Modificación de Medidas solicitando el aumento de la pensión de alimentos en los procedimientos de separación, divorcio o de relaciones paterno-filiales

Guillermo Acevedo González Guillermo Acevedo González

En los procedimientos de separación, divorcio o de relaciones paterno-filiales deben fijarse una serie de medidas conducentes a regular las nuevas relaciones surgidas con la ruptura de la pareja. En el proceso de determinación de estas medidas adquiere un papel fundamental la cuantificación de la pensión de alimentos que el progenitor no custodio tendrá que pagar mensualmente al progenitor en cuya compañía queden sus hijos para colaborar a su mantenimiento.

 

Para la cuantificación de la pensión de alimentos el Juez debe tener en cuenta la situación económica de uno y otro progenitor, así como las necesidades de los hijos a su cargo. Con esta ponderación de ingresos y gastos se trata de fijar una pensión de alimentos que satisfaga las necesidades de los hijos sin menoscabar en exceso la economía del obligado al pago.

 

Estas medidas pueden modificarse, ya que con el paso del tiempo y el cambio en las circunstancias de padres o hijos pueden quedar obsoletas. Si bien en todas las sentencias de separación, divorcio o relaciones paterno-filiales se fija un sistema de actualización de la pensión conforme a la evolución del Índice de Precios al Consumo (I.P.C.), en muchas ocasiones esta revalorización anual resulta insuficiente, debiendo por tanto acudirse a un proceso de Modificación de Medidas Definitivas para solicitar de un Juez el aumento de la pensión de alimentos para adecuarla a las nuevas circunstancias.

 

Las situaciones más comunes en las que se antoja necesario solicitar un aumento de la pensión de alimentos a través del proceso de Modificación de Medidas son las siguientes:

 

1. Aumento en las necesidades de los hijos: A medida que los hijos cumplen años suelen aumentar sus necesidades, y con ellas los gastos que éstas suponen. Un caso común es el acceso de los hijos a subir pension de alimentos aumentarestudios superiores, generando con ello unos gastos no previstos en el cálculo inicial de la pensión de alimentos.

 

2. Aumento de la fortuna del obligado al pago: La mejoría sustancial en las posibilidades económicas del progenitor obligado al pago de la pensión alimenticia da la posibilidad al progenitor custodio de solicitar el aumento de la pensión de alimentos. Tengamos en cuenta que con la mejoría de la situación económica de esta persona, el pago de la pensión de alimentos le supondrá un esfuerzo mucho menor en comparación con el que soporta el progenitor con el que conviven los hijos. Además, este aumento de la fortuna del alimentante debe repercutir igualmente en sus hijos, quienes desde ese momento tendrán derecho a disfrutar de un mejor nivel de vida.

 

3. Descenso de los ingresos del progenitor custodio: También puede ocurrir que con la pérdida del puesto de trabajo, o el empeoramiento de las condiciones del mismo, el progenitor custodio vea mermados considerablemente sus ingresos, motivo por el cual no podrá contribuir al sostenimiento de sus hijos en la misma medida. Si el Juez tuvo en cuenta una situación económica superior del progenitor custodio para fijar la pensión de alimentos, deberá ahora tener en cuenta el descenso de estos ingresos para adecuar la cuantía de la pensión alimenticia a esta nueva situación, en la que el progenitor no custodio deberá aumentar su contribución al sustento de los hijos comunes, quienes en ningún caso deben ver desatendidas sus necesidades.

Ultima modificacion el 25 Noviembre 2011
24 Noviembre 2011 Publicado en Matrimonial: Divorcios, Separaciones, Rupturas de Uniones de Hecho por  Guillermo Acevedo González Leído 4636 veces
Vota este articulo
(0 votos)
Guillermo Acevedo González

Guillermo Acevedo González

Abogado de Madrid - Guillermo Acevedo González - Especialista en Derecho Civil.

Telf. 91 530 96 95 - Miembro de V y S Abogados

Ver Perfil Profesional

Ultimos articulos de Guillermo Acevedo González

ir arriba