urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Mostrando articulos por etiqueta: Abogado incapacidad absoluta

En 2005 el Juzgado de lo Social de Madrid dictó sentencia reconociendo el derecho de percibir prestación de Incapacidad Permanente Absoluta (IPA) a trabajador, de profesión Peón Planteador, que padece de Enfermedad de Crohn con afectación colónica ilíaca, Glomerulometritis focal IgA hialinosis focal, Afectación articular tanto sobre articulaciones axiales como periféricas y Leucocitosis crónica. Todas estas patologías dieron lugar a la invalidez arriba citada.

 

Iniciado expediente en materia de Revisión del Grado de dicha incapacidad, en 2012 el INSS resuelve declarar al trabajador en situación de Incapacidad Permanente Total (IPT) para su profesión habitual, al haber experimentado mejoría de sus lesiones. El trabajador, al no estar conforme con dicha resolución interpuso reclamación previa, que fue desestimada, por lo que inició los trámites judiciales oponiéndose a la resolución denegatoria a través de demanda con la pretensión de mantener la prestación de Incapacidad Permanente en grado de Absoluta.

 

Examinados y valorados los informes médicos, el Juzgado de lo Social determina mantener la Calificación de Incapacidad Absoluta del demandante y estimar su pretensión, basándose en los siguientes datos:

 

-          Informe médico pericial que contiene las siguientes reflexiones médico- legales:

Diarrea crónica con sangre y moco, con una media de 10 deposiciones diarias secundario a enfermedad de Cronh pancolónica e ileal.

Incontinencia del esfínter anal

Astenia

Dolores articulares crónicos

Hipertensión arterial de difícil control

Nefropatía mesangial

Osteoporosis con fracturas vertebrales, secundarias al uso crónico de corticoides

A pesar de haberse sometido a todos los posibles tratamientos, el demandante no ha logrado una remisión de los síntomas en ningún momento. Siendo cada vez peor su situación clínica tanto digestiva, como renal y articular desde el momento del diagnóstico hasta el momento actual. No siendo esperable una mejoría si no aparecen terapéuticas nuevas.

Las enfermedades sufridas le obligan a un intenso régimen de visitas hospitalarias y la realización de diversas pruebas diagnósticas.

El estado clínico del demandante le impide la realización de cualquier actividad laboral. Dicha incapacidad viene condicionada por la intensa astenia, la incontinencia de esfínteres que le obliga al uso de pañal y a necesitar una limpieza posterior a la deposición incontrolada, a la diarrea crónica y al mal control de la tensión arterial que le obliga a la no realización de esfuerzos ni estrés emocional.

-          Este Juzgado determina mantener los mismos argumentos jurídicos que la Sentencia que reconoció la IPA al demandante en el sentido en el que el trabajador no puede realizar profesión o actividad laboral alguna, dado que su situación clínica le requiere una permanente predisposición para utilizar los aseos y constante limpieza física que le permita llevar una vida digna acorde a su patología.

 

Frente a dicha sentencia estimatoria y favorable para el trabajador, el INSS interpone recurso alegando una mejoría de la afectación articular con balance muscular y articular normal considerando que el demandante está limitado para tareas de requerimientos físicos intensos…podría ser en moderados, según informe del Servicio de Nefrología; y según el Informe del Servicio de Digestivo no hay afectación ponderal ni digestiva activa actual. Concluye afirmando que el trabajador no está incapacitado para toda profesión u oficio.

 

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid reitera doctrina jurisprudencial y manifiesta que no basta con que el cuadro clínico que dio lugar a la declaración de invalidez haya mejorado, sino también que tal mejoría sea relevante de modo que las limitaciones funcionales hayan desaparecido o sean tan mínimas que la incidencia laboral resulte muy inferior a la previa, de manera que su capacidad pase a ser mayor o plena. De esta forma, no podrá modificarse el grado de invalidez reconocido si se mantienen las mismas circunstancias que motivaron el reconocimiento inicial, debiendo acreditar la entidad gestora que la situación ha variado por mejoría.

 

En este supuesto concreto y enjuiciado resulta difícil alcanzar la conclusión de mejoría afirmada por la Entidad Gestora, en tanto que ninguna revisión fáctica se postula en su escrito.

 

En conclusión, las lesiones que el trabajador padece evidencian que tales dolencias dieron lugar a la declaración inicial de Incapacidad Permanente Absoluta y que no han desaparecido, sino que subsisten en la forma ya descrita, de manera que no puede en modo alguno hablarse de mejoría a los efectos pretendidos por el INSS, debiendo confirmar la sentencia impugnada, plenamente ajustada a derecho, desestimar el recurso interpuesto por el INSS, resolviendo mantener la calificación de Incapacidad Permanente Absoluta del trabajador.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Texto de Sentencia estimatoria de IPA del Juzgado de lo Social de Madrid

 

Texto de Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que desestima recurso del INSS

 

                                    <<Caso Real nº 16                          Caso Real nº 18>>

La demandante, Limpiadora de profesión, de 47 años de edad, causó baja en el año 2011 a raíz de los dolores y las limitaciones funcionales que conlleva padecer Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Trastorno Ansioso- Depresivo prolongado.

 

Tras emitir el Alta de la trabajadora, el INSS resuelve que esta no está afecta de Incapacidad permanente (IP), resolución frente a la que la demandante presenta en tiempo y forma Reclamación Previa solicitando el reconocimiento del derecho a percibir prestación por Incapacidad Permanente Absoluta para todo tipo de trabajo, o subsidiariamente Incapacidad Permanente en Grado de Total para su profesión habitual.

 

Como respuesta a la Reclamación previa presentada, el INSS deniega la petición de la trabajadora alegando que sus lesiones no alcanzan un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral para ser constitutivas de ningún grado de IT.

 

Agotada la vía administrativa, la trabajadora interpone demanda judicial contra la citada resolución denegatoria. El Juzgado de lo Social de Madrid rechazó íntegramente la pretensión de que se le reconozca afecta de una incapacidad laboral absoluta para todo trabajo derivada de enfermedad común, absolviendo al INSS y a la Tesorería General de la Seguridad Social.

 

Frente a dicha sentencia, la trabajadora interpone recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Los magistrados toman en consideración los informes médicos aportados haciendo alusión en concreto al Informe Médico de Síntesis y a la conclusión del Médico evaluador que refleja lo siguiente en relación a las limitaciones orgánicas y funcionales: “capacidad que permite sólo actividades ligeras durante 8h”,“sintomatología psiquiátrica crónica”, “Limitación tareas esfuerzo, pudiendo realizar otras más ligeras.”

 

En base al citado diagnóstico, el TSJ de Madrid considera que la recurrente no se encuentra inhabilitada para el desempeño de toda suerte de trabajo, habida cuenta de que puede llevar a cabo tareas de orden liviano o sedentario o, si se quiere, que no requieran aportación de esfuerzos físicos intensos y mantenidos en el tiempo, presupuesto determinante del grado de incapacidad permanente postulado con carácter principal, sí está, empero, impedida para el desempeño de las labores fundamentales o, en otras palabras, esenciales de su profesión habitual de Limpiadora, que, como la propia iudex a quo reconoce, exige esfuerzos físicos, aunque no intensos, de lo que se sigue el acogimiento parcial del motivo y, con él, en parte del recurso. Como es sabido, en el campo de la Seguridad Social la valoración de esta situación protegida ha de hacerse atendiendo, sobre todo, a las limitaciones funcionales que las dolencias padecidas provoquen en el trabajador, poniendo en relación su incidencia con los requerimientos de todo orden que exija el adecuado desempeño de los cometidos propios del oficio de que se trate. Y si así hacemos, resulta que el cuadro clínico residual que la actora presenta, ciertamente crónico, le impide el ejercicio de las tareas básicas de su profesión habitual de Limpiadora, desde el mismo momento que no está capacitada para la aportación de los esfuerzos físicos que la misma requiere.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Para acceder al texto de la Sentencia piche aquí

 

                                    <<Caso Real nº 17                             Caso Real nº 19>>

 

Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Madrid estimando demanda presentada por trabajadora, administrativa de profesión, que sufre de otitis con colesteatomatosa con afectación a ambos oídos, intervenida en varias ocasiones de timpaniplastia, recidiva de colestoatoma, hipoacusia bilateral y alteraciones de equilibrio con cuadros de vértigo con persistencia de la inestabilidad. Presenta una disfunción de ATM izquierdo tras cirugía de oído izquierdo en seguimiento por Cirugía maxilofacial por molestias con irradiación hacia temporal y musculatura cervical.

 

La demandante lleva padeciendo estas enfermedades desde hace más de 20 años, ya cronificadas y con deterioro avanzado tras numerosas intervenciones y tratamientos sin mejoría.

 

Tras la incoación de expediente de incapacidad permanente y como respuesta al informe- propuesta emitido por el EVI, la Dirección Provincial del INSS dictó resolución denegando la prestación solicitada alegando que las lesiones que padece la demandante no alcanzan un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral para ser constitutivas de una Incapacidad Permanente.

 

Una vez agotada la vía administrativa, la compareciente interpone demanda judicial, siendo estimada la misma por el Juzgado de lo Social de Madrid. El órgano juzgador, tras analizar y valorar los informes médicos presentados, considera que la patología que presenta la demandante es de suficiente entidad e intensidad para la inhabilitación completa de la trabajadora para toda profesión u oficio, al no estar en condiciones de acometer ningún quehacer productivo.

 

Las valoraciones médicas reflejan que la demandante posee una alteración que le incapacita no solo para las tareas propias de su profesión sino para cualquier tipo de actividad laboral, tal y como lo reconoce en la propia Sentencia con la siguiente alegación “Patología que le incapacita no solo para el desempeño de las actividades propias de su profesión en concreto sino también para toda profesión u oficio aún y cuando se trate de un trabajo de carácter sedentario (de vigilancia, por ejemplo), toda vez que cualquier actividad laboral implica necesariamente unos requerimientos físicos que resultan incompatibles con la situación objetivada pese al tratamiento pautado rehabilitador son obtención de mejoría evaluable hasta la actualidad”.

 

En reiterada doctrina, el Tribunal Supremo indica que en la valoración de las cuestiones referidas al grado de invalidez han de analizarse de forma conjunta tanto los factores subjetivos como las circunstancias, de modo que más que, de incapacidades objetivamente consideradas, debe hablarse de incapacitados desde una perspectiva individualizadora para el trabajo. (Auto del Tribunal Supremo 21-1-1993 y SSTS de 11-11-1986, 9-2-1987, y 28-12-1988).

 

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid en sentencia de 13-9-2001 recogiendo la jurisprudencia del Tribunal Supremo analiza las exigencias necesarias para poder desarrollar una profesión en condiciones de rentabilidad empresarial, y por consiguiente, con la necesaria continuidad, sujeción a horarios, dedicación rendimiento y eficacia o profesionalidad exigible a un trabajador fuera de todo heroísmo o espíritu de superación excepcional por su parte y en esta línea interpretativa el Tribunal Supremo requiere para declarar la invalidez permanente absoluta que las limitaciones que generen los padecimientos impidan “las tareas que corresponde a un oficio, siquiera el más simple, de los que como actividad laboral retribuida…se dan en el seno de una actividad económica….

 

Es decir, cualquier actividad laboral implica la necesidad de asistencia diaria al lugar de trabajo, permanencia durante la jornada, en la que ha de obtenerse un rendimiento o eficacia, integrándose en la empresa y en el orden establecido con interrelación en los quehaceres con otros trabajadores y profesionales; ámbito laboral en el que difícilmente la demandante puede incardinarse para realizar una actividad con algunas o alguna de las exigencias o condiciones indicadas por la doctrina con el carácter de mínimos para dar derecho a una compensación económica. ”



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Para acceder al texto de la Sentencia pinche aquí

 

                                <<Caso Real nº 20                    Caso Real nº 22>>

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados