluar, calificar y revisar la incapacidad permanente del trabajador, será el único competente para reconocer la situación de prórroga expresa con un límite de seis meses más, o bien para determinar la iniciación de un expediente deincapacidad permanente, o bien para emitir el alta médica, a los efectos previstos en los párrafos siguientes. De igual modo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social será el único competente para emitir una nueva baja médica en la situación de incapacidad temporal cuando aquélla se produzca en un plazo de seis meses posterior a la antes citada alta médica por la misma o similar patología, con los efectos previstos en los párrafos siguientes".


De nuevo el elemento clave de interpretación que contiene la norma para determinar el órgano competente para cursar la nueva baja en estos casos es el de si se trata de la misma o similar patología, como lo es cuando se trata de exigir o no un nuevo periodo de actividad laboral cotizada de seis meses para generar el derecho a la prestación de incapacidad temporal derivado de la misma o similar patología, a que se refiere el artículo 131 bis LGSS.Si se trata de patología distinta no se exige ese periodo de ocupación cotizada.

Del mismo modo, y ahora en relación con la competencia para expedir altas médicas en los procesos de incapacidad temporal , en el párrafo 3º del número 1º del artículo 131 bis LGSS  se dice que "Sin perjuicio de las competencias que correspondan a los Servicios Públicos de Salud, los médicos adscritos al Instituto Nacional de la Seguridad Social podrán expedir el correspondiente alta médica en el proceso de incapacidad temporal , a los exclusivos efectos de las prestaciones económicas de la Seguridad Social y en los terminas que reglamentariamente se establezcan", con lo que se cierra el bloque normativo que en conjunto resulta incompatible con una interpretación de la Orden de 21 de marzo de 1.974 en la que no tenga lugar la distinción que antes se dijo, según las patologías que originaron los proceso de baja sean los mismos o no.

 

SÉPTIMO.- En consecuencia, aplicando los anteriores argumentos al caso que ahora hemos de resolver nos encontramos con que el trabajador demandante fue dado de baja derivada de enfermedad común por los Servicios Médicos correspondientes en fecha , con el diagnóstico de "lumbago ", cursándose después, el  alta por la Inspección de los Servicios Sanitarios de la Generalidad Valenciana. Unos meses más tarde, el 4 de septiembre del mismo año , fue nuevamente dado de baja por su médico de cabecera, con el diagnóstico de "degeneración macular y del polo posterior" y también por enfermedad común, de lo que se infiere con claridad que los procesos patológicos eran completamente distintos, de manera que la interpretación integradora de la Orden de 21 de marzo de 1.974 que antes se explicó conduce a la conclusión de que la nueva baja cursada por el médico de los Servicios de Salud autonómicos debió tener plena virtualidad al haberse expedido por quien era competente para ello, tal y como se afirma en la sentencia recurrida , que por las razones expuestas, no infringió ninguno de los preceptos que el INSS denuncia en el recurso de casación para la unificación de doctrina, que deberá ser desestimado, confirmándose la resolución recurrida en todos sus extremos. Sin costas.
Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

 

FALLO



Desestimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, contra la sentencia de... dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana en el recurso de suplicación núm. , formulado frente a la sentencia de  dictada en autos  por el Juzgado de lo Social núm. 13 de Valencia seguidos a instancia de D. Fernando contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social sobre impugnación de alta médica. Sin costas
Devuélvanse las actuaciones al Organo Jurisdiccional correspondiente,con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación. En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. J hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.

 

 


Se aporta sentencia del Tribunal Supremo que muestra respecto al computo de cantidades economicas en los casos de prestacion no contributiva de incapacidad, que el complemento de gran invalidez que percibe otro miembro de la unidad familitar no puede ser tenido en cuenta para calcular los ingresos familiares, puesto que  aunque el caracter de dicho complemento es prestacional, esta concebido unicamente para remunerar a la persona que le atienda en las actividades de su vida diaria.

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

 

PRIMERO.- Con fecha … el Juzgado de lo Social nº …  de Oviedo dictó sentencia , en la que se declararon probados los siguientes hechos:

 

 " 1º .- Doña Agustina , nacida el día …con D.N.I. …casada, convive en la… , con su esposo, don Juan María y con su hija doña Loreto . Hasta el …. convivía en el domicilio su otra hija doña Sagrario , que se ha independizado.

 

2º.- El ….la actora promovió la declaración de su condición de minusválido ante la Consejería de Vivienda y Bienestar Social. Se inició el correspondiente expediente administrativo, en el cual el dictamen técnico facultativo se emitió el…, con el diagnóstico de trastorno de la afectividad por trastorno depresivo recurrente de etiología psicógena, pérdida visión en un ojo por alteración sensorial, que representa un porcentaje de discapacidad global del 62% y una puntuación por factores sociales complementarias del 5,5 puntos, reconociendo un grado de minusvalía del 68%.

 

3º.- Asimismo, la actora presentó solicitud de Pensión de Invalidez no contributiva, la cual fue reconocida por Resolución de la Consejería de Vivienda y Bienestar Social de fecha…, con efectos de…, percibiendo mensualmente 336,33 euros en el año….

 

4º.- Por resolución de fecha …se inicio de oficio procedimiento de revisión de su expediente. El …la actora aporta certificado de convivencia en el que se hace constar que su hija doña Sagrario ha abandonado el hogar familiar el…. La cuantía anual de la pensión fijada por la Ley de Presupuestos Generales del Estado es de 4708,62 euros para…, coincidente con el límite aplicable a la propia actora. El límite de acumulación de recursos para la unidad económica de convivencia se fija en 28.251,72 euros para….

Por resolución de fecha …se resuelve confirmar el derecho a la pensión de invalidez no contributiva que doña Elisabeth tiene reconocido, modificando con efecto …el importe mensual de la pensión que se establece en 84,08 euros para el año…, cuantía mínima de pensión por los recursos de su unidad económica de convivencia sin perjuicio de la regularización que proceda a la conclusión del propio ejercicio económico. Consta aportado Informe de cálculo de la pensión para el año … que fija: Unidad económica 3; límite recursos propios 4708,62 euros (el Importe anual de la pensión no contributiva establecido en LGP para el año 2009 es coincidente con dicho límite), Ingresos …27837,88 euros; limite acumulación de recursos aplicable a la .. 28251,72 EUROS; Pensión derecho: 1177,16 euros, pensión mes 84,08 euros.".

 

 5º.- En fecha …la actora presentó escrito ante la Consejería de Bienestar social y Vivienda en el que interesa que se le rehabilite la pensión en su integridad, alegando que no es computable para el límite de acumulación de recursos económicos de la unidad familiar el importe de la ayuda por tercera persona. Por resolución de la Consejería de Bienestar Social y Vivienda se inicia expediente de revisión de la pensión, por resolución de la Consejería de Bienestar Social y Vivienda de fecha …se Conforma el derecho a la pensión no contributiva que tiene reconocido la actora, estimando conforme a derecho el importe que viene percibiendo durante el año…, en función de los ingresos de su unidad económica de convivencia sin perjuicio de las variaciones que puedan producirse y de la regularización que proceda una vez concluido el ejercicio económico.

Denegar el incremento de la pensión solicitado, en función de los ingresos computables en la unidad económica de convivencia. Consta aportado Informe de Cálculo de a pensión para el año … que fija: Unidad económica 3; limite recursos propios 4755,80 euros (el Importe anual de la pensión no contributiva establecido en LGP para el año 2010 es coincidente con dicho limite), Ingresos …28.116,20 euros; limite acumulación de recursos aplicable a la …28534,80 EUROS; Pensión Derecho: 1188,95 euros, pensión mes 84,93 euros.".

 

6º.- Disconforme el actor con las anteriores resoluciones, presentó reclamación previa en fecha…, desestimándose la misma por resolución de…. 7º.- Don … está declarado afecto de Gran Invalidez, con derecho a percibir la correspondiente prestación económica sobre una base reguladora de 946,80 euros, siendo la cuantía de la pensión en…,30 euros en catorce pagas, incluido el complemento de gran invalidez  y las revalorizaciones. El complemento de gran invalidez del 50% se fija en 669,44 euros para el año… La cuantía de la pensión de incapacidad asciende en el año … a: 18744,13 euros. La cuantía del complemento de gran invalidez para el año … asciende a 9372,16 euros. La cuantía de la pensión de incapacidad asciende en el año … a: 18558,58 euros. La cuantía del complemento de gran invalidez para el año…  asciende a 9.279,29 euros. 8º.- Caso de estimarse la demanda se fijan los efectos desde el….".

En dicha sentencia aparece la siguiente parte dispositiva: "Que estimando la demanda interpuesta por DOÑA Elisabeth frente al…, debo declarar y declaro el derecho de la actora a seguir percibiendo la pensión de invalidez no contributiva de que era titular sin reducción alguna, y con efectos desde el …y, en consecuencia, condeno a la demandada a estar y pasar por dicha declaración y abonar a la actora la prestación indicada con las mejoras y revalorizaciones que correspondan.".

 

 

SEGUNDO.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por … ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, la cual dictó sentencia en fecha… , en la que consta el siguiente fallo:

"Que con estimación del recurso de Suplicación interpuesto por la demandada Administración …(Consejería de Bienestar Social y Vivienda), contra la sentencia de …que sido dictada en autos…, por el Juzgado de lo Social nº cuatro de …, debemos revocar y revocamos dicha sentencia, y con desestimación de la demanda inicial formulada por la actora Dª Elisabeth debemos absolver y absolvemos libremente de la misma a la referida Entidad demandada.".

 

 

TERCERO.- Por la representación de DOÑA Elisabeth se formalizó el presente recurso de casación para la unificación de doctrina que tuvo entrada en el…. Se aporta como sentencia contradictoria con la recurrida la dictada por la Sala de lo Social del….

 

 

CUARTO.- Con fecha …se admitió por esta Sala a trámite el presente recurso, dándose traslado del escrito de interposición y de los autos a la representación procesal de la parte recurrida para que formalice su impugnación en el plazo de quince días.

 

 

QUINTO.- Evacuado el traslado de impugnación por el Ministerio Fiscal se emitió informe en el sentido de considerar el recurso IMPROCEDENTE, e instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día…, acto que fué suspendido por providencia de…, señalándose para nueva votación y fallo en Sala General el día…, en el que se llevó a efecto.

 

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 


PRIMERO.- La cuestión planteada en el presente recurso de casación para unificación de doctrina, consiste en determinar los ingresos de la unidad económica de convivencia computables a efectos de acreditar el requisito de carencia de rentas o ingresos suficientes que condiciona el derecho a las pensiones de invalidez no contributiva y su cuantía. Más concretamente, se controvierte si debe computarse como ingreso el complemento del 50 por 100 de la pensión de gran invalidez que cobra el cónyuge de la beneficiaria de la pensión no contributiva.

El problema ha sido resuelto de forma diferente por las sentencias comparadas en el presente recurso, a efectos de acreditar la existencia de contradicción doctrinal que lo viabiliza, conforme al artículo 219 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (L.J .S.). La sentencia recurrida ha dado una respuesta positiva, al entender que deben computarse todos los ingresos de naturaleza prestacional, carácter que tiene el complemento del 50 por 100 que perciben los grandes inválidos. Por contra, la sentencia de contraste, dictada el … ha resuelto lo contrario y ha estimado que dicho complemento no es computable porque se trata de una cantidad que destinada a retribuir al cuidador del gran inválido, razón por la que ni él, ni el grupo familiar de convivencia disponen de ese incremento.

Las soluciones dadas por las sentencias comparadas a la cuestión controvertida son contradictorias en los términos requeridos por el artículo 219 de la L.J .S. para la viabilidad del recurso, pues en ambos casos se trataba de beneficiarias de una pensión de invalidez no contributiva cuyo marido era beneficiario de una pensión contributiva de gran invalidez, siendo objeto del debate en ambos supuestos determinar si, a efectos del cómputo de los ingresos de la unidad familiar de convivencia, debía tenerse en cuenta el complemento prestacional del 50 por 100 que cobran los grandes inválidos. Procede, consiguientemente, entrar a conocer de la cuestión planteada y a resolver la disparidad doctrinal existente.



SEGUNDO.-

1. Para resolver si el complemento de la pensión de gran invalidez contributiva que percibe el marido de la recurrente es computable a efectos de determinar los ingresos de la unidad familiar, para acreditar el requisito de carencia de rentas que condiciona el derecho a las pensiones de invalidez no contributiva y su cuantía, conviene tener presente el artículo 139-4 de la Ley General de la Seguridad Social.

El citado precepto dice: "Si el trabajador fuese calificado de gran inválido, tendrá derecho a una pensión vitalicia según lo establecido en los apartados anteriores, incrementándose su cuantía con un complemento, destinado a que el inválido pueda remunerar a la persona que le atienda. El importe de dicho complemento será equivalente al resultado de sumar el 45 por ciento de la base mínima de cotización vigente en el momento del hecho causante y el 30 por ciento de la última base de cotización del trabajador correspondiente a la contingencia de la que derive la situación de incapacidad permanente. En ningún caso el complemento señalado podrá tener un importe inferior al 45 por ciento de la pensión percibida, sin el complemento, por el trabajador".

El precepto dispone, pues, que el complemento tiene un fin: ser "destinado a que el inválido pueda remunerar a la persona que le atienda". Si ese es el fin, no cabe duda que el mismo no puede ser computado a los efectos que nos ocupan, porque no tiene por fin compensar la pérdida de la capacidad de ganancia que provoca la gran invalidez, la pérdida de ingresos salariales, sino ayudar al afectado a retribuir a una persona que le ayude a compensar las consecuencias de sus déficits físicos o psíquicos, que le auxilie para que pueda realizar los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer u otros análogos ( art. 137-6 de la L.G.S.S .).

Indudablemente, el complemento de la prestación contributiva de gran invalidez tiene naturaleza prestacional y forma parte del sistema de la Seguridad Social, conforme a los artículos 2 y 38 (apartados 1- c y 4) de la Ley General de la Seguridad Social . Ese carácter prestacional ya lo reconoció esta Sala en sus sentencias de 27 de septiembre de 2000 (Rcud. 4590/1999 ) y de 29 de noviembre de 2010 (Rcud. 3355/2009 ). Pero, el que tenga naturaleza prestacional no quiere decir que sea igual que el resto de las prestaciones. En efecto, las diferentes prestaciones de la Seguridad Social, conforme se deriva de lo dispuesto en los artículos 41 de la Constitución y 2-2 y 38 de la Ley General de la Seguridad Social persiguen la protección de los ciudadanos ante las diferentes situaciones de necesidad que puedan sufrir, enfermedad, incapacidad laboral (temporal o permanente), jubilación, etc. etc..

Las prestaciones contributivas por incapacidad permanente compensan por la pérdida de la capacidad de ganancia y su cuantía se fija en atención al salario perdido por el que se cotizó y a disminución de la capacidad laboral, de forma que la incapacidad permanente para todo trabajo del art. 137-5 de la L.G.S.S ., se compensa con una pensión vitalicia equivalente al cien por cien de la base reguladora que corresponda. Pero, cuando se trata de una gran invalidez, la Ley, cual vimos antes, además de la pensión vitalicia reconoce un complemento destinado a que el inválido pueda remunerar a la persona que le atienda y ayude a realizar los actos que no puede por si mismo. Por ello, cabe concluir que, aunque tengan la misma naturaleza prestacional, no cabe confundir la pensión vitalicia con el complemento, pues la primera compensa con la pérdida de la capacidad de ganancia, por la pérdida de ingresos derivados del trabajo, mientras que el complemento tiene una finalidad distinta: retribuir a la persona que atiende al gran inválido, la que le ayuda a realizar los actos más esenciales de la vida. El complemento es, pues, un añadido, un suplemento que se concede no como prestación económica, sino para facilitar la vida del gran inválido, para que alguien le ayude a moverse, lavarse, etc. etc..

 

2. Sentado lo anterior, cabe concluir que para acreditar el requisito de carencia de rentas que establece el artículo 144-1-d) de la L.G.S.S . no es computable el complemento por gran invalidez contributiva que percibe el marido de la demandante. Cierto que el nº 5 del citado artículo 144 dice que se considerarán ingresos y rentas computables los que deriven del trabajo, del capital y los de "naturaleza prestacional". Pero, según lo argumentado antes debe entenderse que la norma se refiere a las prestaciones que compensan por la pérdida de la capacidad de trabajar.

Esta solución la avala el artículo 12 del Real Decreto 357/1991, de 15 de marzo , por el que se desarrollan las prestaciones no contributivas. El citado artículo en su número 1 establece que son ingresos computables los derivados del trabajo ... o los sustitutivos de aquél, mandato que reitera en su número 2, al decir se equiparan a rentas del trabajo las prestaciones reconocidas y cualesquiera otras prestaciones sustitutivas de los ingresos del trabajo.

Robustece lo dicho, sobre la distinta naturaleza prestacional del complemento estudiado, dado su objeto, lo dispuesto en el artículo 50 de la L.G.S.S ., sobre complementos para las pensiones inferiores a las mínimas, en la redacción dada por la ley 27/2011, de 1 de agosto. En efecto, conforme al último párrafo del nº 2 del citado artículo, el complemento destinado a remunerar a la persona que atiende al gran inválido no afecta, no es computable, a la hora de determinar el límite mínimo de su pensión vitalicia. Item más, la Ley 39/2006, de 14 de diciembre de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, en su Disposición Adicional novena , reconoce que quienes tienen reconocida la pensión de gran invalidez se encuentran en situación de dependencia a los efectos de esa Ley.

Esa Ley en su artículo 14 reconoce distintas prestaciones económicas a las personas con dificultades para realizar las actividades básicas de la vida diaria y para promover su autonomía personal, prestaciones que se desarrollan en los artículos 17 y siguientes de la Ley y entre las que se encuentran la ayuda para contratar a un tercero, auxilio condicionado a esa contratación, así como la prestación para recibir cuidados en el entorno familiar y el apoyo de cuidadores no profesionales, supuestos en los que los cuidadores deberán ser dados de alta en la Seguridad Social. Estas disposiciones nos muestran que el legislador quiere facilitar las personas en situación de dependencia la ayuda de otra persona que le ayude a superar las dificultades que tienen para realizar ciertos actos e integrarse en la vida de la sociedad. La Ley de dependencia prevé, incluso, que el gran inválido reciba las prestaciones económicas previstas en ella, aunque en estos casos del importe de la prestación reconocida se deducirá, cual dispone su art. 31, el complemento por gran invalidez del art. 139-4 de la L.G.S.S ., ya que tiene análoga finalidad.

 

3. Esta Sala no desconoce la doctrina sentada por ella en sus sentencias de 24 de enero de 2002 (R. 1903/01 ), 23 de junio de 2004 (R. 3908/03 ) y 28 de febrero de 2005 (R. 1272/04 ), resoluciones en las que se resolvió que, a efectos de determinar el límite de acumulación de recursos de la unidad económica de convivencia que condiciona el reconocimiento de una pensión de invalidez no contributiva, era computable el complemento por gran invalidez reconocido a la beneficiaria de la pensión no contributiva. Pero resulta que el supuesto contemplado en aquellas sentencias era distinto, porque en el presente caso se trata de una pensión contributiva con el complemento de gran invalidez que percibe el marido de la actora, mientras que allí se trataba de una pensión no contributiva con complemento de gran invalidez que reclamaba la propia beneficiaria. La diferencia es relevante porque la normativa aplicable es distinta y los artículos 144 y 145 de la L.G.S.S . condicionan el reconocimiento del derecho y la cuantía de la pensión a reconocer y sus complementos a los ingresos de la beneficiaria primero y de su familia después. Además, cuando se dictaron aquellas sentencias no se había publicado la ley 39/2006, ni se había reformado el artículo 50 de la L.G.S.S . en el sentido antes dicho, preceptos indicativos del fin perseguido por el legislador. Con ello no se quiere decir que la doctrina de aquellas sentencias sea errónea y que quede rectificada por esta, sino que, como en ellas se contempla un supuesto de hecho distinto y se resuelve con base en normas distintas, no procede declarar en este recurso que su doctrina no es correcta, ya que ello no ha sido objeto del debate, sino que basta con decir que su doctrina no es aplicable a un caso como el que nos ocupa.

 

4. Por todo lo razonado, cabe concluir que, dado que el complemento del artículo 139-4 tiene por fin remunerar a la persona que atiende al gran inválido y no sustituir las rentas del trabajo perdidas, esa finalidad hace que no se le pueda computar a efectos de determinar el nivel de ingresos de la unidad económica a la que pertenece. Procede, por tanto, casar y anular la sentencia recurrida por ser más correcta la doctrina contenida en la sentencia de contraste, lo que lleva a resolver el debate planteado en suplicación en el sentido de confirmar la sentencia dictada en la instancia en las presente actuaciones y de desestimar el recurso de suplicación que contra ella interpuso la Consejería de…. Sin costas.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

 

FALLAMOS

 

Estimamos el recurso de casación para unificación de doctrina interpuesto por el Letrado Don … en nombre y representación de DOÑA Elisabeth contra la sentencia dictada el … por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, en recurso de suplicación nº…, interpuesto contra la sentencia de fecha… , dictada por el Juzgado de lo Social nº 4 de Oviedo , en autos núm…. , seguidos a instancias de DOÑA Elisabeth contra… . Casamos y anulamos la sentencia recurrida y desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por … y confirmamos la sentencia de instancia. Sin costas.

 

Devuélvanse las actuaciones al Órgano Jurisdiccional de procedencia , con la certificación y comunicación de esta resolución.

 

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. … hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.

 

Reciente sentencia del Tribunal Supremo por la que se declara que es procedente el despido practicado a un trabajador que tras haber iniciado un expediente de reconocimiento de prestaciones de incapacidad permanente resulta desestimado, lo que supone que debe incorporarse a su puesto de trabajo, a pesar de que el trabajador habia impugnado judicialmente dicha resolución.

Tras la denegacion de la prestacion el trabajador,  debería haberse reincorporado a la actividad laboral, a pesar de su reclamacion, con la finalidad de que no se le pudiera  imponer una sanción  por ausencias injustificadas al trabajo y declarar posteriormente el despido como ocurrio en este caso.

Otras opciones que se podria haber valorado respecto al ambito laboral, es la posibilidad de solicitar vacaciones o algun tipo de excedencia laboral segun lo establecido en Convenio colectivo aplicable, o  la posibilidad de acudir a los Servicios publicos de salud con la finalidad de que se valore si procede reconocer un nuevo proceso de incapacidad temporal por una patologia diferente si existen  limitaciones que le impiden incorporarse con normalidad a su puesto de trabajo. 


 

 

 

SENTENCIA

 

En la Villa de Madrid, a...dos mil trece.

 

Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala, en virtud del recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Letrado Don ...  en nombre y representación de DOÑA Sagrario contra la sentencia dictada el ...  2012 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en recurso de suplicación nº ... , interpuesto contra la sentencia de fecha..., dictada por el Juzgado de lo Social nº 1 de Bilbao , en autos núm. 852/2011, seguidos a instancias de DOÑA Sagrario contra FOGASA y SABEKO BANAKETA S.A. sobre DESPIDO.

Ha comparecido en concepto de recurrido ... representado por el Letrado Don ...

 

 

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. ...

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

PRIMERO.- Con fecha 8 de noviembre de 2011 el Juzgado de lo Social nº 1 de Bilbao dictó sentencia , en la que se declararon probados los siguientes hechos:

" 1º.- La actora Dª Sagrario con DNI NUM000 , ha venido prestando sus servicios para la empresa demandada desde el 20-06-2003 con la categoría profesional de auxiliar de caja y percibiendo un salario mensual de 638,43 euros con inclusión de las pagas extraordinarias con una jornada del 47,1%.

2º.- La relación que unía a las pates se regía por el Convenio Colectivo de Comercio Alimentación de Bizkaia, publicado en el BOB el 03.11.2008 y posteriores revisiones.

3º.- La empresa procede a despedir al demandante el 26 de agosto de 2011 mediante la siguiente carta. "Muy Sra. Nuestra: Por la presente le comunicamos, que la empresa ha procedido a imponerle la sanción de despido con efectos del día de hoy 26 de agosto de 2011, de acuerdo con lo establecido en el Art. 54 de vigente Estatuto de los Trabajadores , como consecuencia de una falta muy grave, por la falta injustificada al puesto de trabajo durante los días 05,06,08,09,10,11,12,13,17,18,19,20,22,23,24 y 25 de agosto del año en curso.

El pasado 04 de Agosto de 2011 el INSS emitió resolución denegatoria en relación al expediente de incapacidad permanente iniciado en su caso con fecha 27 de julio de 2011. La ausencia del trabajo durante estos días, se ha producido sin autorización alguna de la empresa, ni justificación que la ampare, por lo que nos encontramos ante el supuesto previsto en el artículo 54 del vigente Estatuto de los Trabajadores que le hacen tributaria de la presente sanción de despido. Le informo así mismo que tiene a su disposición en las oficinas de la empresa su liquidación, descontando los días que ha faltado a trabajar. De la presente se da conocimiento al comité.Atentamente,".

4º.- En fecha de 18 de agosto de 2011 la Dirección Provincial de la Seguridad Social notifica a la trabajadora la siguiente resolución. "De acuerdo con los datos existentes en el Instituto Nacional de la Seguridad Social y en la documentación aportada por usted esta Dirección Provincial, en aplicación de la legislación vigente, ha resuelto denegar con fecha 04.08.2011 la prestación de Incapacidad permanente por las siguientes causas: Por no alcanzar, las lesiones que padece, un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral, para ser constitutivas de una incapacidad permanent, según lo dispuesto en el artículo 137 de la Ley General de la Seguridad Social , aprobada por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio (BOE 29/06/94), en relación con el artículo 136.1 de la misma disposición en la redacción dada por la ley 42/1994, de 30 de diciembre (BOE 31.12.94). Si no estuviera conforme con la resolución adoptada podrá interponer reclamación previa a la vía jurisdiccional ante esta Dirección Provincial en el plazo de 30 días desde la recepción de esta notificación, de conformidad con lo establecido en el artículo 71 del Texto Refundido de la Ley de Procedimiento Laboral aprobado por Real Decreto Legislativo 2/1995, de 7 de abril (BOE del día 11).El Director Provincial.".

5º.- La actora no ostenta, ni ha ostentado en el año anterior al despido la condición de representante legal ni sindical de los trabajadores. 6º.- Con fecha ... se presento papeleta de demanda de conciliación, habiéndose celebrado el preceptivo acto de conciliación con fecha .. .".

 

En dicha sentencia aparece la siguiente parte dispositiva: "Que ESTIMANDO la demanda de despido interpuesta por Dª Sagrario contra ... debo declarar y declaro improcedente el despido del actor, condenando a la empresa demandada, a su elección, a su inmediata readmisión en las mismas condiciones que regían antes de producirse aquél, o a abonarle una indemnización de 7836,83 e, con satisfacción en ambos casos de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido ... hasta la notificación de la sentencia al empresario, o hasta que el trabajador hubiese encontrado otro empleo, si tal colocación fuese anterior a la sentencia y se acreditase por el empresario lo percibido para su descuento de los salarios mencionados, entendiéndose en caso de no ejercitar la opción que procede la readmisión, y ello sin perjuicio de la responsabilidad que pudiera corresponder al Fogasa conforme a la legislación vigente.

La opción deberá ejercitarse mediante escrito o comparecencia en la secretaría de este Juzgado en los cinco días siguientes a la notificación de la sentencia sin esperar a que la misma adquiera firmeza.".

 

SEGUNDO.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por .... ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, la cual dictó sentencia en fecha 2 , en la que consta el siguiente fallo: "Que estimamos el Recurso de Suplicación interpuesto por ... frente a la Sentencia de ... del Juzgado de lo Social nº  de Bilbao en autos nº ... dictada a instancia de Dª Sagrario , revocando la sentencia de instancia y declarando la procedencia del despido de que fue objeto la trabajadora el día ..., sin imposición de las costas.".

 

TERCERO.- Por la representación de DOÑA Sagrario se formalizó el presente recurso de casación para la unificación de doctrina que tuvo entrada en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco el .... Se aporta como sentencia contradictoria con la recurrida la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, en fecha ... 

 

CUARTO.- Con fecha ... se admitió por esta Sala a trámite el presente recurso, dándose traslado del escrito de interposición y de los autos a la representación procesal de la parte recurrida para que formalice su impugnación en el plazo de quince días.

 

QUINTO.- Evacuado el traslado de impugnación por el Ministerio Fiscal se emitió informe en el sentido de considerar el recurso PROCEDENTE, e instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día 21 de marzo de 2013, fecha en que tuvo lugar.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO


PRIMERO.- La cuestión planteada en el presente recurso de casación para unificación de doctrina, consiste en calificar las faltas de asistencia al trabajo los días posteriores a la notificación de la resolución administrativa por la que se denegó la incapacidad permanente total solicitada. Más concretamente, se cuestiona si la inasistencia al trabajo los cinco días laborales siguientes puede calificarse de injustificada y de causa fundada para un despido disciplinario procedente.

 

La sentencia recurrida contempla el caso de una trabajadora, auxiliar de caja en un supermercado que encontrándose en situación de incapacidad temporal, recibió el ... , resolución del INSS, dictada el anterior día 4, notificándole que se había resuelto denegarle la prestación por incapacidad permanente porque las lesiones que padecía no disminuían en grado suficiente su capacidad laboral. La trabajadora no se reincorporó al trabajo hasta el día 25 del mismo mes y la empresa no la admitió y la despidió por carta del siguiente día 26 en la que le imputó las faltas de asistencia al trabajo desde el día .... La demanda por despido fue estimada por la sentencia de instancia que declaró improcedente el despido, pronunciamiento que fue revocado por la sentencia de suplicación hoy recurrida, al estimar que las faltas de asistencia al trabajo los días ... inclusive, de...eran constitutivas de una falta muy grave sancionable con el despido, conforme al Convenio Colectivo, que debía calificarse de procedente, al no haber alegado, ni probado, la trabajadora causas que justificasen su ausencia al trabajo durante cinco días, pues era ella la obligada a probar que, pese al alta médica o a la denegación de la incapacidad, persistía su incapacidad temporal para el trabajo.

Como sentencia de contraste, a efectos de acreditar la existencia de contradicción doctrinal que viabiliza el recurso extraordinario que nos ocupa, conforme al art. 219 de la L.J .S., cita el recurso la dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias el ...  en el recurso de suplicación ... . Se contempla en ella el caso de un trabajador que estando en situación de incapacidad temporal desde el ..., fue alta con informe propuesta el ...  y recibió el 12 de julio siguiente resolución denegándole la declaración de incapacidad permanente (hecho probado cuarto). Como no se reincorporó al trabajo la demandada le comunicó su despido por carta que recibió el día 26 del referido mes. Contra esa decisión, por el trabajador se presentó demanda por despido que le fue desestimada en la instancia, por resolución que fue revocada en suplicación por la sentencia de contraste que entendió que, como no se notificó el alta médica, estaba justificada la inasistencia, porque el trabajador no había actuado culposamente, pues no constaba que hubiese agotado el plazo máximo de duración de la incapacidad temporal y porque no conocía que dicha denegación implicaba el alta automática y su obligación de reincorporarse a la empresa.

 

Las sentencias comparadas, como ha informado el Ministerio Fiscal, son contradictorias en los términos requeridos por el artículo 219 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (L.J .S.), por cuanto en supuestos de hecho y de derecho parecidos han resuelto de forma diferente la misma cuestión: la imputabilidad de las faltas de asistencia al trabajo producidas tras el dictado por el INSS de la resolución declarando la inexistencia de incapacidad permanente. La sentencia recurrida ha estimado que esas faltas de asistencia no estaban justificadas y que era la trabajadora demandante quien debía haber probado que subsistía su incapacidad laboral temporal, pese a la citada resolución. La sentencia de contraste entendió, sin embargo, que las ausencias al trabajo no podían considerarse culposas, al desconocer el trabajador que había agotado el plazo máximo de duración de la incapacidad temporal, al no conocer su alta médica, y no venir obligado a saber que la denegación de la incapacidad permanente suponía su alta médica automática y el deber de reincorporarse a la empresa. La contradicción existe porque una sentencia exige al trabajador la concurrencia de causa justificativa de las ausencias, mientras que la otra excusa las faltas al trabajo en los desconocimientos del trabajador y en que el mismo no estaba obligado a conocer las consecuencias de la resolución que se le notificaba.

 

Existen diferencias entre los supuestos analizados en cada una de las sentencias comparadas, pero las mismas no son relevantes a efectos de resolver la contradicción existente, determinar cuando se extingue la incapacidad temporal y nace el deber de reincorporarse al trabajo, así como quien debe probar la concurrencia de causas que justifiquen la demora en la reincorporación y si entre esas causas justificativas de la demora está la ignorancia de las normas que regulan la situación e imponen el deber de volver al trabajo. Si ese es el debate carece de interés el que las normas reguladoras de la extinción de la incapacidad temporal no fuesen exactamente las mismas en el año 2002, fecha contemplada por la sentencia de contraste, que en el año..., fecha del despido en el caso de la sentencia recurrida, pues el párrafo primero del artículo 131- bis-1 de la Ley General de la Seguridad Social tenía la misma redacción y la sentencia de contraste no pone en duda la extinción de la situación de incapacidad temporal, sino que justifica las ausencias al trabajo en la ignorancia y los desconocimientos del actor, excusas que no acepta la recurrida.

 

El hecho de que en el caso de la sentencia de contraste conste que el trabajador fue alta con informe propuesta tampoco desvirtúa la igualdad sustancial de los supuestos comparados, sino, solamente, el error de la sentencia al utilizar el argumento del desconocimiento de ese dato por el trabajador. Pero, pese a todo el debate seguiría siendo el mismo, la justificación del retraso en la reincorporación, cuestión para la que existiría, al menos, contradicción "a fortiori", pues conociéndose la existencia de alta médica se habría justificado las faltas al trabajo por el desconocimiento de la normativa legal y reglamentaria, lo que en un caso menos grave forzaría a seguir la doctrina de la sentencia de contraste.

Procede, por lo razonado, entrar a conocer de la cuestión de fondo planteada y a unificar las doctrinas contrapuestas que se han reseñado.

 

SEGUNDO.- En el apartado dedicado al examen de las infracciones legales cometidas por la sentencia recurrida, denuncia el recurso, exclusivamente, la infracción del artículo 54-2-a) del Estatuto de los Trabajadores y la inaplicación del artículo 56 del citado texto legal . El recurso cuestiona, solamente, la calificación del despido como procedente, al entender que debió ser declarado improcedente por estar justificadas las ausencias al trabajo. Queda ceñido el recurso a analizar si las ausencias, estaban justificadas por la ignorancia por la actora de su deber de reincorporarse al trabajo, así como si el desconocimiento de su deber y de la normativa aplicable era causa que atemperaba la culpa y la gravedad de la falta, obligando a atemperar la sanción que por mor de la teoría gradualista debía ser proporcional a la gravedad de la infracción y de las circunstancias concurrentes. Al margen quedan pues, como se anticipó antes, los problemas relativos a la extinción de la incapacidad temporal que no se han planteado, lo que equivale a aceptar las conclusiones al respecto de la sentencia recurrida.

 

Ante todo, conviene precisar que las alegaciones relativas a la teoría gradualista, a la necesidad de que la sanción sea proporcional a la importancia de la falta cometida, son rechazables porque la sentencia de contraste no fundó su pronunciamiento en esa doctrina, sino en la ausencia de culpa, en la falta de intención del autor por su ignorancia de la normativa aplicable, desconocimiento con base al que lo exculpó diciendo que no venía obligado a conocer su deber de reingresar por haber sido alta médica. El debate, pues se centra en determinar si esa excusa absolutoria es válida, por cuanto, al no haberse aplicado la doctrina gradualista que supondría la imposición de menor sanción, no cabe apreciar contradicción de las sentencias comparadas sobre ese particular, lo que impide conocer de esa cuestión. Además, debe tenerse presente que la Sala tiene declarado reiteradamente que la calificación de conductas a los efectos de su inclusión en el artículo 54 del ET no es materia propia de la unificación de doctrina ante la dificultad de que se produzcan situaciones sustancialmente iguales, ya que en los casos de calificación de los despidos como procedentes o improcedentes la decisión judicial se funda en una valoración individualizada de circunstancias variables, que normalmente no permite la generalización de las decisiones fuera de su ámbito específico 

 

Para resolver el fondo de la cuestión suscitada, conviene recordar la doctrina de esta Sala sobre la extinción de la incapacidad temporal y el nacimiento del deber de reincorporarse al trabajo, cuando se dicta resolución administrativa declarando que el trabajador no se encuentra afecto de incapacidad laboral permanente. En tal sentido, debe señalarse que ya en nuestras sentencias de ..., 7 de junio de ... , se sostuvo la doctrina consistente en entender que en los casos de incapacidad temporal el contrato se encuentra en suspenso hasta que recae resolución administrativa declarando la inexistencia de incapacidad permanente, incluso si se reconoce una incapacidad permanente parcial, momento en el que nace el deber del trabajador de reincorporarse al trabajo. Esta doctrina fue reiterada, ya en unificación de doctrina, por nuestras sentencias de...  (Rcud. ...  ), 2 de enero de ...  (Rcud. ...  ) y ... Rcud. ...  ). En la sentencia de ...  esta solución se justifica con los siguientes argumentos que hacemos nuestros: "como establecen, de una parte y con carácter general, los artículos 45.1 y 101 de la Ley de Procedimiento Administrativo (hoy artículos 56 y 57 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo común ) y, de otra y en el ámbito del procedimiento de declaración de invalidez permanente, el artículo 9.2 del Real Decreto ... de 24 de septiembre , los actos administrativos tienen una presunción de validez que hacen su cumplimiento necesario y directamente ejecutivo, por lo que, como ha destacado la doctrina científica, la declaración contenida en el acto que define una situación jurídica crea inmediatamente esa situación sin perjuicio de lo que pueda resultar de su revisión. Esta eficacia inmediata del acto es una cualidad distinta de su firmeza y no se funda en ella. Su ámbito de aplicación es el de las prestaciones de seguridad social. Tiene, sin embargo, una proyección indirecta o refleja en el contrato de trabajo, porque el artículo 45.1.c) del Estatuto de los Trabajadores , al enunciar el supuesto suspensivo que contempla, se remite a dos situaciones protegidas por la seguridad social y dentro de ésta ha de atribuirse el mismo alcance al acto que declara la iniciación de la situación protegida que al que establece su terminación por la concurrencia de una causa legal. El problema en materia laboral consiste en determinar si existe o no una situación de incapacidad temporal que impida la prestación de trabajo. Lo que ocurre es que el acto administrativo de la gestora, al extinguir la situación de incapacidad laboral transitoria, priva en principio de justificación a la incomparecencia al trabajo de la misma forma que la baja había otorgado inicialmente esa justificación. El empresario puede, por tanto, deducir las consecuencias extintivas - disciplinarias o en orden a la concurrencia de un desistimiento- que derivan de esa falta de justificación y el trabajador, que ha de prevenir la eventual apreciación de un desistimiento -cuya concurrencia o no habrá de valorarse en cada caso- manifestando su voluntad de mantener la relación, debe también, si quiere conservar la suspensión, destruir los efectos reflejos de la resolución administrativa acreditando que, pese al alta médica o a la resolución del expediente de invalidez sin declaración de incapacidad permanente total o absoluta, subsiste una situación de incapacidad temporal que impide la reincorporación al trabajo. Lo que no cabe es entender que por la simple impugnación de las resoluciones administrativas se mantiene automáticamente la suspensión del contrato hasta que se produzca una decisión judicial firme y ello porque, aparte de lo dicho, frente a la desaparición de la justificación de la incomparecencia no basta la impugnación de una resolución administrativa en una relación externa a la laboral, sino que el trabajador ha de desarrollar, con la diligencia exigible en cada caso, una conducta positiva en orden a informar al empresario de la impugnación y a acreditar la subsistencia de una incapacidad temporal para el trabajo ofreciendo en su caso los medios para la verificación de esa situación por la empresa. Lo dispuesto en la Orden de 2...  no modifica esta conclusión, pues, sin necesidad de otras consideraciones, es claro que no estamos ante el supuesto que contempla esa Orden caracterizado por la existencia de un cese con reconocimiento de la condición de pensionista y de una posterior declaración de aptitud para el trabajo.".

 

La aplicación de la anterior doctrina al caso de autos, obliga a desestimar el recurso por ser más correcta la doctrina contenida en la sentencia recurrida, ya que la recurrente no ha probado, como se le decía en ella, que pese al alta médica o a la resolución declarando que no estaba afecta de incapacidad permanente continuaba en situación de incapacidad temporal por estar impedida para reanudar el trabajo. Tampoco ha probado que durante la tramitación del expediente de incapacidad permanente siguiese recibiendo asistencia médica y los partes de confirmación de baja, documentación que habría tenido en su poder, caso de no habérsele dado el alta médica. Así las cosas, no se da ninguno de los supuestos especiales que, conforme a la doctrina reseñada, justifican la inaplicación de la misma y procede, por tanto, la desestimación del recurso, porque la ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento ( art. 6-1 del Código Civil ), norma aplicable a la supuesta ignorancia sobre el nacimiento del deber de reincorporarse al trabajo tras cesar la suspensión del contrato, conforme a los artículos 45-1 y 48-1 del Estatuto de los Trabajadores . Conviene añadir que la trabajadora conocía que ya el ...  por llevar doce meses de baja había sido alta médica por el INSS (folio 64 de los autos), quien debió cursar la nueva baja el ... , al producirse antes de los seis meses, lo que suponía la acumulación de los periodos de baja sucesivos a la extinción de la incapacidad temporal con la declaración de inexistencia de incapacidad permanente, conforme al art. 131- bis de la L.G.S.S ..

Por todo lo razonado, procede desestimar el recurso. Sin especial pronunciamientos en costas.

 

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

 

FALLAMOS

 

Desestimamos el recurso de casación para unificación de doctrina interpuesto por el Letrado Don Mikel Arrieta Gómez en nombre y representación de DOÑA Sagrario contra la sentencia dictada el......por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en recurso de suplicación nº 2 , interpuesto contra la sentencia de fecha ..., dictada por el Juzgado de lo Social nº  de Bilbao , en autos núm...., seguidos a instancias de DOÑA Sagrario contra F..... Confirmamos la sentencia recurrida. Sin costas.

Devuélvanse las actuaciones al Organo Jurisdiccional de procedencia ,con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

 

PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo.

Sr. Magistrado D. ... hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.


En los casos de incapacidad no contributiva en los que se exige unos requisitos economicos para su obtencion, se clarifica por esta sentencia del Tribunal Supremo en unificación de doctrina la forma de computar los ingresos familiares entre todos los miembros de la unidad familiar de convivencia.

 

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a … de dos mil trece.

Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala en virtud de recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el letrado D. …en nombre y representación de Dª Nuria frente a la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, de fecha…, dictada en el recurso de suplicación número …formulado por la VICEPRESIDENCIA DA IGUALDADE E DO BENESTAR contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 3 de A Coruña de fecha …dictada en virtud de demanda formulada por Dª Nuria frente a la DELEGACIÓN PROVINCIAL DA IGUALDADE E DO BENESTAR, DEPENDIENTE DE LA VICEPRESIDENCIA DE LA XUNTA DE GALICIA en reclamación de invalidez no contributiva.

Ha comparecido ante esta Sala en concepto de recurrido la Xunta de Galicia representada por el procurador D…..

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. …

 

ANTECEDENTES DE HECHO



PRIMERO.- Con fecha 7 de mayo de 2008 el Juzgado de lo Social número 3 de A Coruña, dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva:

"Que estimando la demanda formulada por DOÑA Nuria revoco la resolución de la demandada XUNTA DE GALICIA extinguiéndole la prestación de invalidez no contributiva y condenándola a reponerla en la citada prestación desde la fecha de su extinción, sin que la actora tenga que reintegrar cantidad alguna"



SEGUNDO.- En la citada sentencia se han declarado probados los siguientes hechos:

 

"PRIMERO: La actora era beneficiaria de la prestación de invalidez no contributiva.

SEGUNDO: Por resolución de 18 de enero de 2006 la demandada modificó la cuantía de la prestación con efectos de 1-1-05 notificando el cobro indebido de 3.581,22 # durante el período 1-1-05 a 31-1-06, al entender que la unidad económica de la que forma parte supera los límites de la prestación. El juzgado de lo social nº 2 de esta ciudad dictó sentencia el día 20 de noviembre de 2007, autos 888/06, desestimando la demanda de la actora y confirmando la resolución administrativa.

TERCERO: Por resolución de 9 de octubre de 2006 se procede a extinguir a la actora la citada prestación no contributiva, por superar los ingresos propios de la interesada los límites establecidos, con petición de reintegro de la cantidad de 1.157,97 # del período 1-1-06 a 31-10-06.

CUARTO: En la declaración de renta conjunta de la interesada y su cónyuge del año 2005 constan ingresos derivados de rendimiento de capital mobiliario por importe de 1180,28 # y de capital inmobiliario por 18.917,17 #. Al ser el régimen económico de gananciales a la actora se le imputan unos ingresos de 10.048,72 #. Dichos ingresos derivan de los rendimientos de capital inmobiliario privativo del esposo.

QUINTO: El límite personal de recursos está establecido en la cantidad de 4.221,70 #; el límite de recursos de la unidad económica es de 40.106,15 #.

Esta está integrada por 5 miembros y sus ingresos son de 26.239,40#".



TERCERO.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por la letrada de la Xunta de Galicia, dictándose por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia sentencia con fecha …de 2012 en la que consta la siguiente parte dispositiva: "Estimando el recurso de suplicación interpuesto por la Xunta de Galicia contra la sentencia de 7 de mayo de … del Juzgado de lo Social nº  de A Coruña , dictada en juicio seguido a instancia de Doña Nuria contra la recurrente, la Sala la revoca y, con desestimación total de la demanda rectora de estas actuaciones judiciales, absolvemos de sus pedimentos a la demandada recurrente."



CUARTO.- El letrado D…. , en nombre y representación de Dª Nuria , mediante escrito presentado el… , formuló recurso de casación para la unificación de doctrina, en el que:

PRIMERO.- Se alega como sentencia contradictoria con la recurrida la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de fecha .. de 2007 (recurso /2005 ).

SEGUNDO.- Se alega la infracción de los arts. 144 , 145 y 149 del Texto Refundido de la L.G.S.S . y 1 , 7 , 11 , 12 , 14 del RD 357/91 .



QUINTO.- Por providencia de esta Sala, se procedió a admitir a trámite el citado recurso, y habiéndose impugnado, pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal, que presentó escrito en el sentido de estimar la procedencia del recurso. E instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día …de 2013, en el que tuvo lugar.



FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

PRIMERO.- La cuestión objeto de este pleito se refiere a como se computa el límite de acumulación de recursos de una unidad económica familiar de convivencia formada por la actora y su cónyuge, casados en régimen de sociedad de gananciales, la madre de la actora y dos hijos del matrimonio -un total de cinco miembros-.

Concretándose la cuestión litigiosa a determinar si los rendimientos del capital mobiliario que pueden disfrutar los beneficiarios de pensión no contributiva, casados en régimen de sociedad legal de gananciales, han de ser considerados como ingresos propios de cada uno de los cónyuges, imputándose la mitad de su importe al beneficiario, o si, por el contrario, ha de atribuirse la totalidad de la renta al conjunto de la unidad familiar.

La sentencia recurrida, del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de …de 2012 (rec. /2008 ), revoca la de instancia con desestimación total de la demanda rectora de estas actuaciones judiciales. Consta en el relato fáctico de la sentencia, por lo que al presente recurso interesa, que la actora era beneficiaria de la prestación de invalidez no contributiva, notificándosele la extinción y el cobro indebido por superar los ingresos propios de la interesada los límites establecidos. Consta que en la declaración de renta conjunta de la interesada y su cónyuge del año 2005 se acreditan ingresos derivados de rendimiento de capital mobiliario por importe de 1180,28 # y de capital inmobiliario por 18917,17 #, siendo el régimen económico del matrimonio el de gananciales. En dicho régimen a la actora se le imputan unos ingresos de 10.048,72 #, derivados de los rendimientos de capital inmobiliario privativo del esposo, cuando el límite personal de recursos está establecido en la cantidad de 4221,70 #; el límite de recursos de la unidad económica es de 40.106,15 #, ésta está integrada por 5 miembros -la actora y su esposo, sus dos hijos y la madre de la actora-- y sus ingresos son de 26.239,40 #.

La Sala de suplicación trae a colación lo dicho por el Tribunal Supremo en sentencia de 10-5-…, rec. …/1999 , concluyendo que el actor «tiene una participación en la titularidad de las rentas del capital mobiliario, de las que le es lícito disponer para subvenir a sus necesidades y es lógica consecuencia que la pensión asistencial que se le reconoce por falta de rentas, sea minorada en igual cuantía que la parte que le corresponde de aquellas de naturaleza ganancial y sobre las que puede ejercitar actos de disposición».

Contra dicha sentencia recurre la actora en casación para la unificación de doctrina, planteando que los ingresos del matrimonio deben dividirse entre el número de miembros de la unidad familiar, y no entre los dos cónyuges, a efectos de comprobar si se cumplen los requisitos legales --ya lo había expuesto así en el escrito de oposición al recurso de suplicación de la otra parte--. Al efecto se aporta de contraste la sentencia del Tribunal Supremo de …abril (rec. …/2005 ).

En principio, esta sentencia se pronuncia sobre si en la unidad económica de convivencia deben considerarse integrados únicamente los parientes por consanguinidad hasta el segundo grado, o si también pueden considerarse integrados, y en qué medida y con qué consecuencias, a otros sujetos distintos: mientras que lo que se discute en el caso de autos es si los rendimientos del capital mobiliario que pueden disfrutar los beneficiarios de pensión no contributiva, casados en régimen de sociedad legal de gananciales, han de ser considerados como ingresos propios de cada uno de los cónyuges, imputándose la mitad de su importe al beneficiario, o si, por el contrario, ha de atribuirse la totalidad de la renta al conjunto de la unidad familiar.

No obstante, se aprecia contradicción porque en la sentencia de referencia se fija el tema de debate en los siguientes términos: « ... solventada aquella primera cuestión, queda por resolver si esa unidad de convivencia superaba o no el límite de acumulación de recursos que viene delimitada en el art. 144.1.d) de la  LGSS , pues en relación con ello hay que estar a lo también dicho en la reiterada sentencia de Sala General de 19.5.2004 , en relación con la forma de computar los ingresos familiares cuando uno de los integrantes de la unidad de convivencia está casado en régimen de gananciales.

En suma, la sentencia de referencia resuelve la segunda cuestión planteada aplicando la doctrina de la Sala al respecto, que es que no constando hijos, los ingresos de los cónyuges se imputan por mitad a cada uno de ellos ( SSTS…, rec. …2003 ). Pero en caso contrario -cuando hay hijos comunes-- no ha de regir la precedente regla de ganancialidad -el 50% de los ingresos a cada cónyuge-, con la que «la atribución de recursos sería artificial, pues dejaría fuera de cómputo recursos que han de asignarse a una persona [...] que permanece en la unidad de convivencia. Por ello, en estos casos hay que establecer una ponderación distinta que consiste en dividir los ingresos del grupo familiar concurrente en la unidad de convivencia por el número de sus miembros y detraer del cómputo los recursos asignados al miembro o miembros que no forman parte de la unidad legal de convivencia» ( SSTS, rec. …2003 ).

Y en el caso de la sentencia aquí recurrida no se ha tenido en cuenta el total de miembros de la unidad familiar -cinco- a efectos de computar el total de ingresos, en contra del criterio seguido en la instancia.



SEGUNDO.- Alega el recurrente la vulneración de lo dispuesto en los arts. 144 , 145 y 149 LGSS y 1 ,7 , 11 , 12 y 14 del RD 357/91 .

La cuestión debe de resolverse de acuerdo con la doctrina de esta Sala ya unificada en la sentencia del Pleno de … (rcud. …/03 ), que en este punto reproduce la más reciente de 26 de abril de … (rcud. …/95 ), señalada de contraste. Dice aquella sentencia, literalmente:

"ha de estarse a la doctrina de las sentencias de 10 de mayo de…, para las que la titularidad de los bienes gananciales pertenece, conjuntamente, a los cónyuges, que tienen una participación en todos y cada uno de los bienes que la integran, con lo que han de imputarse a un cónyuge idealmente la mitad de los ingresos del otro cuando se discuta el nivel de renta de una unidad familiar en el que está integrado un cónyuge, pero no el otro. Y ello, como dice la sentencia de …., "aunque no desconoce la Sala que la adjudicación del haber de la sociedad legal de gananciales por iguales mitades a cada uno de los cónyuges, solo se produce tras la disolución de dicha sociedad ( artículo 1.404 del Código Civil)" y aunque "la solución de atribuir por mitad los ingresos de la sociedad constante matrimonio, supone utilizar una presunción en cuanto a su destino en orden a atender las necesidades del otro cónyuge que en muchas ocasiones no se corresponderá con la realidad". Pero este criterio se adopta por dos razones fundamentales.

 

La primera en atención a "la propia regulación de la unidad económica de convivencia del artículo 144.4 de la Ley General de la Seguridad Social que, en casos como el presente, de padre o madre solicitante de la prestación no contributiva con quien convive un descendiente casado, descompone formalmente ese matrimonio para excluir de la unidad económica al cónyuge no consanguíneo del solicitante, obviando que la convivencia real y afectiva de los esposos viene impuesta por la Ley ( artículo 68 Código Civil ) y es obligado presumirla ( artículo 69 Código Civil ), siendo así que el propio artículo 144.4 la eleva a requisito imprescindible para el resto de los componentes de una unidad económica". Y la segunda, porque "ante esa situación, y en ausencia de porcentajes legales que señalen qué parte de los ingresos de la sociedad debe atribuirse a cada uno de los cónyuges para atender a sus propias necesidades ordinarias, se ha optado por imputarlos por mitad cuando no consta la existencia de hijos, por entender que es solución más lógica y gestionable, que la de acudir a la prueba de los gastos ordinarios satisfechos por el cónyuge no consanguíneo que, por numerosos y de escasa cuantía individual, serían en todo caso de muy difícil cuando no de imposible acreditación.

 

Con ello ha seguido, en definitiva, el propio criterio legal de dividir los ingresos de una familia por el número de miembros que la comprenden". La sentencia de 11 de junio de 2.003 salva así expresamente el supuesto de que el matrimonio tenga hijos a su cargo. En este supuesto no puede jugar la regla de atribución del 50% de los ingresos a cada uno de los cónyuges, pues hay que ponderar la asignación de recursos a los hijos. De otra forma, como ilustra el presente caso, la atribución de recursos sería artificial ,pues dejaría fuera de cómputo recursos que han de asignarse a una persona -la nieta- que permanece en la unidad de convivencia. Por ello, en estos casos hay que establecer una ponderación distinta que consiste en dividir los ingresos del grupo familiar concurrente en la unidad de convivencia por el número de sus miembros y detraer del cómputo los recursos asignados al miembro o miembros que no forman parte de la unidad legal de convivencia, lo que en el supuesto decidido conduce a asignar un tercio de los ingresos del hijo de la solicitante a la esposa de aquél."



TERCERO.- Las anteriores consideraciones obligan a la estimación del recurso, de acuerdo con el Informe del Ministerio Fiscal, en cuanto la sentencia recurrida no tuvo en cuenta el número total de miembros de la unidad familiar -cinco en este caso- a efectos de computar el límite de acumulación de recursos. Sin costas.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.



FALLAMOS

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el letrado D. … en nombre y representación de Dª Nuria frente a la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, de fecha … de 2012, dictada en el recurso de suplicación número… .

Casamos y anulamos dicha sentencia, y resolviendo el debate de suplicación, desestimamos el recurso de esta naturaleza y confirmamos la sentencia del Juzgado, estimatoria de la demanda, que se declara firme. Sin costas.

Devuélvanse las actuaciones a la Sala de lo Social del Órgano Jurisdiccional correspondiente, con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.



PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo.

Sr. Magistrado D…. hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.

 

¿Qué es la incapacidad temporal?

 

La incapacidad temporal es la situación en la que un trabajador  como consecuencia de una enfermedad común o profesional  y accidente sea o no de trabajo, se encuentra temporalmente impedido para realizar la actividad laboral y recibe asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

 

¿Qué se percibe estando en situación de incapacidad temporal?

 

Asistencia sanitaria

Prestación económica, debido a la imposibilidad de realizar la actividad laboral.

 

¿Qué son los partes médicos de baja?

 

Son los documentos que certifican la situación de incapacidad temporal.

 

¿Quién realiza el control  de los partes  médicos?

 

El Servicio Público de Salud de la comunidad Autónoma   y el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) que se ocupa de las prestaciones sanitarias en el ámbito territorial de las Ciudades de Ceuta y Melilla .

Las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales  respecto  a las contingencias profesionales, pueden realizar altas, bajas y confirmaciones, además de  poder realizar  propuestas de alta por contingencias comunes.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social para emitir altas e iniciar un posible expediente de incapacidad permanente.

El Instituto Social de la marina dentro del ámbito del régimen especial de trabajadores del mar.

 

¿Qué clases de partes médicos pueden entregarse durante la situación de incapacidad temporal?

 

Parte médico de baja –  es el parte médico que inicia la baja médica o situación de incapacidad temporal, lo expide:

El servicio médico de salud.

Los servicios médicos de la entidad colaboradora (Mutua o empresa colaboradora si se tienen cubiertos los riesgos de contingencias profesionales con ellas),

El Instituto Nacional de la Seguridad Social o el Instituto Social de la Marina en el caso de alta de la entidad gestora en 180 días posteriores y por la misma patología

 

Parte médico de confirmación –  Se emiten durante todo el tiempo que dura la situación de incapacidad temporal si es por contingencias comunes (enfermedad común o accidente no laboral) se expide al 4º día de iniciarse la situación de incapacidad temporal y a partir de esa fecha.

Si es por una situación de contingencia profesional (enfermedad profesional o accidente laboral) se expide al 7º día de iniciarse la situación de incapacidad temporal y semanalmente..

 

Parte médico de alta-  Es el parte médico que concluye la situación de incapacidad temporal. Expedido por:

El servicio médico de salud.

Los servicios médicos de la entidad colaboradora (Mutua o empresa colaboradora si se tienen cubiertos los riesgos de contingencias profesionales con ellas),  además las Mutuas podrán realizar propuestas motivadas de altas en los casos de contingencias comunes si tienen dicha cobertura.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social o el Instituto Social de la Marina.

 

¿Qué debe hacerse con los partes médicos de baja confirmación y alta?

 

El trabajador:

El facultativo otorgara dos copias, una para el propio trabajador y otra para que en el plazo de 3 días desde su expedición  sean remitidas a la empresa.

Si se otorga un aparte de alta médica debe acudir a su trabajo para no se produzca una ausencia injustificada al trabajo.

El trabajador debe acudir a todos los reconocimientos propuestos para no incurrir en un alta por incomparecencia.

El empleador:

Debe  recibir las bajas del trabajador y  comunicarlo a la Seguridad Social para poder descontarse de los Seguros Sociales las cantidades correspondientes a la prestación.

Abonar los complementos que se establezcan por convenio colectivo que mejoren la prestación de incapacidad temporal.

Debe mantener en alta en las cotizaciones de la Seguridad Social al trabajador mientras se encuentre en situación de incapacidad temporal.

 

¿Cuánto tiempo se puede estar recibiendo partes médicos de confirmación de la baja médica?

 

La baja médica durará el tiempo necesario para recuperar la capacidad laboral. La duración máxima de la situación de Incapacidad temporal puede ser 365 días prorrogables por otros 180 días más.

 

¿Qué ocurre si transcurre la duración máxima de incapacidad temporal (365 días) y se sigue necesitando asistencia?

 

El Instituto Nacional de la Seguridad social o el Instituto Social de la Marina (en casos de régimen especial de trabajadores del mar)  son los  organismos competentes encargados de conocer de  la emisión del alta médica, el reconocimiento de una prórroga del proceso de incapacidad temporal, el inicio de un expediente de Incapacidad permanente o la emisión de una nueva baja médica en los 180 días siguientes a un alta médica por la misma o similar patología.

 

¿Qué se puede hacer si se otorga una alta médica por la Mutua y se sigue necesitando asistencia sanitaria?

 

Se pueden iniciar dos tipos de acciones diferentes.

Acudir al INSS e iniciar un procedimiento de revisión del alta en el plazo de 4 días desde el alta, comunicando la reclamación a la empresa. El INSS puede mantener la incapacidad temporal por accidente de trabajo o enfermedad profesional, confirmar el alta del trabajador, considerar que el alta es indebida reflejando la fecha de la nueva alta médica si se ha recuperado el trabajador durante el proceso de reclamación.

Acudir al Servicio Público de salud para que el profesional médico emita si procede un parte de baja médica por enfermedad común y si considera que esta nueva baja podría estar relacionada con la anterior, comunicarlo al INSS y a la Mutua, iniciando el trabajador  posteriormente el procedimiento de revisión del alta médica.

 

¿Qué se puede hacer si se emite un alta médica por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y existen limitaciones de carácter grave y permanente para realizar la actividad laboral?

 

Se puede plantear varias acciones:

Mostrar disconformidad con el parte de  alta médica emitida, debiendo el trabajador comunicar la reclamación a la empresa y el INSS dictar una resolución, quedando suspendidos los efectos del alta médica y prorrogándose el pago de la incapacidad temporal hasta que el INSS resuelva.

Se puede iniciar un expediente de incapacidad permanente, para que se resuelva sobre el reconocimiento de una prestación por las limitaciones que se tienen para la actividad laboral.

 

¿Si se concede la prórroga del proceso de incapacidad temporal deriva en un expediente de incapacidad permanente?

 

No automáticamente debe ser propuesto por los Servicios públicos o solicitarlo directamente el trabajador mediante el formulario existente al efecto para que se inicie el expediente de incapacidad permanente si las limitaciones que se tienen para la actividad laboral son de carácter grave, permanente y pueden objetivarse medicamente.

 

Entrevista en elconfidencial.com del Letrado D. Vicente Javier Saiz Marco relativa a la problemática concesión de las prestaciones por incapacidad permanente http://www.elconfidencial.com/sociedad/2015-11-15/incapacidad-permanente-seguridad-social-arritimia-teleoperador_1096089/


Sentencia estimatoria de incapacidad permanente reconocida a trabajadora dedicada a la actividad de montaje en una cadena de productos telefonicos  con resultado de una prestacion en grado absoluta para toda profesion y oficio de un porcentaje de un 100% de la base reguladora, estando limitada por patologias relacionadas con el sindrome de fatiga cronico, afectación traumatologica, trastorno depresivo mayor y otras... 


 

Descargar documento en PDF

 


 

 

Información sobre Derecho Laboral 

 

 

 

 


 

 

La esclerosis multiple  es una enfermedad  neurodegenerativa   del sistema nervioso central  caracterizada por la aparicion de lesiones desmielinizantes,  que puede provocar, segun la afectación del trabajador, limitaciones para desarrollar una actividad laboral, y por consiguiente el reconocimiento de una prestación de la Seguridad Social  de incapacidad permanente.

Aprovechando este dia para sensibilizar  sobre la importancia de los problemas derivados de las patologias que padecen los trabajadores,   se aporta sentencia estimatoria  de caso real de una afectada por esclerosis , con recaidas  y remisiones de la enfermedad que consigue que se le reconozca la prestación por incapacidad permanente en grado absoluto para toda profesión u oficio,  por la afectacion que presenta:

 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

 

Información sobre Derecho Laboral 

 

 

 

 


 

 

 

El INSS no suele reconocer un carácter invalidante a estas patologias (Fibromialgia (FM), sindrome de fatiga cronica (SFC) y Sensibilidad quimica multiple (SQM).

 

Resulta necesario, en un altísimo número de casos, acudir a la vía judicial para impugnar la resolución del INSS denegando las prestaciones de Incapacidad Permanente y no resulta nada fácil obtener una sentencia estimatoria en vía judicial por secuelas ocasionadas por estas patologías.

  
 
Desde nuestra experiencia profesional defendiendo a pacientes con estas enfermedades entendemos que es fundamental inicialmente completar un buen expediente administrativo, ¿ que significa esto?:
 
El expediente administrativo se inicia cuando al INSS valora por primera vez al paciente cuando alcanza los 12 meses de baja por Incapacidad Temporal (I.T), en ese momento este organismo debe decidir si procede bien a dar el alta médica, bien a prorrogar la situación de I.T, bien a incoar un expediente de Incapacidad Permanente.
 
Si el paciente no ha alcanzado los 12 meses de baja por I.T o inicia a su propia instancia una solicitud de Incapacidad Permanente, entonces el expediente administrativo comienza con la solicitud de Incapacidad Permanente instada por el propio paciente.
 
Para que ese expediente administrativo que va a finalizar con una resolución del INSS a favor o en contra de la concesión de estas prestaciones, tenga fuerza y entidad suficiente, es necesario, en primer lugar, que el paciente este diagnosticado y, si es posible, por un servicio especializado de la sanidad pública ( esto es relevante pero no definitivo), y que ese diagnóstico este consolidado, es decir, es conveniente que cuando el INSS valore los informes el diagnóstico no sea muy reciente en el tiempo sino que conste que la secuela está bien consolidada.
 
En segundo lugar es muy importante que los informes que diagnostican la enfermedad incorporen comentarios relativos a las secuelas ( p.e. en el caso de SFC señalar que la fatiga es invalidante o que le limita en un ..% para las actividades de la vida diaria; o en el caso de Fibromialgia señalar que los dolores son generalizados, que se han tratado convenientemente, que se han aplicado determinados fármacos, que se han tratado en la unidad del dolor, y que a pesar de ello persisten de manera permanente e invalidante; o en el caso de la SQM señalar que la exposición a mínimas concentraciones de compuestos químicos de uso cotidiano provocan un estado clínico que incapacita al paciente para cualquier actividad).Bien es cierto que no es habitual que desde un servicio de reumatología, medicina interna, neurología o toxicología se emitan valoraciones de ese tipo pero es lo deseable para conseguir el propósito perseguido.
 
En tercer lugar es conveniente pedir segundas y terceras opiniones para que el expediente administrativo contenga una buena variedad de opiniones clínicas siempre que vayan en un mismo sentido.
 
En este punto conviene hacer referencia a que resulta relevante visitar algunas unidades médicas especializadas, algunas habilitadas en la sanidad pública, las menos, y otras habilitadas en la sanidad privada.
 
Señalar que si bien es cierto que en los tribunales hay una tendencia a valorar con mayor interés los informes de la sanidad pública, no es menos cierto que esto deba traducirse en que los de la sanidad privada no valen, nada mas lejos de la realidad, los informes privados si son creados por profesionales especialistas en la materia formarán parte del material probatorio con la misma entidad que cualquier otro.Por tanto si hemos aportado al INSS informes que diagnostican la enfermedad, que acreditan que las secuelas no son de reciente aparición sino que están consolidadas y en esos informes los especialistas realizan comentarios relativos a las limitaciones que ocasionan en el paciente estas patologías, estaremos comenzando a reunir los requisitos necesarios para que ese expediente administrativo tenga una entidad suficiente para que sea valorado por el INSS y en caso de que este organismo desestime las prestaciones acudiremos a vía judicial con mayores posibilidades.Además hay que añadir otros requisitos fundamentales como los que se relatan a continuación.
 
En estas enfermedades a veces resulta complicado objetivar las secuelas, un paciente con un problema cervical o lumbar tiene contraindicado en mayor o menor medida la carga y movilización de pesos y no resulta difícil para su facultativo manifestar en el informe que no debe cargar pesos, en enfermedades como las que estamos tratando las secuelas deben ser mas difíciles de concretar porque son pocos los facultativos que lo hacen, pues bien, hay que tratar de buscar sistemas para ofrecer datos objetivos al juez que, en última instancia, va a valorar si somos acreedores a estas prestaciones.
 
En SFC y Fibromialgia se suele recurrir a realizar pruebas de esfuerzo de tratan de analizar la intolerancia al esfuerzo de estos pacientes a consecuencia de la fatiga y el dolor, así mismo se suele recurrir a la realización de estudios o text neurocognitivos para valorar el deterioro cognitivo del paciente que provoca el SFC; y en pacientes de SQM se puede recurrir a servicios de toxicología para que corroboren el grado de Hipersensibilidad a los químicos. Cualquiera de estas pruebas adicionales le sirve al abogado en juicio para tratar de acreditar que las patologías ocasionan secuelas de carácter invalidante.Por último es fundamental la elaboración de un informe pericial realizado por experto en la materia que sea capaz de explicar al juez las limitaciones objetivas que presentan estos pacientes, debiendo comparecer en juicio para ratificarse en el informe y aclarar las cuestiones que se le puedan plantear

 

 
Sin perjuicio de lo manifestado, ofrecemos unos consejos prácticos en relación a la solicitud de las prestaciones por Incapacidad Permanente:

 

1.- Solo debe reclamar las prestaciones de Incapacidad Permanente cuando las patologías  o las lesiones que padezca sean realmente invalidantes para el trabajo.
 
 
2.- La Incapacidad Permanente puede tramitarse en una oficina del INSS por el propio paciente o puede iniciarse a instancias del INSS.
 
 
3.- Pasados unos días desde la solicitud le citarán para que comparezca ante el Tribunal Médico del INSS, debe acudir con todos los informes clínicos relacionados con las patologías que presente.
 
 
4.- Los informes clínicos que usted aporte junto a la solicitud de Incapacidad Permanente así como los que pueda entregar a los médicos del INSS deben ser fotocopias de los originales, sin perjuicio de que lleve en su poder los originales a la consulta con los médicos del INSS, pero solo a los efectos de mostrar los mismos. Los originales, en ambos casos, deben quedar en su poder, entregando siempre copias.
 
 
5.- Tras pasar por el Tribunal Médico  recibirá en su domicilio un carta certificada del INSS en la que le indicarán si le conceden o no las prestaciones por Incapacidad Permanente, frente a esa resolución tiene 30 días para reclamar en vía administrativa a través de la llamada Reclamación Previa ( escrito dirigido al INSS donde se muestra la disconformidad con el contenido de la resolución en caso de ser esta denegatoria o, aun siendo estimatoria, si el grado de Incapacidad Permanente reconocido no es el deseado ).
 
 
6.- Frente a la Reclamación Previa planteada, el INSS emitirá otra resolución en la que estimará o desestimará la misma. En caso de desestimación se abre la vía judicial. El plazo para interponer la demanda judicial es de 30 días desde la notificación de la desestimación de la Reclamación Previa.
 
 
7.- Es conveniente que un letrado especializado en este tipo de asuntos se haga cargo del caso antes de que usted visite el Tribunal Médico del INSS ya que, de ese modo, se asegurará que en el expediente administrativo se incluya todo lo que le ayudará posteriormente a defender sus posiciones en juicio.

 

 


Esperamos que el contenido de este artículo haya sido de su interés.

 

Vicente Javier Saiz Marco

Abogado

http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/



La trabajadora a consecuencia de haber sufrido un trasplante renal entre otras patologias, tiene reconocida una incapacidad permanente absoluta que se ha mantenido en diferentes revisiones de grado. Se aporta revisión de grado que mantiene la calificación en grado absoluto.

 

                                                     <<Caso Real nº 5                        Caso Real nº 7>>

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Vuelve a sufrir una nueva revisión de grado de oficio y el resultado es una resolución por la que se reduce el grado de absoluto a total. Se puede observar el en documento que se muestra.

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Frente a dicha resolución se plantea reclamación previa que es desetimada expresamente . 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

Se presenta demanda que inicia la via judicial, en la que es conveniente acudir con todas las pruebas que acrediten las limitaciones existentes, entre ellas, se puede aportar un informe pericial de un perito médico que concrete las mismas. 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

La sentencia resulta estimatoria para la trabajadora reconociendo una prestación en grado absoluto para toda profesión y oficio. 

 

 Descargar Documento en PDF. 


 

 

Información sobre Derecho Laboral 

 

 

 

 


 

  

 
No resulta nada fácil obtener una sentencia estimatoria en vía judicial por secuelas ocasionadas por estas patologías. El INSS no les reconoce un carácter invalidante por ello resulta necesario, en un altísimo número de casos, acudir a la vía judicial para impugnar la resolución del INSS denegando las prestaciones de Incapacidad Permanente.
 
Desde nuestra experiencia profesional defendiendo a pacientes con estas enfermedades entendemos que es fundamental inicialmente completar un buen expediente administrativo, ¿ que significa esto?, pues bien, el expediente administrativo se inicia cuando al INSS valora por primera vez al paciente cuando alcanza los 12 meses de baja por Incapacidad Temporal (I.T), en ese momento este organismo debe decidir si procede bien a dar el alta médica, bien a prorrogar la situación de I.T, bien a incoar un expediente de Incapacidad Permanente. Si el paciente no ha alcanzado los 12 meses de baja por I.T o inicia a su propia instancia una solicitud de Incapacidad Permanente, entonces el expediente administrativo comienza con la solicitud de Incapacidad Permanente instada por el propio paciente.Para que ese expediente administrativo que va a finalizar con una resolución del INSS a favor o en contra de la concesión de estas prestaciones, tenga fuerza y entidad suficiente, es necesario, en primer lugar, que el paciente este diagnosticado y, si es posible, por un servicio especializado de la sanidad pública ( esto es relevante pero no definitivo), y que ese diagnóstico este consolidado, es decir, es conveniente que cuando el INSS valore los informes el diagnóstico no sea muy reciente en el tiempo sino que conste que la secuela está bien consolidada.
 
En segundo lugar es muy importante que los informes que diagnostican la enfermedad incorporen comentarios relativos a las secuelas ( p.e. en el caso de SFC señalar que la fatiga es invalidante o que le limita en un ..% para las actividades de la vida diaria; o en el caso de Fibromialgia señalar que los dolores son generalizados, que se han tratado convenientemente, que se han aplicado determinados fármacos, que se han tratado en la unidad del dolor, y que a pesar de ello persisten de manera permanente e invalidante; o en el caso de la SQM señalar que la exposición a mínimas concentraciones de compuestos químicos de uso cotidiano provocan un estado clínico que incapacita al paciente para cualquier actividad).Bien es cierto que no es habitual que desde un servicio de reumatología, medicina interna, neurología o toxicología se emitan valoraciones de ese tipo pero es lo deseable para conseguir el propósito perseguido.
 
En tercer lugar es conveniente pedir segundas y terceras opiniones para que el expediente administrativo contenga una buena variedad de opiniones clínicas siempre que vayan en un mismo sentido. En este punto conviene hacer referencia a que resulta relevante visitar algunas unidades médicas especializadas, algunas habilitadas en la sanidad pública, las menos, y otras habilitadas en la sanidad privada. Señalar que si bien es cierto que en los tribunales hay una tendencia a valorar con mayor interés los informes de la sanidad pública, no es menos cierto que esto deba traducirse en que los de la sanidad privada no valen, nada mas lejos de la realidad, los informes privados si son creados por profesionales especialistas en la materia formarán parte del material probatorio con la misma entidad que cualquier otro.Por tanto si hemos aportado al INSS informes que diagnostican la enfermedad, que acreditan que las secuelas no son de reciente aparición sino que están consolidadas y en esos informes los especialistas realizan comentarios relativos a las limitaciones que ocasionan en el paciente estas patologías, estaremos comenzando a reunir los requisitos necesarios para que ese expediente administrativo tenga una entidad suficiente para que sea valorado por el INSS y en caso de que este organismo desestime las prestaciones acudiremos a vía judicial con mayores posibilidades.Además hay que añadir otros requisitos fundamentales como los que se relatan a continuación. En estas enfermedades a veces resulta complicado objetivar las secuelas, un paciente con un problema cervical o lumbar tiene contraindicado en mayor o menor medida la carga y movilización de pesos y no resulta difícil para su facultativo manifestar en el informe que no debe cargar pesos, en enfermedades como las que estamos tratando las secuelas deben ser mas difíciles de concretar porque son pocos los facultativos que lo hacen, pues bien, hay que tratar de buscar sistemas para ofrecer datos objetivos al juez que, en última instancia, va a valorar si somos acreedores a estas prestaciones. En SFC y Fibromialgia se suele recurrir a realizar pruebas de esfuerzo de tratan de analizar la intolerancia al esfuerzo de estos pacientes a consecuencia de la fatiga y el dolor, así mismo se suele recurrir a la realización de estudios o text neurocognitivos para valorar el deterioro cognitivo del paciente que provoca el SFC; y en pacientes de SQM se puede recurrir a servicios de toxicología para que corroboren el grado de Hipersensibilidad a los químicos. Cualquiera de estas pruebas adicionales le sirve al abogado en juicio para tratar de acreditar que las patologías ocasionan secuelas de carácter invalidante.Por último es fundamental la elaboración de un informe pericial realizado por experto en la materia que sea capaz de explicar al juez las limitaciones objetivas que presentan estos pacientes, debiendo comparecer en juicio para ratificarse en el informe y aclarar las cuestiones que se le puedan plantear

 

 
Sin perjuicio de lo manifestado, ofrecemos unos consejos prácticos en relación a la solicitud de las prestaciones por Incapacidad Permanente

 

1.- Solo debe reclamar las prestaciones de Incapacidad Permanente cuando las patologías  o las lesiones que padezca sean realmente invalidantes para el trabajo.
 
2.- La Incapacidad Permanente puede tramitarse en una oficina del INSS por el propio paciente o puede iniciarse a instancias del INSS.
 
3.- Pasados unos días desde la solicitud le citarán para que comparezca ante el Tribunal Médico del INSS, debe acudir con todos los informes clínicos relacionados con las patologías que presente.
 
4.- Los informes clínicos que usted aporte junto a la solicitud de Incapacidad Permanente así como los que pueda entregar a los médicos del INSS deben ser fotocopias de los originales, sin perjuicio de que lleve en su poder los originales a la consulta con los médicos del INSS, pero solo a los efectos de mostrar los mismos. Los originales, en ambos casos, deben quedar en su poder, entregando siempre copias.
 
5.- Tras pasar por el Tribunal Médico  recibirá en su domicilio un carta certificada del INSS en la que le indicarán si le conceden o no las prestaciones por Incapacidad Permanente, frente a esa resolución tiene 30 días para reclamar en vía administrativa a través de la llamada Reclamación Previa ( escrito dirigido al INSS donde se muestra la disconformidad con el contenido de la resolución en caso de ser esta denegatoria o, aun siendo estimatoria, si el grado de Incapacidad Permanente reconocido no es el deseado ).
 
6.- Frente a la Reclamación Previa planteada, el INSS emitirá otra resolución en la que estimará o desestimará la misma. En caso de desestimación se abre la vía judicial. El plazo para interponer la demanda judicial es de 30 días desde la notificación de la desestimación de la Reclamación Previa.
 
7.- Es conveniente que un letrado especializado en este tipo de asuntos se haga cargo del caso antes de que usted visite el Tribunal Médico del INSS ya que, de ese modo, se asegurará que en el expediente administrativo se incluya todo lo que le ayudará posteriormente a defender sus posiciones en juicio.

 

 


Esperamos que el contenido de este artículo haya sido de su interés.Vicente Javier Saiz Marco

 

Abogado

 

Entrevista en elconfidencial.com del Letrado D. Vicente Javier Saiz Marco relativa a la problemática concesión de las prestaciones por incapacidad permanente http://www.elconfidencial.com/sociedad/2015-11-15/incapacidad-permanente-seguridad-social-arritimia-teleoperador_1096089/

 

 


Estás Aquí: Consejos jurídicos SFC y FM Mostrando articulos por etiqueta: Incapacidades laborales

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados