urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado

Se desestima la Usucapión interesada por el Copropietario frente al que se interpone la Acción de División de Cosa Común. Sentencia de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 11 de Junio de 2012.

En la Sentencia nº 353, de 11 de Junio de 2012, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, ratifica los pronunciamientos anteriores, al considerarse que el uso efectuado por el copropietario de la tercera parte del inmueble no lo ha sido en concepto de dueño.

 

Nadie por sí mismo puede cambiar la causa de la posesión y si el recurrente era copropietario, al que le pertenecía un tercio de la propiedad, no está capacitado por su mera voluntad, pasar a ser dueño de la totalidad del inmueble, por mucho que los restantes condueños no atendieren a los gastos que generaba el inmueble durante muchos años y que lo único que han hecho ha sido tolerar la posesión en exclusiva.

 

El fundamento jurídico quinto de la Sentencia, profundiza en la cuestión principal sometida y resuelve expresando que:

 

"QUINTO.- El tercero de los motivos se refiere a la infracción del artículo 447 del Código Civil , en relación con el artículo 1941 del mismo código , y defiende que la posesión de la recurrente lo ha sido en concepto de dueño y en consecuencia apta para adquirir por usucapión.

El motivo se desestima. Como tiene declarado esta Sala, entre otras, en sentencia núm. 101/1997, de 10 febrero , la posesión "en concepto de dueño" que exige para la prescripción adquisitiva del dominio el artículo 447, «impone necesaria prueba de que el poseedor no es mero detentador y sí precisa un plus de la actividad de tenencia material en cuanto los actos posesorios no han de ser equívocos, sino que han de manifestarse externamente al tráfico como efectivos actos de dominio -"in nomine propio"- para lo que no es suficiente la mera intención ni el acto volitivo interno de querer o creer ( SS. 2 julio 1991 , 3 junio 1993 , 30 diciembre 1994 y 25 octubre 1995 ). No hay precepto que autorice a presumir la posesión en concepto de dueño ( Sentencias de 4 julio 1963 y 18 octubre 1994 )».


De igual modo puede citarse a propósito de lo ahora discutido la doctrina de esta Sala sobre la variación en el título posesorio. Entre las más recientes, la sentencia núm. 467/2002, de 17 mayo , afirma que «la doctrina sobre la relevancia de acreditar los "actos inequívocos con clara manifestación externa de tráfico" es también plenamente aplicable al caso de que se pretenda haberse producido un cambio en el concepto posesorio ( art. 436 CC ), de precario en concepto de dueño, y así lo viene entendiendo la jurisprudencia, que declara que la inversión o interversión del concepto o título posesorio no puede operar por el mero "animus" o unilateral voluntad del tenedor sin aquella conducta externa ( Sentencias 6 octubre 1975 , 13 diciembre 1982 , 16 mayo 1983 , 29 febrero y 10 julio 1992 , 25 octubre 1995 ), lo que por lo demás no supone más que aplicar una antigua regla del Derecho Romano recogida en textos del Corpus Iuris (D. 41. 2. 3. 19, y C. 7. 32. 5), aceptada por los ordenamientos jurídicos modernos, y de la que se hicieron eco diversas Sentencias de esta Sala (6 octubre 1975 , 16 mayo 1983 , 13 diciembre 1988 y 25 octubre 1995 ) con arreglo a la que "nadie puede por sí mismo cambiar la causa de su posesión" ("neminem sibi ipsum causam possessionis mutare posse", en el texto del Digesto; y "nemo causam sibi possessionis mutare possit" en el texto del Codex; y en los cuales también parece existir base -"sibi ipsum", D.; "nulla extrinsecus accedente causa", C.-, para entender que la prohibición se refiere sólo a la mera voluntad)».


La posesión de la recurrente ha sido desde el principio en concepto de titular de una tercera parte de la propiedad del inmueble, conociendo que la titularidad del resto pertenecía a sus hermanos que, no obstante, le han tolerado durante largo tiempo que lo poseyera en exclusiva ( artículo 444 de Código Civil ) sin perder por su parte la posesión mediata que les correspondía en concepto de copropietarios. No cabe que la demandada, por su propia voluntad, convierta su posesión en algo distinto y tampoco que se pretenda que la situación de dueño quede configurada por la mera asunción de determinados gastos que, como se ha dicho, vendrían mínimamente a compensar los beneficios derivados del disfrute de la vivienda."

 

Consecuentemente la acción de división de cosa común es estimada y por tanto al ser indivisible la vivienda físicamente, procederá a falta de acuerdo sobre su adjudicación a uno, la venta en pública subasta con la admisión de licitadores extraños.

 

Acceso al texto íntegro la Sentencia del Tribunal de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo nº 353/2012, de 11 de junio.


 

Si no se visualiza el Documento, pulsar aqui.

   

 



José Valero Alarcón - Telf. 619.41.23.11

José Valero Alarcón - Telf. 619.41.23.11

 

Abogado Ejerciente en Madrid desde 1996 

Telf. 91.530.96.98     /     Urgencias 619.41.23.11 

 

Abogado Multidisciplinar con amplia experiencia en:

 

Derecho Civil y Bancario

 

Derecho Penal

  • Oposición Ejecuciones Hipotecarias.
  • Nulidad de Escrituras por Cláusulas Abusivas.
 

Ver Perfil Profesional

Estás Aquí: Derecho Civil Se desestima la Usucapión interesada por el Copropietario frente al que se interpone la Acción de División de Cosa Común. Sentencia de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 11 de Junio de 2012.