urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Mostrando articulos por etiqueta: abogado experto en incapacidades

El demandante padece síndrome post- acromioplastia derecho después de ser intervenido en dos ocasiones por rotura de manguito de rotadores.

 

Los facultativos médicos determinan que el paciente está incapacitado para cargar más de tres kilos de peso ya que existe alta probabilidad de nuevas roturas.

 

El demandante fue reincorporado al trabajo aún estando con el brazo izquierdo en cabestrillo, recomendándose no coger peso con el brazo derecho con la previsión de quitarle el cabestrillo en 3 semanas. No por ello, una vez dado de alta, el trabajador podrá realizar su labor sin dificultad.

 

La profesión habitual del demandante es la de mozo de carga y descarga en almacén, que consiste principalmente en cargar, descargar, trasladar y colocar mercancías o material de un lugar a otro. Dadas las lesiones presentes, está impedido para llevar a cabo las tareas inherentes a su profesión con la eficacia y diligencia exigibles, y sin que ello suponga un esfuerzo desproporcionado para él, ni que suponga un peligro real e inminente de nuevos traumas.

 

La situación descrita da lugar a la incoación de expediente de incapacidad permanente y tras el dictamen del EVI, por Resolución del INSS, se deniega la prestación solicitada. Contra dicha resolución se interpone reclamación previa que es desestimada.

 

 

El demandante inicia procedimiento en vía judicial interponiendo una demanda contra el INSS y la Tesorería General de la Seguridad Social, que fue desestimada. En respuesta a tal desestimación, el afectado interpone recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJ).

 

El TSJ se basa en los siguientes fundamentos para estimar la demanda interpuesta por el demandante a los que cito textualmente “Ya por el 193 c) de la LRJS se denuncia la infracción del art. 137.4 de la LGSS, por entender que su cuadro patológico es constitutivo de una situación de I.T.P. para su profesión habitual de mozo carretillero y, el motivo debe estimarse pues estando el actor incapacitado para cargar más de 3 kilos de peso por “una alta probabilidad de producirse una nueva rotura” tal exigencia de carga es insoslayable en su cometido profesional y, habiendo sufrido ya dos intervenciones por rotura de manguito de rotadores, carece de sentido jurídico someter al actor a través de la denegación de la prestación de invalidez a una nueva intervención.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Se accede al texto de la Sentencia pinchando aquí

 

 

                                  <<Caso Real nº 21                       Caso Real nº 23>>

La afectada presenta, de conformidad con el antecedente de hecho  segundo apartado 5º de la sentencia de suplicación, un cuadro de pluripatologías que se reflejan a continuación: IQ de hallux valgus bilateral; sudek de pie derecho; infarto de miocardio no Q en 2005; dilatación leve de aorta descendente ascendente; insuficiencia mitral y aórtica leve; patrón de relajación prolongada del ventrículo izquierdo; extrasistolia ventricular; leucopenia leve en estudio; pequeña HD foraminal izquierda C5- C6; IQ de descomprensión del facial; hipoacusia sensorial leve OD y moderado en OI, IQ vejiga intervenida por incontinencia de esfuerzo en 2007; y fibromialgia.

 

 

Tal y como reflejan los informes de los facultativos, la compareciente se halla limitada para realizar trabajos que impliquen tareas de esfuerzos, bipedestación/deambulación mantenidas; permanencias en ambientes ruidosos, sobrecargas posturales, posturas forzadas y prolongadas, flexoextensiones reiteradas en columna cervical.

 

 

 

Con el cuadro clínico que presenta y las secuelas graves que padece, la demandante inició procedimiento administrativo, solicitando que se le reconociera como beneficiaria de la prestación por Incapacidad Permanente. El INSS resolvió denegar la petición y como respuesta, la compareciente  impugnó la resolución denegatoria interponiendo demanda judicial. El Juzgado de lo Social dicto sentencia desestimando la pretensión y absolviendo al INSS y a la Tesorería General de la Seguridad Social.

 

 

Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por parte de la demandante, recurso que no fue objeto de impugnación por los demandados, y que prosperó favorablemente para la compareciente.

 

 

La sentencia estimatoria del recurso de suplicación refleja que se considera de aplicación el art. 137.5 de la Ley General de la Seguridad Social, y que el mismo no fue tenido en cuenta en el procedimiento que se impugna. Por tanto, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJ) entiende que el cuadro clínico que aqueja a la demandante le impide el ejercicio de cualquier profesión con la habitualidad, eficiencia y rendimiento exigidos y exigibles en el mercado laboral, por lo que su estado constituye la situación definida en el art. 137.5 ya mencionado, conclusión a la que se llega fijándose en aquellas dolencias en que hace hincapié la recurrente. En cuanto a la fibromialgia, se tienen en cuenta los 18 puntos de dolor, como recoge el médico evaluador. En relación con el Síndrome de Fatiga Crónica y trastorno ansioso, se considera probado lo contenido en los informes aportados.

 

 

El TSJ de Madrid hace la siguiente valoración de la sentencia impugnada del Juzgado de lo Social, y citamos textualmente, “erróneamente, el juzgador aunque no pone en duda su contenido no lo valora, según explica, por ser tal diagnóstico posterior al informe médico del EVI, cuando es doctrina jurisprudencial que el estado del trabajador ha de ser analizado al tiempo de celebración del juicio, sin que la mayor o menor rapidez de los procedimientos administrativo y judicial, pueda significar una traba cuando las afecciones puedan haber evolucionado o hayan sido detectadas, antes latentes, otras, no siendo así adecuado el obligarle a iniciar otro expediente por agravación, y, en fin, atendidos los déficits funcionales que tiene la demandante que son lo relevante en materia invalidante por el carácter profesional de ésta en nuestro ordenamiento jurídico merece nuestra atención […] la limitación para todo tipo de esfuerzos y, en nuestra opinión, comporta el grado de absoluta puesto que cualquier tarea para su ejercicio requiere- antes, durante o después- de aquellos por muy livianas que sean las labores a llevar a cabo.”

 

  

En definitiva, el TSJ estima que la demandante presenta una inhabilitación completa  para toda profesión u oficio, al no estar en condiciones de acometer ningún quehacer productivo, porque las aptitudes que le restan carecen de suficiente relevancia en el mundo económico para concertar alguna relación de trabajo retribuida ( STS de 18-1-1988 y de 25-1-1988), implicando no sólo la posibilidad de trasladarse al lugar de trabajo por sus propios medios y permanecer enél durante toda la jornada ( STS de 25-3-1988) y efectuar allícualquier tarea, sino la de llevarla a cabo con un mínimo de profesionalidad, rendimiento y eficacia, actuando de acuerdo con las exigencias, de todo orden, que comporta la integración en una empresa, en régimen de dependencia de un empresario, dentro de un orden preestablecido y en interrelación con los quehaceres de otros compañeros ( STS de 12-7-1986 y de 30-9-1986).



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

 

Se accede al texto de la sentencia pinchando aqui

 

                              <<Caso Real nº 22                             Caso Real nº 24>>

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados