urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

El Juzgado de lo Social de Madrid dicta sentencia favorable a trabajador reconociéndole afecto de Incapacidad Permanente Absoluta por agravamiento de las lesiones que dieron lugar al grado de Total inicialmente concedido por el INSS

En este caso la Entidad Gestora reconoce al trabajador afecto de Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual de Taxista en el año 2001. El trabajador compatibiliza el percibo de esta prestación con la realización de otra actividad laboral. Por agravación de las lesiones padecidas no puede realizar las tareas de este segundo trabajo por lo que causa por Incapacidad Temporal. Tras solicitar la revisión de grado por agravamiento, el INSS resuelve que no se ha producido modificación ninguna en las secuelas padecidas y resuelve mantener la situación de Incapacidad Permanente en Grado de Total. En vía judicial se aprecia un claro empeoramiento de las lesiones y se reconoce el grado de Absoluta.

 

 

En 2001 el INSS reconoce afecto de Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual de Taxista al trabajador en base a las siguientes patologías:
- Estenosis del canal raquídeo desde L3 a S1
- Laminectomía y Dicectomía desde L3 a L5
- Osteosíntesis con sistema CDMT pseudoartrosis lumbosacra bilateral
-Fibrosis epidural residual en los niveles operados

 

El Equipo de Valoración de Incapacidades determina las limitaciones orgánicas y funcionales siguientes:
-Dolor crónico pre cirugía lumbar
- Estenosis lumbar operada desde L2 a S1 en 4 ocasiones con tornillos transpedicualres. Fijación transpedicualr L2 – L3 – L4.
- Atrofia neurógena crónica bilateral

 

El reconocimiento de Incapacidad Permanente Total conlleva percibir una pensión del 55% de la base reguladora, compaginable con la realización de otra actividad profesional compatible con las lesiones padecidas. El paciente empieza a trabajar de auxiliar administrativo. Las tareas que realiza son contabilización de documentos con ordenador, archivo de documentos, elaboración de facturas a clientes, fotocopias y demás tareas implícitas del puesto. Desde ese puesto de trabajo ha estado de baja por incapacidad para realizar el trabajo de forma sedentaria, presentando dolor crónico lumbar tras cirugía de artrodesis en tratamiento con neuroestimulador implantado en julio de 2013.

 

El trabajador solicita el reconocimiento de Incapacidad Permanente Absoluta por agravamiento de las lesiones que dieron lugar a las prestaciones de Incapacidad Permanente Total en 2001. La Entidad Gestora deniega la solicitud y el trabajador presenta Reclamación Previa. El INSS resuelve mantener la calificación del grado de Total, así que, agotada la vía administrativa se inician los trámites judiciales presentando demanda.

 

En el acto de juicio se prueba que al demandante le han intervenido con posterioridad al reconocimiento inicial de Incapacidad Permanente Total (2001), esto es, en el 2005 y permanece estable hasta 2009 momento en el que se le realiza nueva intervención. En el año 2012 reaparece la clínica con problemas para estar en bipedestación o sedestación de forma prolongada, dolor irradiado lumbar con diagnóstico de discopatía lumbar con modificaciones postquirúrgicas de L2 a L3 y fijación transpedicular L2, L3 y L4 y atrofia neurógena crónica. Pese al neuroestimualdor implantado en 2013el dolor persiste. No mejora en sedestación y presenta marcha enlentecida. Está limitado para tareas que conlleven sobrecargas lumbares importantes tales como esfuerzos, carga de pesos, posturas mantenidas, etc.

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 


De la pericial practicada deriva que el demandante no puede estar sentado más de 30 minutos seguidos, ni deambular con normalidad, no puede agacharse ni adoptar posturas forzadas. Además necesita medicación aparte del neuroestimulador para intentar controlar en parte el dolor, y con importantes efectos secundarios que le limitan para la concentración entre otros.

El la Sentencia se señala que hay que tener en cuenta que en los procesos de revisión para la variación de la calificación inicial se debe probar que el cambio alegado es importante y significativo, siendo requisito previo la concurrencia de circunstancias nuevas que conlleven una variación sustancial en las lesiones tenidas en cuenta para la calificación inicial de la incapacidad, y de ello se derive un cambio sustancial en las limitaciones establecidas.

En este procedimiento de debe analizar si la situación inicial por la que se declaró la Incapacidad permanente en Grado de Total ha variado sustancialmente hasta el punto de que el trabajador no pueda realizar tareas o funciones de otra profesión con las limitaciones funcionales que acredita.

El hecho de poder realizar una actividad marginal, esporádica, etc., no implica que se deba descartar la invalidez absoluta. Es dato más relevante el hecho de que no se pueda realizar con eficacia, rendimiento mínimo, y con riesgo claro para la vida del demandante.

En la comparación de los Informe Médicos de Síntesis, el inicial y el actual, existen diferencias en tanto que desde la calificación en el año 2001 el trabajador ha pasado por distintas intervenciones quirúrgicas que resolvieron muy puntualmente las limitaciones, que hoy plantea como irresolubles; cuales son que el dolor irradiado le impide estar sentado por más de 30 minutos aun cuando para ello necesite de un inhibidor del dolor y de medicación a mayores.

El Juzgador de instancia considera que en este supuesto se ha acreditado que las limitaciones del trabajador, que ahora se someten a valoración respecto a las del año 2001, sí suponen unas claras limitaciones funcionales, y estas limitaciones impiden realizar de forma continua, con rendimiento y eficacia un trabajo productivo. Y ello deriva de la imposibilidad de permanecer en posición sedentaria, y que la deambulación está limitada. No puede realizar o adoptar posturas forzadas, y no tiene garantía ni posibilidad de inhibir el dolor con el sistema aplicado.

Por todo ello, se dicta sentencia estimatoria de Incapacidad Permanente Absoluta reconociendo que se ha producido un empeoramiento de la situación anterior valorada en 2001.

 

 Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/#sthash.eYzSwyQM.dpuf

 

 

                                  <<Caso real nº 37                     Caso real nº 39>>


 

Sentencia del juzgado de lo Social de Madrid que reconoce agravamiento de las lesiones y la consiguiente Incapacidad Permanente Absoluta

 

Descargar documento completo en PDF .


 

Vicente J. Saiz Marco - Telf. 91.530.96.95 - Abogado Laboralista

Vicente J. Saiz Marco - Telf. 91.530.96.95 - Abogado Laboralista

Abogado Laboralista en Madrid.

Telf. Urgencias y Petición de Citas: 91 530 96 95

C/ Embajadores 206, Duplicado 1º B - Madrid C.P. 28045

 


 

Letrado Experto en Derecho Laboral:

  • Procesos de Incapacidad Laboral
  • Despidos, Expedientes de Regulación de Empleo ...
  • Accidentes de Trabajo
  • Reclamaciones de Derecho y Cantidad

 


 

Horario de atención:

- Lunes a Jueves: 10:00 a 19:00 horas

- Viernes: 10:00 a 13:30 horas


Consutas Presenciales, previa Petición de Cita en el 91.530.96.98

 


 

Ver Perfil Profesional

Estás Aquí: Casos reales que estiman la prestacion por incapacidad permanente en sentencia judicial Caso real 38.- I.P. Absoluta reconocida tras iniciar revisión de grado de IPT

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados