urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Mostrando articulos por etiqueta: sindrome ansioso depresivo

La demandante estuvo de baja por Incapacidad temporal un año y medio con posterior demora de calificación. En base a las patologías que padece se incoa expediente de Incapacidad Permanente que el INSS resuelve reconociendo a la paciente afecta de Incapacidad Permanente Total (IPT) para su profesión habitual de médico especialista en ginecología. Dicha resolución se basa en el Dictamen propuesta que refleja desgarro perineal grado IV multiintervenido, Neuropatía nervio pudendo y Síndrome miofascial de suelo pélvico.

 

Un año más tarde, en el expediente de revisión de grado, el INSS declaró que la trabajadora no se encontraba afecta de ningún grado de incapacidad permanente. La citada decisión se toma teniendo en consideración el Dictamen propuesta emitido con motivo de dicho proceso de revisión, y que refleja las siguientes patologías: Neuropatía de nervio pudendo (izquierdo y derecho), Síndrome adherencial, Síndrome ansioso depresivo, Síndrome miofascial extendido vs Fibromialgia asociado a fatiga crónica.

 

No estando de acuerdo con la última resolución del INSS, la trabajadora presenta escrito de Reclamación previa cuyo resultado es denegatorio, y seguidamente, interpone demanda judicial. La sentencia desestima las pretensiones de la demandante, por lo que, está presenta recurso de suplicación.

Teniendo en cuenta el estado clínico de la trabajadora en el periodo de la concesión de las prestaciones por IPT y aquel que acoge en el momento de la revisión, la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid determina que la demandante no solo no ha mejorado sino que a las anteriores secuelas se añaden ahora el síndrome ansioso depresivo y la fibromialgia asociada a fatiga crónica, debiéndose tener en cuenta que el artículo 36 del RD de 15 de abril de 1969 establece que “las declaraciones de incapacidad serán revisables en todo tiempo, en tanto que el incapacitado no haya cumplido la edad mínima establecida para la pensión de vejez, por alguna de las causas siguientes:

  1. Agravación o mejoría
  2. Error de diagnóstico”

Información sobre incapacidades laborales

Más información sobre Incapacidades


 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

No existiendo ninguna otra causa legal para la revisión, de manera que no concurriendo mejoría ni error de diagnóstico, la revisión carece de cualquier fundamento legal, sin perjuicio de lo cual la demandante se ha incorporado a su puesto de trabajo. La trabajadora ha manifestado su deseo de permanecer en activo, por lo que, se le ha efectuado una adaptación de su puesto de trabajo y se le ha reducido la jornada en un 40%, con exención total de la realización de guardias, actividad quirúrgica y asistencia obstétrica. La demandante no pretendía el mantenimiento de una prestación por Incapacidad Permanente Total para su profesión habitual, ya que, deseaba continuar ejerciendo sus labores, pero de una forma más acorde y proporcional a las lesiones que presenta.

 

 

El TSJ de Madrid dictó Sentencia a favor de la demandante considerando que los informes que presenta evidencian que sus secuelas le ocasionan una disminución superior al 33% de su rendimiento habitual en el desempeño de su profesión habitual, en consecuencia, se estima la pretensión de la trabajadora reconociendo el Tribunal que esta está afecta de Incapacidad Permanente Parcial y tiene derecho a una cantidad a tanto alzado equivalente a 24 mensualidades de su base reguladora.



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 


                                                                  <<Caso Real nº 24                Caso Real nº 26>>

 

 

 Sentencia del TSJ de 1 de julio de 2014

 

 Descargar Documento Completo en PDF.

  


 

La paciente, administrativa de profesión, de 53 años, presenta un cuadro clínico respaldado por múltiples informes médicos que reflejan la gravedad de sus lesiones. Padece de Esclerosis múltiple cursando con recaidas y remisiones, SD ansioso depresivo, Poliartralgias, Dolor neuropático, Fibromialgia, SD de Fatiga crónica y Epicodilitis izquierda, que le suponen una evolución muy dificultosa es su patología ansioso- depresiva de carácter grave, anhedonia, que la limita seriamente la vida personal diaria.

 

 

Tras estar incursa en un procedimiento de incapacidad temporal, se incoa expediente de incapacidad permanente. Después del examen del equipo de valoración de incapacidades, se emite Dictamen Propuesta y el INSS determina denegar la prestación por incapacidad permanente de la actora por no alcanzar las lesiones que padece un grado suficiente de disminución de su capacidad laboral para ser constitutivos de una incapacidad permanente.

 

 

La demandante inicia los trámites judiciales pertinentes y el Juzgado de lo Social de Madrid estima su pretensión, reconociendo a la autora el derecho de ser beneficiaria de las prestaciones por Incapacidad Permanente Absoluta.

 

 

Dicha sentencia es recurrida en suplicación por el INSS. El TSJM desestima el recurso y reafirma la sentencia del Juzgado de lo Social de Madrid, basándose en los siguientes motivos ”Establece el art. 136.1 de la Ley General de Seguridad Social que es Incapacidad permanente la situación del trabajador que, después de haber estado sometido a tratamiento prescrito, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral y en el artículo 137.5 la misma ley, considera que uno de los grados de invalidez permanente, cualquiera que sea su causa determinante, es la incapacidad permanente absoluta para todo trabajo, entendiendo como tal la que inhabilite por completo al trabajador para todo trabajo, entiendo como tal la que inhabilite por completo al trabajador para toda profesión u oficio. En consecuencia la calificación en derecho de la invalidez laboral debe hacerse “valorando primordialmente la capacidad de trabajo residual que el enfermo conserva ”tal y como ha reiterado el Tribunal Supremo, resultando en el presente caso que la actora, tal y como consta en el inatacado relato de probados y como pone de manifiesto la juzgadora quo, faltan las condiciones mínimas de profesionalidad exigibles en cualquier trabajo por liviano o sedentario que sea y así lo pone de manifiesto el informe médico de síntesis de 16 de agosto de 2012, al padecer la trabajadora, además de la esclerosis múltiple y el síndrome de fatiga crónica y fibromialgia, una patología ansiosa depresiva grave de evolución muy dificultosa con anhedonia que le limita gravemente incluso para el desarrollo de su vida personal, con deterioro cognitivo significativo y pérdidas de sus habilidades profesionales, por lo que no puede desempeñar actividades profesionales con un mínimo de rendimiento, y en consecuencia, procede la desestimación del recurso. ”



Este proceso judicial ha sido defendido por el Letrado Vicente Javier Saiz Marco http://www.abogadoincapacidadpermanente.com/

 

Para acceder al texto de la Sentencia pinche aquí

 

                                      <<Caso Real nº 19                         Caso Real nº 21>>

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados