urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Mostrando articulos por etiqueta: Incapacidad absoluta

 

 

A raíz de la gravedad de las secuelas que padece la trabajadora, Oficial administrativa de profesión, estuvo de baja por Incapacidad temporal durante un año desde septiembre de 2011. Después de ser evaluada por el Equipo de Valoración de Incapacidades, el INSS resuelve declarar a la trabajadora no afecta de ningún grado de Incapacidad Permanente. No estando de acuerdo con tal resolución, presenta Reclamación previa que resulta desestimada.

 

La trabajadora decide iniciar la vía judicial interponiendo demanda alegando que presenta el siguiente cuadro médico, con las siguientes patologías:

 

-          Síndrome de Fatiga Crónica de intensidad severa

-          Infección crónica activa por veb. Mononucleosis infecciosa pasada

-          Fibromialgia

-          Síndrome de intestino permeable

-          Síndrome miofacial

-          Trastorno adaptativo con sintomatología ansiosa- depresiva

-          Disfunción vegetativa severa secundaria

-          Presíncopes de características vasovagales de repetición

-      Patología traumatológica: patología meniscal en rodilla derecha; tendinitis del cubital anterior; neuropatía crónica cervical y lumbar; tendinitis de los extensores de 2º y 3º dedos y 1 dedo; condropatía patelar grado II y gonalgia tras reumatismos.  

 

       Este cuadro pluripatológico produce a la demandante poliartralgias y cansancio, con fatigabilidad fácil; limitación para el movimiento, dolor a la presión en musculatura paravertebral cervical y ambos trapecios, y sintomatología ansiosa- depresiva.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

Además, los informes médicos aportados ratifican que la paciente presenta limitación franca para la movilidad con dolores generalizados, disfunción cognitiva graduada como grave a muy grave, correspondiendo con síndrome de fatiga crónica con trastorno depresivo mayor, encontrándose en una fase muy cronificada con marcadas limitaciones, con repercusión funcional para ámbito laboral, de la vida cotidiana y relaciones sociales.  

 

En este escenario, la ponderación de las circunstancias que determinan esa imposibilidad de realizar cualquier actividad profesional está vinculada principalmente con la inexistencia de capacidad residual que permita incorporarse a quehacer laboral con un mínimo de rendimiento, eficacia y profesionalidad. No se considera incapacitante el cuadro clínico, sino los impedimentos que de forma objetiva, constatada y previsiblemente definitiva interfieren en la ejecución del desempeño de cualquier actividad laboral.  

 

La Sala determina que los informes evidencian una situación funcional que en el momento actual se entiende incompatible con las exigencias que el desarrollo de cualquier actividad laboral determina, por lo que, estima la demandan de la trabajadora declarándola afecta de Incapacidad Permanente Absoluta.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/


 

                                                    <<Caso Real nº 15                        Caso Real nº 17>>

 

Sentencia de 30 de mayo de 2014, dictada por Juzgado de lo Social de Madrid, reconociendo la incapacidad por Fibromialgia y otros padecimientos

 

 Descargar Documento en PDF.


 

La trabajadora está en tratamiento por las patologías que padece desde los 17 años de edad. Presenta antecedentes de ingreso psiquiátrico por autoagresividad en el año 2002. A pesar de los distintos tratamientos a los que ha estado sometida, actualmente persisten importante malestar y repercusión en su actividad.

 

Los informes de salud mental público subrayan la presencia de descompensación con elevada ansiedad, reacciones impulsivas frecuentes con posteriores sentimientos de culpa, ánimo bajo, apatía, creciente tendencia al aislamiento, además de ideación de muerte sin planes autolíticos concretos.

 

Además, la demandante tiene reconocido un grado de discapacidad del 66%.

 

A mayor abundamiento, el Equipo de Valoración de Incapacidades emite Dictamen en el que refleja que la trabajadora está limitada para actividades que la obliguen a mantener la concentración, ritmo y ejecución de tareas con regularidad.

 

La demandante presenta solicitud de Incapacidad permanente, siendo la misma denegada. Al no estar de acuerdo con la resolución desestimatoria, presenta escrito de Reclamación previa instando a que se le reconozca el derecho a percibir las prestaciones arriba indicadas. En vía administrativa el INSS resuelve denegar la petición. La trabajadora inicia los trámites judiciales interponiendo demanda.

 

Reiterada jurisprudencia considera que para la calificación de Incapacidad Permanente Absoluta se debe haber probado que las lesiones que padece el demandante le inhabilitan por completo para el ejercicio de cualquier profesión u oficio, teniendo en cuenta que tal definición, en su literalidad debe someterse a una interpretación racional y adecuada en el sentido de que poder realizar alguna actividad sencilla y sedentaria no desvirtúa el grado de absoluto de la invalidez; también, es cierto que debe concurrir una situación claramente incompatible con la ejecución de trabajos tanto por cuenta ajena como propia, y que responde a unas limitaciones anatómico- funcionales- orgánicas que revistan gravedad, de entidad e intensidad suficiente para impedir la dedicación de toda actividad.

 

La profesión habitual de la trabajadora es la de Celadora. En este procedimiento, el Juzgado de lo Social ha tenido en cuenta la cronicidad de la enfermedad padecida por la demandante, así como que los tratamientos aplicados son meramente paliativos y sin una evolución que permita trabajar de forma eficiente. Los informes Médicos de Salud mental pública confirman que la demandante durante largos periodos de tiempo no está capacitada para su incorporación laboral.

 

El juzgado tiene en cuenta la cronicidad del diagnostico de Trastorno depresivo distímico y trastorno de personalidad no especificado y una vez determinado que el tratamiento es solo paliativo, con importantes efectos secundarios, considera que tales secuelas afectan de modo fundamental al desarrollo de su profesión, por lo que, estima la pretensión de la trabajadora reconociendo que esta afecta de Incapacidad Permanente Absoluta.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Para acceder al texto de la Sentencia pinche aquí

 

                                   <<Caso Real nº 13                           Caso Real nº 15>>

En 2013, tras presentar escrito de Reclamación Previa de prestaciones por Incapacidad Permanente, el INSS resuelve reconocer afecto de Incapacidad Absoluta a  paciente que padece Encefalopatía anóxica adquirida con secuelas cognitivas y motoras después de sufrir una parada cardio-respiratoria mayor a 10 minutos.

 

 

En la actualidad presenta afectación cognitiva en los campos de memoria y atención precisando supervisión para las actividades de la vida diaria. Presenta importantes dificultades neuropsicológicas que le dificultan el funcionamiento psicológico, social, y laboral adecuado, entre los cuales se encuentran:

 

-          Problemas en los mecanismos atencionales

-          Déficit en los mecanismos de inhibición/ facilitación

-          Lentitud en la velocidad de transmisión de la información, de procesamiento y de ejecución

-          Función motora deficiente

-          Problemas en la discriminación táctil

-          Dificultades muy importantes en las funciones ejecutivas

-          Problemas muy graves en la capacidad de aprendizaje y memoria verbal, visual episódica…

-          Dificultades de comprensión lectora , de escritura, y en la destreza aritmética

-          Importante desajuste psicosocial

 

 

En definitiva, presenta una alteración cognoscitiva grave. Se ha hallado realizando una actividad laboral de escasa complejidad y con una supervisión muy directa de la madre, careciendo de autonomía y capacidad de organización y de toma de decisiones en la misma, necesitando de una estructuración y organización externa clara de las tareas.

 

 

Como consecuencia de las secuelas que padece el paciente, se incoa expediente de Incapacidad Permanente que finaliza con resolución denegatoria de la prestación solicitada.

 

 

El trabajador presenta en tiempo y forma escrito de Reclamación Previa. Una vez presentada la Reclamación Previa, el paciente es citado por el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) para determinar las secuelas y limitaciones que presenta. Durante la revisión por parte del EVI, el propio médico evaluador del INSS reconoce LIMITACIONES PARA CUALQUIER TIPO DE ACTIVIDAD LABORAL reflejando en sus conclusiones que el trabajador tiene una limitación para todo tipo de actividad laboral, precisando la supervisión en todas las actividades de la vida diaria.

 

 

Por tanto, el INSS resuelve estimar la petición formulada en Reclamación Previa y reconoce al paciente afecto de Incapacidad Permanente Absoluta.

 

 

Para acceder al texto de la Resolución estimatoria de Reclamación previa y el Dictamen Propuesta pinchar aquí

En 2005 el Juzgado de lo Social de Madrid dictó sentencia reconociendo el derecho de percibir prestación de Incapacidad Permanente Absoluta (IPA) a trabajador, de profesión Peón Planteador, que padece de Enfermedad de Crohn con afectación colónica ilíaca, Glomerulometritis focal IgA hialinosis focal, Afectación articular tanto sobre articulaciones axiales como periféricas y Leucocitosis crónica. Todas estas patologías dieron lugar a la invalidez arriba citada.

 

Iniciado expediente en materia de Revisión del Grado de dicha incapacidad, en 2012 el INSS resuelve declarar al trabajador en situación de Incapacidad Permanente Total (IPT) para su profesión habitual, al haber experimentado mejoría de sus lesiones. El trabajador, al no estar conforme con dicha resolución interpuso reclamación previa, que fue desestimada, por lo que inició los trámites judiciales oponiéndose a la resolución denegatoria a través de demanda con la pretensión de mantener la prestación de Incapacidad Permanente en grado de Absoluta.

 

Examinados y valorados los informes médicos, el Juzgado de lo Social determina mantener la Calificación de Incapacidad Absoluta del demandante y estimar su pretensión, basándose en los siguientes datos:

 

-          Informe médico pericial que contiene las siguientes reflexiones médico- legales:

Diarrea crónica con sangre y moco, con una media de 10 deposiciones diarias secundario a enfermedad de Cronh pancolónica e ileal.

Incontinencia del esfínter anal

Astenia

Dolores articulares crónicos

Hipertensión arterial de difícil control

Nefropatía mesangial

Osteoporosis con fracturas vertebrales, secundarias al uso crónico de corticoides

A pesar de haberse sometido a todos los posibles tratamientos, el demandante no ha logrado una remisión de los síntomas en ningún momento. Siendo cada vez peor su situación clínica tanto digestiva, como renal y articular desde el momento del diagnóstico hasta el momento actual. No siendo esperable una mejoría si no aparecen terapéuticas nuevas.

Las enfermedades sufridas le obligan a un intenso régimen de visitas hospitalarias y la realización de diversas pruebas diagnósticas.

El estado clínico del demandante le impide la realización de cualquier actividad laboral. Dicha incapacidad viene condicionada por la intensa astenia, la incontinencia de esfínteres que le obliga al uso de pañal y a necesitar una limpieza posterior a la deposición incontrolada, a la diarrea crónica y al mal control de la tensión arterial que le obliga a la no realización de esfuerzos ni estrés emocional.

-          Este Juzgado determina mantener los mismos argumentos jurídicos que la Sentencia que reconoció la IPA al demandante en el sentido en el que el trabajador no puede realizar profesión o actividad laboral alguna, dado que su situación clínica le requiere una permanente predisposición para utilizar los aseos y constante limpieza física que le permita llevar una vida digna acorde a su patología.

 

Frente a dicha sentencia estimatoria y favorable para el trabajador, el INSS interpone recurso alegando una mejoría de la afectación articular con balance muscular y articular normal considerando que el demandante está limitado para tareas de requerimientos físicos intensos…podría ser en moderados, según informe del Servicio de Nefrología; y según el Informe del Servicio de Digestivo no hay afectación ponderal ni digestiva activa actual. Concluye afirmando que el trabajador no está incapacitado para toda profesión u oficio.

 

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid reitera doctrina jurisprudencial y manifiesta que no basta con que el cuadro clínico que dio lugar a la declaración de invalidez haya mejorado, sino también que tal mejoría sea relevante de modo que las limitaciones funcionales hayan desaparecido o sean tan mínimas que la incidencia laboral resulte muy inferior a la previa, de manera que su capacidad pase a ser mayor o plena. De esta forma, no podrá modificarse el grado de invalidez reconocido si se mantienen las mismas circunstancias que motivaron el reconocimiento inicial, debiendo acreditar la entidad gestora que la situación ha variado por mejoría.

 

En este supuesto concreto y enjuiciado resulta difícil alcanzar la conclusión de mejoría afirmada por la Entidad Gestora, en tanto que ninguna revisión fáctica se postula en su escrito.

 

En conclusión, las lesiones que el trabajador padece evidencian que tales dolencias dieron lugar a la declaración inicial de Incapacidad Permanente Absoluta y que no han desaparecido, sino que subsisten en la forma ya descrita, de manera que no puede en modo alguno hablarse de mejoría a los efectos pretendidos por el INSS, debiendo confirmar la sentencia impugnada, plenamente ajustada a derecho, desestimar el recurso interpuesto por el INSS, resolviendo mantener la calificación de Incapacidad Permanente Absoluta del trabajador.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Texto de Sentencia estimatoria de IPA del Juzgado de lo Social de Madrid

 

Texto de Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que desestima recurso del INSS

 

                                    <<Caso Real nº 16                          Caso Real nº 18>>

 

El TSJM ratifica la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Madrid, considerando que las secuelas que aquejan a la solicitante son de grado y entidad suficiente, estimándolas consecuentemente invalidantes para el desarrollo de cualquier oficio o profesión.

 

 

La paciente ha estado de baja por incapacidad temporal en diferentes periodos. Después del último se incoa expediente de incapacidad permanente, se emite Informe Médico de Síntesis, tras el cual el EVI pronuncia su valoración a través del Dictamen Propuesta denegando la prestación por no alcanzar las lesiones que presenta el grado de menoscabo suficiente para ser constitutivos de incapacidad permanente.

 

Los informes médicos reflejan que la compareciente se encuentra en una complicada situación clínica que se describe a continuación. La trabajadora presenta un Episodio Depresivo Mayor, estando en tratamiento farmacológico y psicoterapéutico desde principios de 2009. No se advierten alteraciones en pensamiento, lenguaje, sensopercepción ni capacidad de juicio. En la exploración destaca hipotimia moderada con energía, apatía anhedonia importante, irritabilidad marcada y sentimientos de culpa y minusvalía que interfieren de forma importante en el funcionamiento global de la paciente. El informe psicológico refleja deterioro cognitivo con grave disminución de habilidades intelectuales estando en un nivel muy bajo inferior sugiriendo los resultados la presencia de dificultades en el rendimiento de funciones cognitivas como atención, concentración, memoria. Además, el cuadro clínico de la trabajadora refiere Condromalacia rotuliana bilateral, bursitis intraarticular suprarotuliana, Espondiloartrosis lumbar con discopatia degenerativa de L3- S1, Espondilosis cervical con protusión discal C5-C6 que impronta levemente la médula, y Fibromialgia.

 

Ante la denegación de conceder la prestación solicitada, y agotada la vía administrativa, la demandante inicia procedimiento judicial. El Juzgado de lo Social de Madrid estima la pretensión de la trabajadora dictando sentencia reconociéndole el derecho de ser beneficiaria de la prestación por incapacidad permanente absoluta.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

El INSS recurre dicha sentencia en suplicación. El fallo del TSJM es claro y contundente basándose en los siguientes motivos “consideramos que el estado de la actora constituye la situación definida en el 137,5 de la Ley General de la Seguridad Social, ya que el cuadro clínico que le aqueja y, en especial, los déficits funcionales que le acarrea le impide desempeñar cualquier profesión con la continuidad, eficiencia y rendimiento exigidos y exigibles en el mercado laboral; ya que si a la patología vertebral que le impide la bipedestación muy prolongada y que supone aunque leve un compromiso medular, así como la realización de labores de carga, le añadimos la depresión mayor padecida que aunque ha supuesto una leve mejoría en la clínica ansiosa, con remisión parcial de algunos síntomas, existe un importante deterioro de la funcionalidad global, con un deterioro cognitivo grave, disminución de las habilidades intelectuales, dificultades en la atención, concentración y memoria, concluimos, como decíamos que es tributaria de incapacidad permanente absoluta.” 



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/


                                    

                                                   <<Caso Real nº 18                            Caso Real nº 20>>

 

Sentencia de 12 de mayo de 2014, dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ratifca la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social

 

 Descargar Documento en PDF.


 

La paciente, administrativa de profesión, de 53 años, presenta un cuadro clínico respaldado por múltiples informes médicos que reflejan la gravedad de sus lesiones. Padece de Esclerosis múltiple cursando con recaidas y remisiones, SD ansioso depresivo, Poliartralgias, Dolor neuropático, Fibromialgia, SD de Fatiga crónica y Epicodilitis izquierda, que le suponen una evolución muy dificultosa es su patología ansioso- depresiva de carácter grave, anhedonia, que la limita seriamente la vida personal diaria.

 

 

Tras estar incursa en un procedimiento de incapacidad temporal, se incoa expediente de incapacidad permanente. Después del examen del equipo de valoración de incapacidades, se emite Dictamen Propuesta y el INSS determina denegar la prestación por incapacidad permanente de la actora por no alcanzar las lesiones que padece un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral para ser constitutivos de una incapacidad permanente.

 

 

La demandante inicia los trámites judiciales pertinentes y el Juzgado de lo Social de Madrid estima su pretensión, reconociendo a la autora el derecho de ser beneficiaria de las prestaciones por Incapacidad Permanente Absoluta.

 

 

Dicha sentencia es recurrida en suplicación por el INSS. El TSJM desestima el recurso y reafirma la sentencia del Juzgado de lo Social de Madrid, basándose en los siguientes motivos ”Establece el art. 136.1 de la Ley General de Seguridad Social que es Incapacidad permanente la situación del trabajador que, después de haber estado sometido a tratamiento prescrito, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral y en el artículo 137.5 la misma ley, considera que uno de los grados de invalidez permanente, cualquiera que sea su causa determinante, es la incapacidad permanente absoluta para todo trabajo, entendiendo como tal la que inhabilite por completo al trabajador para todo trabajo, entiendo como tal la que inhabilite por completo al trabajador para toda profesión u oficio. En consecuencia la calificación en derecho de la invalidez laboral debe hacerse “valorando primordialmente la capacidad de trabajo residual que el enfermo conserva ”tal y como ha reiterado el Tribunal Supremo, resultando en el presente caso que la actora, tal y como consta en el inatacado relato de probados y como pone de manifiesto la juzgadora quo, faltan las condiciones mínimas de profesionalidad exigibles en cualquier trabajo por liviano o sedentario que sea y así lo pone de manifiesto el informe médico de síntesis de 16 de agosto de 2012, al padecer la trabajadora, además de la esclerosis múltiple y el síndrome de fatiga crónica y fibromialgia, una patología ansiosa depresiva grave de evolución muy dificultosa con anhedonia que le limita gravemente incluso para el desarrollo de su vida personal, con deterioro cognitivo significativo y pérdidas de sus habilidades profesionales, por lo que no puede desempeñar actividades profesionales con un mínimo de rendimiento, y en consecuencia, procede la desestimación del recurso. ”



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Para acceder al texto de la Sentencia pinche aquí

 

                                      <<Caso Real nº 19                         Caso Real nº 21>>

 

Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Madrid estimando demanda presentada por trabajadora, administrativa de profesión, que sufre de otitis con colesteatomatosa con afectación a ambos oídos, intervenida en varias ocasiones de timpaniplastia, recidiva de colestoatoma, hipoacusia bilateral y alteraciones de equilibrio con cuadros de vértigo con persistencia de la inestabilidad. Presenta una disfunción de ATM izquierdo tras cirugía de oído izquierdo en seguimiento por Cirugía maxilofacial por molestias con irradiación hacia temporal y musculatura cervical.

 

La demandante lleva padeciendo estas enfermedades desde hace más de 20 años, ya cronificadas y con deterioro avanzado tras numerosas intervenciones y tratamientos sin mejoría.

 

Tras la incoación de expediente de incapacidad permanente y como respuesta al informe- propuesta emitido por el EVI, la Dirección Provincial del INSS dictó resolución denegando la prestación solicitada alegando que las lesiones que padece la demandante no alcanzan un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral para ser constitutivas de una Incapacidad Permanente.

 

Una vez agotada la vía administrativa, la compareciente interpone demanda judicial, siendo estimada la misma por el Juzgado de lo Social de Madrid. El órgano juzgador, tras analizar y valorar los informes médicos presentados, considera que la patología que presenta la demandante es de suficiente entidad e intensidad para la inhabilitación completa de la trabajadora para toda profesión u oficio, al no estar en condiciones de acometer ningún quehacer productivo.

 

Las valoraciones médicas reflejan que la demandante posee una alteración que le incapacita no solo para las tareas propias de su profesión sino para cualquier tipo de actividad laboral, tal y como lo reconoce en la propia Sentencia con la siguiente alegación “Patología que le incapacita no solo para el desempeño de las actividades propias de su profesión en concreto sino también para toda profesión u oficio aún y cuando se trate de un trabajo de carácter sedentario (de vigilancia, por ejemplo), toda vez que cualquier actividad laboral implica necesariamente unos requerimientos físicos que resultan incompatibles con la situación objetivada pese al tratamiento pautado rehabilitador son obtención de mejoría evaluable hasta la actualidad”.

 

En reiterada doctrina, el Tribunal Supremo indica que en la valoración de las cuestiones referidas al grado de invalidez han de analizarse de forma conjunta tanto los factores subjetivos como las circunstancias, de modo que más que, de incapacidades objetivamente consideradas, debe hablarse de incapacitados desde una perspectiva individualizadora para el trabajo. (Auto del Tribunal Supremo 21-1-1993 y SSTS de 11-11-1986, 9-2-1987, y 28-12-1988).

 

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid en sentencia de 13-9-2001 recogiendo la jurisprudencia del Tribunal Supremo analiza las exigencias necesarias para poder desarrollar una profesión en condiciones de rentabilidad empresarial, y por consiguiente, con la necesaria continuidad, sujeción a horarios, dedicación rendimiento y eficacia o profesionalidad exigible a un trabajador fuera de todo heroísmo o espíritu de superación excepcional por su parte y en esta línea interpretativa el Tribunal Supremo requiere para declarar la invalidez permanente absoluta que las limitaciones que generen los padecimientos impidan “las tareas que corresponde a un oficio, siquiera el más simple, de los que como actividad laboral retribuida…se dan en el seno de una actividad económica….

 

Es decir, cualquier actividad laboral implica la necesidad de asistencia diaria al lugar de trabajo, permanencia durante la jornada, en la que ha de obtenerse un rendimiento o eficacia, integrándose en la empresa y en el orden establecido con interrelación en los quehaceres con otros trabajadores y profesionales; ámbito laboral en el que difícilmente la demandante puede incardinarse para realizar una actividad con algunas o alguna de las exigencias o condiciones indicadas por la doctrina con el carácter de mínimos para dar derecho a una compensación económica. ”



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Para acceder al texto de la Sentencia pinche aquí

 

                                <<Caso Real nº 20                    Caso Real nº 22>>

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados