urgencias-abogados

telefonos-de-abogados

presupuesto-de-abogado

alta-de-abogados-en-quieroabogado-2014Quiero Abogado

Quiero Abogado

Abogados-Consultas-Gratuita

hablar-reunir-con-abogado


¿Cabe la indemnización por falta de información o consentimiento, aunque la actuación sanitaria hubiera sido correcta?

 

Una de las vertientes más actuales y controvertidas de la responsabilidad patrimonial sanitaria pretende dar respuesta al siguiente interrogante: ¿Cabe la indemnización por falta de información o consentimiento, aunque la actuación sanitaria hubiera sido correcta?

La idea de partida se recoge en el artículo 24 del Convenio de Oviedo, según el cual, la persona que haya sufrido un daño injustificado como resultado de una intervención tendrá derecho a una reparación equitativa en las condiciones y modalidades previstas en la ley.

Por su parte, la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, Básica reguladora de la Autonomía del Paciente y de los Derechos y Obligaciones en materia de Información y Documentación Clínica, resulta clara al situar los deberes relativos a la información y documentación clínica al mismo nivel que el deber de prestar una asistencia sanitaria correcta cuando dispone que:

Todo profesional que interviene en la actividad asistencial está obligado no sólo a la correcta prestación de sus técnicas, sino al cumplimiento de los deberes de información y de documentación clínica, y al respeto de las decisiones adoptadas libre y voluntariamente por el paciente (art. 2.6)

 

La lectura de estos dos artículos nos lleva a las siguientes cuestiones:

1. ¿La ausencia de consentimiento informado da derecho a indemnización?

En caso afirmativo;

2. ¿En que debe consentir el resarcimiento?

Ya de entrada conviene señalar que no toda quiebra de las reglas reguladoras del consentimiento informado tiene que traducirse en un resarcimiento económico.

La STS de 27 de septiembre de 2001 señaló que la falta de información no es per se una causa de resarcimiento pecuniario (no da lugar a una indemnización si no hay un daño derivado, evitable).

Esta doctrina, no obstante, no es unánime y en la actualidad venimos encontrando sentencias de signo contrario que integran la exigencia de información dentro de las obligaciones profesionales que son exigibles a los médicos (lex artis). A esto ayuda la redacción del artículo 2.6 de la Ley 41/2002.

Para responder a estas cuestiones es preciso analizar separadamente una serie de supuestos:

 

informacion-negligencias-medicas

Más información sobre Negligencias Médicas

 

 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 
A)Inexistencia de lesión física. La actuación médica es correcta y positiva para el paciente pero no se ha informado o la información ha sido defectuosa.

Desde un punto de vista teórico cabría sostener que la infracción de las reglas del CI podría dar lugar a responsabilidad patrimonial (por lesionar la autonomía de la persona, el respeto a su dignidad, valores morales o espirituales), si bien la experiencia demuestra que no es así.

El tribunal Supremo se ha pronunciado en numerosas ocasiones con referencia a la quiebra autónoma de la lex artis, por falta de consentimiento informado, si bien en todos los casos se había producido un daño físico.

En consecuencia, la falta de consentimiento informado no tiene relevancia a efectos de resarcimiento salvo que se asocie a una secuela o resultado gravoso relacionado con la actuación medica.

 

B)Actuación conforme a la lex artis, si bien se produce un daño típico y previsto.

La ausencia de CI supondría que se traslada la responsabilidad por el resultado dañoso del paciente –que no ha consentido, después de ser informado- al médico, lo que motiva que la lesión causada por un riesgo inherente a la intervención pasase de no ser antijurídica (riesgo que el paciente ha de soportar) a serlo, precisamente por no haber mediado esa información.

En esos casos la jurisprudencia contencioso – administrativa declara a efectos de resarcimiento el valor autónomo del CI como bien moral cuya infracción es de suyo resarcible.

Caso a caso habrá que ver en qué ha consistido esa infracción, si se trata de un supuesto de absoluta carencia de información y de consentimiento, o si lo omitido es la información sobre los riesgos previsibles, o la información sobre posibles alternativas.

 

C)Actuación conforme a la lex artis, si bien se produce un daño atípico o imprevisible o ha concurrido fuerza mayor.

La fuerza mayor rompe el nexo de causalidad entre la prestación del servicio y el resultado dañoso, pues la causa está fuera del servicio, luego no es imputable a la administración.

En estos casos la reparación ligada a la infracción de las reglas del CI se asemejaría al primero de los supuestos y se basaría en una objetivación máxima de la contemplación del valor jurídico de la autonomía del paciente y de su dignidad.

En efecto, se ha enmarcado la información que precede al consentimiento a una intervención bajo los estándares de razonabilidad y, por tanto, no cabe desde esa premisa exigir una información que abarque hipótesis no ligadas necesariamente al propio acto médico.

La STS, Sala Primera, de 21 de diciembre de 1998 declaró que debían quedar fuera del resarcimiento los casos de riesgos atípicos, imprevisibles o infrecuentes, pues aún con un estricto respeto a las reglas del CI, no se habría podido informar sobre todos los extremos.

D)Actuación contraria a la lex artis además de la falta de información o consentimiento.

Aquí concurren dos tipos de quiebra: la estrictamente médica o técnica, y la ligada al régimen del consentimiento informado.

En estos casos, la infracción de la lex artis ligada al CI sería a más, es decir, a los efectos de la indemnización, lo propio sería estar a la lesión física, de forma que el dato de la lesión de la autonomía de la persona y su dignidad actuaría como elemento de la cuantía de la indemnización.

 

CONCLUSIONES:

Solo puede dar lugar a responsabilidad de la Administración aquellos supuestos en los que el daño por el que se reclama no solo sea antijurídico, sino que, además, debe proceder de una actuación de la Administración y que esta sea contraria a la lex artis.

 
Si bien la responsabilidad patrimonial es objetiva o por el resultado, en materia sanitaria se hace necesario establecer algunos límites, tanto en relación al criterio puramente objetivista del nexo, como en relación al de la quiebra de la lex artis para considerar antijurídico el daño.

El derecho a la protección de la salud está reconocido en el artículo 43 de la Constitución y regulado por más normativa entre la que debemos destacar:

Ley General de Sanidad

Ley General de Salud pública

Ley Básica Reguladora de la Autonomía del paciente

Entre los derechos que asisten a los pacientes cabe destacar los siguientes:

  • Derecho a una atención sanitaria de calidad y gratuita

El artículo 43 de la Constitución española reconoce el derecho a la protección de la salud. Ello implica el derecho a recibir una atención sanitaria de calidad. Dicha protección ampara a todos los residentes en España.

 

  • Derecho a un tiempo de espera menor de seis meses

Los pacientes que estén en lista de espera, pendientes de intervenciones quirúrgicas, tienen derecho a que la operación se realice en un plazo no superior a seis meses cuando se trate de los siguientes supuestos:

    • Operaciones de corazón
    • Operaciones de cataratas
    • Implantes de prótesis de cadera o de rodilla

 

  • Derecho a negarse a recibir tratamiento médico

Para recibir un tratamiento médico es preciso el consentimiento informado. Es decir, después de recibir la información adecuada sobre el tratamiento que se va a aplicar y sobre las opciones clínicas disponibles, el paciente deberá decidir de forma libre, voluntaria y consciente si quiere someterse y qué tratamiento elige. Para ello, los médicos tienen que informarle de las consecuencias relevantes que suponga la intervención, las contraindicaciones del tratamiento, otras alternativas terapéuticas, al igual que los posibles riesgos. El paciente tendrá a su disposición el tiempo suficiente para reflexionar sobre su decisión, excepto en los casos de urgencia vital.

Por regla general, el consentimiento será verbal. En los casos de intervención quirúrgica, procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores, y aquellos procedimientos que impliquen riesgos y previsibles consecuencias negativas para la salud del paciente, el consentimiento ha de ser manifestado por escrito.

El paciente tiene derecho a rechazar cualquier tratamiento, lo que no implica el rechazo a la posibilidad de otras terapias o cuidados.

  • Derecho a la información sanitaria

El paciente tiene derecho a conocer, con motivo de cualquier actuación en el ámbito de su salud, toda la información disponible sobre la misma.

El médico responsable del paciente es el que le asegura el cumplimiento de este derecho a la información, si bien, el resto de profesionales que atienden al paciente durante el proceso asistencial o le aplican una técnica o un procedimiento concreto también serán responsables de informarle.

Las personas vinculadas al paciente, familiares o de hecho, también serán informadas en la medida en la que el paciente lo autorice expresa o tácitamente.

El derecho a la información sanitaria puede verse limitado cuando el médico no informe al paciente. Dicha situación puede ser justificada ante la existencia de un estado de necesidad acreditada.

Por otro lado, la Ley reguladora de la autonomía del paciente también prevé el derecho del paciente a no ser informado. En todo caso, esta renuncia a la información deberá estar documentada, debiendo recabarse en cualquier caso el consentimiento previo de la intervención.

 

  • Derecho a la intimidad

Toda persona tiene derecho a que se preserve su dignidad, intimidad y confidencialidad de los datos referentes a su salud.

Nadie puede acceder a los datos sanitarios del paciente sin autorización previa acorde a la Ley.

Para acceder a los datos contenidos en la historia clínica del paciente, este puede solicitarla en su Centro de Salud, al igual que podrán hacerlo sus familiares en los supuestos previstos por la Ley. El siguiente enlace contiene la información necesaria para solicitar la historia clínica de un paciente: http://www.quieroabogado.es/negligencias-medicas/icomo-puede-solicitar-un-paciente-su-historia-clinica-icomo-pueden-solicitarla-sus-familiares

 

informacion-negligencias-medicas

Más información sobre Negligencias Médicas

 

 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

  • Derecho a una asistencia sanitaria en toda España

Todos los residentes en España tienen derecho a recibir atención sanitaria aunque no se encuentren en la Comunidad autónoma que habitualmente residen.

La ley prevé que los centros de salud de las comunidades autónomas deben atender a los pacientes que tengan urgencia médica, con independencia de su lugar de origen o residencia.

 

  • Derecho a una segunda opinión médica

La segunda opinión médica tiene la finalidad de contrastar un primer diagnóstico o propuesta terapéutica con otro profesional sanitario. Así cuando el paciente pide una segunda valoración, un facultativo experto estudia la historia clínica y emite un informe con su diagnóstico. En algunos casos, el segundo especialista solicita la práctica de nuevas pruebas con la finalidad de esclarecer su valoración.

Este informe se envía directamente al paciente o al autorizado por el paciente. Podrán solicitarla los pacientes que padezcan enfermedades graves de pronóstico fatal, incurable o que compromete gravemente su calidad de vida, o bien cuando el tratamiento propuesto conlleva un elevado riesgo vital.

Si considera que se han vulnerado sus derechos no dude en contactar con nosotros en el 91 530 96 95.

 


                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

 Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid en la que se desestima el Recurso de Apelación presentado por la paciente al considerar que no existe nexo causal entre las faltas imputadas y el resultado de la operación de estética.

La paciente presenta una demanda en contra del facultativo y de la clínica reclamando una indemnización correspondiente a los daños que ha sufrido como consecuencia de la operación dual estética, Rinoplastia y Mamoplastia, a la que se sometió.

 

La demandante considera que existió un defecto en el trámite de consentimiento informado así como infracción en la Lex Artis. En la demanda se argumenta la ausencia de pruebas previas a la intervención, en especial el examen mediante rinoscopio de la zona nasal a intervenir, la realización de ambas intervenciones, Rinoplastia y Mamoplastia, la brevedad del tiempo de permanencia en la clínica tras las intervenciónes y la falta de un seguimiento postoporatorio correcto.

 

Los daños que se exponen consisten en desfiguración facial, disfunción respiratoria nasal, pequeños defectos mamarios y trastorno depresivo.

 

La Audiencia Provincial de Madrid desestima la demanda presentada por la paciente al considerar que no existe nexo causal entre las faltas imputadas y el resultado, reiterando que en materia de responsabilidad civil no basta el peligro o riesgo que se derive de una determinada actuación sino que se exige, en todo caso, un daño efectivo y cierto directamente relacionado con la acción u omisión.

 

informacion-negligencias-medicas

Más información sobre Negligencias Médicas

 

 

Vicente J Saiz Marco Abogado de Incapacidades
Por Vicente J. Saiz Marco - Abogado

 

 

 


                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

Sentencia de la Audiencia provincial de Madrid favorable al Médico

 

 

Descargar Documento completo en PDF


 


Estás Aquí: Mostrando articulos por etiqueta: Consentimiento informado

 

           QuieroAbogado en

             Redes Sociales

 Google +

Google+

  

Twitter

Twitter

   

Facebook

Facebook

   

alta-de-abogados-en-quieroabogado

Más de 200 Abogados Colaboradores

                ¡Síguenos!                      Altas limitadas a 500 letrados